miércoles, 19 de septiembre de 2018

El fantasma en el libro. Javier Calvo


     "Yo pienso que la invisibilidad es intrínseca a nuestra labor; no puede ser de otra forma. Aspiramos a desaparecer. Nuestra escritura es la única que intenta que nadie se fija en ella, que quiere ser literalmente invisible, algo en lo que la mente no se detenga en absoluto. Nuestro ideal es que nuestra traducción se lea 'como si no fuera una traducción'. Queremos no estar ahí. Incrustarnos tan adentro de la página que no se note que estamos. Somos camaleones paradógicos. Para desaparecer de la página, tenemos que llenarla".

     Los libros sobre libros están de moda, no así los ensayos o textos un poco más centrados que no lleven el soporte de una trama novelística. Sin embargo a mi me parecen interesantes todos ellos. Hoy traigo a mi estantería virtual, El fantasma en el libro.

     Dice Javier Calvo, autor de este libro y traductor de nombre ya conocido por muchos lectores, que le gusta pensar que los traductores son fantasmas, el reverso de un texto, el blanco de la página que llena el espacio entre las letras. Y con este libro pretende dar voz a los traductores, acercarlos un poco más a una población que los desconoce, lo cual resulta curioso ya que vivimos rodeados de traducciones: la película, música, internet en muchos textos, libros, folletos... y sin embargo, seguimos sin apenas reparar en ella y mucho menos en los nombres que están detrás de tanto trabajo. No solo hay unos actores de doblaje, alguien tuvo que traducir previamente el guión. Sí, ahora muchos libros incluyen el nombre del traductor, pero queda mucho camino por recorrer.

     Que nadie caiga en el error de pensar que es un libro meramente reivindicativo en el que se limita a señalar las protestas de un sector que parece haber perdido mucho desde que aquellos escritores famosos firmaban traducciones. De hecho, comienza incluso con la historia de la Septuaginta, la traducción al griego de la Biblia, algo que si se desconoce resulta sumamente interesante y, si no se desconoce, también debido a la explicación que da Javier Calvo referida al trabajo de traducción cuando este parecía otorgar un cierto status cultural en quien lo realizaba. De hecho, su mirada es tan hacia atrás en el tiempo para buscar estas épocas de gloria, que nos desplazamos a la Edad Media sin pestañear no sin antes haber pasado por griegos y romanos. La importancia del latín, las traducciones customizadas por traductores que se veían como personas destinadas a mejorar un texto ajeno: las bellas infieles. Medio libro salpicado de interesantes anécdotas antes de mirar al presente y al futuro. Un presente que, afirma, está dominado por la lengua inglesa. Un idioma dominante que exporta más de lo que importa y también por esos autores cuyo libro se convierte en BestSeller y que son traducidos inmediatamente a 20 o 40 idiomas.
Nos habla también de la parte interna, del trabajo de corrección, del exceso de literalidad o de la ausencia de la misma. Da pautas y permite al lector asomarse a este desconocido mundo en el que los localismos, las modas a la hora de hablar dependiendo del momento en que se escribiera el libro, son más importantes que la propia trama argumental.

      ¿Tiene parte de reivindicación? Por supuesto. Pero también tiene mucho de explicación. Me ha resultado interesante e ilustrativo saber un poco más sobre este mundo. Llegar hasta la época tecnológica, hasta el Google Translate, ver lo sucedido con fenómenos como  Potter o Canción de Hielo y Fuego, el fenómeno fan y las traducciones que uno encuentra en cuanto navega por internet. Y me he quedado con una idea que es u hecho en realidad: una gran parte de los traductores que se dedican a ello de forma profesional, también son escritores. Y es que la traducción, al menos la traducción de libros, ha de ser siempre literaria.

     El fantasma en el libro es una obra sumamente interesante salpicada de anécdotas y hechos desconocidos para muchos que hará disfrutar a los aficionados a la literatura. Además y puesto que no es largo y tampoco una suerte de tratado o compendio, resulta ágil en las manos del lector.

     Y vosotros, ¿os gusta adentraros en el mundo literario?

     Gracias.

15 comentarios:

Rosa dijo... [Responder]

Ostras, me fijé en este libro en su día y luego le perdí la pista, pero gracias por recordármelo porque quería hacerme con él (me encanta leer este tipo de libros). ¡Besos!

Atalanta dijo... [Responder]

Uy, sí este me lo apunto :-)
Besos.

Desequilibrada con relleno dijo... [Responder]

Wow, qué super interesante la propuesta de hoy. Hay muchas cosas que señalas respecto al libro, que yo desconozco, por lo que resulta muy tentador leer este argumento.
Coincido que aun no siendo meramente reivindicativo, es lógico que sí se quiera dar a conocer ese trabajo oculto que a veces pasa inadvertido incluso para muchos lectores.
Anotadísimo.
Besos.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

A mí todo lo que tenga ese punto metaliterario me encanta, este en concreto me parece de lo más interesante. No me importaría nada leerlo.

Besitos

CHARO dijo... [Responder]

No es un libro para mí a pesar de lo bien que lo pones.Besicos

Neftis dijo... [Responder]

No me termina de convencer, por ahora lo dejo pasar.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy estoy entre que lo leo o no. Tal vez le eche un vistazo. Te mando un beso

Al calor de los libros dijo... [Responder]

Nunca deberíamos olvidar la importancia de los traductores, sin ellos nos perderíamos la lectura de muchos libros.
En mis reseñas siempre los cito. Y en el lateral de mi blog tienen su índice, lo mismo que los autores.
Un abrazo

AMALIA dijo... [Responder]

Seguro que me gustará leerlo.
Un beso.

Carla dijo... [Responder]

Esta vez no me lo llevo, no termina de llamarme
Besos

Ariel dijo... [Responder]

Lo tengo anotado en letras mayúsculas desde hace tiempo. Pronto caerá.

Besos

Shorby dijo... [Responder]

Ooohh... me llama mucho la atención por temática, me lo apunto. Pinta muy interesante.

Besotes

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Ya sabes que soy difícil de convencer, pero esta vez has acertado de lleno. El tema me llama muchísimo la atención, y aunque es la primera reseña que leo y no soy muy amiga del ensayo, me lo apunto de cabeza. Además, le diré a Patt que pase por aquí porque seguro que le va a gustar.

Gracias de una,
Laura con un libro más entre sus pendientes.

Patt dijo... [Responder]

Hola, mientrasleo:

Bueno, bueno, bueno... teniendo en cuenta la recopilación que hice de las editoriales que incluyen el nombre de los traductores en las cubiertas de sus libros, la entrada que escribí... ¡me lo llevo apuntado! ¡Vaya que sí!

Un saludo imaginativo...

Patt

Patt dijo... [Responder]

Acertaste 😉 (¡Y vaya milagro! ¡Laura se lleva apuntado un ensayo! 😱)

Un saludo imaginativo...

Patt