miércoles, 1 de abril de 2015

Leer en soledad



     Si algo tiene la experiencia de leer es que es una experiencia solitaria. No nos engañemos diciendo que conocemos mundos, que viajamos, que hacemos amigos y odiamos villanos. Y tampoco nos enamoramos. Leemos, y lo hacemos en silencio, solos, ajenos al mundo que nos rodea y siendo simple observadores de aquel en el que nos sumergimos. Estamos solos, sí. Es un lugar privado al que accedemos por propia voluntad sin saber el resultado y del que muchas veces, para qué vamos a decir lo contrario, no salemos ilesos.
     Porque sucede que hay ocasiones en las que nos cruzamos con la mirada del escritor durante esa fracción de segundo en la que cogemos aire y descubrimos que esa frase leída mil veces, estaba ahí escrita para nosotros.
     Dicen, juraría que fue Carlos Castán, que la biografía más sincera de un lector se encuentra en ese estante privado que sólo contiene aquellos libros cogidos con mimo y leídos en silencio, de los que no se habla. Que en ellos, como si fuera un diario, quedan las emociones de quien los leyó en su día y que reflejan sus pasiones y sus desamores, sus temores y sus dudas jamás expresadas. Y todas ellas, las compartió con un desconocido que tal vez se quedaba hasta las dos de la mañana escribiendo mientras buscaba las horas de silencio. O acaso era por las mañanas, con un café a su lado que se iba enfriando mientras daba un paso atrás para contemplar su historia como si de un cuadro se tratara. Él y solo él será el testigo mudo,  que no presente, de la frase que nos golpea el pecho recordando un momento pasado o anticipando lo que aún no hemos vivido. Y allí estamos nosotros, delante del libro, en silencio, aislándonos de forma consciente de todo lo que nos rodea y limitando nuestro mundo al lugar en el que estamos sentados. O ni eso, porque al levantar la vista con un dedo entre las páginas, tardamos dos parpadeos en recordar el lugar en el que nos encontramos. Somos como esas personas que, hartas de tanto viaje y tanto hotel, hay días en los que no saben por qué lado de la cama han de levantarse ni dónde se encuentra la ventana de su habitación. Y todo nos es ajeno. Y somos ajenos a todo, porque aún seguimos dentro del libro, y nadie más ha sabido acompañarnos ni tampoco hemos querido compartir el viaje. Son viajes privados, experiencias jamás compartidas en las que, si acaso al recomendar un libro, abrimos la puerta al viaje de otros sabiendo que jamás serán como el nuestro. Y nos decepcionan si no les causa el mismo impacto y más aún si resulta que su experiencia se asemeja demasiado a la nuestra. Como si precisamente por ello, nos hubieran robado un secreto. Son esos libros a los que no acudimos por puro entretenimiento y que olvidamos pasados dos o tres meses, no con estos. Estos permanecen en la memoria y tememos hacer una relectura igual que el hombre enamorado jamás relee una carta de amor enviada diez años antes. Por si acaso ya no es igual, por no estropear el recuerdo, por no cambiarlo y que deje de ser nuestro. Esos son los que nos convierten en verdaderos lectores.

     Y ahora, cuando estáis ya pensando que esos libros sólo son capaces de encogernos el alma y hacernos soltar una lágrima, es cuando recuerdo los que me hicieron reír a traición, en el momento más insospechado con cualquier excusa pueril escrita al descuido. Esos que aprietan la tecla justa en un día gris, o que nos pillan cuando vemos el mundo en tonos rosados y comparten con nosotros esas pequeñas alegrías que nos acompañan. esos también existen, quizás menos, ya se sabe que es más difícil conseguir hacer reír que llorar. Por eso tampoco los compartimos. Y jamás se nos ocurre leer en voz alta el pasaje dueño de nuestra risa, porque ya lo hicimos una vez y nadie lo entendió, porque estaba colocado allí justo para nuestros ojos.

      La lectura es un acto que se disfruta en soledad. Eso es lo que lo convierte en una pasión para el lector. Porque la belleza, la de verdad, la que importa, siempre ha residido en los ojos que miran. Y los ojos sinceros y las pasiones, no necesitan testigos. Tan solo hacen falta, las páginas de un libro.

     Y vosotros, ¿buscáis la soledad para leer?

    Gracias y Feliz Semana Santa.  Retomamos el lunes.

70 comentarios:

Rodericus dijo... [Responder]

Mas que la soledad, la calma para poder alcanzar una cierta concentración. Es complicado hacerlo mientras estás acompañado sin parecer maleducado o despectivo.

Después está esa extraña soledad que se tiene en un transporte público abarrotado, donde rodeado por una multitud y con ruidos de fondo uno consigue aislarse para sumergirse en el universo que propone la la letra impresa.

Un beso y felíz semana santa.

MaraJss dijo... [Responder]

Qué bonita entrada...
Yo sí, yo soy de leer en soledad y de disfrutar el acto de forma totalmente egoísta. Soy de las que alguna vez intentaron compartirlo (fuera la risa, fuera el llanto) y nadie lo entendió.
Besos y feliz Semana Santa.
PD: Qué bonito escribe Castán sobre libros (o sobre lo que sea)

Laura Coll dijo... [Responder]

Me ha encantado tu reflexión. En serio, no sé ni por donde empezar, me ha llegado muy adentro. Y es que tienes razón. Toda la razón.
En especial quiero destacar cuando dices que al salir de un libro muchas veces no sabemos dónde nos encontramos, y tienes toda la razón cuando dices que evitamos las relecturas: no son muchos los libros que releo precisamente por ese miedo a que ya no vuelva ser lo mismo.
Pero esta es la frase que más me ha gustado:"Y jamás se nos ocurre leer en voz alta el pasaje dueño de nuestra risa, porque ya lo hicimos una vez y nadie lo entendió, porque estaba colocado allí justo para nuestros ojos."

Mi enhorabuena por ese don que tienes para dar con las palabras exactas.

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... Yo creo que cada persona es un mundo, pues cada lector también
Y una misma lectura puede ser interpretada de muy diferentes maneras según quien la lea
Yo sí que viajo cuando leo... y hay personajes que me gustan, y otros que me disgustan
Hay historias que me cautivan... y hay historias que me dejan más indiferente
No busco necesariamente la soledad cuando leo... lo que no suelo es tener un sitio fijo... a veces en el despacho, a veces en el salón, en la salita, en la habitación, en la terraza
Pues bueno, que pases unos felices y estupendos días
Feliz Semana Santa
Besos

Atalanta dijo... [Responder]

Una entrada preciosa, Mientras Leo.
Cierto que la lectura es una actividad solitaria pero sobre todo individual, porque viajo a otros mundos pero mi Dune, mi Castle Rock... nunca serán los mismos que aquellos a los que han viajado otros.
Yo leo en soledad o acompañada, pero si es acompañada que sea con el silencio, porque leer con ruido a mi alrededor me es imposible.
Feliz Semana Santa!

Tatty dijo... [Responder]

No siempre es posible pero a mí sí me gusta leer en soledad. Bueno, quizás no es lo más adecuado, más bien lo que prefiero es el silencio y la tranquilidad, sin nada que me distraiga y eso como mejor se consigue es en soledad
Besos y disfruta de estos días
Besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

Prefiero leer en soledad, sí. No me importa que en otra habitación haya una tele encendida o estén jugando al parchís, por poner un ejemplo. Pero sonde yo esté leyendo prefiero que haya silencio. Manías que tiene una. Un beso.

JaaC 61 dijo... [Responder]

Eso, eso... retomamos el LUNES.-
Un placer leer, la reseña de hoy....Yo no busco, soledad.-
Encuentro entretenimiento.

Feliz semana santa, por cierto... ¿tenéis procesiones, por ahí?

Hasta luego...

momentoparapensar dijo... [Responder]

Me parece precioso lo que has escrito. Feliz Semana y felices momentos de soledad con una buena lectura.
Besicos.

Angela Leon dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo contigo. Supongo que los lectores tenemos dos mundos, el de verdad, el nuestro que es el que disfrutamos en soledad con nuestro libro y el otro que contrasta de alguna forma y nos hace muy gregarios, como pidiendo perdón al mundo por nuestra autonomía excesiva.
Tengo que reconocer que como más disfruto es estando sola con un libro, pero también eso hace que no eche a nadie en falta cuando viajo o estoy inmersa en otras actividades. Simplemente no me importa o no necesito a....

¿no sentís que a veces es como si tuviesemos que estar pidiendo perdón por disfrutar estando solos? A veces una se encuentra viendo la tele o tomando una copa con el pensamiento de "aún me quedo un rato para que no digan que vivo aislada o paso de todos" Es una sensación pero en nuestro mundo la soledad deseada tampoco está bien vista.

Bs.

Conxi dijo... [Responder]

Me has dejado sin aliento! Que bien escribes muchacha, me has removido por dentro como El año que duró dos segundos, el último libro que me acompañará por años. Cuanta razón y sabiduría en tus palabras. Para cuándo algo más contundente como una novela? Te comparto.

Hache C. dijo... [Responder]

Que bonito, que bien escribes :) Y si, se lee en soledad y a través de los ojos del escritor, me encanta pensar que en ese libro hay un pedacito de alma de el o ella, y también yo dejo un oedacito de la mía. Nada, que has descrito perfectamente lo que significa para mi la lectura. Un beso!

Bambú dijo... [Responder]

Hola guapa!!

Estoy de acuerdo en que la lectura es algo que se practica y disfruta en soledad como bien dices, pero por otra parte, luego siento la necesidad de compartir con mis amigos, mi familia e, incluso, con mis amigos virtuales todo lo que he leído.

Pásalo bien en semana santa ^^

Besos

conchahuerta dijo... [Responder]

DEsde luego. No podria disfrutar de un buen libro si estviera distraida con voces o ruidos. Es un momento para disfrutar uno mismo y dejar volar la imaginación por el sendero que el autor nos marca. Un saludo y feliz semana

rachael calabrian dijo... [Responder]

Magnífica entrada. La soledad y el silencio son imprescindibles (disfruta de estos días de vacaciones) Un abrazo.

Alex Palahniuk dijo... [Responder]

Leer es el único acto supremo de libertad que nos queda; lo bueno de los libros es que se pueden disfrutar sin necesidad de depender de alguien.

Jéssica Rodrigo dijo... [Responder]

Qué bonito! y Qué cierto!! Besos

Javier Huertas dijo... [Responder]

Leo por muchas de las razones que has comentado, y aunque la mayoría de las veces me encierro en mi mundo para leer en soledad, también leo a mis hijos, a mi mujer o a los amigos, en voz alta, pasajes estriados que me han apasionado, pero seamos francos, leemos igual que escribimos en nuestra más intima y escogida soledad. Feliz Semana Santa :)

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Qué bonitas palabras!!! Yo también prefiero leer solita y en silencio para sumergirme en las páginas sin que nada me distraiga. Un besote!!!

lecturina si dijo... [Responder]

Hola Mientras Leo, totalmente de acuerdo con todo lo que comentas en la entrada. Necesito y deseo la soledad para disfrutar de la lectura y es una vez terminada cuando compartes impresiones, aún sabiendo que en muchas ocasiones a pesar de haber leído el mismo libro no lo pareciese. Feliz semana y disfruta del descanso.

Fernando García-Pañeda dijo... [Responder]

Eso es un privilegio que me está vedado y un lujo que no me puedo permitir.
Se lee como se puede, contra todo y a pesar de todo. Es lo que tiene la pasión. Si no, es que no existe.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

¿Me puedo casar con tu entrada? Me ha encantado. Para mí la lectura es una actividad muy personal y sin duda solitaria que, a veces, para qué nos vamos a engañar, tenemos que transigir y doblar la mano al leer con personas alrededor, al menos a mí me ocurre, sino no podría leer todo lo que me gusta, pero cuánta paz siento cuando puedo estar en un rinconcito silencioso, solos mi libro y yo.

Espero que disfrutes mucho de estos días de descanso y claro que nos leemos a la vuelta.

Besos.

Neftis dijo... [Responder]

Mientras lees si se disfruta la lectura en soledad pero cuando compartes las lecturas, creas debate y cuando comentas con mas gente lo que has leido lo que te han parecido o lo que te han hecho sentir ya no hay tanta soledad.

Saludos

Mami Reciente Cuenta dijo... [Responder]

Yo soy una persona que disfruta de la soledad y de mis hobbies yo sola. A mis amigos no les gusta la lectura tanto como a mi. Así que la disfruto sola, horas y horas.
Bueno, ahora no tanto como quisiera con la enana recién llegada. Pero me doy tiempo y el momento de camino a casa en metro o autobús es solo para mi y la historia en la que estoy sumergida. En esa historia donde soy la única espectadora.

Saludos

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Ah, que buena reflexión para leer en silencio, precisamente. Sí, es verdad, silencio y lectura deben ir siempre de la mano, sobre todo si es una lectura de esas que alimentan el alma. La lectura invita al pensamiento, a la reflexión, a escuchar nuestra propia voz, por eso resulta imprescindible esa soledad (a veces soledad compartida, no está mal leer en silencio con otros lectores al lado). Bss

Alejandra Sanders dijo... [Responder]

Imagino que esos momentos íntimos son como saltar sobre las nubes. Es el mejor viaje en solitario que causa placer.
Abrazo!

Rober dijo... [Responder]

Disfruta mucho de la semana!! :)

Y sí, yo no concibo la lectura, como tampoco concibo la escritura, sin ser algo esencialmente solitario. Es verdad que después podemos hablar de lo leído y compartir historias, que para eso estamos por aquí, pero la lectura ha de ser algo íntimo e individual. Y creo que los lectores buscamos esos momentos de soledad, de cierto aislamiento, para echar a volar la imaginación y meternos entre páginas.

Un besote!!

Rober dijo... [Responder]

Disfruta mucho de la semana!! :)

Y sí, yo no concibo la lectura, como tampoco concibo la escritura, sin ser algo esencialmente solitario. Es verdad que después podemos hablar de lo leído y compartir historias, que para eso estamos por aquí, pero la lectura ha de ser algo íntimo e individual. Y creo que los lectores buscamos esos momentos de soledad, de cierto aislamiento, para echar a volar la imaginación y meternos entre páginas.

Un besote!!

Dana dijo... [Responder]

Hola! Yo soy un desastre...leo hasta caminando por la calle en medio de un mar de humanos hablando, gritando, etc.
Leo en el colectivo, en el subte, en un bar con música alta. Leo mientras mi hijo juega a la play y le habla al televisor!
:)
Felices Pascuas.

albert rodríguez figueroa dijo... [Responder]

Sin duda leer es un acto solitario, de las pocas cosas que hoy en día la gente hace en soledad.
Interesantes reflexiones. Pásate por mi blog si te apetece, estoy empezando. http://elpensador2015.blogspot.com.es/

La vecina del 5º dijo... [Responder]

¡Qué entrada tan bonita! Me ha encantado y no puedo estar más de acuerdo contigo en todos tus argumentos. Leer es un acto solitario que nos aísla del mundo; aunque también te digo que uno de los lugares donde más leo es en el autobús en el que paso un montón de rato cada día. Leyendo el viaje se me hace cortísimo. Un saludo.

Nina dijo... [Responder]

claro yo siempre leo sola :)

Xula dijo... [Responder]

Creo que leer en soledad es una de esas cosas que no valoras hasta que dejas de tenerlo. Y por supuesto, lo prefiero a leer en el autobus o en una cafeteria, o mientras los demas ven la television. No disfruto tanto como cuando estoy totalmente sola y en silencio. Espero que tengas mucha soledad (de la buena, de la de leer) estas vacaciones. Besos

tecla dijo... [Responder]

Los libros penetran nuestras vidas y nosotros penetramos el alma del que los escribe.
Qué gran consuelo nos proporcionamos mutuamente.

CHARO dijo... [Responder]

Una entrada estupenda digna de una gran lectora cómo tú eres.Besicos

CHARO dijo... [Responder]

Una entrada estupenda digna de una gran lectora cómo tú eres.Besicos

Ana González Duque dijo... [Responder]

Preciosísimo post. Creo que todos los adictos a la lectura nos hemos sentido identificados al leerte.

Mis mundos de papel dijo... [Responder]

Me encanta esta entrada, sencillamente me parece preciosa! Me he sentido identificada con todas y cada una de sus palabras. También soy de las que prefieren la soledad para leer, creo que es cuando realmente conseguimos evadirnos del mundo real y meternos de lleno en la lectura que es cuando más la disfrutamos!!

Margari dijo... [Responder]

Qué bien escribes! Qué bonito lo has dicho! Leer en soledad... Sí, leo en soledad. En compañía de mi marido, de mi hija, de la tele, de la radio a veces puesta... Pero tan acostumbrada estoy que me aislo completamente cuando abro el libro y empiezo a leer. Y si me interrumpen para hacerme una pregunta, ya saben que tienen que volver a hacerme la pregunta, porque la primera vez no me he enterado. Porque aún mi mente estaba en el libro. A todo se acostumbra una si quiere aprovechar cualquier huequito para leer.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy cuanta razón tienes, concuerdo contigo en todo. Les es sentir empatia con un mundo que solo puedes tocar en las paginas de un libro, Respondiendo a tu pregunta si lo hago me gusta leer antes de dormir. Te deseo una genial semana santa

AMALIA dijo... [Responder]

Magnífica esta entrada con.una excelente reflexión sobre la lectura.
A mí me gusta leer con paz y,sin duda, en soledad.
Muy feliz semana y.un beso

Seveth dijo... [Responder]

¡Hola!
Me ha encantado, ese sentimiento que nos producen algunos libros, que no todos, son difíciles de encontrar y cuando lo hacemos se quedan con nosotros.
Me ha gustado mucho lo que has transmitido.
Un beso.

Cristina_Roes dijo... [Responder]

Qué bonita entrada... Qué bonito escribes!
Amo leer en soledad, y aunque en ocasiones este rodeada de personas, me aíslo, y me quedo yo con mi soledad lectora.
Pero han habido momentos en los que la vida no conspira bien (y los que vendrán) en los que he pedido por favor que me leyeran... y he reído y llorado junto a mi soledad, y lo hemos compartido con esa voz lectora, y lo ha entendido.

Besos

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo... [Responder]

Genial entrada, Mientras Leo.
Transmitís los sentimientos y estados de ánimo del lector de manera impecable: me sentí identificado al cien por ciento.
¡Saludos!

Nube de Frases dijo... [Responder]

Qué entrada más bonita sobre un tema tan triste... Me ha encantado! Felices fiestas.

Jo dijo... [Responder]

no se si ultimamente el running y la lectura se pusieron tan de moda que nos llenamos de argumentos o de frases motivadoras. el running y la lectura al final es algo que te brinda ser libre y lo tienes que hacer solo para disfrutar de la experiencia

Emma Bovary Locaporleer dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho tu entrada, unas palabras muy bonitas y acertadas. Yo busco la soledad, la intimidad, para leer, generalmente en la cama antes de ir a dormir, pero también en medio de un montón de gente en el transporte público. Besos.

José A. García dijo... [Responder]

Ni siquiera en las bibliotecas públicas, por el bullicio permanente, puedo concentrarme para leer. Pero, en soledad, hago los mayores descubrimientos de todos los tiempos, los mismo que olvido en cuanto alguien me habla nuevamente.
No hay caso, siempre ocurre del mismo modo.

Saludos

J.

••I♥[Dolo]♥I•• dijo... [Responder]

Muy buena entrada :D
Te sigo, me sigues?
Un beso.

María Antonieta dijo... [Responder]

Qué entrada más emotiva. Coincido contigo en muchas cosas. Y sí, yo necesito la soledad para leer y concentrarme mejor.

Besos

El pájaro verde dijo... [Responder]

"La literatura es esencialmente soledad. Se escribe en soledad, se lee en soledad y, pese a todo, el acto de la lectura permite una comunicación profunda entre los seres humanos".
Me ha venido a la cabeza esta cita de Paul Auster mientras te leía. Me ha parecido una entrada preciosa y muy acertada. Respondiendo a tu pregunta, siempre leo en soledad.
Besos!!

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Estando de acuerdo contigo sin embargo también creo (lo sé) que, aunque en muy raras y excepcionales ocasiones, la lectura en compañía es... muy especial. No hablo de lecturas conjuntas, sino de leer con... Bueno, yo me entiendo ¿y tú, me entiendes? ;)

Un abrazo

Marta Rodicio dijo... [Responder]

Preciosa entrada, que razón tienes. Los lectores somos seres solitarios ^^.
Yo la verdad es que siempre he sido así, no sé si por la lectura o porque me trajeron tal cual de fábrica.
Me encanto tu escrito porque es así como me siento cuando leo, cuando un libro me adicta y no quiero dejarlo sin importar la hora, el día, el lugar.
Y como todos ellos se convierten en el más íntimo y privado secreto.

Gracias por compartirlo con nosotros.
Besos!

Angie Correa dijo... [Responder]

Hola.
Me ha parecido una entrada preciosa.
Muy cierto, los lectores por lo general, la mayoría somos solitarios, pero me parece increíble la imaginación que llegan a adquirir.

Me quedo por aquí.
Un abrazo gigante.
Saludos.

Augi dijo... [Responder]

¡Hola! Vi tu comentario en mi blog y me acabo de enamorar de este sitio y de lo bien que escribes.
Definitivamente me quedo por aquí.
¡Un beso!

Sonia Aguirre Duque dijo... [Responder]

Qué texto más íntimo y cercano te ha salido. Comunicar las sutilezas del placer de la lectura no es fácil. Sólo se puede leer en soledad, una lectura a dos no deja de ser poner en común en primer lugar la propia lectura individual.
Un abrazo,
Sonia

Parisian Cat. dijo... [Responder]

Me ha encantado tu reflexión. A mi personalmente me gusta leer a solas para poder disfrutar con cada una de las palabras que leo y que sean solo para mi.Y luego ya, si los sentimientos que me dejó la historia no son demasiado personales, compartirlos con alguien más. De ahí que me abriese hace poco mi blog donde poder compartir y comentar historias.
Aun así, yo si que soy de las que vuelve a leerse los libros, porque tengo la curiosidad de ver si la historia me sigue pareciendo igual y de no serlo, ver en que he cambiado yo para no ver las cosas como antes. Aunque con ello me arriesgue a tener decepciones.
Lo dicho, me ha encantado tu entrada, me encantará pasarme muchas mas veces por aquí.
Un beso y que pases un buen fin de semana.

Green Eyes dijo... [Responder]

Hola!!!
Debo darte la razon, no hay nada como disfrutar un libro en la soledad, porque es horrible cuando te interrumpen, en ese momento solo pienso en fulminar a quien sea que me interrumpio con la mirada xd ademas de que se pierde el hilo de emocion
¡¡Que viva la lectura en soledad!! :3 jajaja
Un beso!!

María dijo... [Responder]

Bella reflexión...pero sin duda alguna a pesar de que me gusta leer en soledad,...me gusta mucho también leer en esa "soledad" interior que te acompaña aunque estés rodeada de personas. Leer en una cafetería, en una estación, en un tren, leer con las personas que quieres en silencio, o con una música que acompañe...en fin...leer siempre reconforta.

Y las experiencias en soledad son maravillosas igualmente...leer en la cama al despertar, leer en casa cuando tos@s se han ido, leer en un parque solitario...leer...y leer...

Un beso grande, que tengas felices momentos de lectura.

Camino F. dijo... [Responder]

¡Hola!
Qué reflexión más preciosa e, incluso, profunda.
Es cierto que leemos en soledad, puesto que aunque estemos rodeados de gente, estamos solos, perdidos en otro mundo, en otro momento y con otras personas.
Muchísimas gracias por compartirlo con nosotros.
¡Un beso!

Happiness life dijo... [Responder]

Totalmente deacuerdo, me ha encantado mucho esta entranda.
Yo suelo leer a solas aunque e gusta tener algo de fondo, música tranquila y así, aunque últimamente estoy leyendo con mi novio :)
<3

Pilar V dijo... [Responder]

A mí me encanta leer en compañía, me explico yo en mi sofá con mi libro y él en el suyo con el suyo, o ambos en la cama, con mi cabeza en su estómago, o compartiendo almohada...aunque realmente lo que me gusta es levantar la vista (buscando en ocasiones un respiro de las sensaciones que me provoca la lectura) y verlo a mi lado.
Aunque tampoco me falta nadie si el libro es bueno ;)

Besos

mer dijo... [Responder]

Precioso, Mientras Leo. Justo eso es lo que busco en un libro. Y los empiezo con la esperanza de que me den, aparte de horas de entretenimiento y placer, una frase, una página, que me toque el alma y que me haga conectar con el mundo... Un saludo!

Azalea Real dijo... [Responder]

Me ha gustado este post. Es cierto, es una actividad solitaria pero que te lleva a mundos muy enriquecedores. A mi es que me gusta estar sola a veces, no entiendo por qué algunos tienen tanto problema con eso.

Besos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Aquí te quería yo ver, en lo privado de este acto reflexivo. Puede que haya tantos "modos" de leer como lectores en el mundo han sido pero sin duda, lo que más aprecio de leer, es la intimidad que precisa y las sensaciones que despierta.
No tengo mucho que añadir (me he quedado sin palabras, las has usado todas)
Este post debería ser de obligada/solitaria/intima lectura, lo bueno se deleita así.
Enhorabuena.
Besos

Nesa Costas dijo... [Responder]

Una entrada preciosa, muy sincera y acertada. Me ha encantado. La vi cuando lo publicaste pero no pude pasarme hasta tener esa soledad jeje.
Jo, que bien se te dan estas reflexiones.
Me gusta leer en soledad, con calma y sin nadie rondando... pero es muuuy difícil conseguirlo :D
Espero que hayas tenido unas estupendas vacaciones.
¡Besos!

Cartafol dijo... [Responder]

Que bonita entrada... Me gusta leer en soledad, aunque a veces en mi caso es cuestión imposible, pero algunos libros si que me dicen que los lea a solas, como un careo entre el y yo, nada de gente alrededor mirándonos. Otras veces, la mayoría, estoy rodeada de gente, pero me encuentro a solas con el libro ( eses son los mejores), un libro no buscado para leer en soledad pero que el mismo te hace salirte de donde estas para sentirte a solas...

Shorby dijo... [Responder]

Me ha encantado la entrada =)
Sí, suelo buscar la soledad para leer... pero tampoco me es imprescindible =)

Besotes

anaid franco dijo... [Responder]

La presencia de los libros en mi vida me ha exigido siempre soledad, para poder concentrarme, para disfrutar del momento que comparto con el mundo creado por el autor y sus personajes, pero sobre todo me permite adentrarme en mi propio universo imaginario que ha sido construido por otras lecturas y que modifico en privado, me gusta pensar que dentro de cada libro es posible encontrarse con otros lectores que leen al mismo tiempo, pero no siempre es posible reconocerlos y muchos de ellos quizá no noten presencias extrañas y no las deseen en sus paseos literarios.
Hace unos días mientras leía de profundis, de Oscar Wilde, no pude evitar pensar en lo amarga que debe haber resultado la experiencia de escribir una carta como esa, que sin duda fue creada en soledad, como considero que debe ser leída, para sentarse frente a frente con el autor y tratar de consolarle. A solas, me atrevo a asegurar, he pasado por momentos gratos frente a un libro.

Carax dijo... [Responder]

Preciosa entrada... Me he sentido identificada, aunque imagino que como todo lector. Sí, es un acto en soledad
Besos