lunes, 19 de marzo de 2018

El orden del día. Eric Vuillard


     "El sol es un astro frío. Su corazón agujas de hielo. Su luz, implacable". 

     Reconozco que tuve este libro en el punto de mira desde que me enteré de su publicación. Hoy traigo a mi estantería virtual, El orden del día.

     en febrero de 1933 las más altas personalidades del mundo de los negocios y las finanzas, tuvieron una reunión con el entonces canciller Hitler en la que acordarían su apoyo, donando dinero. Aquella reunión que no figuraba en ningún sitio, fue crucial. Hitler ya pensaba en Austria y no tardaría en comenzar reuniones con primeros ministros. Comenzaba su ascenso. Por Austria.

     Si hago memoria, el premio literario que más alegrías me ha dado como lectora, es el Goncourt. Por eso me fijé rápidamente en este libro: es el ganador del Premio Goncourt de 2017. Era necesario que lo leyese.

     Vuillard nos deja en esta novela breve un ejercicio histórico en el que rellena huecos con ficción, que se antoja demasiado veraz como para que, salvando las distancias, no siga sucediendo hoy en día. Lo hace además con frases cortas, fijándose en detalles sin importancia para rodear de ellos esos momentos que han resultado vitales para la historia contemporánea. A fin de cuentas, ¿qué hubiera sido de Hitler de no conseguir el apoyo de esos hombres? Nadie lo sabe, pero lo podemos imaginar. Por eso, la aparente frivolidad con la que los rodea es tan importante. Les convierte en algo tan mundano como las metas que persiguen. Tuve incluso, lo reconozco, la sensación de leer que veinticuatro cuervos subían las escaleras a la espera de la reunión. Esa es, supongo, la manera elegida por Vuillard para reflejar la sociedad del momento, dirigida de frente o no por unos hombres y unos intereses que poco o nada tenían de dignos y relevantes. A fin de cuentas, Opel comenzó sin ni siquiera inventar, nos recuerda el autor, aunque terminara llegando a la industria del motor. Y quien sobrevive es la empresa, la marca, y no aquel que fingió inventar. Muy representarivo, si uno se para a pensar.

     Vuillard avanza y nos habla de las reuniones políticas. Del primer interés de Hitler en Austria y la conveniente reunión. Y descubre el lector la inteligente maniobra de reunirse con Gran Bretaña mientras Austria está siendo invadida. Curioso, aquí estamos con Halifax, al igual que la pasada semana en El instante más oscuro. La literatura tiene estas cosas. A veces es una línea y otras un círculo.
     Sin embargo, dirá el lector que todos sabemos lo que sucedió después. Que ya nos hemos hecho una idea con la reunión y el dinero, de la importancia de estos veinticuatro hombres. Pensará que es fácil, ya que el libro no es un acta de reunión, es una entretenida novela en realidad. Así que, Vuillard toma el mando una vez más, y nos deja ver un poco más allá: la contraprestación. Esa parte que uno tiene en mente en las primeras páginas pero en la que no piensa demasiado después. Si uno lo piensa, incluso si ha olvidado las denuncias que se hicieron en su día, la contraprestación era sencilla: mano de obra judía. Y ahora, cuando ya el autor nos ha ido relatando su historia y contado quién es quién, cada marca que hay detrás de cada nombre, ya hemos terminado la novelita. Era corta.
     Ahora cerramos el libro y miramos a nuestro alrededor. Prestamos un poco de atención y nos fijamos en algunas de las marcas que nos rodean. Va a tener razón Vuillard en lo que comenta al principio de la novela: las empresas y sus marcas sobreviven.

     Me ha gustado El orden del día, es una estupenda novela de un momento desconocido y el autor con sus frases cortas y anécdotas más o menos importantes, consigue interesar desde las primeras líneas.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

18 comentarios:

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Ah, este es para mí, me lo llevo. No tengo especial relación con el Goncourt, como te ocurre a ti, pero me ha gustado una cosita que dices al principio: los detalles. Ahí está la Historia y la historia, en los detalles. Me lo llevo por eso, por la novelización histórica y porque prologa muy bien "El instante más oscuro", sí señora.
Empiezo la semana con uno juvenil "El monstruoso relato de Prosper Readding", y me está encantando. Besos.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Ahora mismo no me veo leyendo un libro así pero no lo descarto para más adelante.
Esta semana la empiezo terminando Diez negritos y Antihéroes.
Besos!

Myriam González Gil dijo... [Responder]

¡Hola! Pues justo hoy empiezo este mismo libro y mi intención es continuar con el último premio Renaudot, para no abandonar el momento histórico.
Feliz semana :-)

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues parece un libro muy interesante. Habrá que tenerlo en cuenta. Un besote!!

AMALIA dijo... [Responder]

Parece una lectura interesante.
Lo tendré muy en cuenta.
Un beso. Feliz senana

Twins dijo... [Responder]

Nos alegramos que te haya gustado, a pesar de ser cortito.
Nosotras empezamos la semana con "Sisters" de Anna Todd, pero vamos a ir lentillas ya que estamos las dos muy ocupadas, pero poco a poco :)

¡Un saludo!

Tamara López dijo... [Responder]

Ya sabes que la política no es lo mío. Esta vez no me lo llevo.
Un besote :)

María dijo... [Responder]

Pues sigo con el mismo libro que comencé la anterior...bueno...se han sumado otros dos, que no paran de interponerse. Son lecturas muy distintas, por lo que no hay problema...es como cuando una estudia que tiene que estar a varias historias...en fin...pero creo que me dedicaré más a una de ellas y luego pasaré al resto.

En cuanto a este libro, no me llama mucho la atención, a pesar de lo interesante que haces que parezca con tus palabras. Nos sobrevivirán muchas cosas,...desde luego que los cuatro elementos, y si se sigue sin guerras nucleares, supongo que las empresas y demás...en fin...un comentario poco optimista, verdad?? Bueno, es que a veces ves el mundo y dices...¡¡será verdad!!??

Un abrazo y que sigas con lecturas que te hagan sentir bien.

Margari dijo... [Responder]

Qué interesante este libro. NO lo conocía, así que apuntado me lo llevo. Esta semana estoy con el tercer libro de la trilogía de Los gozos y las sombras.
Besotes!!!

Neftis dijo... [Responder]

Me alegro que te haya gustado, yo lo voy a dejar pasar. Esta semana la empiezo con Los jovenes de la elite y La chica invisible.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy se ve un libro super interesante lo tendré en cuenta.

Rebeca Favila~ dijo... [Responder]

¡Hola!
No conocía al autor ni la novela, aunque del todo no es lo que quiero leer en estos momentos, no lo descarto del todo, hay algo que me llama la curiosidad.
Saludos Infinitos.

Carla dijo... [Responder]

Le tenía el ojo echado, la verdad es que el momento histórico es de mis preferidos, y el verlo narrar desde esta perspectiva me parece muy interesante.
Besos

Atalanta dijo... [Responder]

Pues creo que podría gustarme.
Yo acabo de terminar "Revival" y ando indecisa... será por falta de pendientes en la lista XD XD
Besos y feliz semana :-)

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Vaya, interesante reflexión final sobre las marcas y la mano de obra, es decir, la actualidad de la novela,...aún así no me convence.

Ariel dijo... [Responder]

Coincidimos en esa fe en los Goncourt, creo que es de los pocos premios fiables y su criterio no tiene nada que ver con Planetas y otros montajes meramente comerciales. Lo cierto es que creo que cada año acabo comprando el ganador del premio francés, por lo que muy posiblemente este también caiga y más, después de tu elogiosa reseña.

Empiezo la semana a punto de terminar un libro maravilloso; Stoner de John Williams.

Besos

Shorby dijo... [Responder]

Me gusta, no lo conocía pero me gusta la frase que has puesto en el inicio.
Lo busco.

Besotes

Lagarto amarillo dijo... [Responder]

Oh my god!
Me faltaban un montón de reseñas por leer.
Te has puesto las pilas, bonita.
Sí, voy a leerla. Ya lo sabes.
Besos.