martes, 22 de septiembre de 2015

Reparar a los vivos. Maylis de Kerangal


     "Lo que es el corazón de Simon Limbres, ese corazón humano, desde que se aceleró su cadencia en el instante de nacer cuando otros corazones se aceleraban a la par, saludando el evento, lo que lo hizo brincar, vomitar, engordar, danzar liviano como una pluma o pesar como una piedra, lo que lo aturdió, lo que lo hizo derretirse, el amor; lo que es el corazón de Simon Limbres, lo que filtró, registró, archivó, caja negra de un cuerpo de veinte años, no lo sabe nadie con exactitud; sólo una imagen en movimiento, creada por ultrasonidos, podría emitir su eco, mostrar su alegría que dilata y su tristeza que encoge."

     Hay temas que son universales, seguros, que no fallan. Hay temas tan atractivos, como duros.
Y volver a ellos es una constante. Por eso me fijé en este título y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, Reparar a los vivos.

     Conocemos a Simon Limbres el día en que muere en un accidente de tráfico. Regresa con sus amigos de hacer surf. Ese mismo día se pone en marcha una maquinaria tan terrible como milagrosa y, durante 24 horas, seguiremos cada instante la sombra de esta muerte, fijándonos en la estela de un corazón que servirá para salvar la vida de una traductora de 50 años.

     La apertura del libro es un golpe directo al lector: la vida, el mar, el surf, la insultante juventud que espera entrar a un mar helado: las olas, los sentimientos, el instante... ESE instante. Y automáticamente su precio: el reverso, la muerte de Simon. Y la tarea de Kerangal es hacer de Simon el gran protagonista de la historia. Su figura postrada en la cama de un hospital, su muerte ya declarada, es la gran protagonista de una historia que torna lo trágico en hermoso mediante el uso de las palabras. Porque si algo define este libro es la belleza de las palabras que fluyen en frases que se van dilatando, que hablan de música, de sentimientos, de sensaciones. Frases larguísimas que nos roban el aire como muchas veces lo hace la propia vida, como se lo hace a sus protagonistas el conocer la muerte de su hijo. Kerangal ya lo hizo, ya nos metió de lleno en el tema, desde el momento en que suena el teléfono de la madre de Simon estamos en sus manos, temiendo su llegada al hospital. Pero llega, y también el padre, a encontrarse con la tragedia vestida de blanco dando la peor noticia que se puede recibir y justo tras asestar ese golpe, abrir otra posibilidad, la de la vida que se abre camino a partir de una muerte: la donación. Un tema complejo, lleno de implicaciones de todo tipo. Salvar vidas a partir de la muerte de lo que más se quiere, convertir al fallecido en salvador, en ayuda; luchas contra todas las reticencias, la decisión en un momento de dolor, las creencias, los prejuicios, el miedo a que le quiten lo suyo, a que nos lo quiten: el luto. Es complicado, muy complicado. Y la autora sabe entrar en ello para hacernos reflexionar mientras leemos, para que sin apenas darnos cuenta tomemos posiciones al respecto.
     España es un país en el que las cifras de donaciones dicen mucho a favor de nosotros. Pero sigue siendo un tema espinoso, siempre que se mezclan los sentimientos lo es. Por eso continuamos la lectura, que da paso a un fuerte componente médico; nos lleva por las listas de espera, las necesidades las edades las ilusiones, los quirófanos. Trasplantar un corazón: el corazón como órgano y también como depósito de sentimientos; quitar un corazón a un hijo, decidirlo, salvar una vida con él...  una vez más complicado. Y esa será nuestra estela a seguir hasta hallar a quien lo reciba. Reparar a los vivos, a todos. Quizás incluso al lector.

     Reparar a los vivos es una historia que transcurre en un día, llena de musicalidad en sus hermosas letras que nos habla de una tragedia y también de un milagro. Asfixiante en sentimientos, en sensaciones, nos conduce por el difícil camino de la donación de órganos mientras nos muestra a la vez la parte más profesional; los médicos. Esa doble mirada que va siempre de la mano con la familia que dona, con la que recibe, evita que el libro caiga en un sentimentalismo barato y también le otorga a la narración algo de solemne, de real. Hablar sólo de familias o sólo de quien opera hubiera sido dejar coja una novela cuya lectura se antoja casi necesaria por lo reflexivo.

     Me ha gustado recorrer el camino, me ha dejado sin aire a ratos, como la vida misma. En su versión más trágica y también en la más hermosa. Sin cargar tintas.

     Y vosotros, ¿hay algún tema que consideréis una apuesta segura en vuestras listas de lecturas?

     Gracias

28 comentarios:

Buscando- mi -equilibrio dijo... [Responder]

No lo conocía....
ESta vez no me lo anoto, pero me lo guardo en la memoria por si lo veo, para ver qué me transmite.
Besitos.

Agnieszka dijo... [Responder]

En mi caso son los viajes hacia lo desconocido, conocer otras culturas y mentalidades. Este tema se me antoja muy duro.
saludso

Lady Aliena dijo... [Responder]

Me gustan y suelo acertar, con los libros ambientados en la Edad Media. Si además hay algo de misterio, mejor. Pero si no, con una buena ambientación medieval, es suficiente. Un besote.

Rachael Calabrian dijo... [Responder]

Me gusta el tema (los temas) que atiende esta historia. Es verdad que a veces reincidimos, que volvemos a cierto tipo de libros, de lecturas. Me ha gustado la reseña, aunque la palabra "milagro" me trae a la mente ciertas asociaciones... (tengo traumas infantiles claramente no superados a este respecto que me llevan a malinterpretarlo todo en múltiples ocasiones). No obstante, me ha parecido una propuesta de lectura muy interesante. Gracias. Un saludo.

Aydita dijo... [Responder]

No me llama mucho!
Besos

U-topia dijo... [Responder]

No lo había pensado nunca, no hay ningún tema en especial que me "mueva". Quizás lo hago más por autores, aunque sí hay algún tema que me seduce puntualmente.

El tema es de los que tocan la fibra sensible y si está bien tratado como señalas, tiene que ser interesante.

Abrazos!!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues parece un argumento muy interesante. Para mí no hay mejor cosa que poder ofrecer una oportunidad de vida a alguien que lo necesite. Un besote!!!

Atalanta dijo... [Responder]

Tengo este libro apuntado, se sale de mis elecciones más habituales pero me parece muy interesante.
Un beso!

Nesa Costas dijo... [Responder]

¡Hola!
Tema espinoso, sí. Tal y como lo pones como para no intentar conseguirlo.
Besos y gracias por la reseña.

Meg dijo... [Responder]

Este libro está en mi lista de deseos desde que entrevistaron a la autora en Pág.2. Lo tengo que leer sí o sí. Un besote.

Tizire dijo... [Responder]

Interesante tema el que trata el libro, aunque no sé si es del tipo que me gusta encontrarme en literatura... Será cuestión de probar, que este libro parece una apuesta segura. 1beso!

rossy dijo... [Responder]

Me ha llamado la atención. Voy a buscarlo en la librería y a echarle un vistazo, a ver qué sensación me da.

bsos!

CHARO dijo... [Responder]

En realidad hay varios temas especiales que me atraen aunque también es verdad que con los años he cambiado de gustos.Besicos

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Un tema complicado, sí, y por lo general muy sensible, y para algunos todavía más. Aunque me interesa, no creo que sea para mí por ahora, pero tendré el título presente.

Besos.

Manuela dijo... [Responder]

No me veo ahora mismo leyendo sobre un tema así.
Besos.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Uy, me lo apunto sin dudarlo, tiene una pinta genial y mira que el tema es duro aunque ya sabes, es lo que me gusta. Parece que es bastante conocido aunque yo lo he descubierto aquí, ya te contaré. Besos.

Margari dijo... [Responder]

Uff... Un tema duro. Pero parece estar muy bien enfocado y si además está tan bien escrito... No me importaría darle una oportunidad.
Besotes!!!

Mangrii dijo... [Responder]

Hola :) desconocido para mi y me encanta todo lo que cuentas, desde la sinopsis realmente. Suena intrigante e interesante. Un saludo^^

Carax dijo... [Responder]

Me lo llevo, lo había visto en algún sitio (no recuerdo donde) pero tu reseña me ha dado empujón
Besos

De Lector a Lector dijo... [Responder]

Es un libro que merece ser leído, aunque quizás haya que elegir bien el momento. Tomo nota para buscárselo. Besos.

Doctora dijo... [Responder]

Te voy a ser sincera, no he sido capaz ni de acabar de leer la entrada, todo lo del accidente y tal me estaba trayendo malos recuerdos.

No leeré el libro y no sé si es esa su función, pero está bien cualquier historia que ensalce a los donantes y anime a la gente a donar.

Caminante dijo... [Responder]

Cuántos temas mortales y cadavéricos nos traes esta semana jeje Y no son temas que me disgusten...

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Que buenos libros conoces, siempre me llevo anotado alguno de aquí, jajaja. Y este no es una excepción, tiene muy buena pinta.

Para mi, los libros que tienen un poco de intriga y drama van a ser una apuesta segura.

Besos!

AMALIA dijo... [Responder]

Me parece interesante
Tendré en cuenta este título
Un beso

albanta dijo... [Responder]

No me importaría leerla. Me ha llamado la atención.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

He cogido y soltado este libro tantas veces en las librerías que he llegado a no saber si al final lo había comprado o no, si me había decidido por él o no. No, al final no me decidí, aunque he visto que lo tienen en la biblioteca. Este "ahora lo cojo, ahora lo dejo" es sólo el reflejo de no tener certeza de que me convenciera el libro, pero algo que dices me convence de lleno: no carga las tintas. Hecho, pues.

Un abrazo

El pájaro verde dijo... [Responder]

Por si no tuviera ya bastante con el título, la editorial y el primer párrafo que son como lucecitas que me dicen léeme, vas y nos haces esta reseña. A ver quién se resiste. Otro que me llevo.
Besos!!

Shorby dijo... [Responder]

Pues me gusta.
No lo conocía y parece una lectura interesante =)

Besotes