jueves, 23 de mayo de 2019

Confesión de un asesino. Joseph Roth


     "Hace algunos años, vivía en la Rue des Quatre Vents. Frente a mis ventanas estaba el restaurante ruso Tari-Bari. Solía ir a menudo a comer allí. Era posible tomar a cualquier hora del día una sopa de remolacha, pescado asado y estofado de ternera".

     A veces uno tiene la suerte de entrar en una librería y salir con la promesa de un tesoro. Hoy traigo a mi estantería virtual, Confesión de un asesino.

     Un narrador nos relata su paso por un restaurante que existía frente a su casa, el Tari-Bari. Allí pasaba ratos en silencio, entre rusos, fingiendo no entender, hasta que una tarde caso noche escuchó la siguiente frase: "¿Por qué estará hoy tan sombrío nuestro asesino?". No pudo evitar girarse descubriendo que había comprendido perfectamente la frase, ya que fue dicha en ruso, y observar a un rubio silencioso con el que apenas cruzaba una mirada y un saludo mudo, porque esa frase se refería a él. En ese momento, el hombre rubio da muestras de saber más de lo que parece sobre nuestro narrador y el bar, cerrando puertas y colocando sillas, se convierte esa noche en el lugar de una improvisada conversación. Golubtschnik, que así se llama el asesino, decide relatar su historia.

      Cuantísimo me gusta Joseph Roth... es cierto que hubiera podido poner Roth simplemente sin faltar a la verdad, ya que tanto Josep como Philip son escritores de cabecera para mi, pero en este caso quería hacer énfasis en el primero que es, curiosamente, un desconocido para muchos lectores que no se han acercado aún a sus letras. en mi caso lo conocí con La leyenda del santo bebedor y, poco a poco, me he ido haciendo con su obra. Incluso su correspondencia con Zweig pese a lo que opino sobre publicar la correspondencia ajena. Y fue precisamente por referencias que supe de la existencia de esta novela que ha caido en mis manos finalmente.

     Publicada bajo el título original Confesión de un asesino, contada en una noche, esta novela corta es conocida como la novela rusa de Roth. Y no solo porque su historia esté ligada a esa nacionalidad, o incluso los escenarios, no. Es el tono y el ritmo el que nos dan pie a usar esa denominación para una novela que no hubiera sido lo mismo con un narrador diferente, menos solemne, menos educado, como un burgués del viejo San Petersburgo. Eso hace que el ritmo tenga una cadencia con regusto a clásico que invita a seguir leyendo con la sensación casi de estar escuchando sentado en una silla, ante una jarra de aguardiente, la confesión de nuestro asesino.
Resulta curioso además, como en un libro tan corto, puede condensarse tanta vida. y es que nuestro protagonista es hijo ilegítimo con afán principesco y pasiones desmedidas por una mujer, Lutecia. Un hombre que perteneció a la Orjana y que acabó siendo conocido en un bar de París como nuestro asesino. Porque sí, eso también lo relatará. Una novela que bien puede encajar como literatura de entreguerras, en la que se habla de muerte, de venganza y sangre, conciencia y de castigo que tiene momentos para la sonrisa; no en vano su protagonista que es alto y fuerte lleva por nombre "palomita", y bien es cierto, descubrimos, que jamás hubo un nombre peor elegido. Ahora que lo pienso, pocas sonrisas hay, es un libro que en realidad se mueve entre tinieblas, como el alma humana. O como la penumbra del bar en el que el protagonista relata su historia.

     Confesión de un asesino es una obra maestra. Y ante eso lo único que puedo añadir es que hay varias ediciones por distintas editoriales. Yo he comprado la de la foto.

     Y vosotros, ¿sois lectores de novela rusa?

     Gracias.

12 comentarios:

Chica Sombra dijo... [Responder]

No lo conocía, pero me ha llamado poderosamente la atención.
Tomo nota ^^

Aylavella dijo... [Responder]

No soy muy de leer novela rusa, pero no me importaria leer esta novela, me gusta lo que cuentas.
Besos

Margari dijo... [Responder]

Si me lo cuentas así, no puedo resistirme. Y no, no soy lectora habitual de novela rusa. Me acerco a ella de vez en cuando y no ha sido mala mi experiencia. No sé por qué no me acerco más.
Besotes!!!

CHARO dijo... [Responder]

Tu reseña me ha interesado y creo que me gustaría esta novela.Besicos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

A mi me g usto te mando un beso y ten un buen fin de semana

Rubíes Literarios dijo... [Responder]

Hola.
Pues no lo conocía pero después de leer tu reseña y dar en conclusión como dices que es una obra maestra sin duda me lo llevo apuntado.
Muchos besos.

Carla dijo... [Responder]

Pues no lo conocía, pero me dejas con curiosidad, así que no descarto echarle un ojo a ver qué me parece
Besos

Al calor de los libros dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho tu reseña, pues has sabido transmitir tu admiración por el autor.
Un abrazo

mar dijo... [Responder]

Otro de mis autores pendientes. De Philip he leído varias novelas pero de Joseph todavía no. En cuanto a tu pregunta, tengo que decir que antes era más de literatura rusa y que he leído a los clásicos: Dostovesky Tolstoi, Pushkin, Chenjov, Gogol, pero hace tiempo que no leo nada, aunque me apetece retomarlos.Besinos.

Inés dijo... [Responder]

Me gusta lo que cuentas pero eso de obra maestra ya es definitivo. Me lo llevo.
Besos

AMALIA dijo... [Responder]

Sin duda, anotado queda.
Gracias por la reseña.
Un beso.

Marisa C dijo... [Responder]

Confieso que la novela rusa se me hace muy cuesta arriba. Me resulta... cómo lo diría..., un poco liosa. Pero es un problema exclusivamente mío que trato de superar de vez en cuando. Quizás por eso, no pongo demasiada atención a sus escritores (mal hecho, lo sé) y por tanto, conozco pocos, como ocurre con este que nos traes. Pro eso me gusta tanto esto de la blogosfera, porque gracias a reseñas como la tuya, puedo descubrir obras maestras. Abrazos.