miércoles, 9 de mayo de 2012

Fausto. J. W. von Goethe



     "Dos almas ¡ay de mí!, imperan en mi pecho y cada una de la otra anhela desprenderse. Una, con apasionado amor que nunca se fatiga, como con garras de acero a lo terreno se aferra; la otra a trascender las nieblas terrestres aspira, buscando reinos afines y de más alta estirpe. "

     La tentación de Fausto, todo un tema tratado una y mil veces. Y el libro que traigo hoy todo un clásico que no podía faltar aquí, en mi estantería virtual. Sin embargo es de esos libros complejos que hay que pensar mucho como se van a enfocar. Supongo que por eso se ha demorado en el tiempo. Pero, finalmente, hoy traigo a mi estantería virtual a Fausto.

     Os presento a Fausto, un hombre insatisfecho por sus limitaciones, por su falta de conocimientos sobre temas profundos. Un día, decidido a suicidarse, arrepintiéndose, se tropieza con Mefistófenes quien le ofrece un pacto; su alma a cambio de una vida plena. Fausto acepta y se convierte en un hombre arrogante que se va transformando en un ser que ansía el poder que ve puede tener a su alcance.

     La historia de Fausto, escrita hace 280 años, proviene de una leyenda, la de la vida de Johannes Fausto. Amigo de alquimistas siente gran atracción por la magia, algo bastante común en la Edad Media, y se ve atraído por Simón el mago, un hombre al que rendirá tributo toda su vida. Se habla de pactos y alquimias que le ayudaron a conseguir la independencia de su espíritu y sellaron su fidelidad a estas artes paganas.

     Es una historia conocida por todos y un libro complejo de leer. Escrito en forma de diálogo, perfecto para ser representado, asistimos a los cambios que se producen en nuestro fausto. Sin poder evitar juzgarlo duramente y ponernos en su lugar a ratos, casi a hurtadillas, para intentar descubrir cómo actuaríamos de se él.
     Una triada inolvidable la compuesta por Fausto, Margarita y Mefistófenes. Por muchos años que sigan pasando son nombres escritos con mayúsculas en la historia de la literatura.
     En  un primer momento se dedica a disfrutar. Aquí Goethe da un toque de realidad ya que es algo que cualquiera haría de tener ese poder. Pero luego lo muestra en su transformación provocada por los nobles sentimientos hacia la joven Margarita. Aunque ni su pacto, o precisamente eso, la pueden colocar a salvo de todo.

     Hoy traigo un clásico con solera, de los que siempre hablan y nunca nos acercamos, y os invito a meter la nariz dentro de la pregunta más vieja del mundo....
¿Y si te diera la felicidad.... qué me pedirías?

     Evidentemente no nos tenemos tanta confianza como para responder a eso. en cualquier caso yo prefiero saber otra cosa.
¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por esa felicidad?

     Gracias

53 comentarios:

Winnie0 dijo... [Responder]

¡salud y amor para los mios!! Lo tengo claro...Un beso

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

Lo leí en la universidad y no me gustó nada. Me pareció una historia lenta, densa, bastante aburrida. Quizá un día me dé por releerlo, pero no creo que sea en un futuro próximo.

Un saludito.

Offuscatio dijo... [Responder]

¿Conocido por todos? (ehhehe..o no). Lo único que puedo hacer es agradecerte que de vez en cuando rescates del baúl de antigüedades estas obras y me ayudes a profundizar en ese universo infinito de los clásicos.

Tatty dijo... [Responder]

No conocía este libro pero esta vez lo voy a dejar pasar, si está escrito en forma de diálogo creo que me costaría avanzar
besos

Marc Verlén dijo... [Responder]

Goethe, impresionante; Fausto, imprescindible.
Que está ya en tu biblioteca me alegra sinceramente.

Un saludo.

Fénix dijo... [Responder]

Difíles preguntas que nos haces. Cierto es que muchas veces ni siquiera sabemos reconocer la verdadera felicidad, y pasamos la vida tras pobres plagios, ignorando las señales que nos tratan de orientar. Y en cuanto a lo que estaría dispuesto a pagar... Es difícil, pues si pagamos demasiado, seremos luego capaces de disfrutarla? Un clásico sí, no solo la obra sino también lo que nos presenta. Preguntas que muy pocos pueden llegar a contestar.

Xula dijo... [Responder]

En cuanto a la lectura de hoy, otra de los multiples clasicos que estan sin leer en mi lista. Para este voy a necesitar tiempo, tal vez un mes tranquilamente, para leerlo con calma y sin agobiarme. Pero lo haré tarde o temprano. Por otro lado, ¿que estoy dispuesta a dar por la felicidad? No se, creo que nada, cuando sabes que es una ilusion, que la perderás una vez finalizado el trato. Interesante aportacion a la biblioteca virtual! Besos

Tizire dijo... [Responder]

Difícil pregunta la que haces, no sabría qué responder! No sé que me pasa con Goethe, que me cuesta ponerme con su literatura; me temo que Fausto no está entre mis pendientes, preferiría leer antes "Las cuitas del joven Werther", que me llama más la atención. 1beso!

Laura S.B. dijo... [Responder]

No la he leído, pero sí que leí Eric de Terry Pratchet, es una parodia de Fausto y es absolutamente genial.

En cuanto a pagar por la felicidad, la verdad es que con mi presupuesto lo más que podría dar son unos centimillos. ¿Con eso para cuánta felicidad dará?

Beg dijo... [Responder]

Virgencita, Virgencita que me quede como estoy. Feliz Miércoles, un besazo.

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; es muy difícil desvincular la verdadera felicidad de la paz interior y lo que resulta evidente es que de poca paz puedes disfrutar, si a cambio de lo que muchos entienden por tal concepto, están dispuestos a quebrantar todos los principios de ética y pensar tan solo en sus propios intereses,
ya que tal proceder aún careciendo de sensibilidad social; terminara pasándole factura.
Besos

Lídia dijo... [Responder]

Aix, que no estoy yo muy predispuesta últimamente para los clásicos.....
Un beso.

eliott dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LUGAR DE PAZ - dijo... [Responder]

por la felicidad pagaria una sonrisa amiga mia

un abrazo

Aydita dijo... [Responder]

Tiene que ser muy entretenido! besos

Ariel dijo... [Responder]

Este libro lo tengo yo en mi estanteria, lo habia empezado y me ha encantado, estoy esperando el veranito para cogerlo tranquilamente y leermelo con gustito.
Un beso.

Rebeka dijo... [Responder]

Werther...de Goethe es uno de mis libros favoritos. Siempre he sentido curiosidad por su Fausto, así que tendré que comprarlo algún día.

¿Qué te daría por mi felicidad? Nada.

Muy sencillo, porque la felicidad plena no existe, y después de pagarte lo más probable es que sucedan dos cosas.

Una: que me sienta insatisfecha.

Dos: Que me acostumbre a la felicidad y no sepa valorarla al no tener momentos reales de tristeza.

Solo cuando hemos conocido el dolor y la tristeza podemos aprovechar la felicidad. Prefiero vivirla cuando regresa a mí.

Una gran crónica. Gracias por la presentación.

Besosss

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

Goethe iluminó mi adolecencia. Pero no le vendería mi alma...

Lesincele dijo... [Responder]

En el colegio en su época leí varios fragmentos y la verdad es que se me hizo pesadísimo.
No sé si le cogí asco o qué pero la verdad es que nunca me he planteado volver a leerlo.
UN beso!

Rodericus dijo... [Responder]

Buena pregunta. No lo sé.

Saludos.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

A mí me costó horrores leerlo, le di miles de vueltas. La historia es brillante pero el estilo del libro se me hizo muy cuesta arriba. Sin embargo, hace años que lo leí y me acuerdo todavía de muchos detalles. Yo se lo recomendaría a todo el mundo con la pequeña advertencia de que es arduo como él solo... aunque ya no sé si es solo la impresión que me dio a mí.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Cachis, te daría a mi primogénito pero se te ha adelantado Rumpelstilskin.
No, ahora en serio. Si la felicidad de uno mismo o de los suyos fuera negociable, creo que cualquiera lo daría todo.
Pero desgraciadamente no lo es, por ese pequeño detalle de que no se puede tener todo.
Sobre Fausto, lo siento pero le tengo una manía horrible. Tuve que hacer un trabajo sobre la obra y, aunque el argumento me llamaba la atención, fui incapaz de leerla entera.
De todas formas, muy buena reseña
Besos

Adri lunático dijo... [Responder]

Nunca lo leí, pero no tiene mala pinta.
Besos

Jo dijo... [Responder]

luego yo no tengo mucho optimismo metido en mis genes... pero pienso que la felicidad son tantitos instantes y son impagables....

seguro fausto pasando por todos los infiernos con tal de rozar las ondas del cabello de beatriz o rozar sus labios... bastaria. no lo sé de cierto pero hay una carta de amor por ahi perdida!!

ay.. de mi
el amor creo que pediria eso
eso es lo que llena casi todo



:)

Elrincondeninet dijo... [Responder]

Hola wapa , si me has descubierto tu la primera jajaja , tiene unas poquitas horas de vida mi blog y en cuanto tenga la lista de todos los amigos que quiero agregar te aparecerá una seguidora mas .

Espero que estemos en contacto!

Yoleoenlasnubes.blogspot.com

MariMari dijo... [Responder]

que va, directamente me dijo que la pregunta 5 estaba un poco de aquella manera jajaja
Pero bueno, yo creo que también lo dice porque no lo escribí tal cual estaban en los apuntes, sino porque puse lo que me acordaba y a mi manera jajaja!

raúl dijo... [Responder]

oh! qué preguntas más difíciles nos haces! la Felicidad (nótese el empleo mayuscular) no tiene precio, para todo lo demás, mastercard

Carmen dijo... [Responder]

Lo leí hace años y no me gustó nadita, la verdad. Una lectura sumamente pesada a mi entender. Un clásico que no releeré.
Besos,

Waru Waru dijo... [Responder]

Curiosa pregunta nos haces y curiosas posibilidades existen ante ella. Fausto nos presenta tantos matices dentro del deseo, la moral, lo correcto... ahora bien, si tuviera que responder a tu pregunta "¿cuanto estarías dispuesto a pagar por esa felicidad?" Seguramente responderia "cualquier cosa". Siempre que ello no influya negativamente en la vida de otras personas.
Al fin y al cabo ¿no es la felicidad la base y el deseo para todo?
Y con esta última reflexión te mando un beso enorme desde la Buhardilla de Waru Waru :)

Icíar dijo... [Responder]

Si hay que pagar por la felicidad, seguro que no es felicidad, jeje, y si me das la felicidad, y te sigo pidiendo algo, es que no me has dado la felicidad, jeje.
Qué bueno, ¿Te puedes creer que este sujeto que aquí te deja n mensaje no sabía, en realidad, de que iba esta obra taaaan conocida?
Un abrazo

Margari dijo... [Responder]

Otro de mis eternos pendientes. Y siempre me dejas con ganas de leer pronto estos libros, que estoy seguro después de leerte que siempre los voy a disfrutar mucho.
Besotes!!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Uy! que pregunta más arriesgada... yo soy de las que piensan que la felicidad es un tanto efímera y es la suma de momentos, así que el justo pago serian momentos no tan felices. Besillos

MORGANA dijo... [Responder]

¡¡Qué buen libro!!
Besazos.

CHARO dijo... [Responder]

Pienso que la felicidad no tiene precio, es totalmente gratuita y está en uno mismo y en su forma de ver la vida.La felicidad no te la puede dar nadie ya que habita en cada uno de nosotros lo que ocurre que muchas veces la encerramos con grandes candados y no la dejamos salir.Besotes

hada fitipaldi dijo... [Responder]

Un libro complicado, con el que de momento no me atrevo. Aunque es una obra muy importante, de mucho peso en la literatura. En cuanto a tus preguntas, muy interesantes, muchos veces es posible que no sepamos ni que es la felicidad, aunque como ya te han comentado salud y amor para las personas que quiero sería lo mejor. Besos

Luján Fraix dijo... [Responder]

Fausto de Goethe me trae algún recuerdito. Es que tuve que preparar una clase especial cuando estudiaba el profesorado de literatura, castellano y latín.

Me resultó un poco denso para aquella época. Recuerdo que yo hablaba y mis compañeras leían otra cosa, es que suelen ser aburridas esas exposiciones; hay que saber interesar a los oyentes. Yo era medio desastre. Jijii

Un besito

Dany nphenix dijo... [Responder]

Este es otro de los tantos clásicos que tengo pendientes de leer. Son esos libros que también terminan estando relacionados con la filosofía (carrera que sigo). Seguramente, termine leyéndolo en algún momento.

aldogal dijo... [Responder]

Digamos que si es un titulo muy conocido, pues ha llegado a oidos mios, que vivo muy en el interior de Nicaragua. Lo cual pues, y no hay que negarselo, es un libro de mucho valor para el mundo literario. Ahora, como dicen que para gusto los colores, pues bueno.
En primera responder a tu pregunta sería dificil pues yo creo que el ser humano, si se detuviera a pensar, casi nunca sabe cual es o que sería ser feliz.
Ahora, el libro no lo leeria, simple y llanamente, no me atrae.
En una de las tantas novelas que he leido aparecía este título una y otra vez, pero hasta ahí, es más el titulo de la novela se me olvido. Pero bueno, ya que, lo que si es que no se, no me atravería a leerlo.

Lola dijo... [Responder]

Hola, bueno el libro lo leí hace tiempo, no termino de engancharme, será que yo estaba para pocas preguntas, y ahora no me apetece volver a leerlo, pero seguro que ahora me gustaría más al releerlo. Una entrada genial como todas las tuyas. Un abrazo.

Raúl dijo... [Responder]

Efectivamente. Un libro de esos que todos conocen -o creen conocer- sin haberlo leído. Y es que el mito lo puede todo.

Shorby dijo... [Responder]

Tengo ganas de leerlo, aunque no sé cuándo caerá, lo tengo ya por casa =)

Besotes

Lo Siento por Interrumpir dijo... [Responder]

Menos mal que el diablo no vendrá nuca a ofrecernos nada, porque en momentos de desesperación (que es cuando lo invocamos) daríamos cualquier cosa... lo suyo sería que viniese cuando podemos pensar con sensatez.

A. dijo... [Responder]

Es cierto eso que dices: este es el típico ejemplo de libro clásico del que mucha gente habla pero que luego a la hora de la verdad casi nadie ha leído. Yo no quiero ser pretenciosa: ni lo he leído ni hablo de él, aunque conocía su historia.

Un beso.

Rober dijo... [Responder]

Creo haberlo leído en primero o segundo de Carrera, porque hay cosas de tu reseña que me despiertan algún recuerdo aislado.

Aparte de eso, apenas me acuerdo de su argumento, así que supongo que no despertó demasiado mi interés.

¡Besines!

I Remember dijo... [Responder]

Como diría Goethe...
“No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer”.

Rodrigo Moral dijo... [Responder]

Hubo una adaptación hace poco que me gustó mucho, incluso ganó el León de Oro en el Festival de Venecia.
El libro siempre me llamó la atención por su trama. De hecho, lo tengo "virtual", pero el día que lo lea, lo haré cuando tenga el libro en mano.

Saludos.

Citu dijo... [Responder]

Un clásico que siempre es bueno leer muy buena reseña Y la verdad no se que responder a tu pregunta cuando se dice ya no sale . Te mando un beso cuídate.

Liz dijo... [Responder]

Oh un clásico que tengo pendiente :P
besos!

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

Yo te daría toda la felicidad que pudiera a cambio.

G dijo... [Responder]

Buenos días.
Un libro magnífico. Nada más que añadir.
Buen día

Lunática dijo... [Responder]

La respuesta me la reservo...De la obra literaria puedo decir que la leí hace unos meses y me encantó descubrir la intertextualidad que alberga.

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Otro de los clásicos al que tengo que hincarla el diente!!! Muacks!!

Anita dijo... [Responder]

Pediría salud y tranquilidad para mi familia. Y sí, pagaría lo que fuera necesario :) bss