viernes, 22 de julio de 2016

La vegetariana. Han Kang


     "Antes de que mi mujer se hiciera vegetariana, nunca pensé que fuera una persona especial. Para ser franco, ni siquiera me atrajo cuando la vi por primera vez. Ni muy alta ni muy baja, con una melena que no era ni muy larga ni muy corta, tenía la piel descamada y amarillenta, ojos sin pliegues, pómulos ligeramente prominentes y vestía ropas sin color como si tuviera miedo de verse demasiado personal. Calzada con unos zapatos muy sencillos, se acercó a la mesa en que yo estaba sentado, con un paso que no era ni rápido ni lento ni enérgico ni débil."

     Este año el Man Booker Internacional se lo llevó un libro Coreano publicado en 2007 traducido recientemente. Una historia diferente, salpicada de costumbres que nos resultan ajenas. Así que era inevitable sentirse atraída por la historia que escondía. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, La vegetariana.

     Conocemos a Yeonghye, una mujer joven y anodina que pasa desapercibida incluso a los ojos de su marido y familia. Tampoco su marido es un hombre que tenga algo especial, así que llevan una vida sosegada. Un día Yeonghye decide hacerse vegetariana, deshaciéndose de toda la carne que hay en casa y provocando una reacción de incomprensión en toda la familia hacia su decisión. Su obsesión por mantenerse lejos de la carne y el insomnio que le provocan unas pesadillas serán ahora su rasgo más característico.

     La vegetariana es una novela escrita en tres partes que cuenta una historia de subversión utilizando el vegetarianismo para ello. En Corea del Sur, casi toda la dieta gira en torno a la carne y los productos animales, así que es más complicado esquivarla en la dieta de lo que nos puede resultar a nosotros. Además, y aunque ahora no se nos antoja extraño ya que vemos las hamburguesas de tofu en los supermercados y le ponemos brotes de soja a la pasta, hay que tener en cuenta que esto no es tan sencillo en todos los países, ni lo era tampoco en 2007. Por eso y porque el papel de la mujer es diferente en otras culturas, la protagonista de esta historia recibe un rechazo y una extrañeza que se nos pueden antojar exagerados.
     Es además muy representativo, que la persona que protagoniza el libro, sea la única que no tiene voz en él. En la primera parte, La vegetariana, será el marido quien nos relate el comienzo de esta obsesión. Un hombre que no muestra afecto ni pena, apenas un poco de sorpresa con el cambio. La mancha mongólica, segunda parte del libro, será contada por el cuñado de la protagonista. Un artista que parece ser el único que ha encontrado la diferencia entre Yeonghye y el resto de las mujeres: una mancha en su piel. Y la tercera parte, Los árboles en llamas, será relatada por la hermana de la protagonista, que nos acompañará en los momentos finales y desenlace de la novela.
Pero más allá de las partes en que se divide la novela, nos encontramos con una historia lineal. La de una mujer que se rebela contra el mundo con un acto aparentemente pacífico que tiene más de fractura que de hábito alimenticio. Pesadillas que muestran la crueldad y una resistencia pasiva que recibe como respuesta la incomprensión y la violencia. La resistencia a comer carne, el choque contra lo que representa incluidas las costumbres, convierten la historia casi en una novela de terror en la que la espiral que comienza con un sueño, se va cerrando cada vez más rápido provocando la caída de Yeonghye por lo que parece ya un sumidero, tememos que sus propias obsesiones acaben por devorarla. Y al lector con ella.

     Un estilo muy plástico, en el que la vida a la que uno puede abrirse se muestra con flores pintadas en cuerpos desnudos, acompaña a la novela. Frases cargadas de simbolismo de personas desnudas para sofocar el calor interior, que se visten despojados de pudor y sexualidad cuando se encuentran compañados, nos hablarán de deseos, provocarán que el lector se fije también en la forma en que Han Kang escribe una novela que, pese a su escasa longitud, dará mucho que hablar. Echad un vistazo a La vegetariana. Es un libro muy diferente y, a su manera, hermoso.

     siempre digo que los premios de otros países son un escaparate para conocer historias que de otro modo nos pasarían desapercibidas. Y vosotros, ¿alguna vez os fijáis en estos premios o sois de los que ya tenéis suficientes con los otorgados en vuestro país?

     Gracias.

35 comentarios:

Raquel C. Arcos dijo... [Responder]

¡Hola!
A mí no me preocupa demasiado que un libro haya recibido un premio, por muy importante que pueda ser el mismo. La relevancia que puede tener un premio en esos casos siempre es relativa, en cuanto a prestigio y visibilidad, en lo económico es evidente. La selección es una forma de exclusión y, si bien no es malo (todo no puede premiarse, aunque sí puede quedar sin otorgarse a nadie un premio), tampoco es determinante a la hora de ofrecer al lector una obra que le agrade (por las razones que sean, que siempre son muchas). Yo siempre escojo un libro por su argumento y su estilo (Sí, por supuesto, me fijo en la cubierta. No obstante, no me dejo convencer por el preciosismo o la originalidad de la misma porque lo que he de juzgar es su texto, no el trabajo de diseño y cubierta llevado a cabo por la editorial que, evidentemente, lo valoro). Si el libro me desagrada de inicio, no lo compro; si me agrada, pero más tarde se tuerce, lo abandono; si me agrada, se queda en casa. Los libros que no me agradan (por las razones que sean) van a una caja; cuando ésta se llena, la regalo. Gracias. Perdona la extensión (la manía de explicarlo todo). Me ha gustado mucho la reseña. Lo leeré. Un saludo.

Natàlia dijo... [Responder]

De vez en cuando si me fijo en algún premio de fuera, es una forma de conocer libros que sino me pasarían desapercibidos. Tendré en cuenta tu recomendación de hoy.
Un beso ;)

Polly dijo... [Responder]

En primer lugar y respondiendo a tu pregunta: no te vas por las ramas en absoluto; es más, yo diría que eres mucho más concisa de lo que yo lo fui.

¿No te pareció significativo que en la primera parte el tema más presente o le sentimiento más presente en el libro era "¿Y cómo me afecta esto a mi? por parte del marido? Ese yo, yo, yo y después yo, mientras al mismo tiempo y de forma no intencionada por el narrador (pero sí por la autora) vemos esos indicios de que a esa mujer le sucede algo más que un simple "quiero hacerme vegetariana"?

Bueno en realidad los dos hombres de la novela son bastante egoístas y egocentricos, pero esa es/era la sociedad coreana, donde el androcentrismo está mucho más presente que en la nuestra. La tercera historia es mucho más reflexiva, al menos intenta encontrar un por qué a todo en la historia de ambas hermanas y sus distintas formas de relacionarse con su entorno.

En fin, que la que se va por las ramas, como ves, soy yo. Una pena que este libro no esté más presente en las librerías de España. Pero todo se andará :)

un besico

Cities: Moving dijo... [Responder]

¿De verdad crees que en España es más fácil librarse de los animales y productos de origen animal en la dieta que en Corea del Sur? Quizás sea así en grandes ciudades y cuando se trata de llenar la nevera, pero no desde luego si pretendes comer fuera. Te reto a entrar en cualquier restaurante al azar (excepto vegetarianos y veganos cuando lo haya, evidentemente) en cualquier lugar de España e intentar comer decentemente sin trozos de animales muertos en el plato. Por decentemente quiero decir con un plato completo a nivel nutricional, excluyo por tanto las socorridas ensaladas y las verdudas a la parrilla que tan originalmente te ofrecen cuando preguntas si tienen platos veganos. Los (ovolacto)vegetarianos lo tienen algo más fácil, pero creeme, para un vegano es una tarea prácticamente imposible.

ILONA dijo... [Responder]

Tu ritmo de lectura es envidiable y me acompleja un poco...

Muy original el argumento, por supuesto no conocía ni obra ni autor. Es verdad que los premios son muy promocionales, pero yo no me dejo seducir por ellos, ni aquí ni fuera. Con los autores que no conozco me guío mucho por el instinto y por la opiniones ajenas que rastreo en la red. Y luego soy una lectora fiel de algunos que me gustan desde hace mucho y de los clásicos, que suelen ser una apuesta segura.

Ya es viernes, buen fin de semana.

Tatty dijo... [Responder]

No me atrae este libro, esta vez lo dejo pasar
Besos

Susana Zarzuela dijo... [Responder]

Hola, pues en realidad soy un poco anti premio y anti best seller. Será que de siempre me han dado un tufillo a tejemaneje entre amiguillos y no me acabo de fiar. Esta novela que presentas tiene buena pinta, a lo mejor es que estos premios son más objetivos. Gracias por al info.
un saludo.

Atalanta dijo... [Responder]

Evidentemente esta es una novela que no se va a escapar de llegar a mis estanterías. Intentaré que sea en breve :-)
Besos.

Norah Bennett dijo... [Responder]

Pues no suelo hacer caso de premios ni nacionales y ni extranjeros
Este libro que traes hoy de mano no me atraía porque me da que los personajes no son muy carismáticos ni interesantes pero me gusta lo que cuentas al final sobre el estilo y los detalles.
Me lo apunto.
Besos

Clara Suárez dijo... [Responder]

¡Buenas!

Me ha llamado la atención el título y, a medida que ibas comentando aspectos de la novela, me he quedado prendada. He visto en goodreads que es bastante breve, así que eso me ayuda para quedarme con él.
Además, este año estoy intentando añadir lecturas de otras culturas, por lo que intentaré leerlo pronto.

Un besín y muchísimas gracias por la recomendación.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No me llama mucho, no creo que sea mi estilo, así que lo dejo pasar.
Nunca me fijo en los premios, solo en que la sinopsis me llame la atención, o en los comentarios de quien ya ha leído el libro.
Besos!

Abracalibro dijo... [Responder]

No pinta mal. Veré si lo encuentro.
Maravillosa reseña. :-)
¡Nos leemos! :-)

Tamara López dijo... [Responder]

Parece interesante, me lo apunto ^^

AMALIA dijo... [Responder]

Pues tomo nota de este libro. Sin duda parece original y pienso que su lectura será interesante.
Un beso y muy feliz fin de semana.

CHARO dijo... [Responder]

Me atrae bastante este libro.Besicos

Rodericus dijo... [Responder]

Es agradable volverte a leer. Espero que hayas recargado las baterías a fondo hayas descansado y disfrutado.

La verdad es que no, no suelo fijarme demasiado en los premios literarios que se conceden fuera de aquí, ni me motivan a leer a uno u otro autor. Suelo fiarme mas del criterio de páginas como la tuya o las reseñas que se publican en algúna prensa nacional.

Un beso.

Abuela Ciber dijo... [Responder]

A veces los premios me ha decepcionado
En caso a los premios soy poliglota je je
Cariños y buen fin de semana

Neftis dijo... [Responder]

Me da la impresion de que este libro no es para mi, lo dejo pasar.

Saludos

Margari dijo... [Responder]

No soy mucho de fijarme en premios, ni de nuestro país ni de otros. Me fío de la opinión de grandes lector@s como tú, así que este libro me lo llevo bien apuntado.
Besotes!!!

Reich TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
No me suelo fijar mucho en los premios pero en tu reseña sí. Me parece muy interesante lo que comentas sobre que precisamente sea la protagonista la que no tiene voz y que quiera evitar la carne en una cultura así.
Me lo apunto.
¡Un saludo!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy creo que lo leeré se ve diferente gracias por la reseña. Te mando un beso

Tizire dijo... [Responder]

Qué interesante! Utilizar el vegetarianismo como premisa de rebelión... Me encanta! No me llamaba la atención porque me parecía un título y sinopsis anodinas... Pero me has convencido totalmente, lo compro! 1beso!

Lady Aliena dijo... [Responder]

Casualmente, soy vegetariana y me ha llamado mucho este libro. Sin duda lo buscaré. Un beso.

Carax dijo... [Responder]

Tengo ganas de leerlo que he leído muy buenas críticas, esperando su nueva publicación en español
Besos

Anita Nsf dijo... [Responder]

No pinta mal

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

No conocía este libro y la verdad es que parece una historia curiosa...así que si tengo oportunidad no me importaría leerlo.

Besitos

Violeta dijo... [Responder]

Hola guapa!
para mí no es relevante si una novela tiene un premio o no, no soy de las que se fija en eso. Y en cuanto al libro la verdad que no termina de llamarme. Genial reseña. Besotes

Odel dijo... [Responder]

No me atrae mucho el libro, de momento lo dejo pasar hasta otra ocasion
en cuanto a los premios me da igual, no me fijo mucho en eso, para mi lo importante es el libro y su contenido

albanta dijo... [Responder]

Pues no me importaría leerlo. Me resulta una historia original.

Meg dijo... [Responder]

Este creo que no es para mí. No me suelo fiar de los premios que se dan en mi país (del rollo de la plica etc), tampoco fuera de él, pero el caso es que acabo picando muchas veces, pero no creo que esta sea una de ellas. Un beso!

Zamarat dijo... [Responder]

Parece curioso, por lo menos. Me lo anoto.
Abrazo!

Marisa G. dijo... [Responder]

A mí lo de los premios me da un poco igual, la verdad pero me gusta el titulo jejej. Y además parece peculiar. Besos

Shorby dijo... [Responder]

Rara vez pasa esto cuando vengo por aquí... pero lo dejo pasar esta vez =)

Besotes

Raúl Omar García dijo... [Responder]

No me interesó para nada la trama hasta leer la manera en que está contada. Me resultó muy interesante los distintos puntos de vista.
Nunca me fijo en los premios. Leo lo que me llama y punto.
Saludos.

Noelia dijo... [Responder]

No conocía esta lectura. Me deja la sensación al leer tu reseña que vale mas por lo que no cuenta y trasmite que por lo que cuenta, veo que no esta aun en Español, la esperaremos para poder disfrutarla.
Yo no me fijo en los premios. Eso si hay algunos tan mal otorgado que cuando se lo dan a alguien que admiro aunque no sea su mejor novela me alegro por la ayuda que pueda recibir para futuras.

Besos