miércoles, 14 de marzo de 2018

Las supervivientes. Riley Sager


     "El bosque tenía garras y fauces. 
      Quincy corría entre los árboles gritando mientras todas aquellas rocas, espinas y ramas la mordían y la arañaban, pero no se detuvo. Ni cuando las piedras se le hincaron en las plantas de los pies descalzos. Ni cuando un tallo le azotó la cara como un látigo y un hilo de sangre le chorreó por la mejilla. 
      Detenerse no era una opción."

     Alfaguara lleva un tiempo eligiendo con bastante acierto los thrillers que publica. Eso hace que me fije en ellos de forma casi automática y por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, Las supervivientes.

     conocemos a Quincy, una bloguera repostera con un novio estable y una rutina a base de Xanax. Ella es una superviviente. Hace diez años fue la única superviviente de Pine Cottage, una terrible masacre en la que murieron cinco amigos suyos y que su memoria parece empeñada en reprimir. Y eso hace ella, avanzar evitando mirar al pasado y a una prensa que la etiquetó como una de las Final Girl. Hay otras dos mujeres que ostentan el dudoso honor de llevar esa etiqueta, dos supervivientes más: Lisa y Sam. Guincy conoce a la primera, por teléfono, pero no a la segunda que decidió desaparecer del mapa. Para cuando nosotros conocemos a Quincy, Lisa es encontrada muerta en su casa y todo apunta a un suicidio. Es entonces cuando Sam decide volver al mundo de los vivos, y lo hace justo delante de la casa de Quincy.

     Riley Sager el un seudónimo. Tras él se esconde el periodista y editor Todd Ritter quien además ha publicado libros con su verdadero nombre y que no ha tenido ningún problema en admitir que se encuentra detrás del seudónimo. Así que una vez más estamos ante una primera novela que no es realmente una primera novela. Y eso debería de notarse.

     Las supervivientes es una historia escrita a modo de page turner en la que tenemos dos hilos temporales. Un presente en el que Quincy nos va narrando su vida y un pasado en el que un narrador omnisciente va relatando lo sucedido en Pine Cottage, dándonos la información a medida que la protagonista va recordando. La novela se articula alrededor de Quincy y nos da las dos versiones posibles de una persona que sobrevive a una situación límite como es una masacre: la de Quincy, empeñada en seguir adelante y no querer saber nada más, y la de Sam, en el registro más clásico de alguien marcado por los hechos que se rebela contra el mundo y no consigue adaptarse del todo a las normas sociales. La tercera vía que queda muy bien reflejada en esta novela, es la periodística: el interés, la persecución, la búsqueda del sensacionalismo y la noticia, incluso la fama del periodista a través de las noticias que publica. Y lo vemos perfectamente cuando, tras morir Lisa, Sam y Quincy vuelven a ser noticia. Sin embargo esta no es una novela periodística, el autor busca entretener al lector, por lo que la novela se llena de giros y preguntas que tardan en ser contestadas. Sam, por ejemplo, parece empeñada en sacar a Quincy de su aparente tranquilidad, provocando reacciones que desencadenen recuerdos, y Quincy vive en una nube eterna de preguntas sobre lo sucedido y también sobre lo real que es su propia vida. Ambas cosas intrigan al lector hasta el punto de casi obligarle a seguir leyendo para descubrir que se esconde detrás de estas dos mujeres, ya que ambas se acogen a ese término que se puso de moda con La chica del tren y que es el personaje poco fiable. Sabemos en todo momento que hay algo más de lo que nos relatan y, por si se nos olvida, el autor se encarga de irnos recordando esto cada pocas páginas.
     sin embargo también he encontrado "peros" en esta novela. El primero es el rol de los propios personajes. Por eso no he hablado hasta ahora de los personajes masculinos, como son Jeff, el abogado novio de Quincyy, y Copp, el policía que la encontró huyendo de la muerte diez años atrás. Me han parecido dos personajes desaprovechados, encorsetados en sus propios clichés de hombres casi opuestos, y eso ha provocado que ninguno de ellos me llegara realmente a gustar. Es cierto que con las chicas también cae en tópicos, pero al desarrollarlas más, incluso llegué a formarme una imagen física de ellas, pese a que las descripciones son exiguas. Mi segundo problema, aunque reconozco que a medida que avanzaba dejé de darle importancia ya que la historia me resultaba entretenida, está en el lenguaje utilizado por el autor, a veces demasiado sencillo. No fue en ningún momento un problema realmente serio, pero sí que durante los primeros capítulos había momentos en que era una especie de molestia residual al tropezarme con algunas frases.
     Aún así, la novela me ha durado apenas dos tardes, es francamente entretenida y el juego alrededor del concepto ochentero de Final Girl me ha parecido divertido y, hasta cierto punto, novedoso. Imagináos, la última superviviente de una masacre, esa chica que aparece llena de sangre pero que ha logrado salir del infierno. Hay tres, el público las sigue, las adora salgan o no en la prensa habitualmente. Y años más tarde una muere, suicidio... ¿o no?

     La supervivientes me ha parecido una novela entretenida de la que disfrutar si se llega sin demasiadas exigencias, con una historia que gira buscando que el lector se sorprenda y engancha a su trama.

     ¿Soy yo o se ha puesto de moda escribir con seudónimo?

     Gracias.


22 comentarios:

Aylavella dijo... [Responder]

Me gusta lo que cuentas de la novela y creo,que a pesar de los peros, la disfrutaría, tiene pinta de ser entretendia. Me la llevo apuntada.
Besos

Maria Fuertes dijo... [Responder]

Hola acabo de abrir un nuevo,blog sobre literatura, reseñas de libros, series y peliculas. Me encantaria que te pudieses pasar por aqui y me siguieras: https://cronicasdeunabibliotecaria.blogspot.com.es/
Muchas gracias

Montse Martín dijo... [Responder]

Hola:
Pasé miedo, mucho. Con Sam. Me provocaba terror. Y dudé. Mucho. Y me equivoqué, más.
Los chicos no solo encorsetados, es que no tienen ni fuerza ni garra.
Pero me lo he oasado bien leyéndola. Y es lo único que pido.
Besotes.

Rocío Gómez Campos dijo... [Responder]

Me apunto este pasapáginas, porque el punto de partida me parece cuanto menos curioso.

Un beso!!

unmomentoparalalectura VM dijo... [Responder]

Hola! Creo que por ahora la dejaré pasar, demasiados libros pendientes y algunos de los peros que comentas que no me terminan de convencer.
Un besazo

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Bueno pues un page turner de esos que entretienen y ya, no lo veo nada mal...aunque estoy muy perezosa con el thriller. Aun así, si me lo cruzo no me importaría leerlo.

Besitos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Uyyyyy, qué ganitas me han dado de leerla... Yo es que no soy demasiado exigente. Si me entretiene, me vale. Y parece que este libro cumple esa premisa. Besotes!!!

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Me fijé en este libro antes de que se publicase pero en estos momentos creo que no disfrutaría con un libro así, con lo que en principio lo voy a dejar pasar.
No es solo cosa tuya, cada vez tengo la sensación también de que hay más autores que escriben bajo seudónimo.
Besos!

Margari dijo... [Responder]

No conocía esta novela. Se ve entretenida. Pero ahora mismo necesito algo más para apuntarla. Aunque si se cruza, no le voy a decir que no.
Besotes!!!

CHARO dijo... [Responder]

Yo creo que los seudónimos han existido siempre. Parece interesante la trama de esta novela.Besicos

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

¿Bloguera repostera? ¿en serio? Normal que se medique, jajaj. Es broma.
Creo que a mí me gustaría más que a ti, seguro, porque he leído muchísimo menos thriller que tú, y me ha gustado lo que has contado, a pesar de tus peros, que seguro que yo ni los veo.
Confieso que al principio pensaba que ibas a hablar de zombies o algo así, pero al ver que no va de eso, me lo anoto.
Confieso tb que cada día me caes peor por tener una lista interminable de lecturas pendientes....
Besos.

Tamara López dijo... [Responder]

Este lo tenemos más que apuntado en casa, ya sabes que nos encanta el terror :)

Natàlia dijo... [Responder]

Me llama, pero todavía no me he decidido.
Un beso ;)

Neftis dijo... [Responder]

Aunque no tiene mala pinta, lo voy a dejar pasar.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Gracias por la reseña y o tendré en cuenta. Ni idea eso de los seudónimos ya que siempre escrito así. Te mando un beso

Carla dijo... [Responder]

Este no termina de despertar mi curiosidad así que lo voy a dejar pasar, demasiado pendiente, imagino
Besos

Twins dijo... [Responder]

Madre mía, con lo que nos encantan los thrillers... nos ha llamado demasiado la atención el libro, no lo conocoíamos. Tiene muy buena pinta.

¡Un saludo!

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

No ho sé, qué quieres que te diga, al principio me parecía interesante, pero a medida que iba leyendo la reseña veía que la trama no iba por donde yo creía y al final, no he terminado convencida, en especial porque aunque te ha gustado, tampoco suenas muy entusiasmada. Pero gracias por la reseña de todos modos.

Un saludo,
Laura.

Rocío CazaEstrellas dijo... [Responder]

Pues en principio sí que tengo curiosidad con este libro, pero no sé si lo leeré a corto plazo ni si llegado el momento encontraré los mismos peros. Veremos. Un beso.

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Pues mira me apetecía y eso de que es puro entretenimiento anima, aunque los peros ya me gustan menos y hay tanto por leer que no sé si acabaré decantándome por ella. Quizá me apetezca más la anterior de Alfaguara, Mar blanco, creo que era.
Besos

Shorby dijo... [Responder]

Pues no me importaría leerlo, aunque los peros... no sé yo.

Besotes

Conxi dijo... [Responder]

Discrepo, Alfaguara lleva una temporada de decepciones editoriales (bajo mi humilde opinión) aunque por desgracia no es la única editorial. No quiero hacer spoilers pero adiviné quien era el malo desde el primer momento. La narrativa aceptable pero el argumento de serie B.