viernes, 22 de marzo de 2019

Los libros que devoraron a mi padre. Alfonso Cruz


     "-¡Vivaldo!¡Vivaldo!¡Vivaldo!¡Vivaldo! -le gritaba su jefe, pero él oía la voz a lo lejos, amparándose en un rincón.
     Así fue como mi abuela comenzó a relatarme la historia de Vivaldo  Bonfim, mi padre".

     Si algo atrae a un lector empedernido es el aroma a libro que trate sobre libros, sobre la pasión por la lectura. Hoy traigo a mi estantería virtual Los libros que devoraron a mi padre.

     Conocemos a Elías Bonfim, un niño que no conoció a su padre. Sin embargo, el día en que cumple 12 años su abuela le entrega una llave. Es la llave que le dará acceso al ático en el que se encuentran los libros de su padre. Incluido el libro en el que su padre se pierde para siempre.

     Hay que señalar, en primer lugar, que estamos ante un libro para jóvenes comprendidos en esa horquilla que rodea a los 14 años. Y también que, una vez leído y con la clara certeza de estar ante un cuento, no debemos olvidar que hay cuentos que pueden ser disfrutado por los adultos tanto o más que por los niños. Aunque, por supuesto, sin perder de vista que es justamente eso, un cuento.

     Si los lectores somos devoradores de libros, ¿imagináis ser devorados por uno? Porque ese es el camino que sigue el padre de nuestro protagonista, quien comienza a refugiarse en sus libros hasta terminar desapareciendo por completo. A fin de cuentas, cuando leemos un buen libro el mundo desaparece a nuestro alrededor, nos vemos inmersos en las letras, ¿por qué no dar un paso más?
    Será su hijo, en una suerte de Odisea literaria llena de títulos y escritores, quien se embarque en un viaje tras los pasos de su padre. De este modo, siguiendo la pista de sus lecturas, realizaremos un viaje por títulos más que conocidos y descubriremos personajes que nos irán acompañando en un cuento que es todo un homenaje a la pasión por la lectura. Se percibe además la intención de Cruz de acercar los libros a su público, y no sólo el suyo ya que es prácticamente imposible terminar este título y no buscar a Hyde o Moureau. Para ello evita errores habituales en la literatura juvenil que buscan la perfección de sus protagonistas en finales llenos de moralina, y nos la coloca (la moralina) en un punto más realista de lo que suele ser habitual.
No sé enreda en descripciones pesadas ni en piropos grandilocuentes hacia los títulos que nombra, es más un Tour en el que irrumpen de tanto en cuanto, las personas de la vida real del niño Elías.

     Los libros que devoraron a mi padre es una lectura fácil y amena pensada para despertar la curiosidad e incluso el interés de los lectores , más jóvenes. Una muy buena opción como regalo que, además, puede hacer que nos descubramos leyendo con cierto placer.

     Y vosotros, ¿os acercáis a los libros juveniles?

     Gracias.
     

16 comentarios:

Emilio Manuel dijo... [Responder]

Ahora no leo literatura juvenil, aunque no te voy a negar que durante el periodo de adolescencia de mis hijas si que lo hice, de eso hace algunos años, ya son independientes.

Saludos

Chica Sombra dijo... [Responder]

Esta vez sí que me atrae *.*

ILONA dijo... [Responder]

Hola, buena reseña, me ha intrigado el libro, como no podía ser de otra manera dado el tema que trata. Yo no le hago ascos a la literatura juvenil, siempre y cuando me interese el tema y no obedezca a modas del tipo "Crepúsculo". Harry Potter por ejemplo creo que habrá sido leída por muchos adultos. Yo no pasé del segundo título pero porque me agobió la onmipresencia del niño mago por todas partes.
FEliz fin de semana.

Bajolapieldeunlector. Cris dijo... [Responder]

Yo me acerco poco a la literatura juvenil, por no decir nada. Pero este lo leería sin dudarlo, todo lo que tenga que ver con libros y escritores me puede.

besitos

Aydita dijo... [Responder]

A mi los libros juveniles si que me gustan, hay muchos interesantes.
Besos

Shorby dijo... [Responder]

Pues sí, a veces me acerco, hay cosas muy interesantes =)
Anoto este.

Besotes

Margari dijo... [Responder]

Llevo tiempo sin acercarme a ellos. Parece este libro una buena opción para volver, que es una lectura que disfruto mucho.
Besotes!!!

Varado en la llanura dijo... [Responder]

Durante mucho tiempo "La isla del tesoro" o "Frankenstein" se consideraban "literatura juvenil", así que imagínate. Como dices, las de ahora son novelas que abusan de la moralina. A mí me gusta Jordi Sierra, porque es muy rockero, dicho en el sentido amplio de la palabra.
Entrando en el libro, me ha llamado la atención el título y a veces pienso en mi propia biblioteca y mis hijos. Muchos de mis mejores lecturas han sido a través de ebooks o préstamos y eso me da un poco de rabia, porque nada define mejor a un lector que su biblioteca. Por eso todos los años hago un expurgo y dono aquellos libros que no voy a releer o no me gustaron. Manías de lector.
Un abrazo.

CHARO dijo... [Responder]

Seguro que este libro me iba a gustar aunque confieso que en película me resultarí mucho más interesante.Besicos

Neftis dijo... [Responder]

Me gustan mucho los libros juveniles pero no es si este en concreto es para mi.

Saludos

Emi, Mi Mundo, Mis Reglas, Mis Opiniones. dijo... [Responder]

Hola guapa, te devuelvo la visita y me quedo por tu blog ya te sigo desde https://emimimundomisreglasmisopiniones.blogspot.com/

La verdad los libros juveniles, no me llaman mucho,aunque de vez en cuando suelo leer alguno.

Nos leemos. Besotes.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy no leo libros juveniles pero se ve interesante. Te mando un beso

Marisa C. dijo... [Responder]

No suelo leer literatura juvenil, pero a veces me he encontrado con excelentes sorpresas, como las novelas de Carlos Ruiz Zafón, por ejemplo. Este libro que nos traes me da muy buena espina, así que me lo anoto para cuando me diga mi ánimo. Abrazos.

Patt dijo... [Responder]

Hola, mientras leo:

Pues sí, sí que me acerco. Y como en los de literatura adulta, te encuentras de todo: morralla, libros que están bien sin más y verdaderas joyitas.

Justo ayer terminé este del que nos hablas hoy. Me encantó el estilo del autor. Como bien dices "no se enreda en descripciones pesadas ni en piropos grandilocuentes hacia los títulos que nombra" y eso me ha encantado. Sin embargo, y a pesar de que lo he devorado (¡ta-chán! ¡plot twist!) y que me lo he pasado muy bien leyéndolo, le he encontrado dos peros:

1. No me he creído la voz del del protagonista: no me encaja en absoluto con un niño de 12 años, por muy maduro que sea.
2. El final (más concretamente, los dos últimos capítulos) me han dejado descolocada. Para mí la historia iba en una dirección y de pronto una trama secundaria coge peso y se convierte en trampolín del epílogo. ¿¿??

¿A ti no te ha descolocado eso?

Un saludo imaginativo...

Patt

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Hola,

¡Vaya título! Tiene buena pinta; me gusta tanto lo que intuía acerca de él antes de leer tu reseña como lo que nos has contado, me parece que podría gustarme. Tomo nota.

Besos.

MELANY dijo... [Responder]

¡Hola!

Como lectores la metaliteratura nos atrapa, un defecto fatídico. Me encantaría darle una oportunidad a este título