viernes, 13 de noviembre de 2015

La ciudad de la memoria. Santiago Álvarez


     "Berta llegaba tarde a la entrevista que iba a cambiar su vida. Quizás no se hubiera apresurado de haberlo sabido. Si le hubieran contado que en las próximas semanas se vería involucrada en una persecución a alta velocidad por las principales calles de Valencia, que una bala envenenada estaría a punto de llevarse su vida, que forzaría cerraduras en busca de información secreta, si le hubieran explicado todo esto, Berta habría arrugado la nariz chata con desconfianza, tal vez sonriendo tímidamente hacia abajo, pero no lo habría creído. Hubiera agradecido la advertencia con buenas palabras para continuar su camino; a ella le gustaba ser puntual."

     Hay novelas que entran por los ojos, autores que ves en las redes y sigues los comentarios que se hacen sobre ellos. Es lo bueno de las redes, descubrir más allá del libro habitual. Y así es como me tropecé con el libro que hoy traigo a mi estantería virtual. Se trata de La ciudad de la memoria.

     Conocemos a Berta cuando se dirige a una entrevista de trabajo. En un insólito portal que parece anclado en años pasados, se encuentra su destino: el despacho del detective Mejías. Allí conoce a un hombre directo y tal vez un tanto rudo que decide contratarla sin que ella tenga muy claro el motivo. De este modo comienzan a trabajar juntos como un dispar equipo, y el primer caso, una desaparición, no se hace esperar. Una vez resuelta, más rápido y de una forma que Berta jamás hubiera sospechado, este les llevará a meterse en otro mucho mayor. La familia Dugo-Estrich, poderosa, ambiciosa y llena de secretos, será la protagonista.

     La ciudad de la memoria es la primera novela del autor Santiago Álvarez. De género negro y escrita con un ritmo que se mantiene constante bien podría decirse que es uno de esos libros en los que se avanza, no sólo sin dificultad, sino también disfrutando del camino. Sin embargo, hacer una lectura superficial de esta historia, podría ocasionar que el lector se perdiera alguno de sus puntos fuertes más allá de una trama bien resuelta. Y es que, en este libro, hay mucho más de lo que parece. En primer lugar en sus protagonistas: Vicente Mejías es un detective típico, ya conocido de "vista" en clásicos del género; solitario, brusco y con tendencia a beber, podría antojársenos un personaje más de los que se pasean llevando la batuta en este tipo de historias. Sin embargo, también es una suerte de Quijote que lucha contra molinos de viento buscando resolver aquello que se le plantea, un hombre que vive anclado en sus mitos y su pasado, en su memoria propia que no ha de ser cierta para volverse, al menos para él, verdadera. Si sumamos ambas partes empezaremos a conocer al detective Mejías, algo que, si tenemos en cuenta que el autor está escribiendo otro título protagonizado por él, no nos vendrá nada mal; parece que las calles de Valencia seguirán teniendo a su particular detective con gabardina buscando aires de Bogart mientras sigue la pista de su último caso.
     Berta por su parte es el contrapunto perfecto; es la nota discordante en el despacho del detective que nos recuerda que ya pasaron los años del cine negro y los discos de vinilo. Quizás por eso se complementan a la perfección sacándonos incluso alguna sonrisa: Porque no olvidemos que, si no hay novela negra sin crítica social, tampoco la ha sin sonrisa del lector provocada por el carisma de quienes la protagonizan.
     Con estos protagonistas, algún policía, una familia poderosa, un pájaro, un montón de figurantes y una ciudad que consigue colocarse como un protagonista más, se construye esta novela a ritmo de jazz en la que el autor opta por un tipo de investigación que más que anticuada, acaba siendo un homenaje al género, a los investigadores clásicos del blanco y negro.

     La trama acompaña a la novela, doblándose y desdoblándose ante los ojos del lector para girar en torno al poder y la corrupción. Comparte importancia con los personajes, llegando un momento en que el interés se reparte entre ambos y eso provoca que queramos seguir avanzando en la historia para saber, y para conocer más. Con una resolución más que satisfactoria, Santiago demuestra que es un escritor al que le queda mucho que decir en el panorama literario actual. Un buen debut y una novela francamente entretenida que admite, no sólo una lectura rápida movida por el interés, sino también una más pausada en la que el lector va posando la vista en detalles.

     Hoy es el Día de las Librerías, un estupendo momento para que digáis qué libro os gustaría (no siempre se puede) sumar a vuestros estantes en este momento.

     Gracias.

41 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

No me importaría leer este libro. Tiene un pinta estupenda. El liro que hace tiempo que tengo ganas de tener es La casa de las hojas.

Angela Leon dijo... [Responder]

Me encanta el libro que nos traes hoy y me lo apunto sin duda. NO sé si tendré tiempo de ir a alguna librería hoy pero si voy quiero comprar algo de fantasía. Me apetecen los dragones de nuevo últimamente, jeje

Bs.

Libros Eris dijo... [Responder]

Le tengo echado el ojo a este título desde que me lo recomendó Jordi Llobregat. Me lo has traído a la memoria, ;) Un besazo!

Marina Cordoba dijo... [Responder]

Conocí hace una semana a su autor en unas jornadas sobre novela negra que se celebraron en mi ciudad. Es un tío muy majo e inteligente y no descarto leer su libro porque me apetece mucho
Besos

María Inés Caro dijo... [Responder]

A mi me gustó mucho y disfruté un montón paseando por territorio conocido.
Un beso

Irunesa dijo... [Responder]

Hace tiempo que lo tengo anotado, y sin embargo no me he hecho con él, Con esta reseña no lo puedo dejar escapar...
Un beso

Mª Ángeles bookeandoconmangeles dijo... [Responder]

Tiene muy buena pinta esta novela. No me importaría leerla.

Besos

Yakoytroy dijo... [Responder]

No lo conocía y si cae en mis manos lo leeré. Un besote

Cris Te deseo un libro dijo... [Responder]

Suena genial!
Lo anoto
Besitos

Buscando- mi -equilibrio dijo... [Responder]

¡¡Es la primera vez que lo veo!!
Me atrae, me gusta, lo quiero.
Besos.

Lady Aliena dijo... [Responder]

Ahora mismo acabo de recoger en correos: Cartas a Siracusa. Tengo mucho pendiente y ahora sólo estoy leyendo en inglés por motivos de trabajo. Pero hay mucho títulos que me encantaría tener.Besos.

Tamara López dijo... [Responder]

No me atrae, pero muchísimas gracias por la reseña.
Un beso ^^

Atalanta dijo... [Responder]

Pues yo me voy a pasar por algunas librerías de segunda mano, seguro que allí algo encuentro (siempre lo hago) :-D
Un beso!

El pájaro verde dijo... [Responder]

Este lo dejo pasar. Hay otros que me llaman más la atención y tengo que aligerar la lista de pendientes.
Besos!!

Manuela dijo... [Responder]

Me gusta lo que cuentas y mira, puede ser una buena opción para hoy.
Besos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Tiene buena pinta, y no la conocía; el nombre es precioso, por cierto. Ay, los libros que quisiera sumar a mi estantería; miedo me da pensar en cuántos son, aunque ahora se me ocurre una recopilación preciosa y tristemente carísima de los poemas de Emily Dickinson... Pero algún día me los llevaré para casa ;)

Besotes.

Arila dijo... [Responder]

Demasiado policiaca/detectivisca para mi gusta la novela que nos enseñas hoy.
Un beso!

Happiness life dijo... [Responder]

Pues no lo conocía, gracias por la reseña <3

Aydita dijo... [Responder]

Este no lo conocía!
Besos

Shiro Okomura dijo... [Responder]

Tiene buena pinta, a lo mejor lo leo, besos :3

Francis dijo... [Responder]

Genial propuesta¡¡
Feliz día de las librerías¡¡¡
qué pena que se estén cerrando tantas y se lea tan poco¡¡¡
Gran recomendación¡¡¡ un abrazo¡¡

CHARO dijo... [Responder]

No sabía que era el día de la librería. Llevo ya unos años que no compro libros pero acepto todos los que me regalan las hijas y los que me mete mi yerno en el digital.Besicos

Rober dijo... [Responder]

Pues no siempre se puede y yo este año confieso que me he tenido que saltar este día, aunque no es que me deje demasiado llevar por esto de las promociones y sí que intento comprar algo de literatura de vez en cuando, sin importar demasiado el día. Por darte un título, por ejemplo, me apetece "Croatoan", por aquello de volver a Somoza :)

Aunque esta que nos traes tampoco pinta nada mal. Y no sé, esa especie de dualidad entre los protas, polos tan opuestos pero cada uno de ellos magnético a su manera, me ha recordado un poco a ese dueto de Bevilacqua y Chamorro, no he podido evitarlo.

Un besote, y buen finde S!

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Tiene muy buena pinta este libro, así que lo tendré en cuenta para futuras lecturas a ver que tal.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Este libro se ve precioso. Desde luego me tengo que hacer con él.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy se ve bien y espero que tengas un buen día de librerías

Marisa G. dijo... [Responder]

Pues no sé yo. A pesar de parecer un libro interesante, con buena trama, bien resuelta y como dices, ritmo constante, hay algo que no me termina de convencer. De momento, lo dejo ahí. Ayer iba a comprarme el último de Almudena Grandes, no lo hice al final. Ni ese ni ninguno. No me dio lugar a acercarme a una librería grrrrrrrrrrrr. Besos.

Anita Nsf dijo... [Responder]

Tiene muy buena pinta

Mona Lisa dijo... [Responder]

¡Hola!
Mira que me suele gustar mucho el género, pero por alguna razón no termina de convencerme este libro. :/
El libro que me gustaría tener es sin duda "Vientos de invierno" de George R. R. Martin, pero está claro que no podrá ser porque aún tiene que publicarse. A parte de este no me vienen más títulos a la cabeza.
Un beso :)

Marina Ortega dijo... [Responder]

No conocía este libro pero tiene buena pinta por lo que cuentas :)

Violeta dijo... [Responder]

Hola!
Pinta bien, me encanta este género, ahora lo tengo un poco abandonado, pero me lo llevo apuntado para más adelante. Feliz fin de semana. Besotes

AMALIA dijo... [Responder]

No lo conocía. Y, por supuesto, queda anotado.
Me encantan las librerías pero hoy me ha sido imposible acudir a alguna.
Un beso y muy feliz fin de semana.

mar dijo... [Responder]

No conocia ni al autor ni la novela, pero pintan muy interesante, lo tendré en cuenta para cuando pueda.

Odel dijo... [Responder]

Parece interesante, lo tendre en cuenta, gracias
Un abrazo

Azalea Real dijo... [Responder]

no la descarto ni mucho menos, pero el género negro no es de mis favoritos y con tanto pendiente...

besos.

FlordeCereza dijo... [Responder]

Hola, parece que tiene buena pinta, me lo apunto para cuando me interese leer algo diferente a lo de ahora. Gracias por la reseña. Un beso.

Nube de Frases dijo... [Responder]

En mi última lectura se dice que la memoria es una gran mentira, y no sé si creermelo. Un beso.

Shorby dijo... [Responder]

No lo conocía, me lo apunto =)

En cuanto al libro... buf... empiezo? xD

Besotes

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

te voy a tener que preguntar en específico. Veo que te ha gustado pero a mí me parece algo trillado desde el planteamiento hasta el desarrollo, creo que puede ser que me equivoque en las impresiones: esos contrapuntos en equipo investigando crímenes... puede ser que tenga que ver con cierta serie australiana que estoy viendo jajaja, no sé, ya me dirás tú :) Besos

Raúl Omar García dijo... [Responder]

La novela negra me gusta, pero esta está adornada de un tono dramático y romántico, si se quiere. Noto en tu reseña que algo une a ese detective y a esa empleada suya. No sé si es un buen combo para que elija.
Saludos.

Paco mazcuñan dijo... [Responder]

Pienso que deberían limitarse a opinar los que lo han leído. NO aporta nada el resto. ..ya lo leere. ..no me atrae.
Yo tampoco aportó nada, pero me parece inútil tanto comentario vacuo.