viernes, 11 de mayo de 2018

La ciudad de la lluvia. Alfonso del Río


     "Es de noche. Una figura, difuminada por una cortina de lluvia, avanza. Camina lentamente, ajena al temporal del que el resto del mundo ha huido. Gabardina larga, traje oscuro, sombrero negro y zapatos italianos. Empapado, el hombre parece disfrutar del paseo a pesar de todo. Su paso es pausado pero constante. Solemne pero decidido. No puede volver la vista porque eso supondría introducir una duda en lo que ha dejado atrás. El pasado no cuenta... no debería contar. Solo puede seguir avanzando".

     Los libros nos llegan por otros lectores. Este me lo recomendaron desde dos voces diferentes de las que me fío: Alba y Montse. Así pues, hoy traigo a mi estantería virtual, La ciudad de la lluvia.

     Conocemos a Alain Lara en Bilbao, corre el año 1983 y, tras la muerte de su abuelo encuentra una fotografía que le es desconocida. Sin embargo cuando descubre que otra de las personas que aparecen en la imagen ha fallecido en la misma época que su abuelo, algo se mueve en su interior y decide investigar. Conocemos también a El Extranjero, pero lo hacemos en Berlín en 1941, un hombre que entablará relación con los nazis para vender una máquina. Y finalmente conocemos a David, un brillante abogado que desde el Bilbao de 1983 nos irá relatando su historia.

     Vista la novela así parece inconexa, pero es evidente que todas las tramas convergen y el autor nos deja clara la pista: la fotografía. Lo único que le resta al lector es descubrir lo que se esconde detrás.
      Separadas las partes hay que decir que, si bien el autor ha buscado contextos interesantes y conflictivos, ya sea el nazismo en Berlín o ese año 83 de inundaciones y ciudad dividida, ha conseguido equilibrar la ambientación con la fuerza que le ha dado a los personajes. No ha sacrificado el realismo, de hecho introduce algún personaje real, pero serán los protagonistas quienes lleven todo el peso de la historia. En mi caso me quedo con El Extranjero y la trama de espionaje, la guerra, el pasado...  es redonda. En cuanto a la parte más actual, y dejando de lado cualquier pista que pudiera deslucir vuestra lectura, me sorprendió encontrarme con un protagonista futbolista que se dedicara a investigar. Y no, no temáis los que no sois aficionados al fútbol porque la novela no versa sobre ese deporte, pero sí sobre el peso social que puede llegar a tener en el entorno, y el autor además, nos regala alguna anécdota en su libro.
     No he hablado de los personajes femeninos, también perfectamente perfilados aunque con menos importancia en la historia. Sin embargo me gustaría destacar aquí a María. Y, como no todo es destacar, el personaje de David es el que menos me gustó, demasiado brillante para mi gusto y es que, en general, me atraen los personajes con defectillos que los humanicen y es lo único que he echado en falta en la novela. No obstante, el autor lo suple y es cierto que todos ellos logran el status de tridimensionales sin demasiado esfuerzo por nuestra parte.

     Suele suceder con las novelas que se mueven en distintas tramas, y más si alternan espacios temporales y localización, que el lector se siente atraído por uno de los hilos desarrollando predilección por una de las historias frente a las demás. Podría decir que no ha sido así, pero es inevitable, y en mi caso, desde las primeras páginas, me preguntaba por qué David estaba contando su historia. No significa eso que el resto no me hayan interesado, al contrario, pero curiosamente el personaje que menos simpatías me despertaba, era el del hilo que más me atrajo desde las primeras líneas.
     
     La ciudad de la lluvia es una novela que, mezclando hilos distintos y varias tramas, se antoja sencilla de leer y teje su historia hasta cerrarla sin fisura alguna mezclando el género negro, la novela de espionaje y la histórica para llegar a una resolución impecable a gusto del lector más exigente. Me ha gustado conocer a Alfonso del Río. Repetiré.

     Y vosotros, ¿también os pasa en las novelas con varios hilos que hay uno que os interesa por encima del resto?

     Gracias.

   

20 comentarios:

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Creo que es inevitable que uno tire más que otro y ,evidentemente El extranjero pesa, pero a mi me gustó mucho ese abogado demasiado todo.
Besos

Lesincele dijo... [Responder]

Esta no es para mi, huyo de todo lo relacionado con el espionaje aunque luego a veces me lleve sorpresas gratas. Es manía ya xD
Un beso!

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

ME lo regalaste, ¿Cómo no leerlo?
además, Bilbao.
No tengo nada más que añadir.
BEsos.

Tamara López dijo... [Responder]

No he leído al autor, pero el género me gusta y tiene buena pinta ;)

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Le tengo muchas ganas a este libro y espero leerlo muy pronto. En libros con varios hilos si me pasa, siempre hay alguno o alguna trama que me engancha más.
Besos!

Kayena dijo... [Responder]

Comienzo por el final: Si, es normal que cuando una novela transcurre en dos espacios temporales, te sientas más atraída por uno de ellos. Curiosamente, porque el más antiguo suele ser el más atractivo (sea cual sea la época en que transcurre), ya que normalmente una es la excusa de otra.

En esta novela se da esa circunstancia: los acontecimientos del "presente" (porque este se da en 1983), derivan a algo sucedido en 1941, en el Berlín del nazismo (un caramelito para cualquier lector). Pero en esta novela, en particular, ambos momentos están a la altura, porque Alfonso del Río ha mimado las dos tramas.

Coincido contigo en que la figura del abogado es de las más atractivas desde el principio, pero el resto del elenco es tan perfecto en su humanidad que acaban comiéndoselo. El Extranjero es lo más, pero el policía, el futbolista, etc. etc. son como para traértelos a vivir a casa. Y sí, yo también repetiré con el autor, porque joyitas como él son muy a tener en cuenta.

Un beso.

Margari dijo... [Responder]

La acabo de leer y me ha gustado mucho. Es cierto que David es el personaje que peor cae, e incluso así, se hace atractivo. Y te estás preguntando en todo momento por qué está contando su historia. Muy buean novela.
Besotes!!!

AMALIA dijo... [Responder]

No conozco al autor.

Por lo que comentas, parece interesante.

Un beso.

CHARO dijo... [Responder]

No me ha llamado la atención este libro.Besicos

Shorby dijo... [Responder]

Me pasa!
Y de hecho, muchas veces estoy deseando terminar el trozo que sea para volver al hilo que me interesa xD

Besotes

Neftis dijo... [Responder]

Por ahora no entra en mis planes de lectura.

Saludos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Se ve interesante y respondiendo a tu pregunta si me ha pasado que un hilo te mueve más. Te mando un beso y buen fin de semana

Carla dijo... [Responder]

Lo tengo apuntado, se que ha gustado bastante, pero creo que lo leeré dentro de un tiempo cuando haya enfriado las reseñas
Besos

Ful Navalón dijo... [Responder]

Me pones los dientes largos, espero leerla en breve. Besos

Marisa C. dijo... [Responder]

Como está muy cerca la Feria del libro de Madrid, me he propuesto empezar una nueva lista solo por ella. Creo que este será el primer título que anote. Me ha gustado lo de los personajes bien construidos; no me encuentro muchos últimamente en lo que leo. Abrazos.

Rocío CazaEstrellas dijo... [Responder]

Tengo muuuuuuchas ganas de leer este libro. Y sí, normalmente un hilo pesa más que otro, por eso admiro (y disfruto doblemente de la lectura)la capacidad de encontrar el equilibrio. Un besote!

Atalanta dijo... [Responder]

No siempre, pero sí suele haber un hilo que me gusta más que el otro.
Un beso.

Al calor de los libros dijo... [Responder]

Pues si, muchos libros me llaman la atención cuando otros lectores los recomiendan. Y así es como gracias a blogs sobre libros he descubierto autores que me eran desconocidos.
Por tanto paso a apuntar esta novela que nos presentas hoy.
Un abrazo

mar dijo... [Responder]

Me llama un montón y esta en mi lista de pendientes. Me encantan las historias con dos líneas temporales, aunque habitualmente una suele ser más interesante que otra, generalmente la del pasado. Besinos.

Carmina dijo... [Responder]

Por partes, cuando hay dos hilos temporales siempre uno me llama más la atención y casi siempre suele ser el del pasado. En cuanto a David, a mi también me llamó la atención porque contaba su historia, y también es el personaje que menos me gustó, sobre todo porque existen personas así capaces de sacrificar todo por una meta.
María también fue un personaje que me atrajo mucho, y no soy futbolera y lo poco que habla de fútbol me chirriaba, pero no me molestaba, además estoy segura que existen deportistas como Alain, la lástima es que no sean visibles y lo sean más los que van de divos.
El Extranjero me ha tenido en vilo durante toda la lectura y ver la conexión con el presente fue un lujazo, pero si en la parte antigua me subyugó en la actual no demasiado.
Una buena novela sin lugar a dudas, equilibrada