martes, 8 de mayo de 2012

La sonrisa etrusca. Jose Luis Sampedro


     "En el museo romano de Villa Giulia el guardián de la Sección Quinta continúa su ronda. Acabado ya el verano y, con él, las manadas de turistas, la vigilancia vuelve a ser aburrida; pero hoy anda intrigado por cierto visitante y torna hacia la saleta de Los Esposos con creciente curiosidad. "¿Estará todavía?", se pregunta, acelerando el paso hasta asomarse a la puerta
     Está. Sigue ahí, en el banco frente al gran sarcófago etrusco de terracota, centrado bajo la bóveda: esa joya del museo exhibida, como en un estuche, en la saleta entelada en ocre para imitar la cripta originaria. Sí, ahí está. Sin moverse desde hace media hora, como si él también fuese una figura resecada por el fuego de los siglos. El sombrero marrón y el curtido rostro componen un busto de arcilla, emergiendo de la camisa blanca sin corbata, al uso de los viejos de allá abajo, en las montañas del Sur: Apulia o, más bien, Calabria"


     Hoy vengo con una cara amable, la de un libro del que guardo un grato recuerdo, una sensación a poso de abrazo, de cariño, a calor de hogar. Uno de esos libros que caen en tus manos y, pese a que si lees la sinopsis parece que no aportan demasiado, incluso pueden resultar blandos, su lectura te sorprende por la calidad humana y literaria que desprenden sus páginas. Hoy traigo a mi estantería virtual, La sonrisa etrusca.


    Conocemos a Salvatore Roncone, un anciano de mucho carácter, gruñón, al que su hijo despega del pueblo para llevarlo a vivir con él y su familia mientras lo tratan de un cáncer. Este hombre descubrirá en su nieto, Bruno, la oportunidad de volver a sonreír cuando menos lo esperaba.

     Lo primero que quiero destacar del libro es la fuerza de su protagonista. Ese hombre duro y rural, gruñón que pone quejas a todo y que, poco a poco, vamos tomando cariño adivinando un regusto cariñoso en el tono de sus quejas. Un hombre que nos presenta toda su fortaleza al enfrentarse con el tema de la enfermedad y la muerte. Vamos avanzando la historia con él y vemos como el pequeño Bruno consigue sacarlo de su aislamiento emocional para conseguir conectar con él y hacerlo recapacitar sobre los sentimientos haca las personas que lo rodean. La primera conexión viene por el nombre del nieto, Bruno, que es el antiguo nombre de partisano de nuestro protagonista, que participa extrañado a la vida que llevan su hijo y su nuera.

     Es un libro amable, que se lee con una sonrisa, a ratos con una carcajada y que, sin embargo, te coge a traición ala vuelta de una página y te emociona, ganando en belleza. Para ello el autor utiliza un lenguaje sencillo, cercano, tanto que pareciera que estamos mirando por una ventana como un vecino indiscreto. Precisamente ahí está el encanto, en ese amor fraternal que solemos olvidar en los libros románticos. Como ya he dicho muchas veces, el amor con letras grandes, no siempre viene de la mano de una pareja y este libro es un claro ejemplo. Huye Sampedro de frases hechas que nos suenen a novela rosa, no se trata de eso. El abuelo es un hombre de carácter y fortaleza que es consciente de que está llegando al fin de sus días y ni busca ni pretende dar pena por ello.

     En poco más de trescientas páginas y de la mano de un niño de poco más de un año, asistimos a los cambios de su abuelo. No sólo a los propios del paso de un pueblo a una ciudad como Milán, sino a los cambios importantes, los del interior.
     Hoy traigo un libro que me hizo reír y llorar y que, hoy en día, sigo mirando con cariño, como si su historia me la hubiera contado solamente a mí.

     Y vosotros, ¿Tenéis libros que os hayan hecho emocionar y de los que guardéis este tipo de recuerdos? Yo de este me quedo con una palabra "Nonno, nonno (abuelo)"

     Gracias


   

60 comentarios:

Arila dijo... [Responder]

No lo he leído pero me gustaría, del mismo autor leí la vieja sirena y me gustó mucho. Mi madre los tiene todos, le encanta este escritor, así que lo tengo fácil.
Un beso :)

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; le he leido hace tiempo y me gusta este autor porque tiene una prosa muy sencilla y amena.
Besos

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Amiga Silvia; le he leido hace tiempo y me gusta este autor porque tiene una prosa muy sencilla y amena.
Besos

Tatty dijo... [Responder]

Este sí lo conocía, al menos el título, pero me ha sorprendido el argumento ya que nunca me había parado a investigar de qué iba y no pensé que fuese así, no descarto su lectura algún día
besos

Tizire dijo... [Responder]

Me obligaron a leerlo en el instituto hace mil años y recuerdo que no me gustó, quizás por la imposición. A lo mejor si lo leyera hoy tendría otra impresión del mismo, pero el recuerdo es tan latente que lo voy a dejar pasar. 1beso!

Offuscatio dijo... [Responder]

Otro más para mi infinita lista de "to-read"..no me dais un solo día de descanso :) Y es que las historias entre nietos y abuelos suelen dejar una huella marcada en mi memoria. ¡Muchas gracias por compartirlo!

Pilar González dijo... [Responder]

Qué recuerdos me traes con tu reseña. Este libro es uno de los que guardo con más cariño desde hace muchos años, porque me emocionó. Es una maravilla de historia, de las que se disfrutan y no se olvidan. Un beso

LAKY dijo... [Responder]

Yo lo leí hace muchos años. Tantos que no podría hacer una reseña porque apenas lo recuerdo. Pero, como a tí, me dejó un poso que hace que lo recuerde con mucho cariño.
Besos

Cristina Caviedes dijo... [Responder]

Lo tengo en mi estantería hace un montón de tiempo y nunca me decido a ponerme con él, no sé el motivo, pero nunca le encontraba el momento... pero después de leer tu reseña... ¡cae en breve, seguro! jejeje... ¡Besos!

Fénix dijo... [Responder]

Mirando atrás libros que me emocionaran, la verdad es que el que más destaca fue "El niño de pijama de rayas". Un tono mucho más trágico, sin duda, pero increiblemente emotivo. Aunque si hablamos de pasajes concretos más que del tono de la obra, son muchos los libros que han conseguido llegarme hasta dentro, soy demasiado sensible y de lágrima fácil. Un abrazo,

Valaf dijo... [Responder]

Claro, uno que me sacó la lagrimita (por usar el diminutivo): Los hijos de Hurin.

Un beso

Mayte Esteban dijo... [Responder]

Es un libro emocionante, y la forma de escribir de José Luis Sampedro es espectacular. Por algo es académico. Hace mucho tiempo que lo leí y me has hecho recordar.

Besos

Olga dijo... [Responder]

Me encanta le reseña, son de esos libros que seguro me gustan.

Azalea Real dijo... [Responder]

No he leído nada de Sampedro. Me han dicho que 'El amante lesbiano' es una de sus mejores obras, pero todavía no me he animado con ella, ni tampoco con esta. Quién sabe, quizá algún día.

Un beso.

Aydita dijo... [Responder]

Yo no conocia este libro ni el autor! besos

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

Miles. Pero ahora pienso que hay libros que no me mueven un pelo de emoción; por ejemplo el último de Pynchon. Y yo que sé, Chandler tenía una sensibilidad particular en su mano...

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Hace años lo leí y me conquistó, ahora que lo has vuelto a sacar a la palestra me has recordado que tengo que releerlo.

Besos

Lesincele dijo... [Responder]

Lo conocía de vista pero me ha llamado muchísimo. LO que pasa es que seguro que me emociono...jeje me lo apunto sin dudar!
Un beso!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Pues no lo he leído y con esta reseña... me lo pones difícil para no hacerlo. Estoy como offuscatio.. esa lista que no termina...

Jo dijo... [Responder]

Pues ya me haz hecho emocionar sobre todo de saber que viene de una ciudad Helenica

:)

tengo uno que guardo con cariño y ya lo lei dos o tres veces. "La conjura de las Reinas" de un italiano que ahora mismo me juega la mala pasada de no recordar nunca su nombre
solo se que es massimo... y otro apeido
:S


je...

creo que me entusiasma este tipo de historias
a veces hasta cometo la locura de imaginar que yo era griega o de esos lares...
:)

beso

Juglar dijo... [Responder]

Lo leí hace muchos años y me dejó una huella importante, además de una frase, que pronunció Sampedro, en una de las muchas entrevistas que le hicieron para la presentación del libro.
"Cuántas más razones haya para el desaliento, más motivos hay para la esperanza".
Me ha acompañado, en mi caminar, desde entonces.
Un abrazo.

Charles de Batz dijo... [Responder]

Este es uno de esos libros que siempre he estado a punto de leer y, por diferentes motivos, nunca lo he hecho. Quizá ahora, que has incentivado mi duda, lo haga de una vez.

Saludos

Antonia Romero dijo... [Responder]

Hace muchísimo tiempo que quiero leer este libro, pero es que el día no tiene suficientes horas para todo lo que quiero leeeeer.

Hay infinidad de libros que me han emocionado, no sé si puedo elegir solo uno. La hora 25, por decir uno.

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Jo que bonito! A mi lado sensible le ha llamado la atención ^^

Meg dijo... [Responder]

No lo eh leido, pero me han hablado de él muy bien, a ver si me lo apunto, porque creo que me puede gustar. Un beso!!

Nesa Costas dijo... [Responder]

Conozco este título aunque, la verdad, nunca me había parado en el argumento.
Me gusta lo que escribes, pero me lo apunto para cuando tenga el momento adecuado.
Besos y gracias por la reseña, me ha parecido muy bonita.

Shorby dijo... [Responder]

Claro que tengo libros que me hayan emocionado, si soy más pava... jajaj
A este le tengo ganas, no lo he leído pero siempre me han hablado bastante bien sobre él =)

Besotes

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Creo que me va a gustar y tras tu reseña ni lo dudo.
Un abrazo.

Félix dijo... [Responder]

Me gustó mucho este libro, luego leí el amante lesbiano y me pareció que al señor Sampedro empezaba a írsele la cabeza, la sombra del drago (¿se llamaba así?) no fuí capaz de terminarlo... pierde en mi ranking personal por dos de tres, no more Sampedro entre mis lecturas.

Un libro que me haya emocionado... más que un libro, una saga y un personaje, Hannibal Lecter, jajajaja, condicionó mi elección cuando me tocó ir a la Universidad, sino hoy sería otra persona... eso sí no mato a nadie ni me como a la gente tonta.

CHARO dijo... [Responder]

Pues tampoco he leido este libro..reconozco que hasta ahora de todos los libros que comentas tengo que decir lo mismo.En cuanto a tu pregunta diré que si he leído libros que me han hecho sentir tan bien que los he tenido que volver a leer.Besotes

MariMari dijo... [Responder]

Pues gracias a Kayenna, encontré 2 libros que me "obligaron" a leer cuando era pequeña y pensé que los había perdido o simplemente, que me los habían dejado (o los había cogido de la biblioteca) y al buscar el libro que pensaba regalar, los encontré, me puse superfeliz y ahora los tengo en mi habitación, a buen recaudo para que no se vuelvan a "extraviar"
un besazo!

Margari dijo... [Responder]

De mis eternos pendientes. A ver si me animo pronto, porque por lo que cuentas, me va a gustar mucho.
Besotes!!!

Carmen dijo... [Responder]

Ya ni recuerdo cuánto tiempo lleva en la lista de pendientes. Y quieres creer que nunca acabo de encontrarle el momento?
beos,

Winnie0 dijo... [Responder]

O me prejubilo ( jaja) o no llegaré nunca a poder leer todo lo que me pones en la palma de la mano como una tentación !!!! Un beso

Caminante dijo... [Responder]

Es uno de esos títulos que tengo metido en la mente no sé de qué (¿un clásico?) pero desconozco de qué va hasta que no me da por prestarle atención. Me gusta mucho ese tipo de amor, creo que por eso me atrajo tanto su sinopsis cuando, hace relativamente poco, me dio por leerla.
Un beso!

aldogal dijo... [Responder]

Muy bonita tu sinopsis. Y me sorprende que exista una novela romantica que no trata de un amor carnal, sinceramente ese tipo me harto hace mucho, pero tu propuesta se nota interesante...

Charly Hell dijo... [Responder]

Como ya te dije por facebook, me parece una obra bastante buena. A mi me llegó a emocionar, la humildad, la sencillez y la fluidez que tiene Sampedro al escribir. Y como también te dije, guardo en casa una copia de El río que nos lleva firmada y dedicada por el propio Jose Luis (encima recuerdo que yo era un niño y le dije que mi abuelo había sido ganchero -los que bajaban la madera por los ríos a lomos de los troncos- y se estuvo un rato hablando conmigo).

Soy un auténtico devoto de Sampedro.

Clara York dijo... [Responder]

¡¡Cómo me gustó y cuánta ternura me inspiró este libro!! El personaje del abuelo y es absolutamente entrañable.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Este libro sí que lo apunto en mi lista de inmediatos aunque su turno va a tardar en llegar. Hace tiempo que tengo ganas de leerlo. Viene bien de vez en cuando hacer un parón de lecturas densas y abandonarse a un libro más ligero pero, según leo, muy bien escrito, del género que no se olvidan.
Gracias :)

Dany nphenix dijo... [Responder]

Gracias por la reseña. Hace mucho que no leo un libro así, por lo que me lo anoto para leer.
Besos.

Alyena dijo... [Responder]

Conocía el titulo pero no lehabía echado nunca cuenta, pero me ha gustado tu reseña. Igual algun dia le doy una oportunidad

Gracias!!

Leira dijo... [Responder]

Lo leí y es muy tierno

Luján Fraix dijo... [Responder]

HOMBRE DURO Y RURAL...
ME RECUERDA A MI ABUELO, UN GAUCHO DE LAS PAMPAS, DIGO GAUCHO PORQUE IBA VESTIDO COMO TAL, NO LO ERA EN REALIDAD PERO LE GUSTABAN ESAS VESTIMENTAS AUTÓCTONAS.

ME HA EMOCIONADO "DONDE EL CORAZÓN DE TE LLEVE", LO PUBLIQUÉ EN MI SITIO.

BESOS

Lana Drown dijo... [Responder]

¡Me lo apunto pero ya! A ver si me gusta tanto como a ti...

MariMari dijo... [Responder]

yo cuando juego sola, estoy como una media hora como mucho, luego estoy un rato sin jugar viendo la tele o haciendo alguna que otra cosa y me pongo otros 20 minutillos (los días que no me duelen el pie) y cuando vienen mis amigas a casa, estamos como unas 4 horas jugando, de 2 en 2, nos vamos turnando jajaja!
Pero nunca he tenido agujetas por jugar al just dance jejeje y mira que tengo los 3 jajaja

besos

armada invencible dijo... [Responder]

Sampedro es un encanto de persona y este libro es un joya....

G dijo... [Responder]

Buenas noches
Ni recuerdo casi el momento en que este libro cayó en mis manos, pero si recuerdo que evocaba sensaciones ya vividas.
Un libro puede ser un tesoro.
Buen día

Margaramon dijo... [Responder]

Lo leí el año pasado y me gustó mucho. Me encantó la relación del abuelo y el nieto, que ternura. Yo también reí y lloré con esta historia.
Besos

Citu dijo... [Responder]

Me parece interesante este autor y si hay algunos que me han conmovido hasta las lagrimas. Te mando un beso y adoro tus reseñas siempre me enseñan nuevos mundos a donde ir.

LA VIEJA ENCINA dijo... [Responder]

Yo lo lei hace ya algún tiempo, pero como tú, guardo un tierno recuerdo. Este autor me gusta , al menos lo que he leido de él me ha gustado, precisamente este mes tenemos en el club "El amante lesbiano" a ver que tal, besitos

Pablo dijo... [Responder]

No conocía al escritor, pero se ve muy interesante el libro que nos presentas hoy. Lo tendré presenta la próxima vez que vaya de compras.
Un abrazo.

sabores compartidos dijo... [Responder]

Pues no, no lo he leido aunque creo recordar que lo tengo por aqui por casa que me lo regalaron hace tiempo. Será cuestion de buscarle un hueco.
un besote

EL BLOC DE SAM ENFOT dijo... [Responder]

Me pareció un libro excelente cuando lo leí hace ya un buen montón de años. Posteriormente el protagonista de "La caverna" de Saramago me recordó a este entrañable nono.
Buena reseña de una muy buena lectura!

Sese dijo... [Responder]

Pues también a mí me tocó la fibra, aunque no la considero una lectura sensiblera. Y sí, todos tenemos libros de esos que son especiales por lo que te han "tocado", precisamente acabo de leer Vargas Llosa, Travesuras de la niña mala y es posible que con el tiempo lo recuerde como uno de mis libros especiales.

Besos

Lola dijo... [Responder]

Hola mientraleo, hace un montón de años que leí La Sonrisa Etrusca, me gusto tanto que se la recomendé a mis amigas. Yo me imaginaba a ese abuelo (José Luis Sampedro) pendiente de su nieto a todas horas, quedándose a dormir detrás de la puerta de la habitación del niño, porque eso es lo que más le importaba, me sentí abuela maravillosa aunque yo no lo era, pero aun pensando que me parecía exagerado, yo haría lo mismo. Tierna y sublime. Gracias por recordármela. Un abrazo.

Rosi dijo... [Responder]

La leí hace bastante tiempo, pero me dejó huella.
Como tú reí y lloré con ella.
Un fuerte abrazo

Blanca dijo... [Responder]

Lo leí hace muchos años y no lo he olvidado, me transmitió tantos sentimientos.
Maravillosa y tierna la relación abuelo y nieto.
Un libro imprescindible.
Un abrazo

Violeta dijo... [Responder]

Este libro no he conseguido sacarlo ni de mi cabeza, ni de mi corazón. Lo leí con 13 o 14 años y me marcó profundamente. Adoré al abuelo, y lloré con cada una de las páginas. Es cierto que también hay sonrisas, muchas,pero lo que más recuerdo fueron las lágrimas que vertí con esta tierna historia. Además, nada más terminar, fui corriendo a abrazar a mi abuelo. Por ese entonces vivía con nosotros, y lo achuché con fuerzas porque me recordaba a ese abuelito gruñón pero con gran corazón de la historia.
Ya no podría volver a leerla, perdí a mi abuelo, y aunque hace 4 años de eso, aun me dan llanteras cuando lo recuerdo. En fin.. son libros que marcan para toda la vida, sin necesidad de volver a releerlo.
Gracias, guapa.
Besos

Fotogramas y Letras dijo... [Responder]

El otro día me fui a cotillear por una librería de viejo y mirando por las estanterías encontré este libro. Aún no lo he empezado pero no creo que tarde mucho en hincarle el diente ;)

Besos!!

Mika

Framboise dijo... [Responder]

Leí este libro hace mucho tiempo y me emocionó mucho la primera vez y la segunda y la tercera... Creo que es mi preferido de todos los de Sampedro y de los que siempre recomiendo.
un saludo