lunes, 6 de abril de 2015

Post Data. Simon Garfield


     "Las cartas tienen el poder de engrandecer la vida. Son prueba de motivación y ahondan en el entendimiento. Demuestran cosas, cambian vidas y reordenan historia. Hubo un tiempo en el que el mundo funcionaba gracias al correo." 

     Con este título uno recuerda ese que terminaba diciendo "Te quiero", pero no, no es una novela romántica aunque algo hay de romanticismo en recordar esas misivas escritas a mano. De hecho, reconozco que guardo todas las que recibo, menos las bancarias, claro. Ese es el tema, y precisamente porque me gusta la palabra escrita y cerrada en un sobre, hoy traigo a mi estantería virtual, Post Data.

     Estamos esta vez ante un ensayo ligero en el que, como el propio autor nos dice en sus primeras páginas, ni realiza un recorrido tedioso por la historia de correos, ni se ha dedicado a hacer una recopilación de cartas desde las primeras encontradas hasta la actualidad. En realidad es un punto intermedio en el que recorremos la historia de las misivas a golpe de anécdota escrita que se intercalan con la correspondencia entre Chris y Bessie: el soldado que escribe a su amada que aguarda su regreso de la guerra.

     A partir de aquí, el libro se articula con un tono de nostalgia como un recorrido a modo de homenaje, de una forma de comunicación cada vez más en desuso, que va siendo sustituida por los fríos píxeles. Un recuerdo y, por qué no, un llamamiento a que no olvidemos que existen unas cartas llenas de palabras que, como caricias, son depositadas en buzones tras haber sido guardadas en sobres que no aparecen dibujados en una pantalla. Nos muestra cartas que datan de hace 2000 años y que demuestran que no han cambiado tanto las formas en que nos despedimos sobre el papel, incluso nos permite ver tablillas que contenían invitaciones a cumpleaños, allá por el año 100 d.C.

     Aparecen, como no podía ser de otro modo, las cartas de amor, las más famosas de todas las cartas, esas en las que el romanticismo impregna cada letra y que todos hemos leído alguna vez. Y también las de desamor. No quiero ni pensar lo que opinaría la destinataria de esta carta en la que el autor se despedía diciendo:"Yo espero vivir y, si te pierdo para siempre, hay más doncellas que rameras y yo me tengo por un buen partido." Si supiera que tantos años después, esas palabras que seguro ocultó en su día, hoy son expuestas a la vista de los lectores. Porque, como dice Garfield, las cartas son algo privado, en las que muchas veces, se conoce a quienes las escriben mucho mejor que con cualquier otro legado que dejaran. Y nos pone ejemplos, de cartas hoy subastadas por precios casi escandaloso, en las que Napoleón declaraba su amor a Josefina. Cartas de Hemingway que firmando como Mamá Eddy y que termina con una post data en la que dice "Quiero más toros, pelear más y mejor, follar más y mejor." Y otras mucho más sorprendentes en las que Kerouak pasa de la ilusión al desencanto tras escribir On the road.

     Nos habla también del género epistolar, de esos libros que, como 84, Charing Cross Road, han hecho que muchos lectores suspiren ante el romanticismo de las letras que tratan sobre el amor a las letras. Correspondencias firmadas por Vonnegut, o las que se cruzaran dos grandes de la literatura como son Auster y Coetzee. Y todo a golpe de ejemplo, a golpe de imagen que van salpicando esta historia que se lee en un suspiro y que nos hace añorar el tiempo en que un bozón adornaba cada manzana, en un esquina, y que han ido desapareciendo sin que apenas nos demos cuenta.

     Un libro más que recomendable como curiosidad, como divertimento, o simplemente como lectura diferente a las novelas comunes que me ha gustado disfrutar. Y que me ha hecho recordar la forma adecuada de despedirme.

     Gracias por pasar. Se despide atentamente.
     Mientrasleo

     PD: Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

41 comentarios:

rachael calabrian dijo... [Responder]

Buenos días... Después de leer Trópico de Cáncer, de Miller, he hecho una pausa (releyendo a Michel Tournier) y ahora comienzo Trópico de Capricornio. Me ha encantado la entrada. Un libro magnífico (estoy deseando leerlo). Gracias. Un saludo.

MaraJss dijo... [Responder]

Yo también soy una romántica de las cartas escritas a mano y guardo todas las que recibo (recibía, porque en los últimos años nada de nada).
Una lectura curiosa, no me importaría llevarla de acompañamiento unos días.
Besos.

Lady Aliena dijo... [Responder]

Tengo una amiga muy lejos y durante muchos años nos estuvimos carteando. Qué ilusión me hacía recibir una carta suya. Ahora, con Internet, todo es distinto. Aunque la portada me ha gustado, de momento no me llevo el libro. Un beso.

Chema Fernández dijo... [Responder]

Pues mira, algo diferente a lo habitual y seguro que para desconectar de lo que estamos acostumbrados está genial. Las cartas que recibo hoy en día son del banco hahahaha pero me gustaría poder recibir de vez en cuando las manuscritas, con su sello, la caligrafía de la otra persona, etc.

Yo esta semana empezaré el de María Dueñas y el de Chufo Lloréns. Saludos! :)

Augi dijo... [Responder]

¡Hola!
No me llama especialmente, la verdad. Gracias por la recomendación, de cualquier forma.
Yo empiezo la semana con El teorema Katherine, que estaba deseando leer otro road trip ^^
¡Un beso!

Cartafol dijo... [Responder]

Me encantan las cartas,yo también guardo todas las recibidas. Ya me gustó el libro cuando te lo vi tanto por la portada como por el título y ahora me sigue llamando,me parece curioso. Gracias por la reseña y por avisar. Un saludo

Atalanta dijo... [Responder]

También me encantan las cartas escritas a mano, con su papel y su tinta, y su tachón también incluido. La verdad es que las echo de menos...
El libro me lo apunto.
Un beso muy grande.
Atalanta
P.D: Espero que hayas disfrutado de la Semana Santa

Laura dijo... [Responder]

Pues aunque sea algo diferente que sirva para variar un poco, creo que éste no me lo llevo, pero me alegro de que lo hayas disfrutado :)
Besos!

Tamara López dijo... [Responder]

A pesar de que me encanta escribir cartas, no me termina de llamar este libro.
Un beso :)

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... Espero que hayas pasado unos estupendos días
Creo que la destinataria de ese "buen partido" no lo consideraría como tal
Y creo que me gustaría la correspondencia entre Chris y Bessie
Pues no lo tengo muy claro... tal vez mañana comience a leer "La templanza", de María Dueñas
Ha sido un placer pasar a leerte
Me despido atentamente
Mela

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Este libro no es para mí. Me aburre sobremanera leer cartas que no son para mí. Jajajaja. Besotes!!!

De Lector a Lector dijo... [Responder]

No es un tipo de literatura que me atraiga, pero quien sabe si algún día ... Besos.

Jara dijo... [Responder]

Las cartas, esas de antes, manuscritas, con su firma personalísima, sus dibujitos, sus fórmulas y antifórmulas... me encantan.
Siento su pérdida como una GRAN pérdida porque tambíén pienso que reflejan de una forma muy certera a la persona que las escribe y que no dejan de ser pedazos de su vida.

Así que me gusta este libro de hoy, me lo llevo sin dudar a la espera de encontrarse su hueco.

Besos

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

¡Me encanta! ¡Que preciosísimo! Pues no lo conocía, pero me lo llevo con muchísimas ganas. Ya no escribo cartas, es verdad, pero siempre me han parecido tan románticas... Eso sí, escribo mails larguísimos, aunque reconozco que no tienen el mismo encanto (https://www.youtube.com/watch?v=425GpjTSlS4) ;-)))
Sigo de vacaciones, hoy es lunes de pascua por aquí, y me temo que en vacaciones mis libros me son esquivos. Pero tengo empezado "La nieta del señor Linh" de Claudel. Bss

Roser Barber dijo... [Responder]

¡Hola! Me parece cuanto menos una lectura muy curiosa. Aunque nunca leo ensayo, este libro no lo descarto. ;)
Besos.

CHARO dijo... [Responder]

Tengo una buena colección de cartas que guardo cómo recuerdo aunque algunas de ellas no seqn muy agradables que digamos.Besicos

Neftis dijo... [Responder]

No me termina de convencer este libro asi que lo dejo pasar. Esta semana la he empezado con Sáfico de Catherine Fisher y espero no tardar mucho en acabarlo.

Saludos

Tatty dijo... [Responder]

No lo conocía pero creo que con este no me voy a animar, no me llama demasiado
Besos

Emma Bovary Locaporleer dijo... [Responder]

No sé si este libro me gustaría. El que sí tengo ganas de leer y que mencionas es Aquí y ahora, la correspondencia entre Auster y Coetzee. Besos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Ay, este me lo llevo sin dudar, creo que podría gustarme mucho. Adoro escribir y recibir cartas; por fortuna tengo una tía muy querida que conserva esta costumbre, así que sé lo que es estar pendiente del cartero cada tanto ;) Por aquí empiezo con La librería de los finales felices, otro título encantador.

Besos.

Agnieszka dijo... [Responder]

Un libro curioso, más bien un recordatorio de lo que había antes de la era whatsapp...
saludos desde "La cocina de azafrán"

AMALIA dijo... [Responder]

Tomo buena nota.

Feliz semana.

Un beso.

Camino F. dijo... [Responder]

¡Hola!
Éste libro parece genial, y me encanta tu reseña, me parece muy completa... así que creo que me lo voy a leer :D Sobre todo porque adoro las cartas escritas a mano y nunca recibo ninguna (*insertar aquí música triste de violines* jajaja).
Ésta semana la inicio con dos libros "Dos almas" y "Homenaje a Tolkien".
¡Un beso!

Alejandra Sanders dijo... [Responder]

Estupenda reseña, interesante lo de las misivas de Hemingway y otros escritores, por mi parte empece a leer Pedro Páramo de Juan Rulfo.

Atentamente:

Alejandra

Abracalibro dijo... [Responder]

No conocía el libro, aunque no estoy segura de que me vaya a gustar. Muy buena reseña. :)
Yo comienzo la semana con "Lo que el dia debe a la noche", de Yasmina Khadra.

Marilì acosta dijo... [Responder]

Desde q aparecio el movil o mas concretamente internet,la red en general, las cartas a mano ya son como pequeños tesoros,verdad?

Pues no se cual cogere, acabod e terminar uno,asi q estirare la mano y el q caiga en ella jejejejeje

Besitos y buena semana!

Abuela Ciber dijo... [Responder]

Tiempo de correspondencia espistolar, que gratos eran !!!!
Pues comence hace dias con la trilogia de Sultana
Cariños

Cristina_Roes dijo... [Responder]

Lo tendré en cuenta. No correré a por él. No me lo apunto en los puestos prioritarios de la lista. Principalmente porque con tanta tentación y prioridad, (que un 90% me los llevo de tus reseñas, ya puestos a decir)pero vamos, que si me cruzo con él lo leeré.
Gracias por tu reseña. Besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

¿Sabes estas pataletas que les dan a los niños en el super (al menos en los anuncios) donde se tiran al suelo, gritan, lloran y piden? Pues si no son reales, voy a escenificarla, no sé que dirá el librero ante semejante escena pero la tengo en mente. Me gusta desde lo de fuera ¡y más sabiendo lo de dentro! Yo soy una vintage (que no arcaica, ni vieja) de la carta, no puedo quedar sin.
Se despide con atenciones.
La niña de la pataleta

RocíoG dijo... [Responder]

No es un tema en el que me haya parado nunca a pensar, pero si que parece interesante, así que gracias por la recomendación, me lo apunto.

Besooss!!

Margari dijo... [Responder]

No termina de convencerme esta vez, así que lo dejo pasar.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy yo adoro las cartas y parece el libro muy interesante. Te mando un beso y te deseo una buena semana

albanta dijo... [Responder]

Como te dije la tengo y me llevo de aquí una buena sensación que me anima con ella.

Angie Correa dijo... [Responder]

Me parece que este es un libro bastante curioso, el tema de las cartas siempre me ha llamado la atención.
Un abrazo virtual gigante.

David Villar Cembellín dijo... [Responder]

Si quieres literatura epistolar de la buena, de la real, de la que hace sangre y deja poso, te recomiendo las "Cartas a Nelson Algren" de Simone de Beauvoir.
Además de un fabuloso collage de la vida política e intelectual de la época (Sartre, Camus, Koestler, Giacometti,...) son unas cartas de amor de una intensidad inusitada. De flipar, vaya. Dales una oportunidad y ya me dirás.

Marisa G. dijo... [Responder]

Jejeje pues yo sí he pensado en el Post Data Te quiero pero claro influenciada por la peli jeje. Besos.

Shorby dijo... [Responder]

Como comentas, muy curioso, desde luego =)

Besotes

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Adoro las cartas escritas a mano. Y las postales. También las guardo, aunque ahora las carpetas se van llenando muy muy muy muy despacio.

No conocía el libro, me lo llevo con tu permiso. Y sin él ;)

Empiezo la semana releyendo un libro y a la espera otro de la misma autora (sí, es raro pero voy a leer dos libros seguidos de la misma autora... ¡y no es Winterson!) :D

Un abrazo

Libros Eris dijo... [Responder]

Parece interesante... Aunque no sé...
Yo empiezo la semana con Tesla y la conspiración de la luz... Creo que con el tiempo que tengo me llevará toda la semana...
Un beso!

Meg dijo... [Responder]

Pues tampoco lo conocía, por supuesto no lo descarto, menuda yo con mis ataques de nostalgia epistolar y lo que me he escrito con amigos cuando era pipiola. Un beso.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

No me atraen los ensayos, me aburren,pero si vos decís que es un libro más que recomendable como curiosidad, como divertimento, o simplemente como lectura diferente a las novelas comunes que me ha gustado disfrutar,te creo, pero dudo que mis manos caigan en él, je.
Saludos.