miércoles, 1 de agosto de 2018

Cadáver exquisito. Agustina Bazterrica


     "Media res. Aturdidor. Línea de sacrificio. Baño de aspersión. Esas palabras aparecen en su cabeza y lo golpean. Lo destrozan. Pero no son solo palabras. Son la sangre, el olor denso, la automatización, el no pensar. Irrumpen en la noche, cuando está desprevenido. Se despierta con una capa de sudor que le cubre el cuerpo porque sabe que le espera otro día de faenar humanos".

     No tenía ni idea de qué trataba este libro cuando me tropecé con él. A veces no sabemos por qué llegamos a los libros y este es uno de esos casos. Hoy traigo a mi estantería virtual, Cadáver exquisito.

     Cuando un virus afecta a todos los animales y su contagio con el contacto, y más aún con la ingesta, es seguro, en el planeta se prohíbe el consumo de carne. El gobierno regula entonces el consumo de carne humana amparándose en la necesidad de consumir proteínas para el desarrollo. La sociedad cambiar brutalmente ante este nuevo orden mundial, y Tejo es el encargado general del frigorífico Krieg.

     Las distopías están de moda. Historias en las que en un futuro más o menos lejano y en un entorno que nos muestra ciudades con objetos y sociedades reconocibles, el ser humano ha completado su proceso de toxicidad para si mismo, amparándose para ello en la excusa elegida por el autor. Así han llegado a la pantalla éxitos como el Cuento de la criada, y no pocos títulos han ido detrás. Bazterrica también nos sitúa en un futuro reconocible, en una sociedad que ha girado para aceptar un consumo criminal: el de la carne humana. Nos olvidamos aquí de ese uniforme con una estética llamativa, y también de programas de control con drogas o quemas llamativas. Esta vez estamos ante na novela visceral que remueve incómodo al lector, no solo porque no evita con fundidos en negro las escenas desagradables, sino porque nos coloca a su protagonista, Tejo.

     Tejo es encargado en una empresa que hoy conoceríamos como un matadero. Lo acompañamos en esta historia mientras reflexiona sobre cada uno de los movimientos que tiene que realizar cada día en este mundo que ha cambiado en tan pocos años. Él recuerda otra vida, con animales en granjas, unos para consumo, otros domesticados, y no es capaz de alejar el concepto "persona" de aquéllos a los que ahora crían cruelmente para su consumo. Su voz nos hace un terrorífico relato de los cambios sutiles que realiza la sociedad para acallar su conciencia ante este consumo: las palabras prohibidas, los gestos, la separación. Y es terrorífico porque seguimos reconociendo en esos cambios a la sociedad actual, la vemos en cada justificación y, aunque no busca ser realista, no podemos evitar compararlo con otras conductas actuales con las que hacen, o hacemos, lo mismo.
     Tejo es un personaje de esos que no se olvidan fácilmente, con una tragedia personal y una mujer que se aleja, recibe como regalo a una "cabeza". Una mujer de pura raza criada para consumo. Y, sin desearlo, entablará una relación con ella que le hará descender hasta sus propios infiernos. Unos infiernos terribles que desembocarán en uno de los mejores finales que he leído este verano. Porque cuando uno escribe un libro de estas características solo tiene dos opciones; quedarse a mitad de camino y suavizar así el golpe, o llegar hasta el final. Y Bazterrica ha tomado la segunda opción. Por eso, uno cierra el libro y siente como poco a poco su cuerpo se va destensando.

     Cadáver exquisito me ha gustado, me ha sobrecogido, lo he sufrido y ahora, a quien se atreva, lo recomiendo.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis agosto?

     Gracias.

     PD: No todas las relaciones son de amor. No todo el amor es hermoso. No todos los infiernos están en el futuro.

15 comentarios:

Con tinta y letras dijo... [Responder]

¡Hola!

La verdad es que no me llama nada la atención porque soy muy aprensiva y este libro me daría bastante asco ya que dices que no se ahorra escenas fuertes, y de todas formas ando saturada de distopías (aunque tengo muy pendiente "El cuento de la criada"). Me alegra que te haya gustado y haya tenido un buen final.

¡Nos leemos!
Lua.

Lady Aliena dijo... [Responder]

Las distopías no son lo mío, pero con ésta me ha picado el gusanillo. Comienzo agosto con " La librera y el hereje". Besos.

Aylavella dijo... [Responder]

Por lo que cuentas no sé si lo disfrutaría, de momento lo voy a dejar en stand by.
Besos

Muy desequilibrada dijo... [Responder]

MAdre mía, no tenía ni idea de qué iba este libro. Me he quedado ojiplática. Atrever no sé si me atrevo, pero vaya argumento más interesante...
Besotes.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Toma ya! No me suelen llamar la atención las distopías, pero con algo así sí que me atrevería. Parece que indiferente no me va a dejar ;)

Besitos

CHARO dijo... [Responder]

Definitivamente este libro no es para mí, incluso me disgusta mucho la portada.Besicos

María Angélica Teherán García dijo... [Responder]

¡Oh, no creo que sea capaz de leerlo por ahora! Esos libros me pegan duro, estoy leyendo El Diario de Bridget Jones a ver si supero el primer libro de Temperance Brennan para poder seguir con el segundo.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues sí tiene pinta de ser un libro que incomoda. Me ha llamado mucho la atención, no obstante. Besotes!!!

Margari dijo... [Responder]

Ni me sonaba. Tomo buena nota, que pinta muy bien. Hoy justo he acabado El cielo es azul, la tierra blanca y también estoy con EL último regalo de Paulina Hoffmann.
Besotes!!!

Marisa C. dijo... [Responder]

Dios santo, ¡qué argumento tan horrendo! ¿Y dices que ves notas de la realidad actual? Me acabas de poner los pelos de punta. No, no me atrevo. Abrazos.

Tamara López dijo... [Responder]

El tema del contagio a través del consumo animal me atrae mucho. Me lo apunto.
Un beso ^^

Neftis dijo... [Responder]

Pues es que no tengo ganas de sufrimientos por lo que no creo que lo lea por lo menos por ahora. Empiezo agosto con el quinto libro de Cazadores de sombras.

Saludos

Shorby dijo... [Responder]

Lo tengo apuntado ya, pinta genial.

Besotes

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Me alegra verte de nuevo, pero no creo que la lea. Te mando un beso

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Uf, me alegro de que te haya gustado, pero en esta ocasión mi respuesta es un rotundo NO. Demasiado gore, demasiado crudo, yo en el fondo soy un alma sensible, no podría con este libro :/