martes, 27 de diciembre de 2016

La Esposa joven. Alessandro Baricco


     "Debido a antiguos acontecimientos sobre cuyos detalles se prefiere por ahora guardar silencio, la costumbre se cierne sobre ese despertar solemne, que luego se convierte en festivo y prolongado. Concierne a toda la casa. Nunca antes del amanecer, esto es taxativo. Esperan la luz y la danza de Modesto en las siete ventanas. Solo entonces consideran que ha terminado para ellos la condena de la cama, la ceguera del dormir y la apuesta de los sueños. Muertos, la voz del anciano los trae de vuelta a la vida."

     Baricco siempre me despierta curiosidad y termino por traérmelo a casa. Por eso no es extraño que hoy traiga a mi estantería virtual, La Esposa joven.

     Conocemos a Modesto, el que tiene nombre, el que marca el comienzo del día y el fin de la noche de la familia protagonista, y el que abre la puerta el día que llega, la Esposa joven. Una mujer que viene cumplidos los dieciocho para casarse con el Hijo. Porque en esta familia sin nombres, todos llevan su puesto a modo de sustantivo, la Madre, el Padre, el Hijo, la Hija... el Tío. La Esposa joven llega pero el Hijo está ausente, esperará su regreso que comienza a plazos mientras conoce poco a poco a la familia. Excéntricos. Diferentes.

     Leer a Baricco es una experiencia, qué duda cabe. Al menos en mi caso, los frugales argumentos quedan totalmente supeditados a sus formas, románticas del modo más literario posible, almibarado, personal. Sin embargo posiblemente sea en este libro en el que más carga su pluma a la hora de convertir en una ensoñación lo relatado, solo rota por el sexo recurrente que tiñe las páginas de la historia. Una historia en la que todo parece imposible en este mundo vacío representado. Una familia de costumbres excéntricas y un tío capaz de vivir entre sueño y sueño sin que se le derrame una gota de champán de su copa mientras duerme.  Aunque el sexo o su ausencia también es recurrente en la obra de Baricco, como en la propia vida, supongo. En este caso la casa da sensación de vacío, las personas que viven en ella también, y el sexo parece ser la única forma de llenarse al menos momentáneamente. No un sexo frontal y directo, aunque si es directo, sino una forma tangencial de abordar la vida, un parche, un roce, un susurro, un burdel de sensaciones para quien no tiene otras verdaderas que vivir. Y un narrador oscilante y entrometido que propone al lector el juego de seguir su rumbo y dejarse llevar por lo imposible de lo relatado.

     Al final uno descubre que todas las novelas de Baricco están hechas para lectores de Baricco. En esta hay una suerte de coqueteo metaliterario, en otras son bombillas, en otras viajes. Pero siempre hay un diálogo entre el autor y el lector que debe de dejarse convencer desde el primer momento. A mi no siempre me pasa, de hecho es más la curiosidad por su inventiva la que me ha llevado a seguir leyéndole. Tiendo a quedarme de cada libro con una cosa, un detalle, un personaje que asoma parcialmente y cuyas peculiaridades me sirven como excusa para justificar la lectura completa. En este caso, el tío dormido. Esa es mi peculiaridad elegida en esta novela, aunque hubiera podido ser la madre, o Modesto, o el miedo a la noche, incluso la Hija. Por qué no. Pero me quedo con el tío.

     La Esposa joven es una historia para iniciados ya en la pluma de Baricco. Pero incluso ellos serán conscientes de que va a la deriva en un momento entre la mitad y el último tercio del libro, del que no logra recuperarse. Le ha faltado convicción al relatar, y eso genera que también le falte al lector a la hora de cumplir su parte. Una lástima.

     Y vosotros, ¿con qué libro habéis comenzado esta semana?

     Gracias.

26 comentarios:

Inés dijo... [Responder]

No he leído al autor y me temo que después de leerte no me atrae.Supongo que es de esos autores que o te haces fiel incondicionalmente o pruebas una vez y no vuelves.
Un beso

Tamara López dijo... [Responder]

Esta vez creo que no es para mí :)

Marga Ramon dijo... [Responder]

He leído dos obras de Baricco y me gustaron, así que esta que traes hoy no me la pierdo.
Besos

Seveth dijo... [Responder]

Pues es una pena que le falte ese noseque. De Baricco sólo he leído ''Seda'' y la verdad es que es un autor bastante especial.
Leeré alguna otra de sus obras, pero no me iniciaré con ésta.
Besos!

Dorothy dijo... [Responder]

Soy lectora de Baricco. Me encantan sus historias difuminadas en sus formas que se quedan rondándote, como si fueran de aire. Le tengo echado el ojo a 'La esposa joven'. Yo he empezado la semana con 'El periodismo es un cuento', un libro maravilloso de Manurl Rivas.

Abrazos

Natàlia dijo... [Responder]

He leído casi todas sus anteriores obras, así que esta cae seguro. Un beso ;)

CHARO dijo... [Responder]

El título me había llamado la atención pero después de tu reseña dejó de interesarme.........Yo sigo con "Entremeses Variados" y me está gustando mucho.Besicos navideños

Alicia dijo... [Responder]

No sé si llegaré a leer alguna vez este libro pero has despertado mi curiosidad por él así que si se cruza en mi camino no le diré que no.
Besos!

Eyra dijo... [Responder]

Hola!

Me pasa un poco como a Inés, no he leído al autor pero me parece que es "especial", de esos que o los amas o los odias...me ha venido a la cabeza Murakami del que, por cierto, tampoco he leído nada...de momento no me lo llevo que tengo mucho pendiente.

Un beso

ILONA dijo... [Responder]

Yo leí de Baricco "Seda" y "Tierras de cristal", tan etéreas como sus títulos. Me gustaron, por lo diferentes, con esa cadencia poética que adormece un poco, pero no lo suficiente como para querer seguir conociendo su obra.

La semana la comienzo con "Las cenizas del hierro", tercera y última parte de "Verdes valles, colinas rojas" de Ramiro Pinilla.

Chechu Rebota dijo... [Responder]

De Baricco sólo he leído "Seda" y me gustó mas como juega con el lenguaje, el ritmo y la musicalidad que la historia en sí misma.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

No he leído nada de él aún, aunque a "Seda" le tengo especial ganas pero mi biblioteca parece frustrarme en mi propósito de leerla. Viendo que no te ha convencido del todo seguramente comience por sus otras obras.

Yo comienzo con "Las tres pasiones" de Elif Shafak.

Besitos

AMALIA dijo... [Responder]

No tengo mucho interés por este libro.
Gracias por tu reseña.

Un beso.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! En esta ocasión lo dejo pasar, no es un libro que me llame demasiado la atención. Yo esta semana sigo con Legado de reyes y estoy con La pata de Cupido y Alianzas.
Besos!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy no he leído a ese autor y no se si lo haga. Pero muchas gracias por tu reseña

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Como yo no soy un lector de Baricco, voy a pasar de él.
Estoy leyendo "Cártel" la continuación de "El poder de el perro".
Saludos.

Carla dijo... [Responder]

No he leído nada del autor. Y para ser sincera me da respeto, creo que es de esos con los que no hay medias tintas. De momento no entra entre mis proyectos leerlo, pero nunca digas nunca
Besos

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Me ha encantado leerte por ese "Al final uno descubre que todas las novelas de Baricco están hechas para lectores de Baricco". Que puede parecer una perogrullada pero para mí es la esencia de autores como Baricco, pero también como Zweig, por ejemplo, tan característicos, tan románticos y envolventes. Autores que asfixian si el lector no es capaz de estar relajado entre sus páginas.
Esta semana estoy en cama con gripe, a ratos leo, Como tengo los ojos fatal por la congestión, estoy tirando de kindle, que tiene buena iluminación de pantalla, y he descubierto un pastiche de Sherlock Holmes la mar de entretenido. Bss

Aglaia Callia dijo... [Responder]

¡Hola!

No he leído nada del autor, pero me da curiosidad lo que cuentas, así que no lo descarto. Por aquí estoy con una relectura, Persuasión.

Besos.

Ariel dijo... [Responder]

Estoy muy de acuerdo contigo: Baricco es un autor para fieles a Baricco. Yo le encuentro irregular, con una excesiva preocupación por la forma y menos por el fondo.

De todos modos, de manera recurrente me acerco a él a ver si vuelve a repetir alguno de sus aciertos. O sea, que posiblemente lea este libro.

Besos

Unknown dijo... [Responder]

"...quel talento tipico di Baricco di modellare in un mondo probabile,personaggi tangibilmente improbabili..." eso es Baricco,pura magia,belleza en (casi) cada frase,capacidad de evocar sin apenas decir...tengo la suerte de poder leerlo en italiano y para mí, cada vez, y lo he leído todo, es una experiencia irrepetible.

Anónimo dijo... [Responder]

Llego leyendo a la mitad y hasta ahora tu crítica me parece perfecta

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

Lo voy a dejar pasar.
Feliz 2017

Elena Méndez dijo... [Responder]

Baricco a veces me apasiona, otras, como esta, me aburre. Es como si se pasara de rosca.

Unknown dijo... [Responder]

Me encantó mr gwyn, por eso emprendi esposa joven.. Aburrimiento mortal. Casi parece escrito por otra persona. Me parece que exagera en su deseo de lucirse como escritor.

Marta Fiecconi dijo... [Responder]

Leí La esposa joven. Hay una sexualidad enfermiza en los personajes y una glorificación del burdel que me resulta desagradable. El momento màs brillante es cuando escribe sobre las vacaciones de la familia y las cosas y palabras que dejan en los cajones cuando parten. Tal vez el autor nos quiera decir que todo pasado es ilusorio cuando cita a Borges en las primeras páginas. Marta