jueves, 10 de agosto de 2017

Últimos tragos. Graham Swift


     "No es un día normal.
     Bernie tira una pinta y me la pone delante. Me mira, desconcertado, con su cara flácida y perruna, pero ve enseguida que no estoy para chácharas. Estoy aquí, cinco minutos después de la apertura, precisamente para esto: para una pequeña y silenciosa conferencia mano a mano con una jarra de cerveza. Me ve la corbata negra, a pesar de que ya han pasado cuatro días desde el funeral. Le doy un billete de cinco libras."

     De todas las posibles vías para llegar a un libro, la mejor es la recomendación directa de otro lector. Así llegué yo a este libro, gracias a la recomendación de uno de esos lectores solventes que todos tenemos cerca (llamado Bernie en este caso), y es por eso, que hoy traigo a mi estantería virtual, Últimos tragos.

     Conocemos Jack, Ray, Lenny, Vic y Vince, cuatro hombres inseparables. Solo que Jack ha muerto de cáncer, y su último deseo fue que sus cenizas se arrojaran en el muelle de Margate. Su mujer Amy no irá a cumplir este deseo, cosa que si harán los cuatro hombres restantes. Este libro trata de ese camino, de la vida de estos hombres con sus momentos buenos y sus traiciones.

     Qué difícil es a veces hacer una buena traducción. Un buen ejemplo es Últimos tragos, un título que habla seguramente de las últimas copas que se toman sin especificar más y que, sin embargo, tenía mucho más sentido en inglés, Last orders. Last orders es la última ronda pero también las últimas voluntades, es el comienzo de la novela, o la última copa tomada con el finado, pero también es la voluntad última del difunto. Y, sobre todo, es un juego de palabras que deja al lector una pista importante: esto, lector, no es un melodrama, pese a que la muerte en sí, lo sea.

     Dicho esto, la muerte y las despedidas son un tema recurrente en la literatura. Cuatro hombres despiden a un quinto, cuatro voces diferenciadas realizan un último recorrido en el que rememoran vidas, hasta aquí nada original. De hecho, ya lo hizo Faulkner en una de sus mejores novelas, Mientras agonizo, una novela que planea sobre esta como si Swift le hubiera querido realizar un homenaje. No sólo en la trama, a veces incluso en las formas, y obtuvo además el Booker Prize en 1996.

     Swift dará voz a estos hombres mediante diálogos o monólogos internos que los irán desnudando delante del lector. Sabremos que Vince es un huérfano de guerra adoptado por Jack y Amy, y que Víctor, Lenny y Ray estaban unidos a Jack, por ejemplo, por sus experiencias en la Segunda Guerra Mundial. A partir de aquí, el autor nos escribe una novela que no teme caer en clichés, de hecho, a veces parecen ser el gatillo para conseguir la sonrisa del lector pese a la aparente seriedad del tema que trata la novela. Y para ello, usa una clase media baja, otorgando a sus protagonistas voces perfectamente diferenciadas para el lector, y un universo reducido en el que movernos. Las pequeñas personas, con pequeñas vidas, esas que puede tener cualquiera que no haga mucho ruido ni aparezca en los libros de historia.
     No es un día normal, comienza la novela. Promete. Nos hace un resumen de lo que va a suceder y emprendemos un viaje en coche en el que comenzamos a ver la historia, a profundizar en vidas de amores, matrominios que funcionan o no, hijos, secretos y familias que se acaba convirtiendo en un retrato social ante los ojos del lector. Y también sabremos por qué Amy no acude a la cita de estas últimas voluntades, que no me he olvidado de ella.

     Sí, no cabe duda de que hay melodrama en lo que Swift nos relata, como lo hay en casi cualquier vida. Pero también hay un amplio espacio para las sonrisas. Merece la pena.

     Y si he comenzado diciendo que me gustan los libros recomendados por lectores, ¿me podéis recomendar un libro que os haya gustado últimamente?

     Gracias.

14 comentarios:

Al calor de los libros dijo... [Responder]

Dejando aparte lo que has comentado de la traducción. Una pena por mi parte no defenderme en el idioma original. Seguro que muchas lecturas serían aún mejores.
Creo que este libro puede gustarme, me parece que es algo intimista y ese estilo me atrae.
Como recomendación, así de lo último que he leído, "Jezabel" de Némirovsky
Un abrazo

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

¿Conoces la expresión rumana "roate di voicini"? Significa algo así como la ronda de los valientes, la última ronda en honor a compañero que ya no está, o la última ronda antes de entrar en batalla, sabiendo que puede que sea la última vez que estén todos juntos después de ese brindis. Me ha venido a la mente mientras leía esta reseña de los amigos despidiéndose que quién les falta, de cumplir últimas voluntades. Como Faulkner, como Swift.
No sé qué recomendarte, estos días de verano estoy leyendo fantástica. Ya sabes que no soy muy del género, pero me apetecía. Y he conocido a dos autores geniales en "La segunda revolución. Heredero" (Geòrgia Costa y Fer Alcalá), y otra novela que también me ha gustado mucho, "Seis de cuervos", de Leigh Bardugo. Si te apetece fantástica, te recomiendo las dos, son lo mejor que he leído del género en varios años. Besos.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Te recomiendo La leyenda de las dos piratas, lo terminé hace poco y es de esos libros que sin esperarlo te llegan mucho.
Este libro tiene buena pinta y me lo llevo anotado pero para otro momento, este no es el adecuado para él.
Besos!

Norah Bennett dijo... [Responder]

Recomiendo Regrreso a Berlín de Verna Carleton.
Llegué a esta novela hace años por la película que también te recomiendo si no la has visto, de hecho, me gustó más la peli que el libro. Recuerdo pocas cosas del libro pero tampoco tengo intención de releerlo.
Besos

CHARO dijo... [Responder]

La verdad es que este libro no me ha llamado la atención.No te recomiendo nada pues últimamente estoy atascada en la lectura.Besicos

jfbmurcia dijo... [Responder]

Prueba con Clases de Chapín, de Eduardo Halfon, es una delicia como todo lo que escribe este genial guatemalteco. Saludos.

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

Tiene buena pinta

Daniel J dijo... [Responder]

Hola. Bueno, yo recomiendo "Ella y otras mujeres", de Rubem Fonseca. Una serie de cuentos con personajes variopintos, todos alrededor de mujeres. Ya se ha dicho que es de los más importantes escritores brasileños actuales, y quizá yo diría que su estilo es directo, vivo y divertido, no se anda por las ramas ¡Saludos!

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Me cuesta entrarle al melodrana. Tal vez en cine pinte genial.
Te recomiendo Armadale de Wilkie Collins.
Saludos.

Tamara López dijo... [Responder]

Esta vez lo dejo pasar, guapa :)

Jo dijo... [Responder]

me es dificil recomendar algúnlibro nada mas asi...
tenia un novio que decía que, recomendar un libro era como recomendar una novia.
digo, creo que eso jamás podría...

J.P. Alexander dijo... [Responder]

uy se ve un libro muy interesante gracias por la recomendación y te mando un abrazo

lagarto verde dijo... [Responder]

Me apunto esta recomendación, sin duda alguna.
Me encanta Anagrama, y me encantan las historias que aún tristes, recogen la amistad.
Anoto.
Besos

Marcelo Z dijo... [Responder]

Hola, S. Lo he leído hace casi una década y, a pesar de la traducción, me ha gustado bastante. No he visto, en cambio, el film con Michael Caine y Helen Mirren, pero me han dicho que está muy bien.
No suelo recomendar libros, pero quizás 'Un amor que destruye ciudades', de Eileen Chang, podría ser apropiado para el verano.
Un beso.