jueves, 18 de agosto de 2011

El americano impasible. Graham Greene



     “Ahora necesitaba el día punteado por esos estallidos repentinos que podían ser el escape de un coche o podían ser granadas; ahora necesitaba conservar la visión de esas siluetas con pantalones de seda que atravesaban con gracia el mediodía húmedo; ahora necesitaba a Fuong; y mi verdadero país se había desplazado unos trece mil kilómetros sobre la tierra"

     El americano impasible es, posiblemente, la mejor obra de Graham Greene y tal vez la mayor curiosidad la encierra el contexto en que se escribe, frente al que se encuadra. No deja de sorprender que una novela escrita tras la Segunda Guerra Mundial tenga tintes anti-americanos tan marcados. Tal vez no políticamente hablando, pero si que representa a los americanos en dos vertientes, bien como seres arrogantes y egocéntricos, que nos deja claro que son los yankees, frente a lo que suponemos como nación joven, Pyle, que es el norteamericano idealista, voluntario pero sin saber muy bien su propia repercusión. Es, realmente, una crítica contínua llevada de una forma sencilla y fuída a través de la historia que desarrolla.

     La historia, por cierto, es un triángulo amoroso entre una chica asiática, el corresponsal de guerra británico Fowler y el funcionario norteamericano Pyle. Todo esto lo encuadra en la Indochina Francesa de los años 50 representando las dudas de los americanos sobre el terreno.

     Vemos en cada personaje una cultura representada y la incomprensión que genera a los otros dos ante muchas de sus acciones. Además, hay un reflejo del clima político y social de Indochina, su lucha por la independencia, la retirada de los franceses y el interés del gobierno americano en tomar posiciones. De hecho, podemos ver como los atentados en Hanoi o Saigón, los bombardeos y las emboscadas son relatados en la obra como si se tratase de una auténtica crónica. Bajo la atenta mirada de Greene todos se llevan su parte, también los franceses son representados ciegos ante su prepotencia y los Indochinos, pieza casi de cambio, se nos representan mercenarios de su propia supervivencia.

     La novela se presenta con un ritmo que va en aumento a medida que avanza la acción, tiene escenas memorables en las que nos presenta los problemas para comunicarse con la chica y uno de los amigos ha de usar al otro como intérprete. Ha sido llevada al cine en dos ocasiones que yo recuerde y ninguna  de ellas ha conseguido plasmar las complejas relaciones entre sus protagonistas igual que su autor ni tampoco los choques a los que luego se somete a los personajes. Concebida como novela de intriga nos da un fiel retrato de cada una de las tensiones reflejadas en ella.

     Es, en definitiva, una novela para masticar mas que para leer,  para captar sus matices entre las líneas y pararnos a pensar una vez la hemos terminado.


     Gracias



     Por si os interesa la versión cinematográfica.

6 comentarios:

Xula dijo... [Responder]

Pues ahora mismo no estoy muy segura de si lo leí o no. Pero leyendote me parece que no lo he hecho. Me lo apunto porque todo lo que cogi de este autor me encantó. Un saludo!

Tatty dijo... [Responder]

Pues es un libro que no conocía y tampoco me suena haber visto la película pero creo que de momento no me animaré a leerla, a pesar de tu buena reseña el libro no me llama mucho
un beso!

David C. dijo... [Responder]

Me parece muy interesante la historia del triángulo amoroso en Indochina. Tendría que leerla o ver la película para dar un mayor punto de vista. Saludos.

Margari dijo... [Responder]

Es la única novela de Graham Greene que he leído y me gustó mucho. Pero estoy de acuerdo con tu última frase. Es una novela que hace pensar. Que nos obliga a detener la lectura en algunos momentos y reflexionar sobre lo que estamos leyendo.
Besotes!!!

May dijo... [Responder]

Preciosa reseña, me ha encantado.
Debo decir que no conocía el libro, pero quizá le echo una ojeada en cuanto pueda ^^

¡Besos!

Mientrasleo dijo... [Responder]

Reconozco que Graham Greene es unautor cuya forma de escribir me gusta pero esta novelatiene una mezcla que la hace especial.
David, las escenas que propicia ese triángulo son dignas de leer.
Tatty haces bien, para gustos los colores y embarcarse en una lectura de algo que sabemos que no nos atrae... con la de títulos que están esperándonos!
Gracias a todos, los que os váis a animar.. ya me contaréis.
Un abrazo