jueves, 13 de diciembre de 2012

El Palacio de la Luna. Paul Auster


     "Fue entonces cuando empecé a leer los libros del tío Víctor. Dos semanas después del entierro elegí al azar una de las cajas, corté cuidadosamente la cinta adhesiva con un cuchillo y leí todo lo que había en su interior. Resultó ser una extraña mezcla, embalados sin ningún orden o propósito aparente. Había novelas y obras de teatro, libros de historia y de viajes, manuales de ajedrez y novelas policíacas, ciencia ficción y filosofía; un caos absoluto de letra impresa. No me importaba. Leí todos los libros hasta el final y me negué a juzgarlos."

    Hay autores cuyo nombre resuena a la hora de hablar de premios, de autores de culto, de grandes obras. hay autores que tejen universos en los que los lectores nos adentramos sin darnos cuenta y cuyas piezas encajamos en cada libro y con cada libro, sin darnos cuenta de que nos vamos quedando presos en ellos. El libro de hoy pertenece a uno de esos autores. Hoy traigo a mi estantería virtual, El palacio de la luna.

     Conocemos a Marco Stanley Fogg hijo de madre soltera que pronto queda huérfano al cuidado de su tío. Este fallece dejando como herencia muchas cajas con aproximadamente un millar de libros.Lo acompañamos durante sus viajes interiores y exteriores que lo llevarán por todo el país, incluso a conocer a su padre.

     Fijáos si este libro trata de viajes que Auster ya nos lo dice con el nombre de su protagonista. Nada menos que Marco (Polo) Stanley (Dr. Livingstone) Fogg (Phileas Fogg). Sin embargo es mucho más que un libro de viajes. Como siempre, Auster se rodea de grandes personajes, tenemos a Kitty complementando a Fogg, tenemos a Zimmer que nos aparecerá en otro título del autor aquí se refuerza la idea del Universo de Auster , y a mi favorito, Effing, todo un carácter. Es algo habitual en sus libros además, que existan personajes fuertes para todos los gustos y que cada lector empatice con uno de ellos. De hecho este es para mí uno de los puntos fuertes del autor.
     El libro parte de un comienzo abrupto, rápido, que baja de intensidad al sustituir el diálogo por la descripción. Sin embargo no se ralentiza demasiado sino que alcanza un ritmo constante en el que el autor se siente cómodo y el lector también. Cumple con los requisitos de Auster, dificultades, penurias, retos y brillante final. Pero añado además el toque literario, esos libros que tiene que vender para costearse la vida y que decide leer antes de deshacerse de ellos. Es difícil no ver un toque hermoso en ese detalle a todos los que somos aficionados a la lectura. Y nos vamos dejando engullir por el argumento, y vemos a su protagonista en parques, buscando trabajo y descubriendo que las mejores cosas pasan cuando uno deja de obsesionarse en desearlas. Y entramos así en la segunda parte del libro, ya tenemos las presentaciones hechas y la historia va sola. Y aquí empieza a costarnos despegar los ojos de ella. Porque, por si no lo habíamos notado, esto es leer a Auster, dejarse caer. Así que si estáis dispuestos a hacerlo, os recomiendo este libro. Es cierto que no es el mejor del autor, mi pasión siempre señalará Brooklyn Follies, pero es una buena forma de tomar contacto.

     Ayer os daba la frase de un autor, hoy la de otro. ¿Pensáis que obsesionarnos con lo que queremos puede provocar que nos cueste más conseguirlo? Si os digo la verdad... a mi me decían eso de: Si deseas algo con la fuerza suficiente, al final el universo entero trabaja para que lo consigas. Y... siempre que sean cosas factibles, me gusta pensar que es así. O tal vez lo pienso ahora porque se acerca Navidad.

     Gracias

PD. Si queréis saber qué pinta la luna en todo esto... no os lo voy a contar.

53 comentarios:

Winnie0 dijo... [Responder]

Sin duda la obsesión creo que nunca es buena...mejor lo cambio por la persistencia y la constancia en conseguirlo a lo mejor de poquito a poquito Un beso grande

alcorze dijo... [Responder]

Con este libro descubrí a Auster cuando fué publicado a finales de los ochenta. En ese momento me pareció una historia increíble. Unos años después, en una relectura, me siguíó pareciendo un libro magnífico. Le descubrí otros matices auqne perdió parte de la magia.

Querer es poder decía un profesor que tuve. No sé si siempre es así, pero seguro que querer con fuerza ayuda a conseguir algunas cosas.

Besos

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

Adoro a Paul Auster.
Es difícil que de un autor me gusten todos sus libros.
Pues de él si.
Ya ni recuerdo de que iba el Palacio de la Luna.
Sé que lo leí y que como siempre me gustó.

Quadern de mots dijo... [Responder]

Bueno, a mí siempre me decían en casa que si quieres algo lo que tienes que hacer es luchar por ello, y el trabajo y el esfuerzo, se verán recompensados. Eso de poner a trabajar el "Universo entero" me ha hecho gracia. Con los ojos completamente cerrados y con fuerza mmmmmm pensando en el deseo, pero todos hemos sido niños y todos hemos cerrado intensamente los ojos para pedir algo.


No he leído esta novela de Auster, he leído poco Auster :(

albanta dijo... [Responder]

Un libro muy extraño este que va hilando sus diferentes tramas de forma que la novela al final llega a sorprender.

Mela dijo... [Responder]

Hola, me gusta el título y me gusta lo que has contado. Me lo apunto.
Ya descubriré qué pinta la luna...
Vamos a ver, si todo funciona como el embarazo, dicen que cuanto más lo deseas más te cuesta.
Las obsesiones no son buenas en ningún sentido.
Si quieres algo, puedes desearlo, ¿por qué no? Pero también tendrás que luchar por ello, de esta forma, tal vez el Universo te eche una mano.
Besos.

Dorothy dijo... [Responder]

Pues me lo apunto porque Auster me encanta y, además, quiero saber qué pinta la luna en todo esto.

Besines

Kikas dijo... [Responder]

Sin que sirva de precedente...estoy de acuerdo con Winnie...
;-)

Framboise dijo... [Responder]

Si con el título ya me habías enganchado, con tu reseña mucho más.
Descubrir a alguien por sus libros, abrir cajas heredadas... muchos recuerdos agri-dulces me evocan estas palabras. Muchos dulces sobre todo.

"Si deseas algo con la fuerza suficiente, al final el universo entero trabaja para que lo consigas"
Yo también soy de este parecer... aunque trabajando codo a codo con el universo.

Beso lunar ;)

Teresa dijo... [Responder]

Justamente lo estoy leyendo ahora y me está encantando. Y creo que tienes razón, hay un "universo Auster". Aunque no haya leído el libro en el que sale Zimmer, el ambiente en general, el tipo de historias, me dan las mismas sensaciones que leyendo la trilogía de Nueva York. O quizás es sólo porque es el mismo autor!

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Pues es cierto que estaba pensando "¿qué pintará la luna del título en este libro?", ¡me has pillado! Bueno, me apunto esta novela de Auster, sin duda.
En cuanto a la frase... Desear intensamente no es lo mismo que obsesionarse, para mí "obsesión" tiene ciertos toques negativos que "desear" no tiene. Desear es anhelar. Creo que está bien mantenerse en las alas del anhelo pero no caer por el precipicio de la obsesión.

Zeno Martin dijo... [Responder]

Este libro de Auster aún no lo he leído, pero por ahora no hay ningún libro de él que me haya defraudado así que lo pondré en mi lista de lecturas prioritarias!!!
Salaudos

Carol dijo... [Responder]

Auster es uno de mis autores contemporáneos favoritos, de hecho, hubo una época en que devoré todo lo que pude de él, lo que por desgracia me saturó un poco. Este libro si que está considerado por muchos uno de los mejores del autor, mis favoritos son por este orden El país de las últimas cosas, Leviatán y La música del azar. Un abrazo

Ithil dijo... [Responder]

Pues no lo he leído pero has conseguido despertar mi curiosidad por el libro. A ver si puedo conseguirlo y ponerme con él.

Sobre la pregunta. Coincido con tu punto de vista. Siempre que sea algo factible, creo que el desear algo con fuerza te ayuda a concentrarte más, a esforzarte más y en definitiva a estar más predipuesto a que suceda. Evidentemente, no creo que si te quedas sentado esperando a que algo pase vaya a suceder por arte de magina; sino que si trabajas y te esfuerzas para que pase, terminará sucediendo.
Besos

Darío dijo... [Responder]

Definitivamente me encanta Paul Auster, Acabo de leer El país de las últimas cosas, y creo que tiene la dosis justa de realidad y fantasía. Veremos qué pinta la luna...

Tatty dijo... [Responder]

Este título lo tengo en la estantería y seguramente en 2013 me estrene con el autor a través de él, creo que me gustará
besos

Offuscatio dijo... [Responder]

Parece que estás reproduciendo uno de los mensajes de "Cuento de Navidad"; parece que esta época baña nuestro alma de optimismo y esperanza. Respeto a la obra de Auster, estoy planteándome la posibilidad de apuntarme al reto lanzado por Cazando Estrellas. ¿Qué me recomendarías? Hasta ahora sólo he leído "El cuaderno rojo" (y también he abandonado su último libro). Gracias

Pakiko dijo... [Responder]

Lo que más me sorprende de Auster es su sencillez a la hora de escribir y cómo a través de su sencillez va creando la atmósfera que nos envuelve como tú dices. Me he apuntado a un reto de este autor y espero el año que viene darle un buen bocado a su bibliografía.
Besos

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Estoy dispuesta a dejarme caer con Auster, sí! Un post estupendo el de hoy (bueno esto es una obviedad, que siempre me parecen buenos). Hoy sólo diré que las obsesiones nunca me parece que conduzcan muy lejos, pero los deseos y la perseverancia son necesarios para vivir en general. Besos

Lesincele dijo... [Responder]

Aún no he catado al autor...pero algo suyo habrá por casa seguro jeje

Las obsesiones...nunca son buenas, que luego pasa como en el cuento de la lechera jejej
Un beso!

Noa dijo... [Responder]

Supongo que la obsesión enfermiza de querer algo, es lo que hace que te alejes de eso que quieres por la presión que das.
Pero cuando se quiere algo y sin más se tiene paciencia a la vez que se trabaje, digo yo que ahí es cuando se tiene más oportunidad de conseguir lo que se obtiene.

Un abrazo

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo... [Responder]

Me ha encantado la reseña.
La obsesión es mala consejera para lograr nuestros objetivos. como dice el Refrán:"Sin prisas, pero sin pausas".
Un abrazo.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Tengo a este autor en pendientes, creo que con la lista que he confeccionado, me pasaré el año que viene leyendo aún más, si se puede, lo que me parece genial.

La obsesión es mala, nubla las ideas, creo, y nos genera una frustración aún mayor cuando no conseguimos lo que deseamos tan pronto como queremos.

Besos.

Dana dijo... [Responder]

Yo me dejé caer primero con Invisible, después Sunset Park y luego Diario de Invierno. No leí nada más.
Me gustó más Invisible que Sunset y Diario también...aunque me pareció pesado por momentos, hay relatos increíbles.
Me gusta Auster, me gusta!
Saludos.

MC. dijo... [Responder]

Ya busco algo del autor! me dieron muchas ganas

y con respecto a obsesionarse, no sé si hará las cosas más difíciles pero seguro que lo parecerán, creo yo

besoss

Trotalibros dijo... [Responder]

La última frase me ha matado. Quiero probar con Paul Auster, todo el mundo habla de él y yo ni pipa. Por cierto, si te hubieras esperado 20 días habrías participado a un reto de Paul Auster que ronda por ahí. Pero me da a mí que no eres muy de retos...
Besos!!!

Aydita dijo... [Responder]

No lo conocía! un beso

InésM dijo... [Responder]

No he leído nada de Auster y por lo que cuentas este libro suyo parece interesante.
Besitos.

Caminante dijo... [Responder]

Algún día tengo que leer a Auster; no sé con cuál me estrenaré. Me parece muy interesante la pregunta que planteas, porque yo también me la hago, y creo que cada vez la respondo como más me interesa. Me han dicho lo mismo que a ti, pero también me han dicho lo contrario. Supongo que, como casi todo, la clave estará en coger un poco de cada cosa.
Besos!

Ricardo Gonzalez dijo... [Responder]

Pues dilo, o algo...me obsesiono con algo y no duermo hasta conseguirlo. Muy buen post, siempre dan ganas de leer, en mi pueblo no se consiguen muchos de estos libros. Saludos.

Bambú dijo... [Responder]

Nunca he leído nada de Paul Auster, de hecho es la primera vez que oigo hablar de él XDD

Me ha gustado mucho tu reseña, el argumento me ha removido recuerdos familiares, pues mis abuelos tenían en su casa una gran biblioteca con muchos libros que siempre que los veía de pequeña me fascinaban. Hoy día, mis abuelos ya no están pero la biblioteca sigue intacta, a mi también me encantaría hacer como el protagonista de esta historia y leerme todos esos libros ^^

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Ya te comenté, Auster es mi escritor menos favorito de mis favoritos, vuelvo irremediablemente a él y a veces me encanta y otras me deja frío, como en este caso.
En cuanto a la frase, es la filosofía central de El Alquimista de mi "querido" Coelho jajaja y algo que se repite. A mí me gustaría creer en eso también, sin embargo, sé que existe la opción contraria, el "trying too hard", muchas veces, estar ahí dándole que te pego sin respiro estropea los planes... y el destino :) Un beso :)

Francisco dijo... [Responder]

Paul Auster es otro escritor con el que tengo una deuda pues no me estrené con ninguna novela suya. No sé si esta será la más adecuada para iniciarme con él. Eso tendría que preguntártelo a ti, por ejemplo, que veo que ya has leido varios de él. En cuanto a la pregunta final, se suele decir que el que la sigue, la consigue. Me recuerda a Paulo Coelho y El Alquimista, por cómo le iban diciendo a Santiago, el pastor, qué era lo que tenía que hacer para conseguir aquello que anhelaba. Besos.

Sese dijo... [Responder]

De lo mejorcito de Auster, que no es decir poco. Claro que esyte autor es curioso porque en unos casos me apasionan sus obras y en otros me dejan indiferente, y eso que el universo Auster es adictivo.

Y eso de luchas por lo inalcanzable, va a ser que no

Beso

Jo dijo... [Responder]

a que grado es bueno o no ... ser obsesivo?¡
mmm no lo sé
Paul Auster confesaba (ante el estupor de todos los que tenìan inquietudes literarias que seguía escribiendo con máquina de escribir... creo que el si era obsesivo con cuidar formas o normas...


la luna de que irá

me intriga

Valaf dijo... [Responder]

Conozco al autor y, desde luego, es difícil sustraerse a la curiosidad por leer este libro tal y como lo reseñas.

Y bien, una vez escuché a alguien decir que..."ten cuidado con lo que deseas, puede hacerse realidad". Para mi que el tipo tenía unos deseos pelín negros.

Un beso

moderato_Dos_josef dijo... [Responder]

Yo nunca me he atrevido con Paul Auster y lohe tenido,l que se dice, entre mis manos. algún día será el primero.

Por cierto, leíste ya a Albert Sánchez Piñol y su Piel Fría?

Seguramente habrás puesto algún post y yo sin enterarme.
Es un libro, para mi gusto, muy especial y magnífico.

Felices días y un abrazo.

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia, una casa es la obsesión y otra la fe decidida, con la cual se consigue hasta mover montañas.
Besos

Azalea Real dijo... [Responder]

No he leído nada de Auster aún (¡sacrilegio! jeje) algún día lo haré.
Si dices que esta es buena para tomar contacto, seguramente me fíe y comience por aquí.

Besos :)

Shorby dijo... [Responder]

Solo he leído un libro de Auster y me encantó =)
A ver si retomo con el autor!

Besotes

Margari dijo... [Responder]

Tengo que seguir disfrutando con este autor así que me llevo el libro bien apuntado, que además me dejas con la intriga de saber qué pinta la luna en este libro.
Sobre tu pregunta, la obsesión nunca es buena. Otra cosa es la perseverancia...
Besotes!!!

Jara dijo... [Responder]

Tengo que volver a probar con Auster y este puede ser un buen candidato. Entre viajes, libros y la curiosidad por saber que pinta la luna en la historia, tiene muchas posibilidades de que vuelva a engancharme con el autor.
La frase de Coelho es muy bonita y me gusta creer que realmente puede ser así. La obsesión supongo que tiene más que ver con desear algo que quizá está más allá de tus posibilidades o que no depende sólo de ti.
Besos

CHARO dijo... [Responder]

Pues a mí nunca me funcionó....he podido querer algo con auténtica obsesión y me he tenido que rendir ante la imposibilidad de lograrlo.Besotes

Génesis García dijo... [Responder]

este libro si no me llama mucho no sé porque pero bueno si puedo lo leo pronto :) saludoos!! cuidate:D

Isabel García dijo... [Responder]

Yo aún no he leído nada de este autor, situación a la que pienso poner remedio muy pronto :)
Me ha encantado tu reseña, es estupenda
Besos

Isabel García dijo... [Responder]

Ah! En cuanto a la obsesión, a mi también me gusta pensar que cuando deseas algo con mucha fuerza todo a tu alrededor se une para conseguirlo. Aunque creo que hay que tener cuidado y no caer la obcecación, que no nos deja ver que no vamos a ningún sitio. Como en todo, en el medio está la virtud
Besos

Rober dijo... [Responder]

Pues Auster es otro de mis eternos pendientes, así que creo que me anotaré este libro para cuando llegue su momento, ya que comentas que es una buena toma de contacto con el autor :)

Yo creo que desear algo con fuerza y poner todo lo posible de nuestra parte para alcanzarlo es una cosa. Y creo que la obsesión es aún un paso más allá, que a veces nos puede llevar a correr demasiados riesgos. Pienso como tú: hay que luchar siempre por lo que queremos y con todas las "armas" que tengamos a mano. Pero también hay que ser realistas y saber que arriesgar el todo por el todo ante algo, por mucho que lo deseemos, tiene su precio. Procuro siempre ser optimista pero mantenerme en la gama de grises, nunca he creído mucho en los extremos.

Besines :)

Nina dijo... [Responder]

Uno de los grandes pendientes mios!! que ganas de leerlo!

Citu dijo... [Responder]

Genial reseña , te mando un beso y me dejaste pensando. Buen fin de semana

sabores compartidos dijo... [Responder]

Creo que a veces contra mas ganas tienes de conseguir algo mas cuesta arriba se te hace o mas trabas te ponen, aunque nunca hay que cejar en el empeño de conseguirlo
unos besotes

Luciana dijo... [Responder]

Y yo que sigo sin haber leído nunca a este autor!

Esilleviana dijo... [Responder]

"Fue el verano en que el hombre pisó por primera vez la luna. Yo era muy joven entonces, pero no creía que hubiera futuro. Quería vivir peligrosamente, ir lo más lejos posible y luego ver qué me sucedía cuando llegara allí. Tal y como salieron las cosas, casi no lo consigo. Poco a poco, vi cómo mi dinero iba menguando hasta quedar reducido a cero; perdí el apartamento; acabé viviendo en las calles. De no haber sido por una chica que se llamaba Kitty Wu, probablemente me habría muerto de hambre".

No he leído el libro pero esta presentación hace que tenerlo entre las manos sea muy interesante.

Un abrazo

Tizire dijo... [Responder]

Sólo he leído de Auster Brooklin Follies, que me encantó. Esta es una buena sugerencia que tendré en cuenta. 1beso!