lunes, 18 de abril de 2016

La brigada de Anne Capestan. Sophie Hénaff


     "De pie delante de la ventana de la cocina, Anne Capestan esperaba que clarease el día. Vació de un trago la taza de porcelana y la dejó encima del hule de vichy verde. Acababa de beberse su último café de poli. Quizá."

     Con un premio bajo el brazo, una portada impactante y la promesa de estar ante un nombre que resonará en las letras negras, llegaba este libro hace poco a nuestras librerías. Hoy traigo a mi estantería virtual, La brigada de Anne Capestan.

     Anne Capestan lleva seis meses suspendida por un error cometido e investigado por asuntos internos. Recibe entonces la llamada tan temida como esperada para presentarse ante su jefe y ve como es reincorporada al servicio activo y, además, con un ascenso. Poco dura su alegría cuando se da cuenta de que va a ser comisaria de cuarenta hombres que han sido retirados de otras comisarías por considerarlos incompetentes. Y que los casos que van a llevar son viejos, como los muebles de los que dispondrán en su nueva ubicación. Una brigada de trastos, para qué engañarse. Al final serán menos de diez los que acudan y dos casos los que desempolven. La muerte de una mujer en su casa por lo que fue catalogado como un robo, y la de un marinero que también quedó sin resolver. Ahora les toca a ellos demostrar que son válidos, bajo la tutela de Capestan.

     Hénaff juega con el punto cómico para lograr que su novela funcione. Con eso y con protagonistas singulares que el lector sea capaz de identificar para seguir su historia sin problemas. Quizás por eso opta por esta singular brigada evitando la palabra perdedores. Porque la brigada que tutela Capestan no es de perdedores, como iremos descubriendo. No son ese tipo de trastos los que han juntado ahí: lo que sí hay es un policía homosexual deprimido por la muerte de su pareja que interpuso una queja considerada poco adecuada, una mujer que escribe guiones televisivos, un policía con complejo de gafe, otro que bebe... todos son personas fácilmente identificables. Añadiendo además que el policía que aterriza allí por interponer la queja, Lebreton, es el mismo que investigó a Capestan en Asuntos Internos. Y será este el curioso equipo que tenga que comandar una mujer impulsiva y con tanto carácter como inseguridades. Este reparto, dos casos antiguos y nada de ayuda por parte de un departamento de policía que parece estar celebrando haberse librado de ellos con esta original solución. Aunque tal vez lo celebren porque no contaban con que estaban hablando de policías, tal vez incluso más motivados que los que se quedaron en sus propias comisarías y brigadas. A fin de cuentas, algunas pasaron de ser casi apestados, ignorados, a tener un compañero y poder realizar ese trabajo que tanto les gustaba cuando se decidieron por él. Así que pronto empiezan a tirar del hilo, visitar a la hermana de la fallecida o la mujer del otro, y a hacer un camino de posibles relaciones que quedaron ocultas en aquellas primeras investigaciones. Seremos, pues, espectadores privilegiados de cómo este grupo va levantando la cabeza e investigando y relacionando datos. Creando perfiles.

     Comentaba que Hénaff había optado por el sentido del humor en su libro. Y es verdad. Nos encontramos con comparaciones con series como Caso abierto en boca de los propios protagonistas, con descripciones irónicas de ellos mismos, y también con comentarios teñidos de sarcasmo. Hay, además, un perro torpe y el miedo irracional de un gafe a trabajar acompañado, sabedor de su problema con el malfario que le cuelga como San Benito y que él mismo ha llegado a creer. Todos ellos toques que aligeran una novela que se convierte en una lectura entretenida para pasar el rato.
 
     Hace mucho que ya no me fío ciegamente de los premios, si es que lo hice alguna vez, y que he dejado de considerar que una novela premiada ha de ser una obra maestra, así que acudí a esta sin demasiadas expectativas. El resultado no ha podido ser más satisfactorio. Me he encontrado con una historia que funciona, escrita con la ligereza suficiente como para resultar entretenida y leerse en un suspiro. Sin más.

     Y vosotros, ¿con qué libro comezáis la semana?

     Gracias
   

32 comentarios:

Blanca dijo... [Responder]

Parece una novela policíaca diferente, con la que se puede pasar un buen rato.
Un abrazo

Marina Cordoba dijo... [Responder]

Este libro se parece mucho a los de la saga de Departamento Q. Habrá que leerlo y comparar. Besos

Tatty dijo... [Responder]

No sé si me convencerá el toque de humor pero no tiene mala pinta
Besos

Agnieszka dijo... [Responder]

Me recuerda la serie de Jussi Adler- Olssen sobre el Depatamento Q.
besos

Rosalía Navarro dijo... [Responder]

Buenos días, Mientras Leo. Pues se lo regalé a Martina la semana pasada. la vio y le hizo gracia. Después, claro, la leeré yo y con ganas.
Comienzo la semana con El síndrome de Jerusalén, de Juan Bolea. La séptima entrega de la inspectora Martina De Santo.
Un abrazo.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Últimamente he vuelto a dejar de lado este tipo de libros, así que espero darle pronto una oportunidad a este.
Yo esta semana estoy con Melanie y Magia Robada.
Besos!

MaraJss dijo... [Responder]

Pues esa sensación me llevo, que si cae en mis manos la leeré con gusto pero si no, no pasa nada.
Yo estoy leyendo (por tu gran culpa) "Mágico, sombrío, impenetrable" de Joyce Carol Oates y me está gustando mucho, mucho.
Besos.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues me suele gustar mucho el género policial y este libro parece muy original. Besotes!!!

Atalanta dijo... [Responder]

Lo del toque de humor, al contrario que a Tatty, es lo que más me convence :-)
Voy a empezar la semana como acabé la anterior, con terror XD Hoy empezaré La profecía :-)
Besos!

Natàlia dijo... [Responder]

Aunque el toque de humor que refieres no suele encajar mucho conmigo, que digas que es una novela negra entretenida y que se lee en un suspiro me atrae. Ya había leído otra reseña positiva. Me la llevo apuntada.
Un beso ;)

Inés dijo... [Responder]

Me lo pasé realmente bien con esta lectura, vale, no es un novelón, pero es diferente y a mí me enganchó desde el comienzo.
Besos

CHARO dijo... [Responder]

No me llama este libro aunque de momento tengo la lectura apartada por un problema de cambio de gafas y que me impide ver bien, he ido al óptico para que me solucionen el problema.Besicos

Lady Aliena dijo... [Responder]

Yo, Claudio me está costando; así que empiezo como acabé. Besos.

Margari dijo... [Responder]

Pues no me sonaba. Y no tiene mala pinta, pero ahora mismo con tanto pendiente... Yo estoy con el tercero de las abuelas y con El testamento de Santa Teresa.
Besotes!!!

Marisa G. dijo... [Responder]

El humor me gusta muchísimo así que no lo descarto pero ¿he leído otra reseña de este libro en otra parte? Me suena mucho y ahora no caigo en qué términos era la reseña. Esto es un caos con tanta lectura jeje. Besos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Me gusta tu recomendación de hoy, por el género y ese toque de humor que me parece le va perfecto si está bien calibrado; sobra decir que tomo nota ;) Estoy a nada de terminar mi relectura de Cumbres Borrascosas y te diré que lo he pasado de maravilla, odio a Heathcliff más que nunca XD

Besotes y feliz inicio de semana.

Javier Huertas dijo... [Responder]

Acabo de empezar con Puerto Escondido, y me ha pillado del todo, no se si por los paseos que me da por Invernalia o por lo bien que me traslada a la historia pero me ha sorprendido gratamente.

Victor dijo... [Responder]

No me queda muy claro si tengo que apuntarme el título o no... jejeje.
Yo sigo con Madrid, la semana pasada me centré en otros libros y lo dejé algo abandonado.

Abuela Ciber dijo... [Responder]

Es cierto no siempre lo premiado es de nuestro agrado
Cariños y buena semana

David Gómez dijo... [Responder]

A mí también me convenció. Ahora a por la segunda.
Saludos

Neftis dijo... [Responder]

Lo tengo en la estanteria pero no se cuando lo leere.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Me gusto diferente a otro libro, de ley lo leo gracias por la reseña

albanta dijo... [Responder]

Esta no me la llevo. Ando un poco saturada del género

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Me gusta mucho el planteo de la historia a partir de estos personajes que estoy seguro saben entretener al lector. Da para más novelas con ellos, seguro.
Saludos.

Marina Ortega dijo... [Responder]

Pues no lo conocía pero me llama la atención, me lo llevo :D

Carax dijo... [Responder]

Con este libro no se que hacer, así que el tiempo lo dirá, el toque de humor no se si me gustaría
Besos

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Creo que voy a dejar de pasar por tu blog, en serio, tengo atascazo descomunal y tú venga a ponerme los dientes largos.
Me lo llevo a la wish (Te odio, un poquito solo)
BEsos

AMALIA dijo... [Responder]

Pues si es entretenida, tomo buena nota.

Un beso.

Noelia dijo... [Responder]

La tengo comprada, que se la vi a Ines en su blog y me llamo mucho la atención, ese punto de humor me atrae por ser diferente y luego sobre todo como resuelve ese grupo, y Capestan todo un personaje por lo que te leo.

Un beso

Shorby dijo... [Responder]

Uy, este no lo conocía... y pinta muuuuy bien... Me lo llevo!

Besotes

Cristina Roes dijo... [Responder]

Mmm...no termina de tentarme lo suficiente. Este lo voy a dejar pasar.
Gracias por tu reseña. Besos

Anónimo dijo... [Responder]

Alguien se ha dado cuenta de la horrible traduccion?