viernes, 4 de diciembre de 2020

El espejo del mar. Recuerdos e impresiones. Joseph Conrad

 

     “He intentado aquí poner al descubierto, con la falta de reserva de una confesión de última hora, los términos de mi relación con el mar, que habiéndose iniciado misteriosamente, como cualquiera de las grandes pasiones que los dioses inescrutables envían a los mortales, se mantuvo irracional e invencible, sobreviviendo a la prueba de la desilusión, desafiando al desencanto que acecha diariamente a una vida agotadora; se mantuvo preñada de las delicias del amor y de la angustia del amor, afrontándolas con lúcido júbilo, sin amargura y sin quejas, desde el primer hasta el último momento (...) Este libro escrito con absoluta sinceridad no oculta nada... a no ser la mera presencia corpórea del escritor. En estas páginas hago una confesión completa, no de mis pecados, sino de mis emociones. Es el mejor homenaje que mi piedad puede rendir a los configuradores últimos de mi carácter, de mis convicciones, y en cierto sentido de mi destino: al mar imperecedero, a los barcos que ya no existen y a los hombres sencillos cuyo tiempo ya ha pasado.”

     A veces uno tiene la suerte de descubrir un título nuevo de un autor de los que llevan años acompañándole y se lleva una alegría, como quien encuentra un recuerdo perdido o tal vez una pequeña fortuna. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, El espejo del mar.

     Como si de la Santísima Trinidad Lectora se tratara, me encuentro con un libro de: Reino de Redonda, una editorial que adoro, un prólogo de Javier Marías, por quien siento una devoción manifestada mil veces, y un título de Joseph Conrad, oh, Dios mío, Joseph Conrad. Así que era fácil adivinar cuál iba a ser mi próxima lectura, un libro en el que Conrad vertiera sus dos décadas de marinero. En capítulos como relatos veremos sus opiniones, las dársenas, los barcos y un poco de autobiografía. Pero no hay que pensar que es un libro para amantes del mar, no. En realidad es un libro para ti o para mi, para cualquiera. Porque la prosa de Conrad envuelve todo el contenido de una forma limpia y convierte la lectura en un placer. Además, ¿no habíamos leído ya sobre el mar en una gran parte de su obra? Aquí simplemente nos deja una colección de reflexiones que escribiera en su día como espacio en el que tomar aire mientras creaba "Nostromo". Tiene mucho de reflexión a un amigo, de ligereza a la hora de hablar de pensamientos propios en los que Conrad se pregunta qué cómo quedarán los cambios una vez se implanten: cuando los barcos hagan ruido y los marinos cambien, cuando las dársenas no sean los mismos espacios que son ahora. De este modo logra que el lector se pregunte qué hubiera dicho en caso de poder asomarse a la vida en el mar hoy llena de sonidos que ocultan el rumor de las olas que tanto le gustaba. Y es que, quizás por haberla escrito ya retirado y con la distancia justa de su mar, se percibe un amor desmedido por ese lugar que arruina hombres y desgasta barcos. Como si estuviera parado ante él, mirando al horizonte por encima del mar con el amor que siente el marinero por su oficio.

     De El espejo del mar me gusta el título; el tema, el mar; el autor, Joseph Conrad; el traductor, Javier Marías y el prologuista Juan Benet. Y, si tuviera que elegir una sola de todas sus frases, sería esa en la que alude a la locura y las aventuras en una quijotesca frase. Por si no ha quedado claro, el libro me ha gustado, ha sido un verdadero placer encontrarme algo inédito firmado por Conrad. Espero que me quede aún algún otro título por descubrir. Así volveré con la seguridad de haber descubierto un tesoro. Y no hay mayor placer para un lector, que sentir esa emoción de descubridor de tesoros... aunque luego resulte que sean secretos a voces.

     Lean, lean a Joseph Conrad y luego vienen y me cuentan. No todos los días se puede recomendar un nombre con la seguridad con la que lo hago hoy.

     Y vosotros, ¿me recomendáis hoy un título a mi?

     Gracias.

19 comentarios:

Juan Carlos dijo... [Responder]

No sé por qué pero llevo unos días (semanas más bien) en que me da por confundir los nombres de Joseph Conrad y Jack London, quizás sea por el amor de ambos al mar.
De Conrad siempre he admirado su magnífica novela (o cuento largo) "El corazón de las tinieblas", durísima crónica ficcionalizada de su propio deambular por el río Congo en la época en que Bélgica dominaba y diezmaba salvajemente su colonia africana conocida como el Congo belga.
Esta novela que reseñas no la conocía pero me la apunto porque leer a un clásico siempre me agrada.
Un saludo

Librero de Urgencia dijo... [Responder]

Si es por recomendar, Tartarín de Tarascón y las Cartas de mi molino, de Alphonse Daudet. Dos libritos encantadores, en los que el autor nos cuenta alguna historia -muchas veces humorística, unas pocas triste, y siempre enternecedora-, mezclando sus reflexiones sobre esto y lo otro, tomando alguna distancia para hablarle directamente al lector, y con una maestría de las que ya no hay para tomar una historia, ambientarla y contárnosla, nada más y nada menos.

No es el mismo tono profundo de Conrad, no. Pero también Daudet es, a su encantadora manera, un maestro del contar una historia. De Tartarín, si te place, tengo una reseña aquí: https://libreriadeurgencia.wordpress.com/2020/11/12/tartarin-de-tarascon-alphonse-daudet/

Margari dijo... [Responder]

Y qué placer se siente cuando se descubren estos tesoros. Lo apunto, que no lo conocía.
Besotes!!!

Gema dijo... [Responder]

Un libro que no conocía de un autor del que no he leído tanto, pero del que hablas con tanta pasión que tendré que ponerme al día. Nos leemos. :)

عبده العمراوى dijo... [Responder]



شركة جلى رخام وسيراميك بالجبيل
شركة جلى رخام وسيراميك بالاحساء
شركة جلى رخام وسيراميك بعنك
شركة فحص فلل قبل الشراء بام الساهك

عبده العمراوى dijo... [Responder]



شركة تنظيف واجهات زجاج بجدة
شركة مكافحة الحمام بجدة
شركة عزل اسطح بجدة

Marisa C dijo... [Responder]

El mar me produce tanta calma como temor. Creo que voy a disfrutar de las reflexiones del señor Conrad. Y necesito tanto conocer nuevos destinos... Gracias por la recomendación. Abrazos.

Anabel Samani dijo... [Responder]

Tengo que leer a este autor, me lo has dejado claro :-D
Te recomendaría el último libro que te dije (no sé si lo has leído): El poeta que rugió a la luna y se convirtió en tigre ;-)
Un beso.

Shorby dijo... [Responder]

Tomo nota, es un autor al que tengo que darle más caña, la verdad.

Y como recomendación, Pilar Pedraza, siempre, uno de mis favoritos es "La perra de Alejandría".

Besotes

Lily Allen dijo... [Responder]

Very nice information with very easy to understand language. I would like to share it my other friends.
clipping path

Escuela superior de Canto en Madrid dijo... [Responder]

tus publicaciones , me son de gran ayuda.Muchas gracias. Un saludo

cerrajero Retamar dijo... [Responder]

Te acabo de descubrir !!!! tienes un blog muy guay;gracias por compartirlo con nosotros.

ABOGADOS ACCIDENTE TRAFICO BARCELONA dijo... [Responder]

Es un blog muy interesante, me ha gustado mucho leerlo, ya que puede ser algo de gran utilidad para poner en práctica.

abogados accidentes de trafico Granada dijo... [Responder]

Muy buen post, gracias por compartir esta información, sin duda seguiré esperando a que subas más contenido.

Abogados especialistas en accidentes de tráfico en Pontevedra dijo... [Responder]

¡Interesante blog! Espero poder leer más contenido vuestro. ¡Me ha gustado mucho!

Abogados accidentes de Trafico Mataro dijo... [Responder]

me lo apunto!! muchas gracias

Supermercado online dijo... [Responder]

que interesante lo que cuentas!

Psicólogos Alcorcón dijo... [Responder]

me ha encantado todo lo qe has escrito! es muy interesante este blog. enhorabuena!!

Psicólogos Chamartín dijo... [Responder]

gracias por compartirlo con nosotros!!