miércoles, 4 de julio de 2018

El Nix. Nathan Hill


     "De haber sabido que su madre se marchaba, tal vez Samuel habría prestado más atención. Habría podido escucharla con más interés, observarla con más detenimiento, anotar algunos detalles cruciales. Quizá habría sido capaz de comportarse y hablar de una manera distinta, de ser una persona distinta".

    Tengo que reconocer que hacía tiempo que un libro no me llamaba tanto la atención visualmente al verlo en la mesa de la librería. Es por eso que lo compré, y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, El Nix.

    Cuando el gobernador Packer, un candidato a la presidencia de Estados Unidos controvertido con claras ideas antiinmigración es atacado por una mujer, todo el mundo está pendiente del vídeo de lo sucedido. Todos excepto un profesor de inglés llamado Samuel Anderson, un hombre que vive tristemente, deprimido y adicto a videojuegos, y que se ve sorprendido por la llamada del abogado de dicha atacante. Parece ser que se trata de su madre, Faye, y el abogado quiere que sea testigo. Sin embargo el editor de Samuel tiene una idea mejor, ¿qué tal si investiga el pasado de esta mujer que les abandonó cuando tenía once años y aprovecha para escribir un libro?

     La primera noticia que tuve sobre este libro fue cuando leí que comparaban a su autor con Pynchon y Franzen, así que pensé que ya estaba el crítico norteamericano en su eterna búsqueda de la gran novela americana contemporánea. Ese concepto que viene siendo el premio jamás entregado a lo que parece ser el mejor escritor de Estados Unidos y, por extensión, del mundo una vez se exportase su obra. Así que reconozco que no le hice demasiado caso. Es más, cuando me tropecé con el libro en la librería, ni siquiera asocié el título a aquella comparación. Supongo que eso ha sido algo positivo a la hora de leerlo, me ha permitido un juicio limpio.
   
     He tardado un tiempo en ponerme a leer El Nix pero a las pocas páginas ya me di cuenta de que no era un libro fácil de reseñar y prueba de ello son las pocas opiniones que se han vertido sobre él pese a lo controvertida que ha sido su publicación. Y es que, un libro que abarca desde los años 50 hasta el 2011, que habla de conflictos como Vietman, Wall Street, el mundo virtual, la búsqueda de una vida y la ambición de un editor, el poder, los fantasmas, las personas y la vida. Y todo ello en un tiempo que se mueve a lo largo de setecientas páginas convirtiendo la novela en uno de esos libros que requieren cierto esfuerzo por parte del lector, pero que uno termina con la satisfacción de haber hecho una buena lectura. Y es que El Nix es mucho más de lo que he contado, ya que el autor despliega todo un abanico de temáticas y es capaz de irlos entrelazando a la perfección. Así sabremos, por ejemplo, de unos gemelos que fueron los primeros amigos que tuvo Samuel, y también que ahora su editor estaba a punto de demandarlo por no entregar un manuscrito a tiempo. Descubriremos que pese a su marcha, y también precisamente por ella, la madre de Samuel ha marcado a su hijo de muchas maneras y también que el padre de esta mujer la marco a ella y por lo tanto a los dos. Hill da vueltas para mostrarnos que las personas estamos marcadas por aquello que vivimos y también por quienes nos rodean, ya sea por su presencia o por su ausencia, y por eso es de vital importancia su capacidad para integrar hechos sociales de sobra conocidos en la novela. Se mezcla lo real con la ficción para mostrar a un Samuel desencantado y también a una mujer, Faye, que aún estaba en construcción cuando estallaron los disturbios del 68. No falta prácticamente de nada en esta novela, y Hill consigue incluso que no nos perdamos, que disfrutemos, que riamos a ratos con la estudiante impertinente y que echemos una carcajada cuando el propio protagonista dice que los lectores actuales buscan libros sencillos con tramas lineales. Y es que El Nix es, sobre todo, divertido.

     A poco que hayamos oído hablar de este libro, sabremos que el Nix es un espíritu que se presenta y atrae a niños con su forma para luego llevárselos. Bien, no es el único espíritu del que se habla en la novela, aunque no estamos ante una novela paranormal, su presencia es más bien simbólica de esas enseñanzas que la vida nos va dejando a medida que crecemos. Queda latente, además de la crítica social que se percibe con muchísima facilidad, un regusto a enseñanza que nos muestra abiertamente con las palabras de un compañero de videojuegos del protagonista, quien advierte de la diferencia entre las personas acertijo y las personas trampa. Supongo que todo ello enfocado al gran mensaje del libro, que viene a ser: cuidado con lo que deseas. Y es que, ya lo dijo Santa Teresa: Se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por las no atendidas. Y en el caso de las personas, serán las que más quieres las que más te puedan dañar.

     En fin, todo esto es El Nix y os puedo asegurar que es mucho más. De hecho, ya tengo casi planeada una relectura para poder recoger todo aquello que, soy consciente, se me ha escapado en esta primera vez.

     Y vosotros, ¿sois relectores?

     Gracias.

18 comentarios:

Aylavella dijo... [Responder]

NO es una novela para mí, la dejo pasar.
Besos

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Tenía ganas de encontrarme aquí esta novela, pensé que a ti te haría tilín, la leerías y nos contarías (reconozco que si pasado un tiempo prudencial no decía nada, te hubiese preguntado XD)). He leído algunas crítcas al respecto y ya avisaban que era una novela coral y compleja. Algunos dicen que le sobran páginas y voces, que son repetitivas, y otros creen haber encontrado justo lo que ya nos adviertes tú "la gran novela americana". Es que comparar con Pynchon y Franzen no sé yo si es arriesgar demasiado. En fin, que te ha gustado y que además piensas que es divertida. Pues habrá que leerla, que de ti sí que me fio. Besos.
P.D.: Sí, sí que soy de relecturas, pero solo de mis novelas preferidas, vuelvo a ellas cuando lo necesito.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues no, no soy nada relectora. He releído algún libro en mi vida (alguno más de una vez) pero es que siempre tengo tanto pendiente que, como me dé por releer, no me da la vida. Jajajaja. Besotes!!!

CHARO dijo... [Responder]

Cuando un libro me gusta mucho lo vuelvo a leer dos o tres veces más y todas las veces lo "saboreo".Besicos

Nina dijo... [Responder]

Me lo apunto! creo que me lo has vendido muy bien ♥♥

Ailime Rol dijo... [Responder]

¡Hola, hola!

Me encantaría leer este libro, ya que tengo bastante curiosidad por las obras del autor y por el momento ésta se me ha escapado ❤ A la vez la portada me llama bastante la atención.

Gracias por el post,
Mil y un besos.

Margari dijo... [Responder]

He sido muy relectora, sobre todo antes de tener blog. Ahora con tantas tentaciones, me cuesta ponerme a releer. Pero cuando un libro es muy bueno, sé que volveré a leerlo en algún momento. Éste me lo apunto. Que no lo conocía y tiene una pinta tremenda.
Besotes!!!

Neftis dijo... [Responder]

Lo voy a dejar pasar, que no me termina de convencer.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy se ve diferente lo tendré en cuenta . Gracias por la reseña

Carla dijo... [Responder]

Coincido contigo en que visualmente es atractivo, también se me iban los ojos a él en la librería, después de leerte me quedo pensativa, veremos
Besos

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Pues aunque me parece una lectura que hay que elegir bien el momento por su extensión y por la complejidad de temáticas, me resulta muy interesante todo. Me la apunto ;)

Yo no soy relectora, pero porque no tengo tiempo jajaja Prefiero descubrir nuevas historias.

María dijo... [Responder]

¡¡Qué actual!! Y aunque se asome a la ciencia ficción, sin duda alguna ocurre lo que dices; la presencia simbólica del Nix. Somos así, quizá no siempre se llamen videojuegos, sino series o películas o cualquier otra cosa que nos evada de la realidad...aunque también no es menos cierto...¿qué verdad? ¿Qué realidad? ¿La que nos cuentan? En fin...muy interesante lo que cuentas del libro.

Me apasionan algunas relecturas...no puedo decir con todos los libros, pero sí con muchos...me encantan. Prueba de ello son las numerosas entradas en el blog con libros que ya se parecen más a unos amigos...

Un abrazo grande y feliz verano

mar dijo... [Responder]

Tomo nota del libro para echarle un vistazo. Si soy relectora principalmente de clásicos, Flaubert Clarín, Hugo, Austen, Las Bronte, James, Tostón, Mann, Kafka, alguno cae prácticamente todos los años y siempre descubro cosas nuevas. Besinos.

Modo desequilibrio on dijo... [Responder]

Sí, a veces es necesario releer y tengo algún título anotado que me ha dejado un poco no fría, pero sí templada, o no le he sacado todo el juguillo.
Es portada de llamar la atención y es una historiaza, o mejor dicho, muchas entre sí, por lo que cuentas. Porque este, como siempre, tampoco lo he leído.
Besos.

Conxi dijo... [Responder]

Ufff me echa atrás que es tan largo y parece muy rollo jajajaja. Y eres muy benévola con tus reseñas. Lo tengo en espera a ver si me atrevo.

jjose712 dijo... [Responder]

Le tengo muchas ganas, lo tengo en la mesilla desde que lo compré pero la verdad es que entre lo tochaco que es y lo complejo del argumento me han hecho dudar de cuando ponerme con ello (espero animarme pronto, desde luego esta crítica anima a ponerse con él)

Ariel dijo... [Responder]

También a mí me llamó mucho la atención cuando la tuve entre las manos aunque al final no me la llevé. Después de leer tu reseña, tengo claro que lo voy a leer.

Muchas gracias

jjose712 dijo... [Responder]

Bueno, pues ya la he leido y para mí ha sido un descubriento total.
Cuando lees estas novelas que vienen precedidas de mucho ruido mediático hay más opciones de llevarse un chasco, de no ser justo con la novela debido a las expectativas, pero El Nix ha sido todavía mejor de lo que esperaba.
Me encanta la historia (mejor dicho las historias que contiene), me gusta muchísimo como escribe y su sentido del humor.
Vamos que lo he disfrutado muchísimo y se me ha hecho corto (y tiene setecientas páginas)