lunes, 28 de noviembre de 2016

Acuario. David Vann


     "Era un pez tan feo que casi no parecía un pez. Una piedra de fría carne musgosa y con hierbajos, jaspeada de verde y blanco. Al principio no lo vi, pero luego pequé la cara al cristal intentando acercarme. Sepultado en aquella maleza inverosímil, gruesos labios en curva apuntando hacia abajo, la boca una mueca. Ojo como pequeña perla negra. Gruesa aleta caudal con motas oscuras, a franjas. Pero nada más que lo señalara como pez.
     Mira que es feo."

     David Vann es uno de esos escritores cuyas obras se ciernen sobre el drama familiar. Quizás no todas, pero sí en una inmensa mayoría. Y tal vez por eso atraen la atención de un gran sector lector. Hoy traigo a mi estantería virtual, Acuario.

     Conocemos a Caitlin Thompson, una niña de 12 años, mientras está en un acuario. Allí mira los peces ensimismada mientras pasan las horas hasta que pase su madre a recogerla. Le gustan los peces, los acuarios, el orden, la tranquilidad... En el exterior ella vive con su madre, que pasa las horas trabajando para mantener un orden en la precaria economía de esta unidad familiar mínima en la que parece comenzar a ser asiduo un amigo de su madre. Un anciano acompaña a Caitlin en el acuario, mirando los peces. Y una amiga, Shalini, le acompaña en el camino a la adolescencia.

     Cuando uno empieza a leer Acuario, se encuentra ante una suerte de fábula, una metáfora de la vida en la que el orden y la tranquilidad sería representado por los peces, tranquilos en sus peceras, y el caos y el peligro de la vida real, sobre todo en las clases desfavorecidas, es el mar. Y uno de esos pececillos del mar que luchan por sobrevivir es Caitlin quien, mirando los peces del acuario, en tranquila serenidad, hace sin saberlo una pequeña disección al comentar si se esconden o luchan, si se agarran o se sueltan, con un anciano. Nos lo muestra; aletas y extremidades, tranquilidad frente a horas de trabajo y falta de sueño... y para el lector es fácil de ver. Pero entonces Vann demuestra que es Vann y la novela estalla como un bofetón. Y la crudeza de la vida, la violencia en todas sus formas entra irrumpiendo y arrasándolo todo. ¿Qué pasa cuando la madre de Caitlin descubre la existencia de este anciano? En ese momento se abre la historia y la serenidad con la que habíamos comenzado, porque sabíamos que había una vida dura en los rostros que se reflejaban en los acuarios, estalla y el lector se queda sobrecogido ante una historia que habla de culpa y también de perdón.
     Vann toma la voz de una niña de doce años ya adulta, y consigue hacer creíble la voz de quien está viendo como todo cambia a su alrededor, como la vida se despliega mientras comienza a sentir un torbellino de sentimientos que no siempre sabe como gestionar. Y esa es la voz sincera que hace que la historia gane en calidad y credibilidad, esa mezcla de inocencia y carácter luchador con el que se nace cuando uno llega al mundo en la casa del final de la calle. en un momento dado, en pleno vórtice de las vidas de los protagonistas, se nombra a Cenicienta, y uno no puede evitar sonreír pensando en el cuento y en lo que supone en la vida real. Solapar historias, comparar la que nos relata esta Cailin adulta que echa la vista atrás y decidir si el regusto que nos ha dejado es dulce o no, tal vez agridulce, como esa salsa que uno nunca termina de saber si odia o ama.

     Te voy a romper para averiguar entonces lo que eres, le dicen a Caitlin en un momento dado. Y tal vez ese sea el mejor resumen que se pudo hacer jamás de lo que David Vann intenta contar en esta magnífica historia de iniciación.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

33 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

Si es drama familiar es para mí. No la conocía pero me la apunto.

Susana Zarzuela dijo... [Responder]

cómo me gustan tus reseñas, siempre haces que me pique la curiosidad.
Gracias por la info.
Feliz semana.

Inés dijo... [Responder]

No estoy segura si me gustaría este libro o no, la verdad es que hace tiempo que quiero leer a este autor porque me lo han recomendado en la familia pero no sé si este es el adecuado para empezar con él.
Estoy terminando Basada en hechos reales y estoy encantada con De Vigan.
Un beso

Marina Cordoba dijo... [Responder]

Me gusta contemplar el plácido mundo de una pecera, me relaja y me ayuda a desconectar de lo que me rodea. Deduzco que sería una lectura reposada, justo lo que busco cuando ando saturada de mis géneros habituales, por eso me la voy a apuntar. Besos

Victor dijo... [Responder]

Pues estoy con el primero de Miss Peregrine. Y a este libro ya le tenía echado el ojo antes de leer tu reseña. Así que va a ir a la lista ahora mismo. Muchas gracias.

Eyra dijo... [Responder]

Hola!!!

Yo estoy con La menorah de Petra y de momento pinta muy bien. Me da miedo pasar por aquí, siempre me llevo libros apuntados y, lo que más me gusta, es que son libros "poco conocidos".

Un beso

Atalanta dijo... [Responder]

Pues no sé si me puede gustar. No es el estilo que más suelo disfrutar pero me ha picado la curiosidad.
Yo estoy leyendo El increíble hombre menguante.
Besos.

Ana González Rey (Anita Nsf) dijo... [Responder]

Creo que lo voy a dejar pasar. Un beso

Tatty dijo... [Responder]

Creo que me gustaría, me la anoto
Besos

DenWalton dijo... [Responder]

Hola! No conocía el libro pero tu reseña es de lo mas interesante, parece que fuera toda una poesía ya me lo apunto. Muchas gracias!

Beso!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues me lo apunto. No pinta mal. Besotes!!!

susana palacios dijo... [Responder]

No la conocía y me ha entrado la curiosidad, besotes

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Uy, justo estoy leyéndolo. La portada. No pude resistirme. Tengo dudas pero avanzo bien, ya te contaré.

Un abrazo.

Katrina Summer dijo... [Responder]

Hola!!!

Se ve muy interesante si debo de ser sincera pero no creo que sea para mi en este momento, quizás mas adelante pueda apreciarlo mucho mas. Saludos.

Jan Arimany dijo... [Responder]

Qué ganas le tengo a este libro!!
Besos

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Coño!! qué interesante!!!!
Me gusta.....

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Cada vez me animo más con los dramas, así que me llevo al título y a su autor para investigar un poco más sobre sus libros.

Besitos

Neftis dijo... [Responder]

Me da la impresion de que este libro no es para mi, lo dejo pasar.

Saludos

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No lo conocía pero me gusta lo que cuentas, me lo llevo. Yo esta semana sigo con el beso del ganador, la segunda parte de las siete hermanas y baile en el aire.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Me gusta lo que cuentas de esta novela. No me importaría leerla. Me pillas empezando La menorah de Petra y terminando Estaciones de paso.
Besotes!!!

J.P. Alexander dijo... [Responder]

no creo que lo lea, pero buena reseña . Te mando un beso y te me cuidas

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Pues no lo conocía y creo que podría disfrutarlo. Me lo apunto. Yo comenzaré con Dolores Redondo...ya te contaré.
Besos

Nube de Frases dijo... [Responder]

Me gustaría tenerlo ahora mismo entre mis manos, aunque resbale. Besos!!

Nieves Villalón dijo... [Responder]

Yo lo empecé con Miss Peregrine, pero ya he acabado, así que estoy un poco perdida ahora para elegir lectura. No sé si seguir con Feminismo para principiantes o adentrarme en algún thriller de estos que te dejan pasmados. Lo que sí tengo claro es que me apunto este, porque ha captado mi atención.
¡Un beso y feliz semana!

Carla dijo... [Responder]

Me llamó sólo por la portada, así de superficial soy a veces... Me gusta lo que cuentas, así que igual me termino por animar
Besos

Rocío dijo... [Responder]

Todavia no he leido nada de este autor asi que me lo llevo apuntado, un beso

AMALIA dijo... [Responder]

Lo apunto.

Un beso. Feliz semana

mar dijo... [Responder]

Por ahora no me animo. He terminado manual para mujeres de la limpieza y comenzare la hija del este, de clara Uson. Besinos.

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Esa crudeza que no no nos contás de la historia es la que hace que se quiera leer la novela. Buena estrategia de contagiar lectura.
Si la cosa viene como la historia que se me ocurrió con esa niña y el anciano, pues, debe haber buen material.
Saludos.

Natàlia dijo... [Responder]

No lo tengo claro con este, me lo pensaré. Un beso ;)

Ariel dijo... [Responder]

David Vann es peligroso. Como dices, centra sus tragedias en el ámbito familiar y eso provoca dolor al leerlo. En Sukkwan Island el impacto de la tragedia duró varias páginas en que seguía pensando que no podía ser cierto.

Tengo por casa Cocodrilo y estoy esperando el momento para leerla, por lo que estaré tiempo en leer Acuario.

Besos

Anahi Castro dijo... [Responder]

Hola... me interesa este libro.. me lo pueden mandas por favor?

Anahi dijo... [Responder]

Me gustaria leerlo, lo mandarian al correo?