jueves, 30 de abril de 2015

Sumisión. Michel Houellebecq


     "Durante todos los años de mi triste juventud, Huysmans fue para mí un compañero, un amigo fiel; jamás dudé, jamás estuve tentado de abandonar ni de decantarme por otro tema; al fin, una tarde de junio de 2007, después de esperar mucho tiempo, después de mucho vacilar y más incluso de lo admisible, defendí mi tesis doctoral ante el Tribunal de la Universidad de París IV-Sorbona: Joris Karl Huysmans, o la salida del túnel. A la mañana siguiente (o tal vez esa misma noche, no puedo asegurarlo, pues la noche de mi defensa fue solitaria y muy alcoholizada), comprendí que acababa de concluir una parte de mi vida y que probablemente sería la mejor."

     Este libro salía a la venta, y por lo tanto comenzaba su gira promocional, cuando sucedió el atentado contra la revista de Charlie Hebdo. Houellebecq entonces, cortó radicalmente la promoción durante un tiempo y se dispararon los rumores: el tema del libro era peliagudo en ese sentido. Cada venta, cada palabra, fue mirada con lupa y expuesta a la polémica, y hace apenas unos días ha llegado finalmente a nuestro país junto con su autor. Hoy traigo a mi estantería virtual, Sumisión.

     Estamos en Francia, en el año 2022 y conocemos a François, uno de esos personajes habituales en el autor, profesor universitario, desencantado con la vida, afilado en sus opiniones, con una ausencia de modestia y un gusto por los placeres notable y enamorado profesional y personalmente de la literatura. Particularmente de Huysmans, un escritor francés del siglo XIX sobre el que versó su tesis. François, a sus cuarenta o cuarenta y cinco años, vivirá sin proponérselo, uno de los cambios más importantes en la historia contemporánea de su país. En la primera vuelta de las elecciones, cuando la mayoría de los votos son repartidos entre el Frente Nacional de Le Pen y un nuevo partido islamista, parece claro que se avecinan cambios importantes. La segunda vuelta coloca en el poder a Mohammed Ben Abbes un líder carismático y con don de gentes que tras hacer los pactos necesarios, comienza un proceso cómodo de cambios sociales y económicos en el país. François, temeroso ante lo que pueda avecinarse, emprende un viaje entonces por Francia mientras observa la evolución de las cosas, es jubilado, tentado, asiste a cambios en sus antiguos compañeros y también en el orden en las calles, que tras un primer momento francamente tenso, parecen relajarse.

     Cuando un libro parte de tanta polémica es fácil acercarse a él por los motivos equivocados. Este hay que leerlo, pero no por las ampollas o debates que ha podido suscitar su publicación, sino por la calidad y las reflexiones y conversaciones que provoca en quien lo lee. Ese es el verdadero motivo de que haya traído Sumisión hoy aquí.

     Houellebecq nos habla de un futuro no tan lejano y usa un protagonista con todos los rasgos habituales de sus libros para introducirnos de lleno en la historia. Una historia marcada por el razonamiento y la literatura, una novela sobre los cambios, la pasividad (de ahí el título, de hecho hay un momento en el libro en que se alude a la palabra sumisión) y los modelos agotados. En un futuro en el que los partidos que tradicionalmente se alternan en el poder, surgen opciones diferentes y, en este futuro, las opciones diferentes ganan. Dicho así, pronto comprendemos que no es algo tan descabellado, pero Michel va un paso más allá. Nos presenta un cambio en el que el partido gobernante es islamista, y en el que el líder, es una persona con carisma, amable y razonable; lo que unido a la pasividad de la gente, al "esperemos a ver qué sucede", provoca un cambio radical en la sociedad. Y tampoco nos presenta ese cambio como algo terrorífico; a las mujeres se les incentiva económicamente que se queden a cuidar a sus hijos, y sus puestos quedan vacantes, cubriéndose con hombres y demostrando en cifras una bajada del paro. Esta es la vía elegida por el líder del nuevo partido, y la del autor para hacer de este libro algo que no suene a ciencia ficción. Quienes lleguen esperando ver una crítica contra el islam, se van a llevar una gran sorpresa, porque el libro no trata precisamente de eso, y si tengo que señalar una crítica es hacia la pasividad de la sociedad, a la dejadez ante modelos que se agotan hasta subsistir por una suerte de rutina en la que pocos o nadie interfiere. Una parte política mucho más presente en este libro que en otros del autor y que da para muchas, muchas reflexiones y conversaciones.

     En cuanto a la historia personal, François, profesor de la Sorbona, vive desencantado en lo que debiera de ser su cima profesional y ve como pierde lo que él considera la cima de su vida sexual, ya que su última relación viaja fuera del país. Un hombre ateo, misántropo, al que gusta disfrutar del sexo y otros placeres menores de la vida y con fuertes inquietudes intelectuales. Este hombre será el conductor de la novela con sus conversaciones, pensamientos y actos. Lo veremos encontrarse con el desencanto de una vida solitaria, regodearse también en ella, acudir al sexo por encargo para disfrutar de él exactamente igual que al supermercado para comprar una buena botella de vino. Un personaje que se hace fuerte desde las primeras páginas y cuya pasividad acaba por volverse significativa, un hombre con el que el autor juega a los paralelismos y simbolismos; de Huysmans a François y de François a Huysmans; creencias, viajes búsquedas. Si uno se convirtió al catolicismo, el otro es tentado a convertirse al islamismo; uno viaja y el otro le sigue un siglo después. Y todo ellos salpicado de citas y reflexiones literarias para deleite del lector.

     Sumisión es un buen libro, un muy buen libro al que hay que llegar con calma y disfrutar de la historia. No he dicho novela porque no sabría si es el término adecuado para lo que se relata en ella; si sé que me hubiera gustado que me durase más, que el señor Houellebecq hubiera escrito más páginas y saber cómo continuaba esta historia: no porque no quede resuelta, sino porque uno siente la curiosidad, la necesidad de avanzar en muchos sentidos y ver qué sucede después. Y porque de algún modo, el gran juego del autor en este libro es conseguir que asiente en el lector una de esas preguntas martilleantes: "¿Y si....?"

     Esta vez lo tengo más que claro: este u otro título, pero hay que leer a Houellebecq.

     Y vosotros, ¿os dejáis influir por los medios a la hora de acercaros a un libro?

     Gracias

52 comentarios:

sabores compartidos dijo... [Responder]

Pues espero que el interes sea más por su contenido que por la polemica retirada de la campàña, por que apunta muy bien.
Feliz puente, besotessssssssssssssss

rachael calabrian dijo... [Responder]

Pienso que un libro cuyo contenido, más o menos polémico, ha tenido eco en los medios de comunicación es fácil que llame la atención del lector. No obstante, el lector ha de considerar si la obra en sí le va a aportar algo que merezca la pena recordar. En este caso, creo que se trata de una lectura indispensable (no carente de conflictos, en ocasiones, en la relación lector-autor). Gracias. Un saludo.

Abracalibro dijo... [Responder]

¡Hola!
Tenía pensado leer este libro en breve. No sé, tiene algo que me llama.
Gracias por tu reseña. :)
Besos.

Aranzazu Mantilla dijo... [Responder]

No me he iniciado aún con Houellebecq, pero tengo perdido por las estanterías alguno suyo. Voy a tener que estrenarme en algún momento...

Tatty dijo... [Responder]

De este autor todavía no he leído nada y con este libro, aunque creo que resultará una lectura interesante, de momento no me voy a animar
Besos

Aydita dijo... [Responder]

Parece interesante! Me lo apunto!
Besos!

Cities: Moving dijo... [Responder]

Es obvio que los medios influyen en las lecturas de prácticamente todo el mundo. No se al resto de lectores, pero cuando me dejo convencer por campañas publicitarias muy agresivas el resultado suele ser un desastre (wl último que recuerdo fue Espejismo/Wool de Hugh Howey). Por cierto, no sabía que la última novela de Houellebecq ya estaba publicada en castellano. Soy muy fan de este hombre así que, ¡me acabas de alegrar el día!

Jara dijo... [Responder]

Muy interesante planteamiento y si tu dices que es muy buen libro, casi no necesito más. Me gusta y para cuando encuentre el momento de leerlo ni me acordaré de la polémica, que por otro lado tampoco me influye mucho a la hora de elegir lectura.

Besos

Tamara López dijo... [Responder]

UF este no me atrae para nada...
Un beso :)

Jose Luis Álvarez dijo... [Responder]

Está esperando a que sea el día de la madre para salir a la luz. Creo que tendré que dejar que sea la madre, que es la houllebecquiana de verdad, quien lo lea primero antes de ponerle mis manos encima

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

No me suelo dejar influir por esas cosas pero éste pinta bien. Un besote.

Laura dijo... [Responder]

Me llama mucho la atención porque estos días ha estado por Barcelona, e iba con un montón de seguridad alrededor. No se cuándo, pero lo leeré :)
Besos!

Atalanta dijo... [Responder]

Este libro me lo llevo apuntado. Me parece que quiero conocer a este autor.
Besos!

Lady Aliena dijo... [Responder]

Si soy sincera, esta vez no me llama mucho, y tengo mucho pendiente. De todas maneras, me encanta pasar por aquí porque descubro libros que ni sabía que existían. Un beso.

Darío dijo... [Responder]

Estoy nansioso por tenerlo, como hace mucho no... Un abrazo.

Mangrii dijo... [Responder]

Hola :) La verdad que no me llama nada pero gracias por la reseña. Un besin^^

RocíoG dijo... [Responder]

No he probado nunca al autor, pero me apunto este libro, porque me parece un tema totalmente de actualidad, ya que vemos como actuamos con pasividad ante la situación política.

Besooss!!

Azalea Real dijo... [Responder]

No me llama nada este libro, la verdad.

Besos.

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... A mí me parece que has hecho una reseña muy suave sobre esta novela
No veo justo que se plantee solucionar problemas de paro invitando a las mujeres a dejar de trabajar
Y en esta novela también se plantea la poligamia... y me parece perfecto, siempre que una mujer también pueda tener varios esposos
No anoto esta novela porque trata temas de manera muy injusta
Sin embargo, también te digo que me parece muy bien que se haya publicado... estoy en contra de la censura y es la gente quien debe decidir si compra o no compra una novela
Besos

Aglaia Callia dijo... [Responder]

No he leído aún al autor, y confieso que no lo tengo muy alto en la lista de pendientes, pero me llevo esta recomendación de hoy, me parece interesante. Y si los medios influyen al escoger un libro, te diré que poco, muy poco, a veces en realidad me gusta llevar la contraria, lo que no sé qué tan bueno sea...

Besos.

Marina Ortega dijo... [Responder]

Pues no le tenía echado el ojo al libro pero sí al autor, tiempo al tiempo :D

De Lector a Lector dijo... [Responder]

Este libro ha de llevar a muchas reflexiones. Por lo que veo es para leer con calma, algo que a mi me falta. Besos.

AMALIA dijo... [Responder]

Me gustaría leerlo
Un beso

Joaquín Galán dijo... [Responder]

La historia promete y parece que no va muy descaminada con vistas a ese futuro inmediato en Francia y en toda Europa. Françoise,el protagonista, me ha caído simpático,tiene perfiles que coinciden con los míos.
En cuanto a la influencia de los medios a la hora de elegir lecturas, ¿quién puede decir que escapa de eso? Creo que es inevitable,aunque siempre hay matices.

Un abrazo

El ojo que todo lo lee dijo... [Responder]

Me has convencido, y eso es raro, porque soy de los que si no les llama la atención el título, portada o trate de un autor que ya conozco o Segunda Guerra Mundial suelo pasar de leerlo. Pero con tu reseña me has hecho cambiar mi dinámica, por hoy, así que me lo apunto y espero en breve verlo y comprarlo.

La Estupenda

Kiss

Ismael Cruceta dijo... [Responder]

GA-NA-ZAS de lo nuevo de Houellebecq.
Hace un mes leí 'Las partículas elementales' y estoy meditándolo aún, jeje.

El mapa y el territorio es una de mis novelas favoritas.

Besos

Carax dijo... [Responder]

Pues si tu dices que es un imprescindible investigaré a ver que encuentro
Besos

amparo puig dijo... [Responder]

La verdad es que, por lo que escribes, parece muy interesante. Un libro, sin duda, para reflexionar y mucho. Me lo apunto.

Neftis dijo... [Responder]

Este no me llama la atencion asi que lo dejo pasar.

Saludos

Margari dijo... [Responder]

Por los medios, generalmente, no. Por la blogosfera mucho, y por ti, más aún... Y el argumento de este libro me ha atraído mucho. Cuánto daño hace también la pasividad...
Besotes!!!

Nina dijo... [Responder]

ya lo he visto recomendado y lo quiero :D

Framboise dijo... [Responder]

Empecé otro de él y... no.
Y no por la polémica (cada uno puede hablar de lo que sea) sino por su estilo que no me va (por muy alabado que sea ahora.)
Besos lectores.
PS (François, en masculino, si quieres corregirlo ;)

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Me parece interesante, no conocía al autor. respondiendo a tu pregunta según si me apetece el tema. Te mando un beso

albanta dijo... [Responder]

me llama la atención estas coincidencias de noticias actuales con la publicacion de un libro. Parece que por mucho que podamos imaginar la realidad siempre es peor.

Ariel dijo... [Responder]

Interesante reseña. Había perdido un poco la fe en Houllebecq y has despertado mi interés.

El tema me parece muy interesante y no deja de tener posos de una posible realidad a corto plazo.

Gracias.

Besos.

Arila dijo... [Responder]

Con el argumento y tu reseña, normalmente sería un libro que tendría muchas ganas de leer porque suena realmente interesante, pero ya leí un libro de este autor y le cogí cierta mania. Se llamaba creo que "Plateforme", si no me equivoco. Como supongo que es su estilo habitual, el libro estaba lleno de reflexiones pero estaba tan en contra de muchas de las cosas que decía y me desagradaban tanto los personajes que pufff... no puedo decir que me dejara indiferente pero me creo bastante antipatía hacia este señor.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Reseñaza. Aquí no tengo nada que decir más que: estoy tardando.
Besos

Rodericus dijo... [Responder]

Hummm, se podría plantear un paralelismo entre la situación que plantea el autor y la llegada del nazismo al poder : la apatía de la mayoría de la población.

No, la verdad es que no me dejo influenciar por los medios para seleccionar mis lecturas. Últimamente las editoriales está realizando fuertes campañas de publicidad. Prefiero reseñas como las tuyas, o bien tener referencias de los autores que desconozco a través de entrevistas, críticas, etc.

Un beso.

Augi dijo... [Responder]

¡Hola!
Me llama muchísimo, creo que, aunque no es lo que suelo leer, le voy a dar una oportunidad.
¡Un beso!

Rosa Berros Canuria dijo... [Responder]

Me ha parecido interesante la reseña de este libro que tengo muchas ganas de leer. Me he hecho seguidora de tu blog y te he añadido a mis blogs favoritos en mi propio blog:
http://elblogdelafabula.blogspot.com.es/
Pásate si te apetece.
Un saludo.

El pájaro verde dijo... [Responder]

A mí los libros polémicos o de los que se habla mucho en los medios me gusta ponerlos en cuarentena. Es decir, dejar que el río deje de sonar y ver si realmente me apetece leer el libro por sí solo y no por lo que se dice de él. En este caso voy a dejarlo ahí a la espera, en parte también porque tengo unos cuantos títulos pendientes que me apetece mucho leer. Pero me gustan todas esas reflexiones a las que dices que invita el libro.
Besos!!

El-la Elle dijo... [Responder]

HUELLEBECK es uno de mis favoritos, ... siempre revuelve un poco las convicciones...

dijo... [Responder]

Oí hablar de este libro por primera vez en televisión y desde entonces tengo bastantes dudas al respecto. Me alegra que a ti te gustara, yo le intentré dar una oportunidad.

Saludos.

Rober dijo... [Responder]

¿Era King quien decía que para crear una buena historia la pregunta más importante era precisamente esa, "Y si..."?

Al señor Houellebecq aún tengo pendiente acercarme, y la verdad es que cuando empecé a ver la sinopsis de esta novela, también "picado" por los medios, lo reconozco, me llamó bastante la atención esa premisa. Pero creo que es un poco eso, prefiero que pase un tiempo y alejarme un poco de cualquier influencia externa a la novela e intentar disfrutar únicamente de esa historia y de esos puntos a la reflexión que deja. Creo que la dejaré reposar aún un poco, pero caerá :)

Un besote!

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Pues aquí estoy aunque ya hemos comentado jajajjaa y atres. Un buen libro, no genial pero algo mediocre de Houellebecq es ya muy bueno. Lo hemos leído de anera idéntica ;) Besos.

Marisa C. dijo... [Responder]

Interesante argumento. Ese ¿qué pasaría si...? me pone los pelos de punta más de una vez. Confieso que, a veces, sí, me dejo llevar por la opinión de los medios, pero para rechazar un libro al que se le da mucho bombo; y puede que deje escapar buenos libros por eso.

Emma Bovary Locaporleer dijo... [Responder]

Me parece un libro interesante, aunque todavía no he leído nada del autor, pero este me llama la atención. Sobre lo de los medios, yo no suelo hacer mucho caso, excepto al programa Página 2 en ocasiones y a alguna revista literaria. Pero lo que más me influye es la blogosfera y, por ejemplo, este me lo apunto porque has hecho una buena recomendación. Besos.

Shorby dijo... [Responder]

Pues los medios me influyen depende... de hecho la mayoría de las veces paso del libro de moda hasta más delante =)

Besotes

Hache C. dijo... [Responder]

Hace tiempo quería leer Las partículas elementales para estrenarme con el autor, al final nada, pero este me vuelve a llamar, me parece muy interesante el planteamiento! Un beso y me llevo la recomendación.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Pues fíjate si provocará reflexiones y conversaciones que ayer sin ir más lejos hubo una encendida conversación sobre este libro y (sobre todo) Houellebecq. Yo el libro no lo he leído, ninguno de él en verdad, pero lo mismo participé en la conversación, en la que había una amiga francesa además, que le gusta el escritor pero no soporta a la persona (Houellebecq), con lo cual todo derivó luego en separar a autor de la obra o no. Interesante conversación que al final hizo que decidiera que tendría que leerlo para poder tener más argumentos si vuelve a salir este autor por medio :)

Un abrazo

Cristina_Roes dijo... [Responder]

Me resulta interesante lo que nos cuentas de "Sumisión". Tu reseña es magnífica. Y tan solo me queda decirte que haré caso a tu sabia recomendación, leeré este "y" otro título de Houellebecq.
Gracias por tu reseña, y por tu recomendación.
Besos

JOAQUIM dijo... [Responder]

He leído recientemente este libro y sin duda demuetra que este autor, como comentas, es imprescindible, tanto por los temas sobre los que ha escrito como por su manera tan deshinibida de hacerlo. La verdad es que la manera como la intelectualidad universitaria que retrata acepta los cambios que este islamismo moderado propone está muy bien retratada y la he encontrado bastante "creíble", así como esa ausencia de "valores" que defender por parte de occidente.

Un saludo !!!