viernes, 28 de abril de 2017

Derecho Natural. Ignacio Martinez de Pisón


     "Mi padre no siempre se pareció a Demis Roussos. Cuando Demis Roussos era ya Demis Roussos, medio calvo, barbudo, barrigón, envuelto en anchas túnicas con bordados de colores, el escaso pelo alborotado en largas guedejas, mi padre era todavía un hombre espigado, fibroso, con aire de galán y una buena pelambrera, vestido con polos entallados que dejaban asomar el pelo del pecho. En algún momento, a comienzos de la década de los ochenta, sus aspectos físicos debieron de confluir."

      Hay novelas que antes de meterte en ellas ya sabes que van a ser justo lo que esperas, por eso acudes a la librería con la seguridad de quien sabe lo que está comprando. Hoy traigo a mi estantería virtual, Derecho natural.

     Conocemos a la familia de Ángel, narrador de la historia. Ya que esta novela de cambios en los años 70 y 80, va a centrarse en su familia. Y sobre todo en su padre, un hombre que pasará de actor de segunda a intento de no salirse del medio "artístico" y terminará en su mayor momento de gloria como imitador de Demis Roussos. Su madre será quien aguante las idas y venidas del núcleo familiar de este hombre, los hijos, los amores con fecha de caducidad que le prodiga, la que se harte o regrese y cuidará de una familia que Ángel se empeña en sacar a flote. El núcleo familiar lo completan un hermano rebelde y dos hermanas que, pese a no compartir madre, jugarán a ser gemelas.

     Este es muy resumido el argumento completo de la nueva novela de Pisón, una historia común en realidad, de esas que sucedían en la casa del vecino, aunque tal vez ese vecino no fuera actor de reparto ni su mujer sufriera con sus idas y venidas. Pisón usa a la familia de ángel y al propio narrador para darnos un reflejo real de una época de grandes cambios en nuestro país. No es, eso es cierto, una novela política, ni siquiera aunque el protagonista estudie derecho o el título de la historia sea Derecho Natural, pero no se puede negar que lo sucedido durante esos momentos tiene una gran influencia en lo que relata el autor. Estamos en un momento de apertura, de pensar, de reactivación de un país que comienza a respirar a la vez que se acostumbra a términos nuevos como "divorcio". Lo complicado de estas novelas, y en esta además veremos pasearse a Gregorio Peces Barba, es conseguir una atmósfera realista sin caer en tópicos de seiscientos, aunque aquí aparezca una furgoneta que seguro más de uno reconoce, o llenarla de juicios políticos y morales. Pero esa no es la técnica de Pisón, el autor opta por la cercanía de la familia, del ambiente en la calle y la ciudad que se transforma, da voz a los personajes para que sean ellos quienes expliquen qué música escuchan durante un año en el que el cambio les deja en ninguna parte o qué sucede cuando un amor cae. Y de este modo, más allá de la corriente de empatía necesaria en estos libros, logra credibilidad. Una sensación de honestidad en sus palabras que ya viene siendo la tónica en las novelas de este escritor.

     Existe una generación, a la que no pertenezco, que vivió el paso del franquismo a la democracia. Muchos de hecho se criaron en una para ser adultos en la otra descubriendo que "todo lo vivido" apenas les era útil frente a lo que entraba con prisa en este mundo cambiante. Y es precisamente a ellos a quienes da voz Ignacio Martinez de Pisón en esta novela de personajes en la que un niño, quizás por ser el mayor y tener una figura paterna tan anhelada como ausente, se empeña en sostener la palabra familia frente a viento y marea. Y solo por eso, y por las reflexiones que suscita en el lector, ya merece la pena acercarse a Derecho Natural. Miremos atrás, pero no tan atrás.

     Tendemos a pensar, o al menos a mi me pasa muchas veces, que la novela histórica es aquella que se ambienta hace mucho tiempo, cuando lo único que ha de hacer, es transcurrir en un tiempo pasado. Visto así, abre el abanico de posibilidades lectoras, y también el concepto de novela histórica, que muchos siguen considerando un tostón. Y vosotros, ¿os gusta la novela histórica?

     Gracias.

23 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

Yo soy de las que prefiere la historia reciente. Tiene muy buena pinta esta novela.

Tatty dijo... [Responder]

No la conocía pero creo que disfrutaría de su lectura
Besos

Inés dijo... [Responder]

Estaba esperando ver alguna opinión de esta novela que me atrae muchísimo desde que la vi la primera vez. El caso es que la época de ambientación no es de mis favoritas pero de todas formas me la apunto porque me sigue interesando mucho.
Un beso

Natàlia dijo... [Responder]

Me gusta la novela histórica, pero de vez en cuando e intento escoger muy bien mis lecturas. Este no termina de convencerme.
Un beso ;)

Silvia dijo... [Responder]

Hola!
A mí me encanta la novela histórica si está ambientada en una época/lugar que me resulte interesante y tienes mucha razón en que no tiene por qué ser una época lejana.
Aún así este libro en concreto no acaba de llamarme.
Un beso ^-^

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

Aunque el autor sea uno de los grandes nombres de la narrativa contemporánea, no podría llamarme menos esta novela... Lo siento, pero la dejo pasar.

Un besito.

CHARO dijo... [Responder]

No me llama la atención esta novela porque ya estoy acostumbrada a ver y leer sobre la transición y que no me coincide en nada con la realidad que yo viví. En tiempos de Franco yo trabajé en una empresa que era una delicia,( pude elegir el trabajo que quise) yo me sentía feliz con mi trabajo ya que me encantaba y además mis jefes eran encantadores,me trataban muy bien y con mucha educación, por traslado de ciudad tuve que dejar ese trabajo con mucha pena(año 1972) A decir verdad a mí la dictadura no me afectó para nada pues hice lo que quise ( dentro de lo normal que me autorizaban mis padres) y me lo pasé muy bien. En la transición, en el año 1982, volví a trabajar en otra empresa donde los jefes eran auténticos déspotas que trataban muy mal a los empleados y entre ellos estaba yo, lo pasé muy mal y aguanté 21 años y medio porque no encontré otra cosa, en democracia no pude elegir trabajo porque no lo había así que me aferré al que tenía aunque fuera un auténtico infierno pero la necesidad lo requería.Así que no me agrada nada leer sobre la historia reciente porque yo la viví y se muy lo que he vivido y nunca coincide con lo que leo o veo en películas o documentales.Besicos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues no me suele gustar la novela histórica pero cuando no es "tan" histórica (ya me entiendes) no me echa tanto para atrás. Tal vez lo lea. Besotes!!!

Margari dijo... [Responder]

Me gusta mucho, porque me gusta trasladarme a otras épocas, ya sean muy antiguas o más recientes. Y dejarme llevar por la historia, aprender, conocer, comprender... Con este autor aún no me he estrenado, pero lo tengo ahí bien apuntado en mi lista de pendientes. A ver cuándo le llega su turno.
Besotes!!!

AMALIA dijo... [Responder]

La novela histórica es interesante pero no es exactamente mi favorita.

Un beso. Felices días

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No termina de llamarme la atención, me da la sensación de que no llegaría a disfrutarlo. Respondiendo a tu pregunta, de vez en cuando si que me adentro en un buen libro de género histórico.
Besos!

Yomi MR dijo... [Responder]

¡Holaa! Oh sí que me gusta la novela histórica, tengo mis épocas favoritas y todo eso, pero bueno, que me ha llamado el libro, las fechas sobre todo, a ver qué tal ;)
¡Beesos! :3

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Me encanta la novela histórica sin importar en qué época esté ambientada; siempre caigo. Esta, en particular, la verdad que sin llamarme mucho, tampoco me deja indiferente, o al menos lo que has contado, así que la tendré presente.

Besos.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Se ve un libro interesante y si me encanta la novela histórica . Te mando un beso

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Me gusta la novela histórica. Mejor dicho, me gustaba hasta hace un tiempo que me aburrí con un par de ellas y no he vuelto a tocarlas.
Este título me llamaba mucho la atención, pero no trasnmites entusiasmo, casi al contrario. Mmm de momento lo voy a dejar pasar.
Besos

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Sin duda, tu concepto de novela histórica me atrae mucho más...de la excesivamente lejana quedé hace años saturada. Esta podría ser una muy buena opción para reencontrarme con el género. ;)

Besitos

Jo dijo... [Responder]

amo la novela historica y reconozco que se muy poco de ella, pero me resulta muy interesante que se pueda rescatar de ahi,tanto... un escritor convertido hasta en antropologo, cientifico y hasta psiquiatra desentrañando gente o sucesos

no creo que cualquiera pueda hacerlo y con estilo


Violeta J. dijo... [Responder]

La histórica a mí es un género que me cuesta mucho. Se me hace "bola", usando el término que usan los niños cuando comen. No es que no me guste la comida, es que se me hace bola. Es decir, se me hacen lentas y se me atragantan un poco. Pero también depende de qué novela. Hay novelas históricas que me han encantado, pero sí, me cuesta mucho ponerme.

Buena reseña aunque esta vez la dejaré pasar.
Un beso y buen puente!

Marta Carrascosa dijo... [Responder]

¡Hola!
Si soy sincera, la novela histórica no es algo que abunde en mi estantería, de hecho, quitando un par de lecturas para clase, escasea. No pinta mal, pero no es un libro para mi. Así que, lo dejo pasar.
Aún así, gracias por la reseña :)
Un beso!

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

No es mi estilo pero me llama

Reich TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
Precisamente me compré hace unos semanas un libro de este escritor, Enterrar a los muertos, aunque todavía no me he puesto con él. Si me gusta continuaré con esta obra, que me llama la atención bastante.
¡Un saludo!

Rubíes Literarios dijo... [Responder]

Hola.

Estos libros antes si los leía mucho, creo que es mejor conocer la historia del pasado de tu país y como vivieron tantos cambios que conocer de otros países, así que aunque no lo descarto tampoco me apetece mucho ahora, quizás sea todo lo que tengo pendiente por leer.

Muchos besos.

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Es cierto que consideramos novela histórica a la que se centra en hechos que pasaron hace mucho tiempo. A mí me gusta la novela histórica cuando es muy sentimental. Precisamente, ando buscando una sobre la guerra civil con mucho sentimiento, ¿alguna recomendación?
Este no me termina de llamar, los libros que tratan trayectorias vitales no son lo mío.

Un saludo,
Laura.