viernes, 2 de marzo de 2018

Laura. Vera Caspary


     "La ciudad, aquella mañana de domingo, estaba en calma".

     Qué ganas tenía de leer esta novela y siempre lo olvidaba. Finalmente entré en una librería, en una ciudad ajena, y me la tropecé. Hoy traigo a mi estantería virtual, Laura.

     Conocemos al detective Mark McPherson cuando se le asigna el caso de Laura Hunt, una mujer cuyo cadáver ha aparecido en su casa. Todo indica que la noche del viernes abrió la puerta y le dispararon en plena cara. McPherson investigará este crimen mientras nos preguntamos no solo quién mató a Laura, sino también quién es esta mujer.

     Vera Caspary es uno de esos nombres que, a menudo, no le suena a la gente hasta que descubre que gente de la talla de Borges la encumbraba. Es en ese momento cuando se decide uno a investigar y tropieza con Laura, una historia que fue publicada por entregas en la revista Colliers en el año 1942 y como novela al año siguiente bajo el título Llama dos veces por Laura. Y no solo eso, además un año más tarde sería llevada al cine de forma magistral por el gran Otto Preminger.

     Laura es una novela negra al uso escrita por una mujer que no puede evitar dejar un rastro de sus ideas en ella. Me ha llamado la atención por ejemplo, la acidez con la que replica en este libro las diferencias entre los hombres que solo buscan triunfar y las mujeres que son más de sobrevivir y buscar al hombre que esté a su lado. Pero más allá de estas denuncias habituales sobre todo en años posteriores al que fuera escrita esta novela, Laura es una historia magnífica que cumple con todos los requisitos de la novela negra, empezando por ponernos un muerto en las primeras páginas. Aunque luego se alce como protagonista absoluto y logre interesar no solo al lector, sino al propio detective encargado del caso.
     La novela se divide en varias partes narradas por diferentes personajes que darán una versión de la víctima, su vida y, en la medida de lo posible, lo sucedido. Parte del encanto de esta historia está en que las versiones, como en la vida misma, no siempre se complementan; en algunos casos se superponen dejando claro que algo falla ahí. Y así es como además vamos conociendo no solo a Laura, sino también a Selby Carpenter, prometido, Waldo Lydecker, personaje estrella en su tono, su sarcasmo y su maledicencia que no escatima en defectos y tampoco esconde su origen, ya que fue inspirado en el conde Fosco de Wilkie Collins. Hay también personajes femeninos, como la fantástica Susan, tía de la protagonista, destacando sobre todos ellos el de la protagonista, ya fallecida en las primeras páginas. Además Laura Hunt cumple a la perfección con los cánones para ser una femme fatale, Hermosa y deseable, incluida alguna peculiaridad más que sorprendente para la época en la que se concibió.
     Todos estos personajes se van definiendo a través de un manejo del diálogo excepcional, como lo hace también el propio detective en su obsesión por esta mujer. De este modo caemos en una historia sin buenos demasiado buenos, en la que seremos víctimas del influjo de Laura, y será casi imposible detener nuestra lectura hasta llegar a las últimas páginas. A fin de cuentas no es una novela tan larga y no hemos dejado que nadie nos la estropee desvelando demasiados datos. Y, eso sí, una vez terminada, veremos la película. Imprescindible también. Igual que el libro.

     He disfrutado muchísimo con Laura del sabor a la buena novela negra, de los personajes, los diálogos, la trama y la resolución. Sin peros. Buscad a Laura.

     Me gusta ver las versiones cinematográficas de los libros que leo. Incluso si estos libros no me han gustado demasiado. De hecho, casi lo prefiero a la decepción que suelo sufrir cuando se trata de una novela que me encantó, ya que el protagonista de mi cabeza rara vez coincide con el impostor que ha osado interpretarlo en la pantalla. Y a vosotros, ¿también os gusta ir al cine a ponerle un rostro a vuestros personajes favoritos?

     Gracias.

17 comentarios:

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Hoy nos traes la que muy probablemente sea, junto a "El halcón maltés", mi película favorita de cine negro de todos los tiempos. Fíjate que siempre he estado tan entusiasmada con la película de Otto Preminger que ni siquiera me había parado a buscar la novela. Me la llevo, sin dudarlo, tienes razón cuando la tachas de imprescindible (a ambas, película y novela). Y en cuanto a tu pregunta... no suelo hacerlo pero en este caso creo que no podré leer el libro más que de una manera: imaginando a McPherson con la cara de Dana Andrews. Besos.

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

Jo, me lo anoto ahora mismo. No puedo mirar para otro lado.
Me encanta todo, el argumento, que lo escriba una mujer, la portada, todo.
Besos.

Rachelin TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
Me ha pasado exactamente lo que dices, no me sonaba de nada esta autora, pero ya tiene que ser buena si Borges la tenía en alta estima.
En cuanto al libro, no me llama la novela negra, pero me ha gustado lo que has comentado sobre que cada uno da su versión y todo rechina, para que una vaya investigando XD
Y sobre la pregunta, pues prefiero evitar adaptaciones si los personajes me encantan y los tengo totalmente creados en mi cabeza. Otras veces sí que me gusta que haya adaptación como en La princesa prometida, adoro al actor que escogieron; de todas maneras, son las menos.
Me acuerdo cuando se publicó Crepúsculo, que estaba con toda la tontería de la edad del pavo, y me imaginé con pelos y señales a Jacob, años después aparecieron las pelis y me mató el actor, ninguno hubiera dado la talla jejeje
¡Un saludo!

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Ohh qué buenísima pinta tiene este título! Yo no conocía a la autora, pero por todo lo que cuentas y cómo defines su estilo, parece que es una mujer super interesante y adelantada a la época. Sin duda hay que tenerla en cuenta.

Yo también soy de ver las adaptaciones cinematográficas, pero siempre que puedo después de haber leído la historia.

Besitos

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! En este caso no me llama demasiado la atención y no creo que disfrutase de la historia, así que lo dejo pasar.
Una vez leído el libro, si tiene adaptación si me gusta verlo.
Besos!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues, pese a que me encanta la novela negra, tengo que admitir que me acerco poco a los clásicos. No sé por qué...
En cuanto a las películas, suelo verlas por curiosidad pero por norma general me desilusiono, así que no sé por qué sigo haciéndolo. Jajajaja. Besotes!!!

AMALIA dijo... [Responder]

Ví la película pero no he leído el libro.
Me gustó mucho.
Un beso.

CHARO dijo... [Responder]

La novela negra no me atrae mucho.Besicos

Margari dijo... [Responder]

Reconozco que no conocía la novela. Pero ahora bien apuntada me la llevo. Y sí, me gusta ir al cine a ver si se parecen a esa imagen que me he hecho en mi cabeza mis personajes favoritos.
Besotes!!!

Neftis dijo... [Responder]

A mi tambien me gusta ir al cine a ver las adaptaciones de los libros que leo pero casi siempre voy con miedo por el destrozo que le hayan hecho al libro.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy se ve interesante y lo tendré en cuenta. Es segun le libro aveces prefiero ver la versión cinematografía y luego me arriesgo ala libro

Twins dijo... [Responder]

Qué bien que te haya gustado tanto el libro. La verdad es que tiene buena pinta.
Sí que nos suele gustar ir al cine a poner rostro a los personajes, aunque luego no sean a veces como una espera.

¡Un saludo!

A Little Things Bcn dijo... [Responder]

Muy buena reseña!! A mi también me encanta ir al cine pero me llevo muchísimas decepciones!!
Besicos!!

Molina De Tirso dijo... [Responder]

Estupenda reseña de una novela que yo también reseñé hace unos meses. Estamos de acuerdo en qué maneja perfectamente los recursos del género y en qué retrata fielmente su época, con una visión bastante progresista, supongo, de la mujer y su papel en la sociedad.
Lastima que no sea tan conocida como el director que llevó Laura al cine, porque tiene mucho escrito y parece que muy bueno.

Marisa C. dijo... [Responder]

Vi esta peli cuando era muy muy jovencita, cuando en la tele se ponían estos clásicos en blanco y negro. La actriz me pareció tan guapa y enigmática que me pasé varios meses intentando peinarme y moverme como ella, hasta que quise parecerme a Jennifer Beals, en Flashdance; cosas de la adolescencia. Me resulta muy difícil leer un libro después de haber visto la película, porque tengo ya todas las imágenes montadas en mi mente. Al revés me cuesta menos. Quizás en este caso haga una excepción. Abrazos.

Carla dijo... [Responder]

Pues me convence el género y me convence lo que cuentas, le echaré un vistazo y conoceré a Laura
Besos

Shorby dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de leerlo, estoy segura de que disfrutaré la lectura =)

Besotes