martes, 12 de marzo de 2019

Chicago. David Mamet


     "Parlow y Mike estaban sentados en silencio en el apostadero. Delante de ellos habían colocado una malla de camuflaje fabricada con hojas y ramitas del pantano; el apostadero medía un metro y medio de profundidad. Habían excavado la tierra blanda y lo habían recubierto de leña desechada. No había llovido y el refugio estaba seco".

     Hay nombres imprescindibles para los aficionados al género, y Mamet es uno de ellos. Mamet regresa dos décadas después, y yo traigo a mi estantería virtual, Chicago.

     Conocemos a Mike Hodge, periodista veterano de guerra, cuando trabaja en el Chicago Tribune, investigando los chanchullos de la una mafia capitaneada por Capone y O'Banion. Y donde hay mafia, ya sea italiana o irlandesa, hay muertos y por lo tanto entierros... y flores. Así es como termina husmeando floristería y enamorándose de la joven Annie. Cuando Annie es asesinada, Ni me pondrá todo su empeño en descubrir por qué.

     No haré ahora el esperado recorrido por la trayectoria de un escritor conocido ya por todos. Baste decir que ni el género, Ni el ambiente, es desconocido para Mamet, ya que es precisamente en estos mundos en los que ha labrado su nombre. En apenas dos frases nos sitúa en la calle, las gentes, los coches... son lugares que todos reconocemos y así hace uso de ellos. Sin embargo, y precisamente porque muchos lectores ya tienen cierto recorrido en este tipo de historias, hay que avisar de que esta no es una novela de acción. No tardamos en notar, ya en su primera parte, que el diálogo es algo primordial en su construcción. Pareciera que Mamet ha decidido sustituir al narrador habitual por las conversaciones entre Mike y su amigo Parlow  para situarnos y avanzar recogiendo los datos e impresiones de esta pareja de amigos. Y sostener una novela a base de diálogos... es cuanto menos complicado. Mamet aprovecha las bocas prestadas para tirar de retrato lleno de costumbres, modos y cinismo más que habituales entre periodistas recabados ya de vuelta de todo y entra, cómo no, en el amor. Si su protagonista se enamora, todos lo vivimos, aunque creo que no era necesario que lo sufriéramos todos con perorata sobre cortar y reutilizar flores. Mame, de verdad, te lo podías haber ahorrado. Eso y alguna página más que han convertido una lectura lenta en, a ratos, pesada.
Tampoco he entendido esa necesidad de cuajar la novela de frases impostadas para resultar brillantes e irónicas y que han terminado por convertir a sus protagonistas en meros clichés de una novela, por lo demás, entretenida. Es cierto que esperaba más, mucho más en realidad, pero también que debido a la escasez de buenos títulos, uno acaba siendo benevolente o tal vez simplemente disfruta recordando aquellas que sí fueron brillantes novelas y que una vez leyó. A fin de cuentas, ¿quién no ha leído nunca sobre la Ley seca?

     Chicago es una novela lenta y sostenida por diálogos a la que hay que acercarse olvidando las comparativas con obras como los intocables. Sólo en ese caso el lector lo podrá disfrutar.

     Y vosotros, ¿os gustan las novelas mafiosas?

     Gracias.

9 comentarios:

Aydita dijo... [Responder]

A mi las novelas mafiosas no me llaman la atención.
Besos

Aylavella dijo... [Responder]

Pues por lo que cuentas no me llama especialmente la atención, creo que de momento la voy a dejar pasar.
Besos

Anabel Samani dijo... [Responder]

Pues no, en general no me gustan las novelas mafiosas. Y pensándolo creo que, aunque películas sí he visto, no he leído nada de la Ley seca...
Besos, Mientras Leo.

Bajolapieldeunlector. Cris dijo... [Responder]

He leído muy pocas historias de mafia y la verdad es que me llaman la atención, pero el hecho de que sea una lectura pausada me hace descartarlo. Acabo de salir de una así y no quiero repetir.

besitos

CHARO dijo... [Responder]

Este tipo de novelas no me van nada.Besicos

Margari dijo... [Responder]

No es una temática que suela buscar mucho. De vez en cuando puede caer alguna, pero no es lo que más suelo disfrutar. Y viendo tu reseña sobre ésta, no creo que me anime con esta novela.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

A mi me gusto aunque si es un poco lenta. Te mando un beso

Carla dijo... [Responder]

Me quedo con dudas, la verdad, la ambientación me llama, pero lo de que un libro de esta temática no tenga ritmo... No se, veremos
Besos

Inés dijo... [Responder]

Pues estaba esperando ver alguna opinión porque estaba interesada en este libro pero va a ser que no.
Besos