martes, 10 de noviembre de 2015

Fin de poema. Juan Tallón


     "Cesare mira sin metafísica desde la ventana cómo se derrite la ciudad. se derrite lentamente, como el sol de la infancia. Pasados unos segundos, que gasta en la prolongación de sus silencios, recorre descalzo el pasillo hasta la cocina, donde María enjuaga la ropa en el lavadero. Lleva un vestido de flores y el pelo suelo. Canta algo que él no identifica."

     Hay libros que atraen desde su nacimiento, y los que hablan de literatura pertenecen en mi caso a este rango. Libro que hablan de vidas, de personas, y esos también me atraen. En realidad, esta vez, me sobraron los motivos para fijarme en el libro que traigo a mi estantería virtual. Se trata de Fin de poema.

     Conocemos a Pizarnik, Sexton, Ferrater y Pavese. Y sí, son los cuatro poetas famosos. Todos ellos terminaron trágicamente sus vidas de forma drástica. La mejor manera de concluir este resumen es hacerlo justo como comienza: los conoceremos a través del relato de sus vidas en las últimas horas antes de la muerte.

     Fin de poema tiene algo de poético pese a su título, y también de terrible. Si echamos la vista atrás, muchos son los casos de escritores que terminaron su vida por voluntad propia y, dentro de lo trágico, también está la incertidumbre que surge desde la admiración, y el tabú del tema. ¿Qué puede llevar a un hombre a suicidarse? y ya puestos a preguntar, ¿qué varita mágica lo convierte en creador? Tallón parte de cuatro grandes poetas, y se adentra en sus últimos momentos para llevar al lector a asomarse a su abismo que finaliza con una muerte elegida, prematura. Un enigma por muchas explicaciones que quieran darnos. Pavese, Pizarnik, Sexton y Ferrater serán los protagonistas elegidos por el autor para su apuesta, arriesgada, que duda cabe. De todos los temas del mundo, sigue resultándonos más fácil hablar del sexo que de la muerte, porque de esta última no hay retorno. De este modo  y huyendo de una concepción lineal que le hubiera llevado a escribir cuatro relatos definidos en los que el lector supiera, anticipándose incluso, las palabras que iban a aparecer en la siguiente línea, Tallón construye su universo. Un universo atormentado o aburrido, en el que las rutinas, los miedos y las frustraciones pueden incluso resultarnos conocidas. Nos adentramos en las últimas horas de estas cuatro personas que olvidaron que eran grandes, aunque nosotros no seamos capaces de quitárnoslo de la cabeza mientras otros nombres ilustres se pasean por las páginas del libro. Porque hay muchas formas de escrtibir metaliteratura, y Tallón ha encontrado la suya propia.

     Os aviso ya de entrada, o quizás de no tan entrada puesto que he avanzado un poco: no es una novela sobre el suicidio. Es una novela sobre abismos, sobre personas que se ven conducidas de un modo u otro hacia una decisión drástica y que lo hacen de una forma tan errática como directa, si es que algo así es posible de expresar de una forma certera. Quizás por eso la estructura de Fin de poema es única y se fragmenta plegándose sobre cada vida, sobre cada detalle, hasta componer un homenaje cuya única pretensión es que nos asomemos a cada uno de los protagonistas elegidos. Pero no nos perdemos, porque la vida es errática y en este libro hay mucha vida. No busca el autor hacer un panegírico, ni llenarlo de ese tremendismo que parece rodear al fin último de las cuatro vidas. Al contrario. Incluso en esos momentos previos, en los recuerdos y reflexiones, nos damos perfecta cuenta de la intención del autor. Y cuando cerramos el libro nos llevamos con nosotros pedacitos de vidas, contruídos con detalles, que son los que importan una vez conocido el legado inmortal que sus protagonistas nos dejaron.

     Un libro para amantes de la poesía y de los poetas, para amantes de la literatura en cualquiera de sus formas. Fin de poema es, en definitiva, un libro para amantes de las letras.

     Y vosotros, ¿sois aficionados a la metaliteratura?

     Gracias

28 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

DEmasiado intenso para mí en estos momentos. Busco lecturas más ligeras y que me distraigan.

Yakoytroy dijo... [Responder]

No me importaría leerlo. Si que soy aficionada a la metaliteratura. Un besote

Rachael Calabrian dijo... [Responder]

Cualquier tratamiento (de) o disposición (hacia) el tema de la muerte por parte de un buen escritor (y más tratándose de un autor versado en filosofía), me interesa mucho. Tallón escribe de una forma muy personal (sobre todo en sus artículos) y siempre es un placer leerle. Si bien es cierto que sólo he leído "Libros peligrosos" porque no le conocí hasta principios de este mismo año (sí, mi ignorancia literaria a este respecto es supina). Su libro "Fin de poema" me causa curiosidad y me haré con él. Gracias. Una estupenda reseña. Un saludo.

Tamara López dijo... [Responder]

En esta ocasión no me atrae...
Un beso ^^

Aydita dijo... [Responder]

Yo no soy muy aficionada!
Besos

Tabuyo dijo... [Responder]

No me llama nada aunque algunos libros metaliterarios me gustan.

Besotes.

Atalanta dijo... [Responder]

Pues teniendo en cuenta tu recomendación tendré que llevármelo apuntado, pero creo que se va a quedar mucho tiempo en mi lista de pendientes, porque al menos en estos momentos no me siento muy tentada a ponerme con él.
Un beso!

Marta M. dijo... [Responder]

Hola. Es una reseña muy completa. Un libro a tener en cuenta en futuras lecturas precisamente por estar dentro de la metaliteratura. Seguimos en contacto

rossy dijo... [Responder]

Yo no creo que lea esta novela. La poesía y los poetas no es lo que más me llama, ni el enfoque de esta novela, la verdad.

bsos!

Buscando- mi -equilibrio dijo... [Responder]

Uuu esto son palabras mayores, no? Muy profundo...
Ahora mismo si tiene que ver con suicidio, no es el momento. Más adelante, lo pienso.
Te ha quedado muy chula la entrada, besos.

CHARO dijo... [Responder]

Hablas del suicidio en tu reseña y ante esa pregunta que haces yo me hago la misma pregunta después de 11 meses en que un primo carnal de 49 años hiciera eso mismo ¿que lo llevó a hacerlo teniendo un hijo adolescente que dependía de él y que ahora sigue sin asimilarlo?...........bueno la verdad que este libro no me llama la atención.Besicos

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Una reseña muy bonita :) ¿A qué amante de la literatura no le gustaría un libro como este? Lo único que me inspiraba un poco de reparo era el tema del suicidio, pero por lo que comentas, parece que puedo dejar esa preocupación de lado. A ver si tengo suerte y doy con él por aquí, muchas gracias por la recomendación.

Besos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Aquí no me pillas que llegué al final del poema casi que desde el principio, el abordaje me pareció algo diferente a lo habitual y me gustó asomar por esa mirilla. Sí, como libro de metaliteratura y amantes de miras amplías de las letras es una recomendación acertada, queridísima y estimadísima Mientras.
Besos

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Vaya libro, vaya nombres y vaya tema, se me ocurre una portuguesa a quien le puede encantar, a mí también, de hecho lo voy a leer seguo, metaliteratura siempre pero es que esos nombres.... de los femeninos, dos me encantan, de los masculinos, dos me gustan, sobre todo Pavese... daría esto mucho que hablar, ¡cuántas especulaciones sobre los finales de sus vidas! así que TENGO QUE LEERLO! Besos

AMALIA dijo... [Responder]

Creo que me agradará leerlo.

Un beso.

Violeta dijo... [Responder]

Hola!
Este no es para mí, lo dejo pasar. Besotes

Gerardo Vázquez dijo... [Responder]

Interesante propuesta. Leyendo tu entrada me ha venido a la cabeza también Stefan Zweig y José Agustín Goytisolo, si hablamos de poesía. Tengo curiosidad por saber cómo ha enfocado el asunto. El título desde luego ya es lapidario, me haré con él.
Saludos.

Meg dijo... [Responder]

Cómo negarme a semejante joya??

Shorby dijo... [Responder]

Me encantan las novelas de metaliteratura, me parecen super interesantes =)

Besotes

Nube Cleyra dijo... [Responder]

La verdad es que me atrae el libro que traes hoy pero creo que es para momentos determinados, ahora estoy con lecturas menos duras.
Besos!

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Este no termina de llamarme, así que lo dejo pasar.
Besos!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy lo tendré en cuenta tengo ganas d e algo diferente gracias por la reseña te mando un beso

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Me gustan los abismos porque me permiten controlar el miedo. Pizarnik, Sexton, Ferrater y Pavese... imposible decir que no. Gracias, tomo (muy) buena nota.

Un abrazo

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Uy, este casi se me pasa y es de los que me interesan. Sí, me gusta mucho leer novelas metaliterarias, pero no es oro todo lo que reluce, es cierto. De esta novela me había llamado la atención la portada (me encanta), el título y el punto de partida de los cuatro poetas, me la llevo. No he leído nada de Tallón así que me estreno con él. Bss

Rober dijo... [Responder]

Que sí, que sí, que yo también soy débil con lo metaliterario, qué le voy a hacer. Esta en especial más que por eso me llama por ese estilo genuino y esa manera de plantear la historia que parece que se aleja de lo habitual. Si me animo será más por esa prosa que por trama esta vez, creo.

Besotes.

Libros Eris dijo... [Responder]

Me asusta jajajaja! Pero me lo apunto, por supuesto. Palabras mayores ya me ha sonado a HAZTE CON ÉL! Un beso!

Cristina Roes dijo... [Responder]

Ufff, la verdad es que me ha resultado difícil ni tan siquiera titubear... Lo quiero. Sí, sí. Y mi dilema será entrar en una librería, con mi lista en mano de "me lo pido", y ser capaz de priorizar....
Gracias por esta estupenda reseña. Besos

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Como no me gusta la poesía, la historia no me atrapa los los protagonistas elegidos. Si fueran Poe, Quiroga, o alguno de esa talla, que también terminaron mal, puede que le diera una oprtunidad.
Saludos.