lunes, 16 de noviembre de 2015

La ley del menor. Ian McEwan


     "Londres. Una semana después de iniciado el Trinity Term. Clima implacable de junio. Fiona Maye, magistrada del Tribunal Superior de Justicia, tumbada de espaldas una noche de domingo en un diván de su domicilio, miraba por encima de sus pies, enfundados en unas medias, hacia el fondo de la habitación, hacia unas estanterías empotradas, parcialmente visibles junto a la chimenea y, a un costado, al lado de una ventana alta, a una litografía de Renoir de una bañista, comprada treinta años antes por cincuenta libras. Probablemente falsa."

     Todos los lectores tenemos una serie de autores fijos. Son esos a los que volvemos con la seguridad de acertar incluso antes de haber abierto el libro. En mi caso, McEwan pertenece a esa categoría. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, La ley del menor.

     Conocemos a Fiona Maye, una magistrada del Tribunal Superior, cuando está cerca de cumplir los sesenta años. Con una vida gris, firmemente afincada en rutinas, poco se espera que su marido Jack llegue a proponerle tras 35 años de matrimonio, tener una pareja abierta en una suerte de ultimatum. Y sin embargo esta decisión será el menor de sus dilemas, ya que tiene delante del caso de un joven al que faltan 3 meses para cumplir los dieciocho años, Adam. Padece leucemia en un estadío muy serio y es Testigo de Jehová, lo que provoca que se niegue a recibir el tratamiento que le salvaría la vida. El hospital, al recibir la negativa del paciente y sus padres, ha acudido a los tribunales, y ahora es ella quien tiene que tomar una decisión.

     McEwan en este libro parte de lo general a lo específico. Con una protagonista gris, en un matrimonio gris y con una vida gris que va reflejando perfectamente en las descripciones del entorno más que de sus horarios, pronto consigue que el lector se sienta cómodo en la situación. Y es entonces cuando deja caer la nota discordante, el dilema, en este caso dos. Por un lado el personal, y lo hace evitando escenas y tragedias, porque el autor es un adulto que ha cumplido también años y sabe que las cosas del corazón también pasan por la cabeza una vez que ya tenemos una vida a nuestras espaldas. No busca el escándalo, busca la reflexión, el mal mayor y el menor, la observación, la duda. Y mientras nos recuperamos de esta primera sacudida, decide soltar el eje del argumento de la novela presentándonos a Adam.
     Adam es el personaje que no nos deja soltar el libro, el dilema, la convulsión, el resquicio de escándalo que le sigue quedando al autor: la fe. Un menor consciente, menor por apenas unas semanas, que decide sobre su vida y también sobre su muerte amparándose en la religión. Y la razón: el hospital que vela por su salud y acude a la justicia para que la proteja por encima de los deseos del paciente y sus familiares. McEwan se mete de lleno en un tema espinoso, casi tabú, y lo hace con pulso firme y letra de caballero. No pierde de vista a sus protagonistas para así no dejar de contar al lector ni una sola de sus reacciones, sabiendo que con cada reacción, desencadena un pensamiento, que las ideas del lector irán buscando afianzarse en aquellas reacciones que le san afines y que acabaremos juzgando si la decisión tomada por su jueza, nos parece acertada. La historia de McEwan se convierte en la historia del lector, que no puede dejar de leer, realmente interesado por todas las aristas personales y morales que tiene el tema. Y entonces McEwan decide, y se explica, y la historia avanza de una forma si cabe más humana hacia un final que no se nos antoja extraño, porque lo esperamos, aunque no del todo, como la vida misma. Pero la sombra de su historia, de sus personajes, permanecerá durante mucho más tiempo en la mente del lector.

     La ley del menor es una novela corta que se hace grande durante su lectura. Con unos personajes complejos, sólidos, y una trama realmente absorvente, McEwan deja clara su solvencia desde las primeras páginas. Leer a McEwan es disfrutar del placer de la lectura, con todo lo que ello implica. Eso sí, no esperéis salir ilesos de esta lectura.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias
   
     "Cuando un tribunal se pronuncia sobre cualquier cuestión relativa a [...] la educación de un niño [...] el bienestar del menor será la consideración primordial del juez."
Sección I (a), Ley del Menor (1989)

48 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

Ya leí del autor Expiación y me gustó. Este tiene una pinta estupenda así que me lo llevo.

Chechu Rebota dijo... [Responder]

Me interesa el dilema sobre Adam que propone y me gustaría ver como desarrolla todo el conflicto que conlleva, porque con un tema así es complicado no caer en lo planfetario.
Hoy mismo empiezo a leer Recuerdos de un callejón sin salida de Banana Yoshimoto, que hace unos días terminé N.P, de la misma autora, y he decidido repetir

Angela Leon dijo... [Responder]

Tiene una pinta estupenda tu recomendación así que la tomo prestada.

Estoy leyendo uno de esos polémicos Premios Planeta, el del 2014, Malena o el fémur más bello del mundo y de momento la cosa pinta bien :)

Bs.

Yakoytroy dijo... [Responder]

A mi lista de pendientes va. Un besote

Norah Bennett dijo... [Responder]

Me gustó alguna de sus novelas como Expiación y Chesil beach, patiné con Solar que se me puso cuesta arriba. En este caso me gusta mucho lo que cuentas de la parte personal de la jueza y su marido. Lo que no me llama ya es el caso de Adam, no porque no me parezca interesante, que lo es pero no es un tema para mí. A los 16 ya se puede decidir, te emancipas y ya ¿no? Bueno, en Inglaterra igual es diferente...
Un beso

Rosa Berros Canuria dijo... [Responder]

De acuerdo contigo totalmente. McEwan es un autor recurrente para mí desde que lo descubrí con "Expiación". Después he ido leyendo todo lo antiguo y lo nuevo y nunca me ha defraudado. Éste lo tengo para empezar en breve y tu reseña ma ha animado más si cabe.
Gracias y un saludo.

Agnieszka dijo... [Responder]

Esta novela tiene muy buenas reseñas, como casi todas las de McEwan. Como siempre el autor nos presenta un dilema moral grande. La verdad es que, visto lo visto, no me sorprende que aparezca la religión como tema literario. La gente se está radicalizando y no se da cuenta de que le venden humo.
besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

Has empezado fuerte, ¿eh? Tiene buena pinta, sí señora. Además de leerlo, si hay peli, me gustaría verla. Un beso.

Carax dijo... [Responder]

¿Sabes que nunca he leído a Ian a pesar de que hace mil que tengo expiación?
No tengo perdón, pero me enmendaré más pronto que tarde
Besos

MaraJss dijo... [Responder]

Me llegó hace unos días, ha sido mi pedido de este mes de Círculo de Lectores y estoy deseando ponerme con él, aunque tengo un poquito de miedo a la intensidad de la historia, y a cómo se las verá con mi estado anímico últimamente. Ya veremos.
Besos.

Atalanta dijo... [Responder]

No conozco al autor, pero estas historias no me suelen apetecer, creo que ya te lo imaginarás :-)
Esta semana sigo con El regreso del Catón, y meteré a Narnia de por medio, porque este libro no me está gustano tanto como esperaba.
Besos!

Buscando- mi -equilibrio dijo... [Responder]

No he leído nunca a este escritor (de momento), veo que es uno de tus preferidos.
Tiene muy buena pinta el argumento, me lo apunto. Me gusta eso, q un libro corto de repente sea "buenísimo"
Besotes.

Martina Albeaga... dijo... [Responder]

Parece un buen libro, creo que lo tengo en la pila de libros por leer, vamos seguro que lo he visto. Del autor ya había leído algo de él.
Yo comienzo La caricia de Tánatos.
Feliz lectura.

Nube Cleyra dijo... [Responder]

Es un autor que tengo ganas de probar, esta de hoy parece una historia para reflexionar que posiblemente me gustaría.
Besos!

Aida (meriendolibros) dijo... [Responder]

El primer libro que leí de Ian McEwan fue "El placer del viajero", y me dejó una honda huella. "Chesyl Beach" también me pareció una gran novela. Aún tengo pendientes muchas obras suyas, así que esta es una más. Gracias por la recomendación.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Tiene que ser una decisión difícil de tomar... Parece un libro interesante.

Yo acabo de empezar "El Corredor del Laberinto", a ver qué tal...

Besotes!!!

rossy dijo... [Responder]

De esta autor leí "Amor perdurable", y aunque me gustó la historia que se contaba no tanto (por no decir nada) cómo estaba escrita, así que por ahora no me apetece leer nada más de este hombre.

Yo estoy con "Alpiste para codornices", de Saki.

bsos!

Hache C. dijo... [Responder]

Yo estoy empezando con Expiación, de McEwan también, en este caso es mi primera novela del autor, así que si me gusta el libro (que me da que si lo hará) me animaré con este que nos traes, que tiene muy buena pinta también. Un beso!

Anita Nsf dijo... [Responder]

No me llama mucho

Seveth dijo... [Responder]

La verdad es que el dilema de Adam y de la propia protagonista me parece muy interesante. Además de duro.
Besos!

Laura dijo... [Responder]

No he leído nada del autor,pero este me lo llevo :)
Besos!

Tabuyo dijo... [Responder]

No he leído nada de este autor, no termina de llamarme la atención.

Feliz lunes. Besotes.

Rober dijo... [Responder]

Creo que esa trama de Adam y todo lo que subyace, todo lo que te ha transmitido, es lo que más me podría gustar esta vez. El tema es espinoso, desde luego.

Yo me voy con "Ensayo sobre la ceguera", que es uno de mis pendientísimos.

Un besote, y feliz semana! ;)

Aydita dijo... [Responder]

Este lo dejaré pasar!
Besos

CHARO dijo... [Responder]

No me llama la atención este libro.Besicos

Nina dijo... [Responder]

no he leído nada de este autor pero tengo que hacerlo!

Manuela dijo... [Responder]

De McEwan solo he leído Expiación y la verdad es que a pesar de lo mucho que me gustó, no he vuelto a animarme con el autor. Esta puede ser una buena opción.
Besos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

¡Hola! Tengo Expiación en espera allí en la estantería; recuerdo haber visto la adaptación al cine, luego leí varias reseñas para el libro en sí y lo compré, pero aún no me he puesto con él, a ver si me doy prisa, y si me convence, que apostaría casi cualquier cosa a que así será, entonces me animaría con este, que me gusta lo que has contado.

Besotes.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Vale, me has puesto la cara colorada porque no he leído a McEwan y dirás ¡ a buenas horas mangas verdes! Pero una novela tan corta con un personaje entrando casi en la tercera edad ante un caso tan complicado y además todo lo que escinde sobre lo ético y moral ¿Cómo no voy a querer leerlo? Además, mientras leía buscaba la respuesta a una pregunta que me ha surgido: la forma de abordar el tema y veo que lo hace con valentía. Me lo llevo, no sé si está bien o mal empezar por aquí pero me lo llevo. Besos.

Margari dijo... [Responder]

Y yo que hago sin leer nada de este autor aún... Esta semana me pillas terminando Emma y empezando Stoner.
Besotes!!!

Tamara López dijo... [Responder]

No me apetece por ahora leer algo así, pero gracias por la reseña.
Un beso ^^

AMALIA dijo... [Responder]

Me gustará leerlo. Gracias por tu buena información.

Un beso. Feliz semana.

Abuela Ciber dijo... [Responder]

...Jack llegue a proponerle tras 35 años de matrimonio, tener una pareja abierta en una suerte de ultimatum. ...
Siempre me pregunto que lleva a una persona cuando envejece su relacion de pareja , aferrarse a seguir juntas???
Bueno yo siguiendo mi senda ligth je je....El Ladron de tumbas de Antonio Cabanas
Cariños y a pesar de todo buena semana

Ana Meyling dijo... [Responder]

Holaaaaa!
No conocía la novela, pero no me llama. Eso si, me ha llamado la frase de: no esperéis salir ilesos de esta lectura.
Un besito, nos leemos^^

Pasarán las Horas dijo... [Responder]

Este me lo apunto, me gusta mucho la temática judicial.
Un beso

Violeta dijo... [Responder]

Hola guapa!
Este lo dejo pasar, empiezo con La esfera del tiempo. Feliz inicio de semana. Besotes

amparo puig dijo... [Responder]

Tiene muy buena pinta, aunque si yo fuera la magistrada lo tendría claro: la vida es más importante que cualquier religión.

mar dijo... [Responder]

Del autor solo conozco Expiación que me gustó mucho, así que me apunto este. Besinos.

Cristina Roes dijo... [Responder]

Hoy, a las 8:47h un tuit tuyo rezaba así: "sacude al lector desde las primeras páginas", y claro, llevo todo el santo lunes diciéndome a mi misma: Cristiiiina que no se te olvide.... y aquí estoy, confirmando mis benditos temores: Lo quiero! Porque no quiero salir ilesa.
Gracias por tu reseña! Besos

Shiro Okomura dijo... [Responder]

No conocía al autor, lo siento. La trama me ha parecido super interesante la verdad para no ser uno de mis géneros preferidos, yo en cambio empiezo la semana con Leal, el tercero de divergente, no me está gustando nada, besos :3

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Me gusta lo que cuentas, a ver si pronto me puedo hacer con él. Yo esta semana empiezo con una pasión rusa y en busca de un hogar y sigo con la LC de Zero.
Besos!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

uy se ve interesante, tal vez lo lea. Me encanto tu reseña . Te deseo una buena semana

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Me gusta que vaya de lo universal a lo concreto, y también que cuando el lector se acomoda va y te menea con un dilema (o dos). Y reflexión mucho mejor que escándalo, en eso es sabio McEwan, el efecto escándalo es más efímero que la reflexión.

No quiero salir ilesa de las lecturas, hay "heridas" que son como la sarna con gusto :)

Un abrazo

Dolo..✿*゚ dijo... [Responder]

La verdad es que no me termina de llamar.
Un beso.

Marisa G. dijo... [Responder]

Ohhh me gusta esta. Ya probé al autor una vez y no me disgustó nada. Me encantaría leer también Expiación. Creo que la novela está muy por encima de la película. Besos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Ahora que estamos en confianza, he mirado este libro desde la barrera, es que solo el título me daba un poco de síndrome de Estocolmo pero sabiendo que la protagonista es una señora gris entradita en años ya lo va poniendo mejor (que ni leí la sinopsis, que me atraía y repelía a partes iguales).
Besos

Libros Eris dijo... [Responder]

En la wishlist ya! Mi ma... Te odio... Pero mucho eh? Todo con amor ;) Un beso!

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Este tipo de dramas no me convencen. Tal vez en un filme lo disfruto más. Adam parece un personaje interesante después de todo.
Saludos.