martes, 4 de abril de 2017

El banquete celestial. Donald Ray Pollock


     "En 1917, mientras otro agosto infernal empezaba a tocar a su fin en la frontera que separa Georgia y Alabama, Pearl Jewett despertó una mañana antes del amanecer a sus hijos con un grito gurural que sonó más animal que humano. Los tres jóvenes se levantaron en silencio de sus rincones respectivos de la cabala de una sola habitación y se pusieron la ropa mugrienta y todavía húmeda del sudor de la jornada anterior. Una rata sarnosa y cubierta de costras se metió correteando en la chimenea de roca, haciendo caer trocitos de mortero sobre el frío hogar."

     Descubrí a Pollock con Knockemstiff una colección de relatos que me encantó y me hizo preguntarme cómo de horrible era el lugar en el que nació su autor, seguí con la novela El diablo a todas horas, igualmente contenta, y me tocó esperar. La espera del lector hasta que aparece un nuevo título. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, El banquete celestial.

     Estamos en 1917, en la frontera entre Georgia y Alabama. Allí conocemos a los hermanos Jewett que viven en una cabaña mugrienta junto a su padre, Pearl, trabajando para un explotador. Cuando Pearl muere, sus hijos huyen de su vida en una escalada de sangre, violencia y atracos. Quieren llegar a Canadá. Conocemos también a Eula y Ellsworth, que perdieron sus ahorros por culpa de su hijo alcohólico.

     El banquete celestial hace referencia a la promesa de un banquete en la otra vida, la recompensa a una vida recta. Sin embargo, al morir Pearl, sus hijos se alejan totalmente de esa rectitud en esta novela con un corte de típico western que, además, tiene un punto cómico imposible de no percibir. Pollock es un hombre exagerado, de narraciones descarnadas y frontales que pueden resultar más que chocantes para algunos de sus lectores. Pero también tiene su pluma algo que hace que su lectura sea fácil, otorgando una suerte de anestesia al lector que pronto deja de sentirse afectado por tanta miseria y se descubre avanzando sin descanso por las tramas. Pronto lo descubrimos, al inicio de la aventura de estos tres hermanos, encerrados en los típicos clichés de uno listo, uno menos listo y el pequeño impredecible, cuando ya el mayor protesta sobre el mal comienzo preguntándose cómo es posible que en la primera noche ya hayan salido las cosas así. Lo plantea de una forma tan clara, que no podemos evitar sonreírnos pese a la sangre que ha dejado en el camino. Y así es como comenzamos la aventura, el camino de estos tres hermanos, que serán de quienes os hable en la reseña. A Eula y Ellsworth, al igual que al camarero terrible, el mendigo y otros tantos, tendréis que descubrirlos vosotros, no quiero privar a ningún lector de según qué placeres.
     Pero la novela es más que eso. La novela, cuajada de secundarios, en su mayoría masculinos, también hace una crítica a la situación, toca la Guerra y se mete de lleno en las vidas miserables que lo único que parecen exudar es podredumbre. Y en mitad de ellas, los tres hermanos, a los que no busca redimir pero en los que si deja ese leve rastro de "malo con buen corazón" si es que es posible describirlos así, ya que lo que más recordaremos nada más cerrar el libro serán los tiros, la sangre y los juramentos.

     Me ha gustado, me ha parecido que mezcla lo pulp con el western hasta conseguir una novela francamente entretenida en la que, con trazas de esa novela que ahora se ha puesto de moda, de vidas difíciles y pasajes austeros que termina resultando predecible, y un homenaje nada velado al western más típico, Pollock da una pequeña lección sobre lo que es reinventar la forma de contar una historia. Y es que, de lo que no me cabe duda alguna, es de que tiene estilo propio. Y a mi, me gusta. aunque posiblemente no sea para miradas sensibles o almas cándidas.

     Y vosotros, que ayer no os pregunté, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

26 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

No me veo con esta novela. Esa mezcla que comentas no me atrae.

Lesincele dijo... [Responder]

Pues este si que me atrae. Parece duro pero tengo una vena masoquista que hace que disfrute de estas lecturas
Un beso!

Chechu Rebota dijo... [Responder]

No he leído nada de Pollock y lo que dices de este libro es interesante, ¿crees que es una lectura adecuada para iniciarse en este autor?

Violeta dijo... [Responder]

Está claro que no está hecho este libro para mí en estos momentos. Pero tal como lo cuentas dan ganas de leerlo.

Tengo un libro que empecé y que me ha parado la racha lectora, no porque esté mal sino porque no tengo tiempo de sentarme tranquila. A ver si hoy logro darle un empujón, que es muy pequeñito.

Besos

Mientras Leo dijo... [Responder]

@Chechu Rebota
Sí, tanto este como "El diablo..." que son sus dos novelas, son más que adecuados. Si te animas ya me contarás.

Inés dijo... [Responder]

Me lo voy a apuntar pero con reservas, estoy indecisa y tal vez me decida por otro del autor para conocerlo.
Un beso

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Esta vez creo que no es una lectura que disfrutaría. No lo termino de ver claro.
Comienzo la semana con Luz Gabás en Como fuego en el hielo.
Besos

CHARO dijo... [Responder]

Tiros y violencia, creo que este libro no me iba a gustar nada......ahora además leo muy poco pues sigo con los ojos doloridos y me molestan más al leer.Besicos

Tamara López dijo... [Responder]

Este me lo apunto, me has picado la curiosidad ^^

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Creo que me gustaría. Me lo apunto.

Yo estoy con "El silencio de la ciudad blanca". No está mal. De momento, no puedo decir más. Besotes!!!

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Lo de las descripciones descaradas me gusta mucho...creo que importante que una novela sorprenda sino se hace todo muy repetitivo. Pero lo del western no sé si me convence. Lo pensaré ;)

Yo comienzo con "No soy un monstruo" y "Viaje al centro de mis mujeres"

Besitos

Margari dijo... [Responder]

No me veo con él esta vez...
Besotes!!!

Abuela Ciber dijo... [Responder]

No me creo candida pero si sensible, tal vez sean los años, vaya uno a saber
Cariños

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No lo conocía pero la verdad es que me ha llamado la atención, así que me lo llevo anotado.
Besos!

AMALIA dijo... [Responder]

Si es una lectura entretenida, posiblemente lo leeré.

Un beso.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Se ve diferente , estaría de leerlo. Te mando un beso

Conxi dijo... [Responder]

Pollock es un escritor como la copa de un pino. Grande grande. Le tengo muchas ganas a este libro.

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

Yo también lo voy a dejar pasar. Aunque el mundo del Oeste no me desagrada, no sé si el punto de vista de este libro sería de mi agrado.

Un besito.

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Soy más de
Pollack jajajjajjjajaj

Jan Arimany dijo... [Responder]

Me lo estuve mirando el otro día en la librería y lo pensé mucho... y aunque nos lo recomiendas, sus virtudes no me llaman mucho la atención, así que de momento lo dejaré pasar..

Besos,

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

No es mi tipo de libros

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Para se unbfan del western, me falta lectura de este género. Leí muchos libritos de Bruguera, serie Bufalo y de esas, me gusta esta novela.
Saludos.

Ariel dijo... [Responder]

Tengo muchísimas ganas de leer el nuevo libro de Donald Ray Pollock. Caerá seguro por Sant Jordi.

Gracias por la reseña.

Besos

Conxi dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Soy un alma cándida :P
Como que va a ser que este no me lo apunto, no me termina de llamar.

Daniel Morales No me creo que no te creas dijo... [Responder]

¿Yo en qué mundo vivo? Hasta ahora no me he enterado de que Ray Pollock tiene nueva novela. Knockemstiff fue uno de esos tortazos que te dejan las orejas rojas durante un tiempo, y El diablo a todas horas me pareció casi igual de deslumbrante. Estaba esperando como agua de mayo una nueva novela suya, y ahora me entero de que apareció hace meses. Voy corriendo a por ella.