lunes, 11 de diciembre de 2017

La grandeza de la vida. Michael Kumpfmüller


     "El doctor llega a última hora de la tarde, un viernes de julio. El tramo final que recorre desde la estación en un automóvil descubierto no se acaba nunca, sigue haciendo mucho calor y está exhausto, pero ya ha llegado. Elli y los niños lo esperan en el vestíbulo. Apenas le da tiempo a dejar el equipaje y ya Felix y Gerti corren hacia él y le hablan sin cesar. Han estado en la playa desde por la mañana temprano, y les encantaría volver y enseñarle lo que han construido, un enorme castillo de arena, la playa está repleta de ellos."

     Kafka es un nombre que todos conocemos y un hombre del que, en cambio, la mayoría de la gente apenas sabe nada. Por eso me atrajo este libro y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, La grandeza de la vida.

     Kafka tenía un trabajo en una compañía de seguros de Praga, pero lo dejó a la edad de 39 años debido a su tuberculosis. Para cuando esta novela empieza, ya tiene 40, han pasado 5 años desde la guerra y está en momento de relax a orillas del Báltico, cuidando de su salud y dando paseos. En sus paseos coincide con una joven y acaba conociendo a Dora. Ella ya se había fijado en él. Y así comienzan sus paseos. Dora fue el gran amor de Kafka, pese a su enfermedad, pese a la diferencia de edad y a que muriera un año después.

     Kafka fue un hombre tímido, callado, descontento. Y esto según sus propias palabras. Escribir una novela sobre una persona así y que además la realidad y la ficción comulguen en armonía es complicado. Y esa es la tarea en la que se embarca Kumpfmüller y lo logra con éxito. Principalmente, porque respeta ese rasgo primordial del carácter del famoso escritor. No se dedica a desnudar su alma, sino que nos deja ver al Kafka real, ese que permanece cerrado, celoso de su interior y parece que va pasando la vida mientras nos muestra en los detalles la importancia de sus sentimientos por esta joven mujer. Tras la guerra, hay muchos refugiados, principalmente judíos, se observa a todo el mundo y el antisemitismo es una realidad cada vez más palpable en las calles. Este es el Berlín al que Kafka va en busca de Dora. Allí se ven y, sobre todo, se escriben. aunque la Gestapo requisase su correspondencia con el tiempo y no se haya podido recuperar. Un Berlín en el que los precios se disparan y el alquiler sube mes a mes ahogando a las personas, y también la ciudad en la que Max visita al escritor una vez al mes.
Es también esta época esa en la que Kafka conoció a una niña en un parque. Niña triste porque perdió su muñeca y a la que el escritor consuela carta a carta, como si fuera la muñeca quien las escribe para contarle sus viajes y su próxima boda con un príncipe. Ahí vemos el interior de Kafka, en lo sutil, todo el libro es en realidad un acercamiento sutil a un hombre que, ciertamente, ha tenido amantes, pero que es reacio a dejarse conocer, a permitir que una mujer le penetre. Y descubrimos de este modo esa felicidad que parece pillarle por sorpresa y ante la que no sabe cómo reaccionar si es que lo hace. Y vemos a Dora, la mirada eterna de la mujer que lo acompaña.

     Es curioso que yo me haya empeñado en decir Kafka cada vez, cuando el autor lo evita de forma deliberada. Es Franz, o el doctor quien protagoniza esta novela. Una novela tierna que no tiene un ápice de sentimentalismo y que profundiza en la importancia de encontrar a quien te acompañe, que nos deja ver los últimos meses de un enfermo y en la que, a grandes ratos, parecemos vislumbrar un sentimiento de felicidad en un contexto político y social muy complejo. Y el autor logra un equilibrio entre todas sus partes.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

18 comentarios:

Tamara López dijo... [Responder]

Esta vez no me convence la historia :)

Patt dijo... [Responder]

Hola, mientras leo:

Vaya, vaya, vaya. ¡Acabas de darme una idea estupenda de regalo para encargar a los Reyes Magos para una persona muy especial para mí! Me llevo anotado el título porque creo que le encantará.

Esta semana comienzo leyendo "Jane Eyre" :)

Un saludo imaginativo...

Patt

PD: I'm back!!! Prepárese usted para su tsunami particular de comentarios...

Atalanta dijo... [Responder]

Gracias por tu opinión, Mientras Leo. Yo estoy con dos novelas de fantasía épica que no me están absorviendo como esperaba...
Besos

Equilibradamente kafkiana dijo... [Responder]

ME mola, mucho.
Lo quiero.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No termino de ver esta historia como una lectura para mí. En principio lo dejo pasar porque me quiero centrar en otros libros. Empiezo la semana con El suspiro del infierno, que ya lo estoy terminando y Una corte de alas y ruina.
Besos!

Shorby dijo... [Responder]

Mmmm... pues este creo que no me lo llevo =)

Besotes

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

A mí hubo un momento de esta lectura que se me atascó, justo cuando llegan a Berlín, que es donde Franz (no digamos Kafka) se me desdibujó. Pero es verdad que se evitan los recursos fáciles del sentimentalismo, lo cual también agradecí.

Un abrazo

Norah Bennett dijo... [Responder]

Nunca me ha dado por leer a Kafka y no creo que eso vaya a cambiar. Pero esta historia es tan bonita que no puedo hacer más que apuntarme el libro. Por cierto que Auster usó una anécdota de Kafka en su novela "Palacio de la luna" y eso es lo más cerca que voy a estar de la literatura kafkiana.
Besos

Margari dijo... [Responder]

Pues no conocía este libro. Creo que me gustaría, así que tomo buena nota. Esta semana me pillas releyendo Jane Eyre y sigo poquito a poquito con La hija del Este.
Besotes!!!

jfbmurcia dijo... [Responder]

"El hombre de las marionetas" de Jostein Gaarder...Saludos.

CHARO dijo... [Responder]

El título ya me ha llamado mucho la atención y tu reseña es interesante.Besicos

Neftis dijo... [Responder]

No tiene mala pinta, me lo apunto que puede estar bien.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy ese de ley lo leo adoro a Kafka y me encartaría conocer algo de su vida . Te mando un beso

Lesincele dijo... [Responder]

Uy esta no es para mi, no me dice ven xDD
Pues esta semana la empiezo con cuatro libros para no variar
Un beso!

Nube de Frases dijo... [Responder]

No tiene mala pinta, buscaré más información a ver qué nota le dan. Un beso!

Carla dijo... [Responder]

La verdad es que éste no me llama mucho... Yo estoy con Qué vas a hacer con el resto de tu vida, aunque no he podido leer nada en lo que llevamos de semana, a ver si hoy corro mejor suerte
Besos

AMALIA dijo... [Responder]

Creo que me puede gustar.
Un beso

Rocío CazaEstrellas dijo... [Responder]

Me habían hablado de este libro,pero no las tenía todas conmigo, y bueno, me lo llevo de cabeza sin dudar. Un besote.