jueves, 4 de agosto de 2016

Una cocina a prueba de ratones. Saira Shah


     "Los dolores vienen y van en oleadas. No se parecen en nada a los subidones orgásmicos descritos por mi profesora new age de preparación al parto, pero tampoco son tan terribles como los relatos de mi madre de pelvis partidas en dos y mujeres que enloquecen de pura agonía."

     Suelo comentar los motivos por los que llego a un libro. en este caso fue el título y ni siquiera le di la vuelta, de hecho cuando leí el primer párrafo que abre esta entrada lo cerré y me quedé mirando un rato la cubierta un tanto extrañada. Hoy traigo a mi estantería virtual, Una cocina a prueba de ratones.

    Anna y Tobias forman un matrimonio joven y de éxito que han decidido dejarlo todo en Londres para irse a vivir al sur de Francia en cuanto nazca su hijo. Ella es chef y él es creativo, compositor para ser exactos. Todo parece estupendo para esta pareja que está a punto de conocer las alegrías de la paternidad hasta que nace su hija con un serio trastorno cerebral al que, en un primer momento, ni siquiera los médicos se atreven a poner nombre. Ven como su vida se rompe en pedazos junto con todas sus ilusiones mientras tienen que recomponer sus ideas y aspiraciones en lo que su hija intenta sobrevivir en el hospital, entre tubos y medicinas. Languedoc será el lugar elegido, una casa inhóspita que parece tener carácter propio y pocas ganas de tener inquilinos, para comenzar su nueva vida junto a Freya y un puñado de vecinos.

     Con un fuerte contenido autobiográfico, Sarira Shah cuenta su historia desde quien ha tenido que sobreponerse a desafíos diarios no sospechados ni deseados. Con aspecto de historia cruel y la clara intención de evitar la moralina, la autora nos muestra como la vida puede dar al traste con todos tus planes en apenas un instante. Eso es lo que le sucede a la pareja protagonista, con una vida perfecta y ensayada; casi de revista, cuando descubren que su hija tiene un problema de salud que se irá haciendo más grave con el tiempo hasta un fatal desenlace. ¿Qué sucede en la vida de una pareja cuando se les pone esa dura prueba? Dice Anna cuando ve a su hija por primera vez, que hay un mecanismo en el cerebro que hace que la imagen perfecta del bebé perfecto que uno tenía en la cabeza, se adapta con un click de forma inmediata al que sostiene en brazos la primera vez que ve a su hija. Que nace un amor irrompible y único que provoca felicidad. Pero Anna, al igual que su marido, sabe que esa niña tiene poca esperanza de vida, que la poca vida que tenga estará llena de angustias, ingresos y medicaciones, y que las opciones son pocas. Entonces la valentía de la autora es incluso superior a la de los protagonistas, ya que les deja desnudos ante el lector. Vemos como se preguntan qué hacer, y cuánto amor darán sabiendo que será un sufrimiento fatal, casi una agonía; no ya la muerte, sino la enfermedad y pensar que tal vez ni siquiera les reconozca.
Así que deciden, avanzan y se mudan y la casa aparece como protagonista, una casa que se niega a ser dominada, con ratones que se pasean por la cocina sin dejarse impresionar por los nuevos inquilinos. Tobias tiene que crear, Anna busca su espacio en un lugar remoto y los vecinos comienzan a aparecer aportando una visión diferente del mundo a la que podían haber tenido en Londres. Lo salvaje, los instintivo, los sentidos parecen adueñarse de todo y la joven pareja se aferra a donde puede para sobrevivir.

     Una cocina a prueba de ratones es la historia de una lucha por seguir avanzando. Lucha contra prejuicios ajenos y propios, contra la mirada de otros y también contra la propia mirada. Es la historia de cómo hay impulsos que nos mueven incluso más allá de lo que pensamos y de cómo la vida, por difícil que parezca, nos deja grandes remansos de paz. Una buena novela, con momentos duros, y dulce como las confituras que prepara su protagonista... algunas con un regusto amargo.

     Y vosotros, ¿os dejáis ganar por el título de una novela sin mirar más alguna vez?

     Gracias.

21 comentarios:

Agnieszka dijo... [Responder]

La leí e incluso reseñé el año pasado. Una novela muy buena, como puede ser la vida misma. Todo depende de nosotros. Besos

Natàlia dijo... [Responder]

Esta me la apunto. Que tema más duro el que trata. Como un suceso puede darle la vuelta a la vida y todo lo que era perfecto cambie. Y sobretodo saber adaptarse a ello. Tendré que buscarle el momento. Un beso ;)

Alejandra (Acabo de Leer) dijo... [Responder]

Un libro a tener en cuenta, sin duda algunas, me lo llevo anotado porque eso de que sea en parte autobiográfico y que sea una historia de superación me gusta bastante. Un saludo!

Tamara López dijo... [Responder]

Me gustan los libros con un trasfondo de cocina, me lo apunto ^^

Isa Martínez dijo... [Responder]

¡Hola!
No lo conocía y por el título pensé que trataría de otro tema, la verdad. Creo que es un libro demasiado duro, ya he leído demasiados libros duros por este año. La verdad es que creo que no puede haber algo más duro en esta vida que perder un hijo. Y por supuesto, es igual de duro tener un hijo que sabes que va a sufrir y pasarlo mal.
No lo descarto para un futuro, pero ahora mismo necesito otro tipo de lecturas.
Un beso

Tatty dijo... [Responder]

Este me lo anoto, me ha llamado la atención bastante
Besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

Me dejo y me he dejado llevar por el título, pero he tenido de todo: lecturas horribles y muy gratas. Ahora me fijo más en las sinopsis y recomendaciones. Un beso.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Me gustaría escribir un drama de este estilo. Debe ser duro estar en esa situación.
Saludos.

Inmaculada dijo... [Responder]

Tengo muy reciente "El nadador en el mar secreto" por lo que creo que esta novela me la apunto y la subrayo pero la leeré más adelante.
Sobre las portadas y los títulos que atraen por sí mismos, este es uno de esos casos que te lleva a querer saber qué se oculta detrás de un reclamo tan curioso.
Saludos.

MAV dijo... [Responder]

Preciosa reseña :)
Sí es cierto que a veces me fijo en el título o incluso en la portada (aunque jamás se debe juzgar un libro por su portada!)pero casi siempre miro el argumento.
Me ha encantado la reseña que has hecho de este libro, y me lo apunto sin duda alguna, me parece perfecto como lectura otoñal.

Un abrazo!

Anita Nsf dijo... [Responder]

No pinta mal y el título es muy original

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Me lo llevo anotado a ver que tal. Y si, muchas veces me dejo llevar por el título y no veo nada más, jejeje.
Besos!

Isa dijo... [Responder]

El título me atrajo pero no sé si el contenido sería adecuado para leerlo ahora mismo, tal vez en otro momento.

Mary-chan dijo... [Responder]

¡Hola! ^^
Con ese título tan curioso es difícil no dejarse llevar, así que me lo apunto. Puede estar bien. Y el párrafo que has puesto me parece fantástico. Reconozco que ocasiones si que me dejo llevar por el título de un libro sin mirar nada más :)

Un beso!

CHARO dijo... [Responder]

Si me llego a fijar sólo en el título no le hubiera dado importancia a esta novela pues no me ha llamado nada la atención, pero al leer lo que escribes sobre ella me ha interesado mucho.Me la apunto.Besicos

If I had a book dijo... [Responder]

No lo descartamos porque nos tiene buena pinta pero para leer más adelante...
Gracias por la reseña. Besos.

Reich TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
La verdad es que no me esperaba una historia así detrás de ese título, y creo que sí la leería, aunque pueda ser dura.
En cuanto a tu pregunta, el título es imprescindible para que me llame la atención pero necesito algo más para leer, no me gusta ir tan "a ciegas".
¡Un saludo!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy este libro si no lo leo. Gracias por la reseña te mando un abrazo

AMALIA dijo... [Responder]

Sin duda, anoto este título. Aunque el tema sea duro, me parece muy interesante.
Un beso

Libros Eris dijo... [Responder]

Pues no había caído en ella pero la verdad es que me llamó el título ya el día que vi tu entrada en twitter, que como sabes es donde leo, luego si hay suerte me saco unos minutos para comentar, no siempre es posible, también lo sabes. Me la llevo. O más bien me la llevé y vengo a decírtelo ;) Un besazo!

Shorby dijo... [Responder]

Pues sí, me dejo ganar, como con este =)

Besotes