lunes, 23 de mayo de 2011

El gatopardo. Lampedusa

     "Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie. Una de esas batallas en las que se lucha hasta que todo queda como estuvo. No queréis destruirnos a nosotros, vuestros padres. Queréis sólo ocupar nuestro puesto. Para que todo quede tal cual. Tal cual, en el fondo: tan sólo una imperceptible sustitución de castas."
      Parece increíble pensar que el Gatopardo estuvo a punto de no ver nunca la luz. Para empezar su autor no era escritor de profesión, como tantos otros diréis, pero además este libro se vio rechazado varias veces antes de salir a la calle. Lo cual no hizo hasta fallecido Lampedusa, que no llegó a verlo publicado. Era un hombre solitario y ávido lector que, finalmente nos dejó una novela escrita al modo contemporáneo y que, dejó escrito a su muerte que quería se hiciera todo lo posible por ayudar a su publicación.
      Es novela de Sicilia, novela de Italia entera, novela de cambio.. novela que ha hecho recorrer ríos de tinta para hablar sobre ella y novela de muertes. Tal vez no como personaje pero si como discreta sombra que avanza como en cualquier vida. Nos enseña el cambio, el olvido, la lucha y la aceptación a lo largo de los 50 años que transcurren narrándonos la vida de el Príncipe de Salina. Consiguiendo además, que nos parezcan un instante, exactamente igual que el presente del protagonista.
Ha dado lugar incluso al lampedusismo en política como expresión común. Y no tenemos que olvidarnos lo difícil que es conseguir esta repercusión para una novela que, no sólo se publica con su autor ya fallecido como dije antes, sino que es, además la única obra de dicho autor, con lo cual carece del respaldo de otras.
Finalmente y, si os gusta tanto como a mí, en esta ocasión y, sin que sirva de precedente, os recomiendo la película también.
      Gracias