jueves, 16 de noviembre de 2017

Los viajes de Gulliver. Jonathan Swift


     "Empecé a oir en torno a mí un ruido confuso, pero en la posición en que estaba no me era posible ver otra cosa más que el cielo. Al cabo de un instante sentí que algo vivo se movía sobre mi pierna izquierda y que, avanzando suavemente pecho arriba, se llegaba hasta casi mi barbilla. Al volver la vista hacia abajo lo más que puede, advertí que se trataba de una criatura humana, que no llegaba a medio palmo de alto, con un arco y unas flechas en las manos y una aljaba en su espalda....." 

     Otro recuerdo de mi infancia. Anda que no me vi veces versiones de ese gigante con pantalones azules que era Gulliver llegando a Liliput, donde lo ataban de dormido en una playa. Me encantaba la historia. Con el tiempo me decidí y así es como terminé leyendo Los viajes de Gulliver, que no Gulliver en Liliput, como yo lo conocía.

      Así empecé a leer dentro del libro, otro titulado Viajes a varias remotas Naciones del Mundo, y conocía su autor, Lemuel Gulliver, un cirujano amante del mar y las aventuras, que cambió su profesión por la de capitán de barco. Gulliver nos cuenta sus cuatro viajes, donde hay enanos, gigantes, caballos...Sí, caballos que hablan y están moralmente por encima de las personas en un lugar utópico que, incluso, nos señala en el mapa.

     Una vez más me sorprendí, no me pareció una novela juvenil. Luego he leído que hay muchas ediciones adaptadas que, supongo, serán como las películas que veía hace años. Pero el libro, con el texto completo, no es literatura para niños.
      Pese a estructurarse en cuatro partes, más la nota del ficticio editor al principio y la del propio Gulliver quejándose de la calidad de la edición al final, podemos apreciar como a medida que avanzamos, las historias que nos presenta son cada vez más fantásticas, imposibles de creer y con una crítica más feroz y muchísimo menos encubierta. Es un libro escrito por un hombre deseoso de expresar su crítica social, los vicios que condena y la degeneración a la que consideraba se iba acercando la humanidad.
      En cada uno de sus viajes Gulliver se encuentra en un mundo mejor que el suyo, con mejores conceptos, mejores formas de vivir y valores, y se ve obligado a defender su país y sus costumbres exagerando, a la vez que sabe que se encuentra en un lugar mejor. Incluso los animales son representados mejores que las personas en un mundo en el que, de la mentira, no existe ni el concepto. Pero él se empeña en alabar hasta ridiculizar sus costumbres, consiguiendo que nadie lo crea. La sociedad entera es objeto de su pluma afilada, la suya, la que le tocó vivir, pero también lo es la nuestra por extensión.
     No contento con eso, da una vuelta de tuerca Swift criticando también los libros de viajes, que considera siempre mienten, y para ello utiliza un libro de viajes en el que absolutamente todo es mentira. Y lo adorna con amplias descripciones en este libro de fábula escrito por un hombre al que declararon incapaz al final de sus días y que yo, y esto es opinión personal, tras leer su obra, considero totalmente cuerdo.

     Un clásico que os recomiendo descubráis por vosotros mismos si aún no lo habéis hecho, porque, ¿os acercáis alguna vez a este tipo de historias ya conocidas por todos pero pocas veces leídas de verdad?

     Gracias

21 comentarios:

Atalanta dijo... [Responder]

Lo leí hace tiempo y me gustó. Como comentas no es un libro juvenil, aunque sí puede ser que haya quedado esa idea. La verdad es que me va apeteciendo hacerle una relectura :-)
Besos.

Ana Navarro dijo... [Responder]

Lo cierto es que no. Demasiadas novedades literarias, demasiadas lecturas pendientes, demasiadas relecturas obligadas por memoria y sentimiento a partes iguales.
Lo cierto es que no, que no me acerco a menudo, pero si de vez en cuando. La última vez fue con Peter Pan de J.M. Barrie, y aprendí que se puede viajar a Nunca Jamás en cualquier momento y a cualquier edad. Solo tienes que cerrar los ojos, pensar en algo bonito y dejarte llevar.
Preciosa entrada. Enhorabuena

Nieves Villalón dijo... [Responder]

He intentado leer este libro en varias de sus versiones porque de pequeña leí un cuentecito de Gulliver y me gustó, pero no hay manera. No puedo, no sé si por la narración o por la estructura, pero no me atrae nada una vez empiezo a leerlo, así que lo he dado por imposible. Quizá en unos años vuelva a intentarlo, quién sabe... Pero de momento, me quedo con la película que todos conocemos :P

Nube de Frases dijo... [Responder]

Otro más que desearía leer... Un beso!

Caminante dijo... [Responder]

Tengo una edición preciosa de Sexto Piso esperando desde hace algunos añitos... Lo cierto es que me da un poco de pereza, pero leer tu reseña la ha disipado un poco. Sí que me gusta leer estas clásicas historias que conocemos desde niños y ver cómo son realmente sus orígenes, y tengo en el mismo estante a Pinocho, Alicia en el País de las Maravillas, El Mago de Oz, Peter Pan... Algunos de ellos también esperando su turno. (La lectura de Peter Pan fue la responsable de esa "colección".)

Buho Evanescente dijo... [Responder]

hola! es un clásico muy lindo, siempre me atrapo de pequeñita y de grande coincido contigo en que estaba medio flojo de entendederas, jaja! nosotras viajamos a Pascua, así que porque no ir a su isla tambien? gracias, saludosbuhos y te esperamos siempre.

CHARO dijo... [Responder]

He visto películas de esta novela pero no la he leído nunca.Besicos

Mjinn d.A. dijo... [Responder]

Hola, creo que lo tengo por casa, pero nunca me había llamado especialmente la atención. Después de leer tu reseña, he descubierto que tenía una idea equivocada sobre esta historia. Y por todo lo que cuentas es casi seguro que puede gustarme, así que voy a buscarlo ^^

Violeta J. dijo... [Responder]

Curiosamente, siempre he visto esta película, pero nunca me he acercado al libro. Creo recordar que lo tengo en edición juvenil, pero nunca he visto el de adultos.
Aun así, no se.. esto de haber visto antes la película que haber leído el libro me echa para atrás, aunque no lo descarto.
Gracias por acercarnos a la novela.

Siento no acercarme tanto por tu rinconcito pero es que estoy que no paro.
Un beso

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Me encantaba esta historia cuando era pequeña, pero hace un montón que no la he vuelto a leer. Si que me gusta de vez en cuando leer libros así.
Besos!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

La verdad es que no me ha dado por leer la versión adulta de los cuentos infantiles. Y debería hacerlo, porque algunos son bastante heavies. Besotes!!

Margari dijo... [Responder]

Pues sí que solemos acercarnos poquito a estas historias que creemos conocer bien por tantas películas como han hecho. En mi caso también tengo una versión juvenil así que siempre me ha dado pereza acercarme a este clásico. Pero ahora me has picado...
Besotes!!!

Tamara López dijo... [Responder]

Lo tengo muy pendiente :)

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Vale, pues no lo he leído... O no lo recuerdo, que es peor aún.
Veeenga a la wish.
(ESte invierno al ritmo que llevo, me convierto en clasicona)
Muaks.

Marisa C. dijo... [Responder]

¡Qué sorpresa! No pensaba que este clásico tuviera tanto mensaje escondido; siempre lo he visto como un cuento. Claro, que eso me pasa por, como bien dices, no acercarme a esos clásicos que todos conocemos... "de oídas". Abrazos.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Otro gran clásico que siempre pensé en leer, pero que dudo que haga. Tantas veces vistas en tele o cine hace que uno se agote. Ya sé que no es lo mismo, pero, pero cuesta ir a esos libros.
Saludos.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Me recordaste ami niñez, te mando un beso

Carla dijo... [Responder]

Hace tiempo que lo tengo pendiente, es un clásico al que en algún momento le haré hueco
Besos

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Hola,

Este libro es uno de mis pendientes y ni siquiera tengo un ejemplar en casa, pero cualquier día de estos lo veo en una librería y me decido; me apena pensar en lo que me podría estar perdiendo.

Besos.

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Un clásico que en ningún momento me había planteado leer, pero mira, has conseguido picar mi curiosidad, lo pensaré ;)

Patt dijo... [Responder]

Hola, mientras leo:

Ay, este es uno de mis grandes pendientes. Qué curioso lo de que Gulliver se queje de la mala calidad de la edición al final del libro. ¿Sabes? Me ha recordado al tipo de cosas que aparecen en "La ciudad de los libros soñadores".

Un saludo imaginativo...

Patt