jueves, 25 de enero de 2018

Absolutamente Heather. Matthew Weiner


     "Mark y Karen Breakstone se casaron algo mayores. Karen tenía casi cuarenta años y había renunciado a encontrar a alguien tan bueno como su padre y había empezado a arrepentirse de los siete años de relación que había mantenido después de la universidad con su antiguo profesor de arte. De hecho, cuando le organizaron una cita con Mark, estuvo a punto de cancelar el encuentro porque la única virtud destacable de aquel hombre era su potencial para hacerse rico."

     Que lo primero que te digan de un libro es que su autor fue el responsable de una serie de éxito, no tengo claro si es una buena idea. Por un lado, no es lo mismo escribir un guión que un libro y por otro, se corre el riesgo de que los lectores esperen una novela similar a la serie mentada. Eso sucede con la novela que hoy traigo a mi estantería virtual. Se trata de Absolutamente Heather.

     Conocemos a Mark y Karen Breakstone, en un recorrido relámpago por sus vidas hasta que se conocen y se casan sin estar particularmente enfebrecidos de amor. Pero si son ricos, ni son maravillosos, ni jóvenes. Él trabaja en el mundo de las finanzas con un éxito más que relativo pero sin llegar a ser uno de esos millonarios famosos y ella se ocupa de la casa y su vida se completa con el nacimiento de Heather, perfecta por dentro y por fuera desde el primer día, su gran tesoro a cuidar. Y conocemos también a Bobby Klasky un joven que no hay tenido suerte en la vida, ni en la familia que le tocó y que es además malvado aprendiendo pronto a aprovecharse de su situación para lograr lo que quiere. Ambas tramas, aunque la de Bobby tiene muchas menos páginas, se cruzarán cuando este entre a trabajar en la empresa que repara el edificio en el que viven los Breakstone y pose su mirada sobre Heather.

     Creo que he leído dos veces más de la mitad de las 160 páginas que ocupa esta novela, y no porque sea difícil de comprender, sino porque necesitaba afianzarme en sus palabras, dejar que calasen en mi interior. Weiner escribe una historia aparentemente sencilla y llena de clichés que está más cerca del lector de lo que éste puede pensar en un primer momento. Un hombre y una mujer que no se conocen, no tienen defectos, son agradables y con buenos trabajos, quedan por mediación de sus amigos deseosos de que pasen a formar parte del siguiente escalón: las parejas. Todos conocemos casos así. Una pareja que tiene todos los privilegios, educación, dinero, un buen piso y una hija maravillosa, casi demasiado maravillosa, tanto que pronto nos damos cuenta de que estamos ante un narrador que se deja llevar por la mirada de cada uno de los personajes a la hora de contarnos lo que sucede. ¿Y qué? Todos conocemos parejas así. Son matrimonios que se enfrían y se vuelcan, quizás, en sus hijos o en este caso en la bella Heather. No necesitan separarse, pasan la vida y la convierten en su centro, en su obsesión, su tesoro. Y ese tesoro crece y la adolescencia aparece con toda su "furia" y seguimos ante una historia normal. Para eso utiliza Weiner a Bobby, el contrapunto, el hijo de una drogadicta maltratado por la vida que aprende a provecharse y sobrevivir sin privilegio alguno. Pasa incluso por prisión y finalmente llega ese momento en que ambas historias, la rica y la pobre, se unen. Bobby mira a Heather con codicia, porque esto no es una historia de dulce amor, Bobby quiere poseerla y la mira... y el padre de Heather lo ve. En ese momento lo que había sido una historia normal de vidas por todos conocidas, se convierte en algo angustioso ya que el autor no busca escribir un thriller en el que temamos por la niña, lo que busca es trasmitir la angustia de un padre preocupado, que vivamos sus ideas, sus pesadillas, sus mil posibilidades e incertidumbres. No sólo con este joven que la mira, también con los que podrán venir. Esa angustia vital es la que transmite la novela, olvidándose por un momento del enfrentamiento entre privilegiados y miserables, que había ocupado la mitad del libro, ahora giramos una y otra vez en torno a esa presión, esa necesidad de saber y controlar. El miedo de un padre está en el lugar en el que se encuentre su hijo... cuando no está con él.

     Absolutamente Heather es una novela a ratos desconcertante que concentra mucho más significado del que se puede percibir en una lectura superficial, quizás por eso el desenlace desconcierte y fascine a partes iguales a quienes se animen a leerla. Personalmente he sido de los fascinados y, si bien tengo casi claro que tiene cierto aire retro que puede ser discordante con algunos detalles, he disfrutado mucho de su lectura sin apenas diálogos ni pausas.
     Dicen que las personas nos vemos un 20% más guapos de lo que realmente somos cuando nos miramos en un espejo, y yo no he podido olvidar esa frase mientras leía este libro. De hecho, cada vez que se referían al físico de alguien, de una forma un tanto ambigua, no podía evitar sonreír al recordarla. Porque eso es este libro, la ausencia de ese 20%.

     Y vosotros, ¿hacéis caso de las fajas que les ponen a los libros?

     Gracias.

PD. "Mad Men", Weiner es el responsable de "Mad Men" y ha trabajado también en otras series como "Los Soprano" y "Orange is the New Black". No os iba a dejar con la duda.

21 comentarios:

Aylavella dijo... [Responder]

Creo que no me importaría leerla, me gusta lo que cuentas de ella y creo que la disfrutaría.
Besos

Lesincele dijo... [Responder]

Pues mira va a ser una de mis siguientes lecturas y sigo con las mismas ganas que tenía cuando me fijé en este libro. Las verdad es que las series que ha hecho el autor no las he visto así que mira no voy a poder hacer comparaciones.
Un beso!

Twins dijo... [Responder]

Qué bien que te haya fascinado entonces jeje.
Curioso lo del 20%.

¡Saludos! :)

Kayena dijo... [Responder]

Tengo el libro y precisamente hoy me he llevado un disgusto al ver que a otro bloguero, al cual respeto mucho, no le había gustado. Más que nada porque no hay nada que me moleste más que comprar un libro por capricho y llevarme un palo. El caso es que me ha gustado lo de la doble lectura, porque entiendo que, a veces, hay una cierta predisposición... no sé si me explico.

Con respecto a que si es buena idea que te hablen de un autor haciendo referencia a que ha sido guionista de tal o cual serie, ya te digo yo que no, que aunque lo cortés no quita lo valiente, una cosa es una cosa y seis media docena.

Así que nada, te haré caso y le daré una oportunidad a la novela, porque me gusta la perspectiva que le has dado.

Un beso.

Literary Shadow dijo... [Responder]

Pues es un tema capcioso. Si te ha gustado la serie, confiarás en el libro pero ¿y viceversa?

En mi caso, estoy leyendo los de Hjorth y Rosenfeldt porque me gustó "El puente" y les dí una oportunidad con el primero, me gustó y sigo.

No me gusta Mad Men ni Los Soprano... ¿ahora qué hago? XDDD

Gracias por la reseña.

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Según te estaba leyendo no me estaba dando la sensación de que te hubiese convencido mucho. Cuando he leído el párrafo final, digo, bueno, al final te has sentido fascinada. Biennnn.

Jsutamente ayer comencé a ver MadMen, que aunque no tenga nada que ver con el libro, me apetecía. Ni qué decir tiene que el desequilibrado que está a mi lado en el sofá, se quedó frito. A mí me gustó...

Sí me apetece leer el libro.
Un besote.

Shorby dijo... [Responder]

No lo conocía, creo que puede gustarme... suelen llamarme mucho la atención las lecturas que generan opiniones tan diferentes =)

Besotes

Norah Bennett dijo... [Responder]

Las fajas esas solo valen para tirarlas a la basura. El libro no sé, no acabo de tenerlo claro, ayer leí otra reseña y no me fío del autor. Igual es demasiado raro en cuanto a estructura y la historia me parece la de siempre pero con algo más. Es de los que se quedarán en la recámara por si un día me lo encuentro.
Besos

AMALIA dijo... [Responder]

No suelo hacer mucho caso.

Gracias por tu siempre estupenda reseña.
Un beso.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues me ha llamado un montón la atención. Me lo apunto sin dudarlo.
No, no hago caso a las fajas. Nunca. Besotes!!!

CHARO dijo... [Responder]

Parece interesante.Besicos

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! En esta ocasión no me llama demasiado la atención, la verdad es que prefiero centrarme en otra clase de libro. No hago mucho caso a las fajas de los libros, de hecho me molestan mucho, jejeje.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Pues no conocía esta novela. Y me dejas ahora con la intriga. No me importaría leerla.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Parece un buen libro , pero por el momento no creo que le de oportunidad, gracias por la reseña

mar dijo... [Responder]

Esta es la segunda reseña que leo de la novela y la verdad me apetece cada vez más ponerme con ella,porque estoy convencida que va a gustarme. El nombre del autor no me suena de nada hasta la primera reseña que leí, porque solo he visto algún capítulo suelto de Mad Men y ninguno de las otras.
En cuanto a guiarme por lo que dice la solapa solo lo hago en caso de un libro absolutamente desconocido para mi, en caso de que me lo hayan recomendado, o escuchado hablar de él, me fío más de la recomendación. Besinos.

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

La verdad es que con esta novela tengo mis dudas. Eso de que has releído una parte para afianzarte me hace pensar que es muy ambigua y admite distintas interpretaciones. Alguna gente que la ha leído dice que no es lo que esperaba y, veo que no es un thriller al uso sino que transmite angustia. Lo voy a sopesar un poco más porque no sé si sería de las fascinadas.
Besos

Reich TheCure dijo... [Responder]

jajaja gracias por la información final, porque mientras te leía mi cabeza no paraba de darle vueltas al nombre de la serie XD
A ver, a lo que iba, en cuanto a la novela no me atrae, no es para mí. Y en cuanto a la faja, se queda en el libro excepto cuando lo estoy leyendo, no se me vaya a romper, pero las recomendaciones que vienen en ella me suelen dar bastante igual. Vamos, todo lo que viene con el libro lo guardo. Lo que más me gusta es cuando te compras uno y al abrirlo cae en tus manos un marcapáginas, una de las mejores sensaciones jajaja soy una friki de la vida.
¡Un saludo!

Rocío CazaEstrellas dijo... [Responder]

Tengo muchísima curiosidad con este libro, pero quiero antes de decidir tener más información. Un besote!

Loli Salvador dijo... [Responder]

Buenas noches.
No hago mucho caso a las fajas. Al leer tu entrada he ido a coger un libro que tuviera una, porque siempre la quito y la coloco en el interior, habitualmente en la primera página. El libro es de David Lagercrantz y en la faja puede leerse: "Llevas mucho tiempo esperando esto", luego aparecen dos comentarios, uno de Ruiz Zafón que dice: "un libro para disfrutar y reenamorarse de la lectura" y otro de Vargas Llosa que dice así:"Lo he leído con la felicidad y excitación febril con que de niño leía a Dumas o Dickens". El libro fue un regalo y los comentarios de la faja, no son lo que me anima a leerlo.
Un abrazo

Natàlia dijo... [Responder]

La leí el fin de semana pasado, y soy del grupo que les has fascinado el final.
Un beso ;)

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Como siempre, una reseña magnífica, mira que no es para nada de mi estilo, pero tienes una forma de dar tu opinión que has estado a punto de convencerme. Y además es corto. Lo pensaré.