jueves, 9 de junio de 2011

Index librorum prohibitorum et expurgatorum. Índice de los libros prohibidos


    "Y si alguien leyese o poseyese libros de herejía o escritos de cualquier autor condenado y prohibido por razón de herejía o sospechoso de falsas enseñanzas, sufrirá inmediatamente la sentencia de excomunión".
Concilio de Trento

      Tanto hablar de estas cosas no he podido evitar hacer una referencia a ello directamente, ya dejado de lado la ficción. Desde siempre se ha tenido la mala costumbre de opinar sobre lo que otros deben o no hacer, en la literatura no se iba a hacer una excepción y han existido listas para todos los gustos sobre libros "prohibidos".
      Me quedo ahora con el que nos puede quedar más cerca y que no es otra cosa que una lista de libros que la Iglesia Católica considera perniciosos para nuestra fé. Se crea en el año 1559, por la Sagrada Congregación de la Inquisición, y se mantiene en vigor hasta el año 1966 en el que se decreta que no se incluirán más libros en dicha lista. Cuando se incluía un libro en este Index se le notificaba a su autor que así tenía la posibilidad de eliminar el párrafo que lo había colocado ahí, como hizo Cervantes con un párrafo referente a las obras de caridad, es decir, que fomentaba la autocensura. La última lista contenía más de 4.000 volúmenes, bien por herejía, por sexo explícito, deficienca moral, política..
     Como ejemplo pondremos las obras completas de Rabelais, La Fontaine, Descartes, Montesquieu, Balzac, Victor Hugo, Hume, Kant... Autores que puedan resultar controvertidos y que se considera que los posibles lectores no los identifiquen automáticamente como contrarios a la Iglesia. En el caso de estos últimos, sus obras directamente son prohibidas según ven la luz como Schopenhauer, Marx o Nietzsche. Todos estos libros fueron muy difíciles de conseguir en los paises eminentemente católicos.
      Gracias