lunes, 5 de marzo de 2018

La decadencia de Nerón Golden. Salman Rushdie


     "El día de la investidura del nuevo presidente, cuando nos preocupaba que alguien lo pudiera asesinar mientras caminaba cogido de la mano de su excepcional esposa entre los aplausos de la multitud, y cuando muchos de nosotros estábamos al borde de la ruina económica como resultado del estallido de la burbuja de las hipotecas, y cuando Isis todavía no era más que una diosa-madre egipcia, llegó a Nueva York un rey septuagenario y sin corona procedente de un país lejano y acompañado de sus tres hijos huérfanos de madre para tomar posesión de su palacio en el exilio, comportándose como si no hubiera ningún problema en el país ni tampoco en el mundo en general ni en su propio pasado."

     Si soy sincera compré este libro antes de leer su sinopsis, la hamburguesa de oro sumada al título de la novela, me ganaron. Nerón y una hamburguesa, tuve curiosidad. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, La decadencia de Nerón Golden.

     Conocemos a René Unterlinden, hijo de académicos residente en Nueva York, aspirante a cineasta. Verá coo se muda junto a él una familia procedente de la India y se mudan a una mansión cuyo propietario no había sido desvelado. La familia es la formada por Nerón Golden, un multimillonario ya anciano del que poco se sabe, y sus tres hijos cada uno de los cuales lleva su propia maleta a cuestas, ya sea la identidad sexual o el arte. La aparición de una mujer llamada Vasilisa y su acercamiento al patriarca familiar desbaratará la armonía, mientras René, testigo de excepción por su relación con esta familia, va relatando lo que sucede, rellenando los espacios que desconoce y pensando en una película.

     Desde el momento en que hablo de un joven periférico a la familia deslumbrante de origen semidesconocido, todos hemos pensado en Gatsby. Es inevitable hacerlo. Sin embargo, Rushdie no busca eso. Ambienta la novela entre Obama y la subida a la presidencia de un nuevo líder que se hace llamar a sí mismo el Joker

      Rushdie no desaprovecha una línea en esta novela para señalar con el dedo, ya sean nuevas o viejas críticas, el libro está plagado de ellas. En primer lugar habla de la inmigración y la identidad de los inmigrantes, ya que los Golden están rodeados de misterio en cuanto a su origen y el motivo de su huída. Cambian de identidad y se reinventan, siendo aquí muy representativo el nombre de Nerón para saber la evolución que va a llevar la familia y en el caso de los hijos, los nombres sufrirán un proceso de cambio a medida que pasa el tiempo en la ciudad, de tal modo que Petronio será Petya, Dionisio D y Lucius A, Apu. Elige además el símbolo de la gran ciudad en la que es mas fácil desaparecer y reinventarse y es entonces cuando aparece la nueva esposa, Vasilisa y los hijos salen de casa. D y su identidad sexual serán otro de los puntos fuertes del libro Petya y sus miedos y Apu el artista, tomarán la novela para con su deriva dar lugar a una apertura hacia el verdadero centro, René. Es a René a quién Rushdie encarga contar esta historia de miedos y problemas actuales de la sociedad y es en esta novela en la que los Estados Unidos más actuales se convierten en el verdadero protagonista, a través sde sus personajes. Un lugar cambiante, que al igual que D parece no tener muy claro qué tipo de lugar es. Un país en el que aparece un hombre llamado Gary, Joker, de llamativo pelo verde, rico y vulgar, la novela se despliega una vez más para dejar que veamos a Trum en él, y Rushdie, sin pudor alguno, le convierte en ganador de las elecciones frente a quien estamos seguros de identificar como Clinton. Estados Unidos, creador de superhéroes ahora parece estar bajo el influjo de The joker. No deja de ser irónico, realista y mordaz. Quizás por eso parece la única parte que trasciende una y otra vez de un libro que merece ser leído con atención.

     La decadencia de Nerón Golden es una novela que, más allá de cada crítica, merece ser leída. Una historia con un narrador que se convierte en protagonista de excepción, en la que no faltan referencias mitológicas y artísticas que se lee en un suspiro y se piensa durante muchos días. No es Gatsby, es René.

     Y vosotros, ¿con qué libro comenzáis la semana?

     Gracias.

16 comentarios:

Aylavella dijo... [Responder]

No me gusta mucho el autor, por lo que no creo que lo lea, lo dejo pasar.
Besos

Camino F. dijo... [Responder]

¡Hola!
Seix Barral tiene las portadas más curiosas, ¿verdad? jajaja. Respecto al libro, no niego que tiene muy buena pinta. Y si se lee rápido y me aseguras que merece la pena… me lo apunto.
¡Un besazo!

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Ya tenía anotado este libro para darle una oportunidad pero tardaré un poco en hacerlo ya que en estos momentos me apetece leer más otro tipo de historias.
Esta semana estoy, aunque ya no me queda mucho, con Intuición y El noviembre de Kate.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Pues sí, por lo que cuentas, un libro que hay que leer con atención, que no hay nada al azar.
Besotes!!!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues no sé si por desconocimiento pero yo no pensé en Gatsby. Pensé en Trump directamente. Pinta muy bien este libro. Un besote!!!

Norah Bennett dijo... [Responder]

A mí este hombre siempre me ha parecido un misterio y uno de esos autores con los que no me entero, no me alcanza la inteligencia. Intenté hace muchos años lo de Los versos satánicos, creo que en aquella época no me vino bien, era muy pequeña y el libro me sobrepasó por otras partes. Así que me atrae, creo que me gustaría por la crítica que hace y lo que cuenta y porque es de los que tira a dar, pero no me atrevo, lo veo inalcanzable. Tal vez lo vuelva a intentar ahora que ya soy más grande.
Besos

CHARO dijo... [Responder]

Me ha resultado una reseña interesante.Besicos

Tamara López dijo... [Responder]

Esta vez no es para mí.

Un besote :)

Neftis dijo... [Responder]

Este libro lo dejo pasar que no me convence del todo. La semana la empiezo con Al pie de la montaña de Romina Naranjo.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy por el momento no me apetece. Pero gracias por la recomendación

Atalanta dijo... [Responder]

La portada mucho no me llamaba. Tras leerte voy a indagar un poquito.
Besos.

Carla dijo... [Responder]

Esta vez no me lo voy a llevar, no me veo disfrutándolo
Besos

AMALIA dijo... [Responder]

La tendré en cuenta.

Un beso.

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Chica, qué libro más interesante. Me lo apunto, claro.
No le pego un mordisco a la burguer que me destrozo la piñata de pingüina jajajja.
Besos.

Twins dijo... [Responder]

No nos llama demasiado la atención. Eso sí, la portada resulta muy curiosa.

¡Un saludo!

Shorby dijo... [Responder]

Me gustan los títulos que trae esta editorial =)
Me lo apunto.

Besotes