lunes, 10 de diciembre de 2018

La historia del señor Sommer. Patrick Süskind


     "En la época en que aún me subía a los árboles -hace mucho, mucho tiempo, muchos años y décadas-: yo medía entonces poco más de un metro, calzaba zapatos del veintiocho y era tan ligero que podía volar -no, no es mentira, yo entonces podía volar- o, por lo menos, casi, mejor dicho: hubiera podido volar, de haberlo deseado de verdad e intentado hacerlo como es debido, porque... porque me acuerdo bien, una vez por un velo no levanté el vuelo, y fue precisamente en otoño, en mi primer año de colegio, un día en que, al volver a casa, soplaba un viento tan fuerte que, sin abrir los brazos, podía inclinar el cuerpo hacia delante como un saltador de esquí y todavía más, sin caerme..."

     Parece que os estoy viendo asentir mientras decís... "ah... el de El perfume", y es que hay escritores que son literalmente engullidos por una de sus obras y difícilmente se les conoce algún título más. Yo hace tiempo que me rebelo contra eso y rebusco, y es por eso que hoy traigo a mi estantería virtual, La historia del señor Sommer.

     Un adulto rememora su infancia en su pueblo natal, Obernsee, dejándose llevar por los sentimientos nostálgicos y pivotando sus recuerdos en tres encuentros con un tal señor Sommer, del que nadie sabía nada. Salvo que caminaba.

     Dicen que esta es una novela infantil, pero en mi relectura ya adulta tengo que decir que me ha parecido mucho más profunda de lo que recordaba. El señor Sommer, cuyo nombre no al azar significa verano, representa en el libro aquellos veranos que recordamos con una sonrisa. Cuando éramos niños, cuando éramos invencibles o, como nuestro protagonista recuerda al comienzo de su narración, cuando podíamos volar. Y es que aquellos recuerdos de la infancia inocente en la que éramos capaces de todo, afloran en el lector a la vez que en el narrador y tal vez nosotros no nos hayamos caído de un árbol pero yo recordaba perfectamente el día en que solté mis manos de las cadenas de un columpio pensando que era una gran idea hacer un aterrizaje de héroe, y... bueno, al igual que el protagonista, aprendí lo que era la Ley de la gravedad. Esa es la magia de esta novelita, el efecto contagio que uno tiene al seguir los pasos de este narrador que se entretiene en naderías y que se fija en el señor Sommer ahora a tiempo pasado para contarnos su historia. Y su historia no es otra que la del propio narrador que cuenta como el camino de este vecino es imparable, avanzando sin descanso al igual que lo hace el reloj de nuestras vidas. Y mientras Sommer camina, sin que le veamos, nos reímos con una profesora de piano, llega o no la televisión, aparece el primer amor, montamos en bicicleta y quitamos miedos. Porque nos vamos haciendo mayores. Y un día, sin darnos cuenta, la niñez ha desaparecido y tal vez de esa niñez solo nos queden un puñado de imágenes y un montón de recuerdos fugaces de buenos y malos momentos que nos marcaron en nuestro crecimiento. Y, por supuesto, el señor Sommer, aunque nadie supiera nada de él.

     La historia del señor Sommer es una novela nostálgica y entrañable cuya lectura recomiendo sin dudarlo. Viene además acompañada de las ilustraciones originales en el momento de su publicación, allá por 1991, otorgando al conjunto una sensación de estar ante un cuento que se abre a nosotros provocando un torrente de recuerdos.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

20 comentarios:

Ana Siurana dijo... [Responder]

Hola!
Pues yo ni siquiera he leído "El perfume"...tengo delito...quizás debería empezar por ella y luego ya veremos, ésta que reseñas parece interesante, me encantan este tipo de novelas que rememoran la infancia, pero siempre me queda una cierta melaconlía que me persigue unos cuantos días...
Esta semana estoy con la "La viuda" de Fiona Barton...lo que esperaba de momento, típico best seller para leer rapidito y no mucho más...veremos cómo se desarrolla.

Saludos!
Ana

Anabel Samani dijo... [Responder]

Soy de las pocas personas que conozco que no les gustó "El perfume". Con este a lo mejor me animo, y creí que no volvería al autor :-)
Besos.

Tamara López dijo... [Responder]

Voy al revés del mundo, en estas fechas se me quita toda la nostalgia. Por el momento lo dejo pasar.
¡Un beso!

Leyna dijo... [Responder]

¡Hola! =)
No lo conocía, así que gracias por la reseña ^^

¡Un abrazo! :P

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Sin duda me lo llevo anotado, creo que podría gustarme mucho.
Empiezo la semana con De Seúl al cielo y en nada también quiero empezar Tú no matarás.
Besos!

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Pues yo tengo precisamente su obra más conocida en la estantería, y no me apetece nada. Me la regalaron después de ver la película y me da pereza...así que este otro título mucho más tierno me parece prometedor.

Besitos

Atrapada dijo... [Responder]

Interesante lectura sin duda, quizá algún día caiga en mis manos y lo pueda descubrir, yo empiezo la semana con El día de la duquesa que comenzaré esta noche y esperemos que me guste porque estoy en un pequeño bache lector.

Besos =)

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues sólo he leído "El Perfume" (y sí, enseguida he dicho "¡El de El Perfume!") y la verdad es que has conseguido llamarme la atención. Es bonito rememorar momentos de la infancia. Algunos recuerdos no son tan agradables pero ayudaron a forjar lo que somos hoy en día. Besotes!!!

Shorby dijo... [Responder]

Lo reseñé hace tiempo... me encantó, lo disfruté mucho y también me pareció bastante profundo para ser un libro infantil, lo cual me gustó bastante.
Y la edición mira que es mona!

Besotes

CHARO dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho esta reseña, seguro qu ehas disfrutado de su lectura.Besicos

Margari dijo... [Responder]

Pues me has dejado con ganas. Creo que disfrutaría con esta historia.
Besotes!!!

AMALIA dijo... [Responder]

Creo que me puede gustar. Así que lo apunto con mucho interés.

Un beso. Feliz semana.

Solita dijo... [Responder]

La verdad es que tienes razón, para mí Patrick S. es el autor de El perfume. No recuerdo despues de esa novela, haberlo escuchado mencionado en otro título, hasta hoy, y tienes razón, algunos autores son conocidos por un solo título y es el que tendemos a leer, en mi caso al menos para conocer algo de la obra, pero no tiendo a buscar algo mas, a menos que me guste mucho lo que he leído...y debo decir que El perfume no fue una historia que quedara entre mis favoritas (es un tipo de lectura que no es de las que disfruto mas)
Saludos.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy la t engo pendiente, gracias por la recomendación

Carla dijo... [Responder]

Soy de las pocas personas que no ha leído el perfume, por eso, igual voy a contracorriente y leo éste antes
Besos

Aylavella dijo... [Responder]

NO he leído El perfume, no sé, no me llama la atención. Tampoco he leído nada del autor, por lo que esta novela que hoy nos traes podría ser mi estreno con él, aunque sea una novela infantil, me fio de ti.
Besos

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

PUes sí, tal cual iba a decirte, "solo he leído El perfume".
ME gusta descubrir otros títulos que el "archiconocido", así que me resulta interesante y me gustaría descubrir esa nostalgia presente en el libro.
Anotadísimo.
Besos.

Rocío - Mis apuntes de lectura dijo... [Responder]

No hace mucho que conocí de la existencia de este titulo y después de lo que cuentas de él no puedo más que apuntarlo. Besos

Buho Evanescente dijo... [Responder]

Ains! El de el perfume.a nosotras nos gustó así que veremos este.gracias!abrazosbuhos

Ana Bolox dijo... [Responder]

Lo de la "novela nostálgica y entrañable" me ha ganado y si, además, lleva ilustraciones, le ponemos un plus.

Queda apuntado y gracias por dármelo a conocer, porque no tenía ni idea de su existencia.

Besotes mil.