martes, 18 de marzo de 2014

Libro de la fantasía. Gianni Rodari




     "No: Sensato lector: no lea este libro. Devuélvalo ahora mismo a la estantería. No es una cosa seria: se trata tan sólo de una recopilación de inocentes fábulas para niños que escribiera un tal Gianni Rodari (1920-1980), "ex seminarista cristiano convertido en diabólico", según lo definió el Vaticano en el auto de excomunión. Un insensato, vaya, que pensaba que hasta los objetos más comunes encierran secretos, y los cuenta a quienes los sabe observar, y que era capaz de afirmar que ya no hacen falta príncipes ni hadas, ni brujas ni castillos: las fábulas surgen de la realidad más gris, de la obviedad cotidiana, del problema social o de la trivialidad de la vida familiar."

     Pocas veces me entretengo en libros infantiles en mi estantería virtual, así que hoy voy a traer un libro pensado para los más pequeños, que me ha parecido particularmente llamativo. Hoy traigo a mi estantería virtual, el Libro de la fantasía.

     Recomendar un libro de cuentos siempre es difícil, porque hay que competir con los clásicos, los cuentos del minuto, de los tres minutos (y no olvidemos que vivimos con prisa), los que son para abuelos, padres, niños con miedo, sin él... por eso también debería ser una tarea cuidadosa el elegirlos. El que hoy os enseño es una libro con una recopilación de todos los cuentos de Rodari, un nombre firmemente unido a la fantasía infantil. Rodari: católico, comunista, excomulgado, periodista, maestro... fue, sobre todo, un buscador de la fantasía. Se desentendía de las historias de princesas para buscar las cotidianas y poner al lector unas gafas que lo hicieran trasladarse a otro mundo, en el que esos objetos o situaciones, giraban para deleite de los improvisados espectadores.

     Así descubriremos que en Bolonia, se construyó un edificio de helado al que iban los niños a dar un lametón, que si uno es un  niño despistado, puede acabar perdiendo una mano, o un pie y que hubo un lugar en el que los niños se dedicaban a romperlo todo. Descubriremos que los estornudos se cuentan y que hay países en los que no se puede tener objetos con punta, ¡ni siquiera clavos! Nos descubrirá que...

     "Basta. Deje este libro donde lo ha encontrado. No es para usted. ¿Para qué va a querer saber de la suerte de una violeta en el polo Norte, o qué le ocurrió al cangrejo que decidió caminar hacia adelante? ¿De verdad piensa que tienen algún interés los acontecimientos del Planeta de los árboles de Navidad?"

     A estas alturas sí. A medida que avanzamos en los cuentos, descubrimos que también son cuentos para adultos que saben buscar  la ironía en las palabras del autor, y también la crítica. Ya conocemos a Lamberto y también el estilo de Rodari que, efectivamente es capaz de construir una historia incluso con el  número diez y demostrarnos que "hombre al agua" es una expresión pasada de moda, cuando puede decirse "hombre al cielo". Porque la fantasía no queda confinada a la magia de hadas y brujas, sino que puede esconderse en cualquier objeto, y sólo necesita como llave los ojos de un niño. Y muy posiblemente descubriremos que hemos disfrutado de sus historias, las cuales como mínimo nos habrán sorprendido. Tal vez, incluso nos haya convertido en un adulto que fisgonea en un libro infantil que compró para un regalo. Y mira que el libro nos lo advierte claramente:

     "No siga. No vaya a ser que ese loco bajito que usted fue una vez, y al que tanto costó domesticar, no esté domesticado del todo... Quizás sólo esté dormido, y ahora puede despertarse, proferir un largo e irreverente bostezo, y tomar el control. Absténgase a las consecuencias."

     Hoy, aprovechando que mañana es el Día del Padre, os invito a recordar la infancia, la niñez (siendo esa fecha, ¿no debería recordar lo contrario? Algo ha pasado). Cuando los cuentos nos parecían historias fascinantes con las que soñábamos al apagar la luz. Y os invito también a compartir esas sensaciones, incluso a regalar fantasía a quienes disfrutan de los cuentos.

     Y también os pregunto: Si miráis atrás en el tiempo, ¿cuál era vuestro cuento favorito? A mi me encantaba uno cuyo nombre no recuerdo sobre un Papa Noel que cambiaba la Navidad a Verano para no tener frío.

     Gracias
 

56 comentarios:

Tamara López dijo... [Responder]

Hola :D
Pues de vez en cuando leo cuentos infantiles y los de este libro parecen muy curiosos. Me lo apunto.
Un beso.

susana palacios dijo... [Responder]

Me encantan los cuentos.a mi peque también le gustaría este porque no le gustan los de princesas y me los tengo que inventar je!!Besotes

Carmenzity Zeta Zeta dijo... [Responder]

Buena reseña... y buena "no" invitación a leerlo. Gracias!!

Cyllan dijo... [Responder]

Lo había visto y no me lo había apuntado, hasta ahora que ya lo hago ;)

LauNeluc dijo... [Responder]

Tiene muy buena pinta :) lo apunto para mis peques :)

Meg dijo... [Responder]

Uff, no sé, tendría que pensar, los mejores eran los que se inventaba mi hermano mayor para entretenerme. Una buena opción para mis sobris que me llevo apuntada. Un beso.

albanta dijo... [Responder]

me encantan estos cuentos para disfrutar con mi hija. No recuerdo cual era mi favorito.

Laura dijo... [Responder]

Yo tenía un libro de un burrito azul, no me acuerdo el nombre pero me encantaba. Además dentro había una marioneta de mano del burrito :)
Besos!

Mela dijo... [Responder]

Hola Silvia... pues este fantástico libro y tu reseña ya han despertado a la niña que fui
Me ha encantado
Cuando era pequeña, muchos cuentos, fueron mis favoritos
Por ejemplo, me sorprendió bastante ese muñeco de madera que se convirtió en un niño real... Pinocho
Hasta les dije a mis padres que mis muñecas no se convertían en reales porque no eran de madera
Besos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Me suena que de pequeña algo leí de este hombre y no puedo recordar qué fue... Qué rabia me da.

Yo recuerdo con muchísimo cariño "De profesión, fantasma". Me encantó ese libro. Un besote!!!

Vanesa Morote dijo... [Responder]

De cuentos infantiles no leo muchos, casi siempre los grandes clásicos infantiles.
El libro infantil que recuerdo haber leído más veces de pequeña era un tochaco de recopilación de los cuentos de los hermanos grimm. Nunca los he vuelto a leer de adulta y no sé por qué.
Un beso

Sara dijo... [Responder]

Los cuentos infantiles siempre me han gustado, y la verdad es que este libro parece bastante interesante.
Besos:)

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Leo tus palabras con una sonrisa en los labios y la ilusión desbordada: ¡Gianni Rodari! Siempre es un placer leer a este gran cuentista, valiente, original y siempre con una mirada distinta, para explicarnos la realidad desde otro punto de vista. Siempre lleno de ternura, de esperanza, de imaginación de la buena, de humor y ganas de consolar a los niños, Rodari SIEMPRE es una buena elección de lectura. O, quizás no... No, no, lector, este libro no es para ti ;-)))

nosolo leo dijo... [Responder]

Pues hay cuentos infatiles que son una preciosidad. Me acuerdo que de pequeña leí varias veces El soldadito de plomo que recuerdos.

Sary dijo... [Responder]

Me encantan este tipo de libros de cuentos, siempre me ha gustado leer cuentos y fábulas; y aunque es cierto que los clásicos son insustituibles, estos también nos llegan.
Besos!

Shorby dijo... [Responder]

Algún cuento cae de vez en cuando, me gusta releer algunos =)

Más que cuentos, siempre recuerdo un par de relatos que me han encantado desde pequeña, pese a lo macabro: Berenice, de Poe; El almohadón de plumas, de Quiroga =)

Y cuento: La princesa y el caballo de las crines de oro, de Alan Garner, que lo rescaté en una librería de segunda mano y lo reseñé en el blog hace tiempo.

Besotes

Ines RdP dijo... [Responder]

Estoy aqui primera vez asi que... si te gustaria visitar tambien mi blog, feel free :) y si te gustaria quedarte te lo agradeceria haciendo lo mismo :)

un besito enorme
www.thegrisgirl.blogspot.com.es

Ricardo Gonzalez dijo... [Responder]

Que lindo leer cuentos para niños, nunca he leído uno. Abrazos.

Annie dijo... [Responder]

Hola ^-^
No conocía este libro pero me lo apuntó, ya que de vez en cuando me gusta leer algo destinado para niños para así volver por unos momentos a mi infancia :)
Muchas gracias por la reseña.
Un beso enorme :D

Arila dijo... [Responder]

A mí me siguen encantando los cuentos infantiles. Y eso de "ex seminarista cristiano convertido en diabólico" ha aumentado mi curiosidad jaja! A mí de pequeña pequeña me encantaba El cascanueces y mira que no tengo claro que lo entendiera, la edición que tenía era preciosas eso sí <3

CHARO dijo... [Responder]

De niña me gustaban mucho los cuentos, recuerdo a Caperucita Roja cómo el primero que me regalaron mis padres siendo niña.Besicos

Manuela dijo... [Responder]

Es perfecto para un regalo que tengo que hacer dentro de unos días.
en cuanto a los cuentos de mi niñez siempre fui muy clásico así que Hansel y Gretel siempre conseguí fascinarme. Besos.

Lady Aliena dijo... [Responder]

Recuerdo con mucho cariño un libro que era ya para niños más mayorcitos. Se titulaba: " De profesión fantasma". También me gustaba mucho, aunque era para más pequeños: " Fray Perico y su borrico. Pero esto ya no eran cuentos, eran libros de Barco de vapor.
Besos.

Marivl dijo... [Responder]

Gracias por la recomendación, me encantan los libros infantiles y por los fragmentos que compartes este parece hermoso ¡*-*! Seguró lo buscaré.
Saludos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Los libros infantiles tienen un magia muy particular que a mí me encanta; es una suerte tener sobrinos a quienes pedírselos prestados ;)

Besos.

Jara dijo... [Responder]

Cuentos y fantasía son imprescindibles en la infancia y se vuelve a disfrutar mucho con ellos cuando los compartes con los niños. Mi preferido siempre fue La Cenicienta.

Besos

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Eso de ex seminarista convertido en diabólico ya me gusta, yo no tengo paciencia para los libros infantiles ni para los dibujos animados pero sé de una cosilla que anda por aquí con dos años que va a dejar las princesas Disney por algo más hardcore como esto ;) Besos :)

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

y... esto.... ¿a Bolonia no van adultos a dar lametones? (dicho así suena regular, todo sea por el helado).
La verdad es que leer, leo pocos cuentos pero en la librería me llevaría y llevo alguno.
Por ciero, Soy un artista también de Blackie me hace mucha gracia, vamos, que lo quiero (es mi loca bajita, la Mafalda de las coletas pero sin bata ;) Este lo tengo en ficha jejeje
Besos

Jo dijo... [Responder]

hay varios... pero Cri cri un cantautor mexicano hacia cuentos con canciones imperdibles y muy inteligentes

al menos no hay que perder la ilusión...

AMALIA dijo... [Responder]

Me gustan los cuentos infantiles porque me hacen recordar tiempos bonitos.

Mi padre me regaló uno muy lindo: "Bajo las lilas". No recuerdo el autor.

Un beso.

loquemeahorro dijo... [Responder]

Amo a Gianni Rodari, sobre todo por "Cuentos para jugar" en el que planteaba tres finales y había que escoger uno (o inventarte tú el tuyo).

¡Cuántas veces habré leído ese libro! De pequeña y de no tan pequeña.

Ahora tengo esperándome en casa "La gramática de la fantasía"

Laurita dijo... [Responder]

Me encanta leer este tipo de libros de vez en cuando, porque me recuerda a mi niñez. Y la verdad creo que el que más me gustaba de pequeña, era "los tres cerditos". Aunque había otro que ahora no recuerdo el nombre, que también me encantaba.

Un besito ^^

Tatty dijo... [Responder]

Yo este tipo de recomendaciones me las apunto para mis sobris porque hace un montón que no me paro a leer un libro infantil
Besos

Valaf dijo... [Responder]

Pues de entrada me cae bien el autor, quiero decir que no ha adulterado su adultez, lo cual es toda una proeza en estos tiempos tan resabiados en los que vivimos. Muy bien por él.

Por otra parte, a mi me encantan los cuentos de hadas, y los de seres parecidos. También hay todo un mundo en relación a su metatexto y el mundo adulto, vamos, hasta gente de renombre en el campo psicológico ha escrito sobre el asunto.

¿De pequeño?, pues a ver, de muy pequeño me nutría de los cuentos, a viva voz, de mi abuela. Cuando ya me dediqué a leer, primero fue Verne, y no creo que eso pase por cuento. ¿Uno muy en boca de todos y con el que jamás pude? Peter Pan.

Un besazo!!

maidafeni dijo... [Responder]

Yo aprovecho estas recomendaciones para regalar a mi sobrina libros y de paso ya les hecho yo un vistazo. ..

Enzo dijo... [Responder]

Este tipo de cuento no es lo que iría a buscar a una librería, pero si tengo la suerte de que se cruce en mi camino, seguro que lo leo. Me has despertado la curiosidad.
Un beso.

Nocturna dijo... [Responder]

Hola guapa!!
Gracias por la reseña pero no me atrevo a leerlo jejeje. Mi libro favorito de la infancia era Mujercitas aunque también recuerdo uno que tenía tres finales y tu elegías el que más te gustaba. Besotes ;)

Rober dijo... [Responder]

¡Anda! Pues ni siquiera me sonaba y tiene muy buena pinta, la verdad.

No es que sea yo muy lector de juvenil, imagínate ya de infantil. Pero es cierto que los cuentos son un mundo a parte. De vez en cuando está bien releerlos y recordarlos. Verlos desde el enfoque adulto creo que es un ejercicio fenomenal, y además a todos nos hace sentirnos un pelín más niños por un rato!

A mí siempre me ha encantado Hansel y Gretel, era más de clásicos, lo confieso.

Besines!

Margaramon dijo... [Responder]

Ahora ya casi no leo cuentos, pero de pequeña me encantaba que me los contaran y sino los leía una y otra vez. No recuerdo tener uno favorito.
Besos

Caminante dijo... [Responder]

Es de las portadas que había llamado varias veces mi atención, aunque la sinopsis me había dejado algo confusa. Tiene pinta curiosa, volveré a echarle una ojeada cuando lo vea.
A mí de pequeña me gustaban los cuentos de los Hermanos Grimm, tenía un libro enorme con ilustraciones =)
Besos!

L.I.M dijo... [Responder]

Que interesante, los libros infantiles siempre son fascinantes, me encanta la magia que desprenden. En mi caso, no sabría decirte un cuento sólo porque me encantaban todos aunque recuerdo con especial cariño el de Hansel y Gretel, la casita de caramelo me traía loca.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

De este autor sólo he leído Cuentos para jugar, que me gustó mucho en su momento. Y éste tiene muy buena pinta. Me lo apunto para leerla junto a mi hija, a ver qué tal. Libro que recuerdo... No voy a repetir más Momo, pero sí voy a rescatar del olvido un libro que leía mucho de pequeña. No en versión original, sino reducida y que incluía hasta la historia en cómics: De Grumete a almirante de Marryat Frederick. No sé que tenía esta historia pero la leía y la releía, y la releía... Cuando somos niños nos cuesta menos releer, ¿verdad?
Besotes!!!

elisa lichazul dijo... [Responder]

la verdad es no fui buena madre leyendo cuento infantiles a mi hijo cuando era pequeño , prefería leerle cuentos más grandes , o libros de ciencia, astronomía y de historia

a veces la imaginación se estimula desde otras órbitas

buena semana

Lara del Cofre dijo... [Responder]

Qué bueno, Silvia! Me lo apunto para Óscar desde ya!!! Mi cuento favorito era El pez que crecía y crecía. Era de los troquelados. El pez crecía y no cabía en la pecera, luego pasaba a la bañera, luego a la piscina y al final tenían que llevarle al mar. Vaya penina! Siempre me fue el drama, está claro...

Nina dijo... [Responder]

No tengo cuentos favoritos la verdad, me gustan algunos infantiles

lecturina si dijo... [Responder]

Hola Mientras leo, me ha encantado tu reseña, me parece un libro de cuentos para lectores curiosos, me lo anoto y espero algún día poder leerlo. Gracias.

••I♥[Dolo]♥I•• dijo... [Responder]

Que libro más cuco.
Un beso.

Marya dijo... [Responder]

Conozco muchísimo a este autor debido a mi profesión y aunque este libro en concreto no lo conocía, seguramente sea tan precioso como todos los demás. Un besote :)

Marya dijo... [Responder]

Conozco muchísimo a este autor debido a mi profesión y aunque este libro en concreto no lo conocía, seguramente sea tan precioso como todos los demás. Un besote :)

sabores compartidos dijo... [Responder]

Pues la verdad es que me ha llamado mucho la atención, a veces se aprende más de este tipo de libros que de otros de más renombre.
unos besotessssssssssss

Raúl Omar García dijo... [Responder]

En cuanto a cuentos infantiles, no me canso de leer Cuentos de la selva de Horacio Quiroga.
Saludos.

Marisa G. dijo... [Responder]

Me encantan los libros infantiles. Ojalá hubiera habido tantos y tan vistosos cuando yo era pequeña. Pero aunque seamos adultos ¿por qué no leerlos? Oye, a nadie se la ha ocurrido organizar un reto de libros infantiles jejeje. Besos

Cartafol dijo... [Responder]

Siempre me ha gustado leer libros infantiles y desde que soy madre más, ver la cara que ponen los niños cuando les lees un cuento a veces es genial! :) recuerdo que mi tía me leía El lobo y los 7 cabritillos de esos cuentos ilustrados que traen muy pocas páginas, que aun conservo y me cuenta mi tía que me lo sabia al pie de la letra y que siempre tenía que ser ese el que leyeramos :)

Carax dijo... [Responder]

Mi cuento favorito no me acuerdo como se llamaba, pero iba de una niña que no se despertaba nunca a la hora, que le encantaba dormir (creo que me sentía identificada...) y que un buen día la cama al no despertarse, cobra vida propia y se la lleva a un mundo especial. También me gustaba muchísimo el de la niña de nieve :)
Besos

Laurita lectora dijo... [Responder]

Hola, este libro es fantástico y no creo que haya alguien que no sea capaz de disfrutarlo, sin importar la edad. No recuerdo el título del libro pero sí que era sobre una niña que por una enfermedad respiratoria no podía salir de la casa y creaba mundos extraordinarios mirando una mancha de humedad que había en la pared.
Abrazo.

bibliobulimica dijo... [Responder]

es uno de los favoritos de los hijos en esta casa ;)
un beso,
Ale.