miércoles, 21 de noviembre de 2012

La madre. Máximo Gorki





     "Cada mañana, entre el humo y el olor a aceite del barrio obrero, la sirena de la fábrica mugía y temblaba. Y de las casuchas grises salían apresuradamente, como cucarachas asustadas, gentes hoscas, con el cansancio todavía en los músculos. En el aire frío del amanecer, iban por las callejuelas sin pavimentar hacia la alta jaula de piedra que, serena e indiferente, los esperaba con sus innumerables ojos, cuadrados y viscosos. Se oía el chapoteo de los pasos en el fango. Las exclamaciones roncas de las voces dormidas se encontraban unas con otras: injurias soeces desgarraban el aire. Había también otros sonidos: el ruido sordo de las máquinas, el silbido del vapor. Sombrías y adustas, las altas chimeneas negras se perfilaban, dominando el barrio como gruesas columnas."

     Tengo una cierta tendencia a recaer en libros de corte amargo, que no hablan de felicidad y placidez sino que cuentan historias duras, de esas que forjan el carácter por obligación y dejan cicatrices en el alma. Ese tipo de historias. Por otro lado huyo de aquellas que contienen demasiadas consignas políticas, de forma directa o encubierta, no me gusta y me cuesta hacerme con ellas. Por eso de entrada dudaba ante este libro. Hasta que un día, no recuerdo en dónde leí: No conozco personaje más limpio que una madre, ni corazón con más capacidad de amar que el corazón de una madre. Hablaban de este libro, así que me decidí. Hoy traigo a mi estantería virtual, La madre.

     Conocemos  a Pelagia, una mujer rusa perteneciente a la clase obrera que vive bajo la férrea mano del marido y del régimen. Al enviudar su hijo empieza a sentir ansia por saber, ansia de revolución y a demostrarlo ante su madre. Ella no entiende esta necesidad, ha vivido de una forma y teme el cambio y las consecuencias que pueden tener y tienen buscarlo. Sin embargo es su hijo, y eso hace que se esfuerce y abra las puertas de su casa a este cambio mientras lucha por abrir también las puertas de su mente. A fin de cuentas, es su hijo.

     Alexei Maximovich Petrov, usó de seudónimo Máximo Gorki. Eso ya nos debería de dar una pista, Gorki significa amargo, y así es su texto. Al menos en esencia al tratar las desigualdades abismales de la sociedad. A través de un libro sencillo, un vocabulario igualmente sencillo y unos personajes apoyados en apenas unos pequeños trazos físicos entramos en esta historia que comienza con la sirena de una fábrica. Vamos conociendo a esta mujer, esta gran mujer que nos va ganando el terreno poco a poco a medida que avanzamos en la historia. Pero no sólo eso, sino que somos testigos de excepción de un momento crucial en la historia rusa, estamos viviendo  un cambio social que dará pie a una revolución, y lo hacemos a través de la experiencia y los ojos de Pelagia. Este libro, referente de la literatura rusa para crítica y lectores, nos aporta un testimonio de excepción. Asistimos a la vida gris de esta familia y al cambio, vemos al hijo leyendo, buscando su verdad hasta terminar contactando con revolucionarios y participar de su movimiento con el riesgo que ello entraña. Una época en la que este tipo de ideales terminaban, en el mejor de los casos, en el destierro. Y ahí es donde Pelagia es puesta a prueba, no lo entiende, no comprende esa lucha en la que su hijo se mete, pero es su hijo y tiene que apoyarlo de alguna manera. Poco a poco empieza a escucharlo mientras admite la revolución en su casa, y empieza a comprender que tal vez no sea tan malo buscar ese cambio.

     Por encima de la lucha, de la condena social, de las ideas revolucionarias, es un libro conmovedor. Un libro en el que una madre lucha por entender la actitud de su hijo, una mujer que empieza siendo una vieja de cuarenta años y a la que vemos crecer en un libro que resiste el paso de los años con firmeza. Se llega al final con interés en la historia de Pelagia, buscando saber la opción que tomará el autor, sólo vemos dos posibles y tenemos clara nuestra apuesta... y nos encontramos con un final espléndido que nos retumba en el cuerpo durante días, porque no es una historia sencilla. Ni bonita. Hoy traigo un clásico reciente con un claro mensaje social y político,  pero también con uno de los protagonistas que más interés han causado de la literatura rusa. Como sucede con estos libros ha sido tantas veces alabado como criticado, pero muchas veces esta diferencia de opiniones tan extrema hace que un título nos interese aún más.

     ¿No os sucede que los libros que provocan reacciones encontradas os atraen más que aquellos que son de aplauso unánime pero sin entusiasmo?

     Gracias

44 comentarios:

MORGANA dijo... [Responder]

Quizás sea por satisfacer la duda que provoca en uno.
El libro que nos traes me atrae y mucho.
Besos.

Offuscatio dijo... [Responder]

Hoy dejas a flotar en el aire un pregunta algo arriesgada; y, creo que ya sabes de que lado se posiciona mi biblioteca. El argumento resulta interesante, pero todavía más llamativo es ese paralelismo que has encontrado entre el seudónimo y la pluma del autor. ¿Pura coincidencia? Buena reseña. Gracias por descubrirme a dos autores en una misma semana.

P.s. "Corazones cicatrizados" ¡Qué título! Esa novela no se me escapará. Besos.

Pakiko dijo... [Responder]

Si un libro te deja sensaciones encontradas es que te ha hecho pensar, y eso deja huella en la memoria.
Por otro lado me gusta el argumento de lucha con uno mismo y contra el sistema de entonces.
Besos

Winnie0 dijo... [Responder]

Cierto. No hay nada como un argumento sobre el que debatir....eso crea opiniones y se aprende que se pueden tener muy distintas maneras de ver las cosas un besote

Mela dijo... [Responder]

Me suelen gustar más los que provocan reacciones encontradas, por supuesto.
También te digo que, tanto en libros como en películas, los que se llevan los grandes premios no suelen ser de mi agrado. jajajajaj ¡Tengo el gusto raro!
Me ha encantado la reseña, como es costumbre.
Besos!!

Laura S.B. dijo... [Responder]

Pelagia jajajajaja, ay madre, con ese nombre yo no podría tomármela en serio XD
Suele suceder que las novelas que pasan desapercibidas pero que son aplaudidas por quienes la leen, merecen más la pena que las que llevan tras de sí una gran campaña publicitaria. No por tener más lectores 50 sombras de Grey va a ser mejor novela ;) (por poner un ejemplo).

Locura de lectura dijo... [Responder]

No conocía este libro, pero desde luego tiene una pinta muy buena. Y con tu reseña más aún. Me la apunto. Saludos desde locura de lectura

Jara dijo... [Responder]

Sin duda es más estimulante un libro que pueda provocar un debate de ideas, de sentimientos, que te coloque en la disyuntiva de posicionarte.
Leí La madre hace muchos años, muchos y no recuerdo la historia con detalle pero si recuerdo perfectamente la impresión que me causó. Me dejó conmovida y además estoy segura de que una relectura actual me emocionaría aún mas.
Gracias por recordármelo.
Besos

Lídia dijo... [Responder]

Leí este libro hace muchos años Silvia, me gusto mucho.
Tu reseña está estupenda. Y es verdad a veces olvidamos libros estupendos y nos ponen delante cada mamotreto que no veas!!!!
(como por ejemplo como dice Laura SB, las famosas 50 sombras de Grey XD!!!!)
Un beso.

Ithil dijo... [Responder]

Tengo que confesar que me atraen más las novelas amargas, tristes y en general duras en las que todo el mundo lo pasa fatal que las que son más felices y amenenas con un final feliz.
No entiendo porque, pero siempre terminan gustáncome más los libros donde lso personajes las pasan fatal y encima no tienen un final feliz. Con esta novela has consehuido llamar mi atención precísamente por este toque.
Desde luego disfruto más con los libros que provocan reacciones encontradas. EL dilema que me plantéan hace que esté más tiempo pensando en él y recordándolo que al contrario.
Besos

Mayte Esteban dijo... [Responder]

Las novelas que provocan reacciones en el lector son las que, como dices, acaban dejando huella.

Siempre que me encuentro alguna así me provoca, además algo añadido: la imposibilidad de afrontar otro libro después sin buscar algo parecido.

Esta reseña te ha quedado fantástica, de verdad.

Tatty dijo... [Responder]

No conocía esta novela pero sin duda tanto el escenario en el que transcurre como las sensaciones que transmite me atraen, tengo que buscarlo
besos

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia, como soy muy visceral a mi las historias tanto leídas como en el celuloide me producen rechazo o simpatía, pero nada de medias tintas,
y menos si tienen un trasfondo social o político que al fin y al cabo termina siendo lo mismo.
En la historia rusa pasar del zarismo al comunismo,no se cual es mejor, porque si el segundo reparte pobreza, el primero crea frustración,desigualdad y marginación.
Besos

Darío dijo... [Responder]

Yo necesito estos, que me sudan emoción. Un abrazo.

Mere dijo... [Responder]

Los días de Pelagia eran tan grises... cuando se abre una pequeña puerta a la esperanza. Nadie merece vivir sin ilusión ¿no crees? Gracias por acercarnos al mudo dolor del pueblo ruso. Un beso

Aydita dijo... [Responder]

Este no lo conocía! besos

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Recuerdo que leí un fragmento en la escuela, pero nunca se me ocurrió leerlo completo.

De por sí, me encantan las historias que te inspiran sentimientos encontrados, hacerme mi propia idea...

Besos.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Parece que me has vuelto a convencer...¡Que poder de seducción Literaria!
Me gustan más los Libros que provocan esas sensaciones encontradas.
Un abrazo.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Lo tengo y ya a por él en cuanto pueda. Una vez hablamos de este libro en una de esas conversaciones en las que citamos, citamos, citamos jajaja. Tengo algunos más pero creo que empezaré con este que lo tengo mirado y remirado. Mi biblioteca se inclina del lado sinestésico-sensorial jajaja y huyo de lo que lee todo el mundo como de la peste, aunque en ocasiones me he equivocado. Un beso :)

Abuela Ciber dijo... [Responder]

Claro son libros de los que realmente nos hacen crecer , madurar.

En lo personal la edad me desvia hacia otros paseos con mas colorido y climas más calidos.
No sosos, no hay tiempo pare ello.

Es buenisimo visitarte.

Cariños

Nagini dijo... [Responder]

Al final Gorki se ha convertido en otra asignatura pendiente y a ver si pillo tiempo y me leo algo suyo.

Este libro pinta muy bien, por cierto, trata temas que me interesan de la historia.

MANUELA dijo... [Responder]

Leí este libro hace muchísimos años.Cuando he leído tu reseña he ido a buscarlo entre los libros,nunca he vuelto a pensar en él.Aunque guardo el vago recuerdo de que me gustó y además mucho.

Carmen dijo... [Responder]

No, eso no. Lo que me suele suceder es que cuando se habla mucho de un libro y todo el mundo habla maravillas puede ser que se me escapan las ganas de leerlo... Rara que es una.
Besos,

CHARO dijo... [Responder]

El libro que yo he leído se titula también La Madre pero es de Pearl S. Buck y la historia se desarolla en china, me gusta tanto que ya lo he leído tres veces.Besotes

Azalea Real dijo... [Responder]

Mmmm... buena pregunta: sí, seguramente sí, pero no en todos los casos. Por ejemplo 'La tristeza del samurái' es una gran novela, pero es amarga y triste y pesimista, y vuelca todas esas sensaciones en el lector. Por ello disfruté mucho leyéndola, pero volví a intercambiarla porque dudo que vuelva a leerla algún día.

Con respecto a 'La madre', por lo que cuentas es de esas novelas que sé que voy a leer, que tengo que leer, pero... algún día. Todavía no.

Besos.

May R Ayamonte dijo... [Responder]

Hola cielo!
Sin duda los que me son familiares, los que me traen emociones familiares, me gustan mucho mas que los que no.
Un beso!

Espe dijo... [Responder]

Lo leí hace la tira y efectivamente me provocó sensaciones encontradas; pero precisamente esa es una de las cosas que me suelen gustar de un libro.

Rodericus dijo... [Responder]

La literatura que me atrae, es precisamente esa, densa, cargada de sentimientos, emociones, y pegada a la realidad.

Porque para entenderme a mi mismo, necesito entender a los demás. Y cuando realmente brilla el alma humana, es en situaciones así.

Un beso.

Lesincele dijo... [Responder]

Me parece interesante pero a la vez se me hace pesada...no sé.

Un beso!

MaryLin dijo... [Responder]

A mi me suelen atraer los libros originales, los que captan mi atención por algún motivo o me parece que pueden ser diferentes, independientemente de que sean conocidos o no. Luego, obviamente, tengo temas o géneros preferidos.
Los amargos, como t´´u dices, no son lo m´´io. Me meto tantísimo en el libro que acabo angustian dome y pasándolo mal, así que son libros que ya directamente no leo.
Este, por lo tanto, lo dejar``e pasar. Espera`r´´e a otro m´´as animoso.
Besotes

Luciana dijo... [Responder]

Le esquivo a los libros "amargos", excepto que no lo sepa cuando lo comencé. Prefiero algo que tenga más esperanza y menos depresión.
Besos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Pues somos de la misma condición, sufrir con los dramas pero sin consignas.
Estos libros que te dejan esa sensación un tanto encontrada me parecen destacables, la peor sensación es la indiferencia total. Un besito

Shorby dijo... [Responder]

No es que me suceda... es que me tiro de cabeza a por ellos!! jajajaja
Me apunto este =)

Bepotes

Nesa Costas dijo... [Responder]

No lo conocía. Por lo que comentas parece interesante.
Sí que atraen más los libros que provocan recciones encontradas.
Besos y gracias por la reseña.

Margari dijo... [Responder]

Y otro libro que no conocía pero que me tengo que apuntar tras tu extraordinaria reseña.
Besotes!!!

Soycazadoradesombrasylibros dijo... [Responder]

Mi madre sigue diciendome que aprenda de ti y lea todos los libros que aconsejas, la tengo detras como una mosca ^^ no he leido nada de ningun autor ruso, es junto con la literatura americana del siglos xIX ...mi gran asignatura pendiente y este libro me sonaba tanto que he ido a mi antiguo libro de literatura del instituto y lo he visto como referente , aqui me dice mi madre que me lo compra ella y todo junto con el de Balzac
:/ respecto a tu pregunta no sabria que contestarte me has pillado con la mente vacia del todo y sin saber que decirte

besos

Zamarat dijo... [Responder]

Todo un clásico que no he leído y que espero hacer algún día. Buena reseña. Abrazo!

Citu dijo... [Responder]

Yo leí ese libro hace años, pero no sabía lo del nombre del autor,. Es un libro genial, pero muy duro. Muchas gracias por la reseña y hacérmelo recordar. Y respondiendo a tu pregunta tienes toda la razón.

momentoparapensar dijo... [Responder]

Hace mil años que lo leí y superó la prueba de cambios de casa y de estanterías, pero sigue ahí... quizá haya que releerlo...
Besicos.

Ricardo Gonzalez dijo... [Responder]

Me encantan los paisajes grises, y al principio de tu texto, en la introducción del libro, me dio esa imagen, es sensación, y la historia de la lucha por un cambio y sus dificultades, la madre que esta presente, creo que es un cóctel para dusfrutar, cada uno a su manera. Excelente. Saludos.

bibliobulimica dijo... [Responder]

No he leído a este autor, pero sin duda, parece que es un libro que no hay que dejar pasar. Eso de que Gorki signifique amargura da que pensar.
De cualquier modo, lo dejo para cuando haya más alegría en mi vida. Me parece un libro no apto para momentos difíciles.
Un beso,
Ale.

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

Por supuesto... claro que si !!Me atrae por de por si , la evolución , para mejorar la situación , ya como la madre ya como la del hijo..siempre habrá algo que aprender !!
( de donde sacas tiempo para leer todas las historias que nos presentas diariamente ?) besosss

Icíar dijo... [Responder]

Me decanto por el de posiciones encontradad, y los aclamados con unanimidad, depende, como ves una respuesta muy a lo gallego, jajajaja.
Me llevo a mi biblioteca este libro tuyo. Creo que me puede gustar.

Raúl O. García. dijo... [Responder]

Es que los libros que provocan reacciones encontradas no terminan de definirse entre si están buenos o no, entonces te quedan grabados en la retina por mucho tiempo, o por siempre. Puede que esa sea la razón. Aunque por lo general, estos libro no nos gusta realmente.
Saludos.