martes, 23 de agosto de 2011

Crimen y castigo. F. Dostoievski

   


      "¿Donde he leído -pensó Raskólnikov prosiguiendo su camino-, dónde he leído lo que decía o pensaba un condenado a muerte una hora antes de que lo ejecutaran? Que si debiera vivir en algún sitio elevado, encima de una roca, en una superficie tan pequeña que sólo ofreciera espacio para colocar los pies, y en torno se abrieran el abismo, el océano, tinieblas eternas, eterna soledad y tormenta; si debiera permanecer en el espacio de una vara durante toda la vida, mil años, una eternidad, preferiría vivir así que morir. ¡Vivir, como quiera que fuese, pero vivir! "

      Hay mucha gente para la cual un determinado tipo de libros se identifica con estudios y parece que eso les produce rechazo. De algún modo y, aunque a casi nadie les mandan leer como tarea a Dostoievski, Crimen y castigo se ha convertido en uno de esos libros que se consideran de culto pero que se rechaza por temerlo pesado o aburrido. En mi caso, tengo que decir que es un libro que me pareció magnífico. Cuando terminé de leerlo tenía la sensación de conocer no sólo a los personajes que allí aparecían sino también a su autor. Porque tiene algo de íntimo, de honesto, que nos dice que el autor ha ido dejando parte propia en las letras que allí aparecen.

      Nos cuenta la historia de Raskólnikov, y esto es lo único que tengo que echar en cara a el libro, el nombre de sus protagonistas se me antoja complicadísimo tanto de pronunciar como de escribir, aunque al final del libro los tratemos de tú.

      Nos describe Dostoievski un crimen y el largo camino del castigo, primero psicológico a través de las luchas internas del personaje y finalmente el real, mucho menos importante en la obra. Vamos asistiendo a una evolución de la conciencia de Raskólnikov, sin buscar justificarse ni ser víctima, ni tan siquiera verdugo. Aparecen también las hermanas de éste, que adoptan el difícil lugar de los que se mueven a caballo entre la duda y la desesperación. Y todos ellos viven en la más absoluta pobreza. Esto es crucial en la obra, ya que la víctima es una anciana avara cuya muerte, tal vez, alivie parcialmente la situación familiar.


     El libro comienza metiéndonos de lleno en el crimen, sin preámbulos, y nos lo muestra apresurado y torpe forjándonos una fuerte primera impresión de su autor, que nos acompañará a lo largo de la obra.
      Pero, si tuviera que decidirme por un protagonista, sería sin lugar a dudas la mente de Raskólnikov, ya que, si bien Dostoievski nos describe la acción como espectador, una y mil veces nos vemos inundados, invadidos incluso, por los pensamientos del joven protagonista, por su angustia y su odio, incluso su arrepentimiento nos desborda entre las páginas de este clásico universal. Las hermanas nos aportan las visiones periféricas de los hechos acosadas por su propia situación, convirtiendo la historia casi en un estudio psicológico, pero sin perder su identidad de novela.

      Es un libro que nos plantea de lleno el acoso psicológico al que uno mismo se puede someter frente a la duda moral de la justificación del crimen. Todos los factores incluidos en la obra son decisivos. Además nos hace plenamente conscientes de la pobreza que nos describe, factor que se nos antoja decisivo, hasta tal punto, que no tenemos dudas de que la vida del autor ha sido así en algún momento. Cosa que es cierta, no olvidemos que Dostoievsky incluso pasó por Siberia, así que cuando habla de penurias, evidentemente sabe lo que está diciendo.

      No tiene demasiadas páginas, ni nos quedamos con la sensación de que falte nada, lo finaliza de una forma ejemplar, cerrando una acción perfecta desde su concepción que nos hace pensar y dudar incluso de la cordura de las reflexiones de quienes nos acompañan por el largo camino del castigo.

Gracias

10 comentarios:

Tatty dijo... [Responder]

Creo que lo tuve como lectura obligatoria en el instituto, pero supongo que me resultaría aburrido porque no recuerdo nada, es lo que tiene cuando te obligan a leer estos libros, que terminas no disfrutándolos

Xula dijo... [Responder]

Yo hace años rechazaba a Dostoyevski sin haber leido nada suyo. Luego cogi "El jugador" que se me hizo de lo mas ameno... y desde entonces todo lo que caiga en mis manos! El problema es tambien el volumen de los libros. Hace un mes lei "Los hermanos Karamazov" que no estuvo nada mal... aunque ahora no me atrevo de nuevo con algo de este calibre, voy a esperar unos meses. Un beso!

Margari dijo... [Responder]

Este libro lo tengo pendiente en mi estantería. Lo empecé hace años pero me coincidió con un bache lector y ahí se quedó. A ver si consigo sacarme la espinita con este libro, y después de leer tu reseña me has animado a hacerlo.
Besotes!!!

Anónimo dijo... [Responder]

Este es uno de mis libros de cabecera, lo he leído unas mil veces y me quedan otras tantas de releerlo.
Buena elección para quitarla mala prensa a "los rusos"

Eloisa dijo... [Responder]

Yo si lo leí en el instituto y me chifló, seguí con Los hermanos Karamazov.
Saludos, os descubrí hoy

Relatos de sal dijo... [Responder]

No lo he leído, y mira que es una obra archiconocida. No sé si me gustará o no cuando lo haga, pero tienes la capacidad de despertar el interés lector hasta en los intelectos más vagos. Gran reseña, amiga.
Un abrazo.
Francisco

Mientrasleo dijo... [Responder]

A los que no lo habéis leído os recomendaría que le diérais una oportunidad. Como ya he comentado es un libro no demasiado extenso, nada de ladrillos, y tiene escenas memorables. Sólo el comienzo que te cuenta como incluso de deja la puerta abierta al ir a matar a la anciana ya te atrapa.
Los que lo conocéis ya sabés perfectamente a lo que me refiero.
Y, como siempre, muchas gracias a todos por pasarlos.
Francisco, para mí, que me gusta leer, se trata precisamente de eso. Me guste o no me guste un libro lo bueno es la divergencia de opiniones y, para eso, hace falta toparte con gente que los lea. Si te parece que despierto el interés del lector.. me estás diciendo todo un piropo, gracias.

Un abrazo a todos

Félix dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo contigo en que es una obra maestra, yo lo leí la primera vez hace años, en el instituto, que me lo recomendó mi profesor de filosofía cuando empecé a interesarme por Nietzsche (que por aquel entonces no se daba en el BUP... cuantos años). Me dijo que si leía el Zaratustra era interesante que luego me asomase a este y tenía razón. Desde entonces me encanta Dostoievski. Si te gustan los rusos te recomiendo que pruebes con Guerra y Paz de Tolstoi, ese es maravilloso también.

Mientrasleo dijo... [Responder]

Yo descubrí a Steinbeck y también El maestro y Margarita, ambos fuera de programa en el instituto y ambos magníficos ( y yo no pienso hacer cuentas de años).
Me encantan los rusos y Guerra y Paz es un libro espléndido y completísimo. Maravilloso sin duda, estoy contigo.

Anónimo dijo... [Responder]

No sé de qué hermanas hablas, solamente está una hermana y la madre. Necesito que alguien me expilique el significado del final, cuando aparece en la habitación el hombre que acosó a la hermana y supuestamente mató su propia mujer. Gracias por contestar.