jueves, 10 de noviembre de 2016

Seis personajes en busca de autor. Luigi Pirandello


     "Hace muchos años sirve a mi arte (aunque parece que fuera ayer) una criadita agilísima, y por eso nada primeriza en el oficio. Se llama Fantasía. Es un poco despectiva y burlona. Aunque le gusta vestir de negro, nadie le negará que no tiene sus ocurrencias, así como nadie creerá que todo lo hace siempre en serio y sólo de esa manera. Mete la mano en el bolsillo, saca de él un gorrito de cascabeles, rojo como una cresta, se lo pone y desaparece. Hoy está aquí, mañana allá. Y se divierte llevando a casa, para que yo componga relatos, novelas y comedias, a la gente más insatisfecha del mundo: hombres, mujeres, muchachos, vinculados a extraños problemas de los cuales no saben cómo librarse; contrariados en sus proyectos, frustrados en sus esperanzas, y con quienes, en fin, de verdad que es muy fastidioso conversar". 

     Parece que hablar de un Premio Nobel nos lleva a los últimos concedidos y automáticamente a la crítica sobre si es o no adecuada la elección, pero no está de más mirar en los estantes de una librería o biblioteca y descubrir las joyas que este premio nos ha ido descubriendo por el camino. Hay, como corresponde, grandes nombres y mejores obras tras este premio y justo es, si comenzábamos la semana con un Planeta y a la vista de que el Nobel de este año carece de novelas entre las que podamos elegir para juzgar su labor estrictamente literaria, echar la vista atrás y decantarnos por otro título y autor. Por eso, hoy traigo a mi estantería personal, Seis personajes en busca de autor.

      Pirandello nos mete en un palco en el que están ensayando los actores de El juego de papeles, comedia de... Pirandello. Se van colocando cada uno en su sitio, llega el director y empieza el ensayo dando órdenes, hasta que irrumpen seis personajes en el teatro. Necesitan representar su historia, aunque claro, para ellos esa historia es su vida. Así que discuten con el director para conseguirlo quien piensa que tal vez, si les deja hacerlo... ¿tenga la obra para la que se crearon?

      Puede que para muchos sea algo novedoso el mezclar planos de realidad y ficción en lo que es de por si ficción, pero si habéis leído a Unamuno y su fabuloso Niebla, sabréis que no es tan nuevo. Podía perfectamente haberme decantado por Unamuno, y seguramente acabaré por traerlo aquí también.
      Lo bueno de Pirandello es que consigue convertir este teatro dentro del teatro en una forma de hacernos reflexionar sobre las apariencias y la realidad, enfrentamos la existencia con la imagen que recibimos y también con la que proyectamos. Por supuesto, la obra es un drama, es lo que correspondía al teatro de la época, un buen drama que mantenga la atención del público menos interesado en la filosofía y la reflexión. Pero lo hace de una forma tan integrada que no nos estorba a la hora de pensar tampoco.

      Las dos realidades planteadas son los actores, libres de interpretar un guión, y los personajes, condenados a su historia en una especie de contradicción que les permite caminar libremente fuera de su libro pero no les da la libertad necesaria para salirse de su papel. Tal vez, sólo tal vez, como aviso de las historias y los tropiezos condenados a repetirse. Los vemos incluso dar un anticipo de los sucesos que saben ya están escritos.
      Y ahi es donde interviene el director, dispuesto a dejar a esos personajes representar su historia para así conocerla y luego recluirlos a un guión que sigan sus propios actores. Pero, digo yo ¿acaso no están los personajes subidos a las tablas cuando los está viendo? Y pregunto además.. ¿cómo ven ellos sus vidas representadas al dedillo por otras personas diferentes?

     Al final, tanta moda con la metaliteratura, resulta que lleva poblando libros desde hace más años de los que creemos, e incluso en los clásicos podemos encontrar trazas de ella, como en este caso, en una bellísima obra de teatro caracterizada por el uso cuidado del lenguaje y escrita por todo un Premio Nobel. Merece la pena y mucho bucear en ella.

     Y vosotors, ¿alguna vez os animáis a leer teatro?

     Gracias

26 comentarios:

Rosalía Navarro dijo... [Responder]

Buenos días, estimada 😍 He leído cosas que luego han resultado ser teatro, y ni percatarme de ello, eso fue cuando era una cría. Ahora no lo hago y no me importaría hacerlo.
Gracias por tu reseña.
Besos

Susana Zarzuela dijo... [Responder]

Sí, tuve una época de leer teatro y me gusta mucho, Pirandello no es de mis favoritos pero también está bien.
Gracias por la reseña.
un besote

albanta dijo... [Responder]

Pues es verdad que está todo inventado. La leí hace muchos años ya.

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Me gusta cuando te pones clásica ;-))) Y no solo clásica, encima teatrera.
Mira, ahora que J.K. Rowling ha conseguido que niños y no tan niños lean teatro, me parece un buen momento para recuperar esta obra de Pirandello. Bss

Anna Kholod dijo... [Responder]

Hola.
Pues con lo nuevo de Harry Potter he leido teatro. Pero algo clásico no. No lo descarto, pero la narrativa se me hace más amena. No se, es diferente. Besos.

Ana Blasfuemia dijo... [Responder]

Lo cierto es que en literatura ya está todo inventado, otra cosa es que esté más o menos explorado o que esté más o menos de moda, o que se puede mejorar lo que ya se h a hecho. Pero basta precisamente eso: acudir a los clásicos, para saber que lo que ahora a veces parece de moda, ya se había hecho antes. Y, en muchos casos, mejor.

Un abrazo

Inés dijo... [Responder]

Lo leí en el instituto y hicimos representación teatral, aunque tengo que reconocer que yo me lucí mucho más interpretando a Melibea en La Celestina.
Un beso

Eyra dijo... [Responder]

Hola!

No suelo leer teatro aunque algo de Shakespeare sí que he leído pero no es un género que me atraiga especialmente.

Un beso

Annie dijo... [Responder]

Hola ^-^
La verdad es que no creo que lea este libro porque las obras de teatro no me suelen gustar.
He leído unas cuantas pero ninguna de ellas me ha terminado de convencer así que por ahora no creo que vuelva a leer ese género.
Un beso enorme :D

CHARO dijo... [Responder]

La verdad es que no leo teatro y creo que no lo haré.Besicos

loquemeahorro dijo... [Responder]

Pues sí, en concreto me animé a leer esta obra, después de ver "La función por hacer".

Como sabrás, el grupo de teatro Kamikaze entró a lo grande en el mundo del teatro español con esa obra, que era una adaptación libre y muy acertada de estos seis personajes.

Eso me llevó al original, que me parece que adaptaron como se tienen que adaptar las cosas: con un sentido, nada de "visto a los actores como si fueran de esta época, así, porque me da a mí la gana".

No, trajeron a estos días el conflicto, porque algunos detalles han envejecido un poco mal, pero sin faltar nunca al espíritu de la obra.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Hace mucho que no leo teatro pero sí me gusta. Me lo apunto. Besotes!!!

Atticus dijo... [Responder]

Leo teatro a menudo. Me gusta especialmente Camus. Entre los españoles, Mayorga, tan intenso, tan preciso, tan hondo. No obstante, el teatro leído tiene algo de guión cinematográfico y creo que lo mejor es ver directamente la obra. Porque, a diferencia de la novela, se escribe teatro para hacer teatro, del mismo modo que se escribe música para ser interpretada.

Vi hace años la versión de esta obra, creo que en "Estudio 1". Aún recuerdo la fascinación que me produjo.

Génesis † dijo... [Responder]

Desde el título llamó mi atención, así que tuve que ver cuál sería tú opinión. Sin duda me apunto esta lectura.

Saldos.

Katrina Summer dijo... [Responder]

Hola!!!

Creo que nunca he leído teatro y para serte sincera no se si alguna vez le de una oportunidad. Me ha gustado mucho tu entrada, creo que es sensacional. Saludos.

Tatty dijo... [Responder]

Esta vez no me llama, yo el teatro lo tengo bastante abandonado
Besos

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Me lo anoto, siempre voy buscando leer teatro y nunca sé que elegir y este tiene pinta de ser muy buena opción.
Aunque me encanta el teatro, leo menos de lo que me gustaría, por lo que te comentaba, nunca sé que obra elegir.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Llevo muuuucho tiempo sin acercarme al teatro. Parece esta una buena obra para volver a leer este género.
Besotes!!!

AMALIA dijo... [Responder]

Sí leo teatro alguna vez.

La obra que citas la ví hace años representada y guardo un estupendo recuerdo.

Mi comentario al post anterior salió como anónimo. Perdona.

Un beso. Feliz fin de semana.

Pasión por la lectura dijo... [Responder]

¡Hola!
No tengo una buena experiencia al leer Teatro, leí uno el año pasado y no lo disfruté del todo, así que por el momento dejo pasar esta lectura. Besos :*

-Kelly López

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Gracias por la reseña, y no suelo leer teatro. Pero de todo hay que probar. Te Mando un beso

Raúl Omar García dijo... [Responder]

En Argentina se ha representando miles de veces esta obra. Es un clásico. No leo, pero hice muchos años teatro. Te recomiendo: Los árboles mueren de pie y Trescientos millones.
Saludos.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Sí recuerdo haber leído teatro en mis años de instituto pero ahora mismo no hay mucho que me llame la atención, aunque sí tengo curiosidad por "Bodas de sangre" de Lorca.

Besitos

Samantha mb dijo... [Responder]

Hola!
No conocía este libro, pero no me llama mucho la atención.
Me alegro de que te haya gustado :)
Un beso!

Marisa G. dijo... [Responder]

No he leído al autor todavía. Otro más que anotar. Besos

mar dijo... [Responder]

Lo leí hace tanto tiempo que ya ni me acuerdo, pero si se que me gustó. Tal vez lo relea. Besinos.