martes, 30 de abril de 2013

Mujer leyendo. Andrés Neuman




Mujer leyendo
Admirar es el verbo
que dice en su doblez
lo que despierta en mí tu quieta pose.
Esa misma doblez está en tus pechos
porque elevas el libro y lo sostienes
juntando bien los brazos, plegando la atención.
Me tienta imaginar el personaje
al que estás abrazando, en qué adjetivos
prefieres detenerte. Me entretengo
calculando la pausa, la cadencia 
con que pasas las páginas: sonrío
al comprobar que eres una lectora lenta,
con rodeos de asombro o de pregunta.
Quién pudiera de ti recibir esos ojos
con el mismo deseo, con idéntica hondura
Eres lo que hace falta. Belleza meditando.
Carne con su temblor y su sintaxis.
Ese lugar en que la inteligancia
y la sensualidad se hacen un nudo.

     "Hay muy poca poesía" que diría el dios de Bukowski en uno de sus poemas cruzando las piernas. Y tendría razón, hay poca poesía en este espacio virtual. Pero de vez en cuando, sólo de vez en cuando, lo recuerdo y abro mi cuaderno de poemas robados a distintos autores para rescatar uno. Hoy Mujer leyendo, tranquila, cómoda, privada, observada sin sentirse invadida. Una imagen de relax que comprendemos muchos lectores y de esa extraña forma de intimidad que a veces se produce entre libro y lector.

     No podía faltar este poema en una biblioteca virtual, lo mismo me da hombre que mujer leyendo, todos hemos observado en algún momento a otro leer. Y nos reconocemos en determinados gestos, las pasiones, los gustos afines, buscamos el título con ojos curiosos, eso que atrae a quien puede ser un desconocido y que parece empeñado en guardar celosamente como si se tratara de un secreto. Nos preguntamos quien le toma la mano entre las páginas para que se sienta así de bien, con media sonrisa. No podemos evitarlo, es casi envidia de no conocer esa historia, tiene que ser LA historia. A la fuerza.
No preguntamos, sólo lanzamos miradas furtivas como quien se asoma a un abismo de historias por contar, que luego pueden resultar ya conocidas, pero nada podría quitarnos el placer del "robo", de la anticipación.

     Pero espera, hay sensualidad. Hay un observador cercano. Y releo cada palabra y cambia la dimensión de lo que entiendo, vuelve a ser algo privado, un ejercicio íntimo.

     Todo eso me dice Neuman cuando me habla de palabras. Y yo, al igual que el improvisado poeta, también me pregunto qué lee y qué personajes le frecuentan.

     Y vosotros, ¿os animáis a compartir un poema? hace mucho que no los compartimos.

     Gracias

     Más

60 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

La poesía y yo nunca nos hemos entendido demasiado bien. Y no será porque no he probado.

Kikas dijo... [Responder]

...
a nadie te pareces desde que yo te amo.....
(Pablo Neruda)

Pilar González dijo... [Responder]

Leo poca poesía, aunque este poema me ha gustado, es sencillo sugerente. Gracias por mostrárnoslo. Un beso

Lesincele dijo... [Responder]

Gracias por compartirlo.
Pues yo no comparto nada xD es que la poesía no es lo mio sinceramente. D hecho solo la leo cuando vosotros publicáis uno o los lunes de Margari.
Un beso!

Carax dijo... [Responder]

No soy muy de poesía porque creo que no tengo el bagaje necesario para entenderla, vamos, que creo que me viene grande.
El poema es precioso
Besos

Aran dijo... [Responder]

Un poema genial, sin duda completamente evocador.
No puedo contribuir con un poema, ya que es un género que tengo bastante olvidado.
Besos

Jordi Via dijo... [Responder]

Me gusta Andrés Neuman. Sus poemas me fascinan igual que sus relatos.
Excelente Post, hay tanto poema en Neuman como en tu escrito. Yo soy de los que intercambia miradas con otros lectores, da igual el sexo, los y las miro del mismo modo. A veces me pillan, y nos leemos mutuamente los títulos del libro que tenemos entre manos. Hay mucha sensualidad ahí ¿verdad?

¿Un poema? A ver:


No me importan las rimas. Rara vez
hay dos árboles iguales, uno junto a otro.
Pienso y escribo como las flores tienen color
pero con menos perfección en mi modo de
expresarme porque me falta la simplicidad divina
de no ser más que mi exterior.

Miro y me emociono,
me emociono como el agua corre cuando
el suelo es inclinado,
y mi poesía es natural como el viento que
se arremolina...

(De Pessoa o, mejor dicho, Alberto Caeiro)

Besos

Valaf dijo... [Responder]

Eso de hacer el amor con las palabras y su sintaxis es muy apropiado para el mes de mayo. Ahí va uno:

Arde la vela a orillas del lecho
y cruzo tu cuerpo,
juego de luces sobre tu piel
oro encendido en sombras húmedas.

Cruza mi aliento sobre tus pechos
y este es el juego, escucha:

viajaré sobre ti mientras arda la vela
y no tendré piedad, ninguna piedad,
no abreviaré tu suplicio, ni un instante
que tus dedos rasguen las sábanas
que tus latidos sacudan tu cuerpo
y que tiemble tu tierra bajo mis labios
sí, que tus labios supliquen clemencia
mientras cruzo sobre tí, mojada;
mientras arda la vela navegaré tu piel
y mi navío buscará tu puerto encendido
y mi faro, tu aroma
y mi estrella, tu amor.


Y no son ni las 11, ufffffffff...


Un beso

Daviblio dijo... [Responder]

No puedo estar más de acuerdo con el poema. Si existe la belleza, lo más parecido es una mujer leyendo.

Gracias por acercarnos estas líneas tan sugerentes.

Saludos!

Jara dijo... [Responder]

De Neuman he leído varias novelas pero aún no he leído nada de su poesía.
Me gusta la sencillez, la calidez y la sensualidad de este poema.
Voy a tener que dedicarle un poquito más de tiempo a la poesía de Neuman.

Besos

raúl dijo... [Responder]

claro que sí, este de manuel altolaguirre, por ejemplo, es precioso:

las barcas de dos en dos,
como sandalias del viento
puestas a secar al sol.

yo y mi sombra, ángulo recto.
yo y mi sombra, libro abierto.

sobre la arena tendido
como despojo del mar
se encuentra un niño dormido.

yo y mi sombra, ángulo recto.
yo y mi sombra, libro abierto.

y más allá, pescadores
tirando de las maromas
amarillas y salobres.

yo y mi sombra, ángulo recto.
yo y mi sombra, libro abierto.

Mela dijo... [Responder]

Bueno, Silvia... la verdad es que esta entrada me ha gustado mucho... sí, me ha gustado bastante.

"Sin ti, con el mundo alrededor,
pediría por favor que alguien me arrancase el alma"
(Juan Pardo)

Mari dijo... [Responder]

Muy bonito, no lo conocía.

Offuscatio dijo... [Responder]

Una entrada genial :) ¡Qué poema tan acertado para un blog como éste! Lo transcribiré a mi libreta, y, a cambio, te dejo estos versos que he descubierto recientemente y me parecen sencillamente magníficos:

"Cuando era joven y libre bajo las ramas del manzano
en torno de la casa cantarina, y feliz como verde era el pasto,
la noche sobre la cañada, llena estaba de estrellas,
el tiempo me dejaba dar voces y trepar
dorado hasta el apogeo de sus ojos,
y venerado entre carros, era yo el príncipe de las ciudades de manzanas
y alguna vez con todo señorío, hice que hojas y árboles
se arrastraran con margaritas y cebada
hacia abajo en los ríos alumbrados por las frutas caídas."

(Dylan Thomas - Fern Hill)

Un beso,

Noe dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho este poema.
Yo no soy mucho mucho de poesia, aunque algun libro por ahi si que tengo, asi que comparto un poemilla de Mario Benedetti:

La caricia es un lenguaje
si tus caricias me hablan
no quisiera que se callen

La caricia no es la copia
de otra caricia lejana
es una nueva version
casi siempre mejorada

Es la fiesta de la piel
la caricia mientras dura
y cuando se aleja deja
sin amparo a la lujuria

Las caricias de los sueños
que son prodigio y encanto
adolecen de un defecto
no tienen tacto

Como aventura y enigma
la caricia empieza antes
de convertirse en caricia

Esta claro que lo mejor
no es la caricia en si misma
sino su continuacion

Liuva dijo... [Responder]

Ya que hablas de Bukowski, te pongo un poema suyo que intenta ayudar a los nuevos poetas.

CONSEJOS AMISTOSOS A UN MONTÓN DE JÓVENES POETAS

Id al Tibet.
Montad en camello.
Leed la Biblia.
Teñid vuestros zapatos de azul.
Dejaos la barba.
Dad la vuelta al mundo en una canoa de papel.
Masticad sólo por el lado izquierdo de la boca.
Casaos con una mujer que tenga una sola pierna y afeitaos
con navaja.
Y grabad vuestro nombre en el brazo de ella.
Lavaos los dientes con gasolina.
Dormid todo el día y trepad a los árboles por la noche.
Sed monjes y bebed perdigones y cerveza.
Mantened la cabeza bajo el agua y tocad el violín.
Bailad la danza del vientre delante de velas rosas.
Presentaos al Alcalde.
Vivid en un barril.
Partíos la cabeza con un hacha.
Plantad tulipanes bajo la lluvia.

Pero por favor
no escribáis poesía.

Charles Bukowski

unlibroparaleer.com dijo... [Responder]

La poesía la dejo para la siguiente vida, pero tu reseña me ha encantado.
Saludos!!

José Ramon Gomez Díaz-Rullo dijo... [Responder]

Pues si. Hay muy poca poesía en el día a día. En cuanto a mi aportación, ahí va. Se trata de un poema que leí hace poquito, de una mexicana llamada Julia, y cuyo nombre de batalla es Danioska. Corto,certero, y sobre todo bello.

No tenía ninguna herida irreversible

pero rajaste mi centro,

explorando insistente

ahí donde no sé cómo me llamo.

Y empezó a correr el tiempo.

Desde aquel día persigo el combate.

Fuera de él todo es fingir,

siempre a la caza del momento

en el que entra tu sable

y mata

una y otra vez.

Cuando mi piel por fin te olvide

no pienses que claudico de esta guerra.

Bajo un manto de yerba,

la humedad profunda

seguirá esperando.

La Ratita de Carmen dijo... [Responder]

Me encantaría poder compartir un poema con todos vosotros pero desgraciadamente la poesía y yo no nos conocemos lo suficiente como para presentárosla formalmente. Me ha encantado esta entrada.
Besos.

Meg dijo... [Responder]

pero qué genialidad de entrada. No, no me atrevo a compartir, soy profana en la materia y no conozco muchos... :-)

Merynell dijo... [Responder]

ains chica yo es que para la poesía soy muy dejada, no la entiendo y no me gusta por ende ;)

Mike Libros dijo... [Responder]

La sensualidad de la lectura, muy bien plasmada aquí. ¡Muchas gracias por el poema matutino!
Mike

Eva Letzy dijo... [Responder]

Maravilloso lo de Neuman (a mí es un escritor que me gusta muchísimo).
Uno de mis poemas preferidos es uno de Benedetti, que se titula No te salves.

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces no te quedes conmigo.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Creo que protagonizo hoy un robo, al llevarme este poema, pero encima con la desfachatez de no dejarte un contrareembolso a la altura. Es que me pillas fuera del hábitat normal. Te debo una. Besos

Marisa G. dijo... [Responder]

Silvia, ¡¡cómo me ha gustado esta entrada!! Mira que yo no soy de poesía pero es que me siento identificada. Muchas gracias. Besos.

Anuca dijo... [Responder]

Una preciosidad!!! La verdad es que a veces la poesía parece el género chico del mundo de las letras, ese que cosecha muchos lectores ni se abre un hueco en las listas de ventas, cuando, en mi opinión, nos regala "tejidos" maravillosos.
Muchas gracias por compartirlo
Un besin

Mere dijo... [Responder]

No conoces a una mujer hasta que no sabes lo que lee ni que personajes frecuenta ¿verdad? Un beso

May R Ayamonte dijo... [Responder]

Hola!
Me encanta la poesía, siempre me identifico.
un beso!

Cari Jiménez dijo... [Responder]

A mi me gustaría poder decir que lo mismo me da poema de varón que de mujer, pero mentiría... Bss

Darío dijo... [Responder]

Me gustó mucho Neuman. El viajero del Siglo me pareció hermoso.
Comparto uno de los poemas que más amo. Y es de Maillard:

Deseé alguna vez que un poeta me amase

Ahora duelen sus poemas en mi cuerpo‚
algo de mí que en él se reconoce hasta quebrar la imagen
de todo lo que fui.
Ahora deseo que me amase tanto que dejara de amarme
y sus palabras fuesen nieve
que el sol de junio fundiese entre mis pechos‚
allí donde su aliento insiste en acallar
esta tristeza antigua que siempre me acompaña.

Abrazo

Arila dijo... [Responder]

Yo no soy muy de leer poesía la verdad :/ pero me ha gustado el poema que has puesto. Un beso =)

Paco Sanchez Alfocea dijo... [Responder]

Tu mejor entrada en tiempo sin desmerecer nada...Precioso y sugerente el poema,podria decir muchas más cosas sobre este poema pero sobran las palabras.
En cuanto a la reseña de Nostalgía que abre con el relato EL RULETISTA,tengo que reiterar la opinión anterior;es gran literatura,aunque aün no ha terminado de convencerme del todo por un motivo;el autor se excede demasiado a veces,como alguien que tuviera buena voz y abusando de la misma terminara gritando o abusando del símil,como un futbolista técnicamente muy bueno que abusara de sus regates...
A mí me gusta lo difícil,pero ser demasiado barroco para describir el mundo onírico..uhhhhh.Proust solo hay uno.
En el RULETISTA no se dan esos excesos.
Conclusión:Estaré atento a este autor y sus libros;es buna literatura y aunque no ha terminado aún de enamorarme,desde luego será capaz de hacerlo.
Felicidades sobre todo por esta entrada.
P.D:
Tambien me gusta que revisando entradas antiguas este reseñado Sebald con un libro que a mí me encanto!
Saludos!

Gemma Jiménez Granell dijo... [Responder]

A parte de agradacerte por dejar en el blog este pedazo de vida, escribo aquí un par de poemas de Charles Baudelaire, uno de ellos en prosa, llenos de belleza:
"[...]demandez au vent, à la vague, à l'étoile, à l'oiseau, à l'horloge, à tout ce qui fruit, à tout ce qui gémit, à tout ce qui parle, demandez quelle heure il est; etle vent, la vague, l'étoile, l'oiseau, l'horloge, vous répondront: "Il l'heure de s'enivrerà" Pour n'être pas les esclaves martyrisés du Temps, enivrez-vous; enivrez-vous sans cesse. De vin, de poésie ou de vertu, à votre guise"
[...] preguntad al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo cuanto huye, a todo cuanto gime, a todo cuanto habla, preguntad qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, os responderán:"¡Es la hora de embriagarse!" Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo, embriagaos; ¡embriagaos sin cesar!¡Con vino, con poesía o con virtud, como queráis!



"Ô toison, moutonnant jusque sur l'encolure !
Ô boucles ! Ô parfum chargé de nonchaloir !
Extase ! Pour peupler ce soir l'alcôve obscure
Des souvenirs dormant dans cette chevelure,
Je la veux agiter dans l'air comme un mouchoir !

La langoureuse Asie et la brûlante Afrique,
Tout un monde lointain, absent, presque défunt,
Vit dans tes profondeurs, forêt aromatique !
Comme d'autres esprits voguent sur la musique,
Le mien, ô mon amour ! nage sur ton parfum."
¡Oh melena, que rizándose baja hasta la cintura!
¡Oh bucles! ¡Oh perfume cargado de indolencia!
¡Éxtasis! Porque broten en esta oscura alcoba
Los recuerdos dormidos en esa cabellera,
La quiero hoy agitar, cual si un pañuelo fuese.

Languidecientes Asias y Áfricas ardientes,
Todo un mundo lejano, ausente, casi muerto,
Habita tus abismos, ¡arboleda aromática!
Tal como otros espíritus se pierden en la música,
El mío, ¡oh mi querida!, navega en tu perfume.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Hermosa entrada, muchas gracias. Me encanta la poesía, pero la más sencilla, la que llega fácilmente al corazón, es mi favorita, y mi más admirado siempre será Benedetti.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cuatro
y acabo la planilla y pienso diez minutos
y estiro las piernas como todas las tardes
y hago así con los hombros para aflojar la espalda
y me doblo los dedos y les saco mentiras.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las cinco
y soy una manija que calcula intereses
o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas
o un oído que escucha como ladra el teléfono
o un tipo que hace números y les saca verdades.

Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las seis.
Podrías acercarte de sorpresa
y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos
yo con la mancha roja de tus labios
tú con el tizne azul de mi carbónico.

Besos.

InésM dijo... [Responder]

Un poema precioso.
Ahora mismo no me animo a compartir ninguno, se me quedó la mente en blanco.
Besitos.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Una maravilla de Neuman. Con la de poesía que leo y nunca se me ocurre hacer entradas de poesía, estoy pensando en hacer una sección, a ver si cuando el blog levante el vuelo puedo. Me ha encantado como la has comentado. Un poema te dejo

Uno de ee cummings

desde hace mucho mi corazón ha estado con el tuyo

cercado en el enredo de tus brazos hasta
una oscuridad donde nuevas lucen nacen y
crecen,

hace tiempo tu ánimo ha entrado en
mi beso como un extranjero

en las calles y colores de una ciudad-

que tal vez he olvidado
cómo, siempre (con
qué apresurada crudeza
de sangre y carne) Amor
acuña Su más gradual gesto,

y aguza vida a eternidad

- - después nuestras mitades separadas llegarán a ser museos
repletos de memorias bien colmadas

Un beso.

María Eugenia dijo... [Responder]

que razón tienes con lo que me gustaba a mí la poesía.. por cierto me han regalado un libro super super gordo gordo de poesía.. quizá algún día me ponga con él. bss

CHARO dijo... [Responder]

Una pequeña aportación para no cansar:


Tengo mi pecho oprimido
por una gran amargura
y en mi penar he querido
entregarme a la locura.

De qué me sirve el sentido
ni el vivir en la cordura
si en la vida no he vivido
el placer de una aventura.

***************

Leyendo se viven miles de aventuras.Besotes

shaka lectora dijo... [Responder]

Me temo que esta vez no puedo dejarte nada a cambio de este hermoso poema que me ha encantado, pero la poesía no es mi fuerte, será porque la mayoría de las veces no soy capaz de comprender lo que el autor quiere decir.

Un beso shakiano!!!

Susana Deseo Libros dijo... [Responder]

No suelo leer mucha poesía porque por lo general no suelo entenderla, en el instituto me obligaron y creo que desde entonces me quede un poco traumatizada...jeje.
Besos.

MC. dijo... [Responder]

Precioso!!
no me gusta mucho la poesía, pero hay algunos poemas que...
Este me encantó, no lo conocía, gracias!!

Te dejo mi favorito:

1964 - Jorge Luis Borges

I

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
ni los lentos jardines.
Ya no hay una luna que no sea espejo del pasado,

cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós las mutuas manos y las sienes
que acercaba el amor.
Hoy sólo tienes la fiel memoria y los desiertos días.

Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente

para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
y te puede matar una guitarra.

II

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
un instante cualquiera es más profundo y diverso que el mar. La vida es corta

y aunque las horas son tan largas, una oscura maravilla nos acecha,
la muerte, ese otro mar, esa otra flecha
que nos libra del sol y de la luna

y del amor. La dicha que me diste
y me quitaste debe ser borrada;
lo que era todo tiene que ser nada.

Sólo que me queda el goce de estar triste,
esa vana costumbre que me inclina
al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.



Besoss y buena semana!

Aydita dijo... [Responder]

Un poema muy bonito! besos

L.I.M dijo... [Responder]

No suelo leer mucha poesía, aunque la poca que he leído me ha gustado. De este autor no he leído nada, gracias por dármelo a conocer.
Besos!

Nina dijo... [Responder]

que bonito ^^ a mi me encanta la poesia :D

besote

Floreal dijo... [Responder]

Cuando la poesía abre sus puertas
Uno siente que el tiempo nis abraza
Una verdad gratuita y novedosa
Renueva nuestro manso alrededor
Cuando la poesía abre sus puertas
Todo cambia y cambiamos con el cambio
Todos traemos desde nuestra infancia
Uno o dos versos que son coo un lema
Y los guardamos en nuestra memoria
Como una reserva que nos hace bien

Cuando la poesia abre sus puertas
Es como si cambiaramos de mundo

Mario Benedetti

Gracias!!!!!

José Valle Valdés dijo... [Responder]

Lo has comentado estupendamente, amiga. Besos

Ha, comparto una decimita:

Por dónde anidáis poesía,
que no recalas mi puerto.
No puedo acertar, dar cierto.
que nunca hayas sido mía.
En ti, encontré la alegría
y aliento para seguir;
no vale sin ti vivir,
hazme el favor del regreso.
Conduélete de este obseso,
que sin ti; no ha de existir.

Tatty dijo... [Responder]

Creo que me resultaría muy difícil reseñar poesía, aunque por otro lado no es un género que lea como creo que ya te he comentado en otras ocasiones
besos

Shorby dijo... [Responder]

Como te dije esta mañana, me encanta la foto, es una preciosidad =)
El efecto claroscuro le da un toque elegante que me gusta muchísimo.

Soy muy de poesía, desde peque (me tenían en el cole/insti por aburrrrida por leer en general, con que con la poesía, no digo nada!!).

Besotes

Zamarat dijo... [Responder]

Qué bonito! No lo conocía.
Abrazo

Nocturna dijo... [Responder]

Hace mucho que no escribo poesía pero en mis principios a cada momento. Bonita entrada, besotes ;)

Caminante dijo... [Responder]

Tampoco soy mucho de poesía, aunque a veces me gusta a pequeñas dosis. Este que nos has traído me ha gustado, me ha parecido original...
Besos!

Margari dijo... [Responder]

Me has conquistado con este poema! Tan sencillo, tan visual, tan sugerente... Me lo llevo apuntadito. Y me perdonas que no te deje uno hoy? Que todos los lunes te regalo uno... Porfi...
Besotes!!!

Citu dijo... [Responder]

Lindo poema y uy no se me ocurre ninguno Un beso y te me cuidas mucho

jose maria criado lesmes dijo... [Responder]

Perdona Amiga Silvia ayer se me pasó por alto tu pagina y hoy como es el día de la madre, tengo la casa llena de hijos y nietos y no me da tiempo a hacer una poesía como Dios manda, pero no quiero que te falte u remedo de poema,besos

A la mujer, ser que adoro
aunque a veces no la entiendo,
ni tampoco lo pretendo,
es mi preciado tesoro;
que por ella estoy viviendo

y por lo que representa
yo me rindo ante su encanto,
y es” principio sacrosanto”
que siempre he tenido en cuenta:
tanto monta, monta tanto



Marilì acosta dijo... [Responder]

Hay poesias realmente preciosas...pero aunque me gustan leerlas d vez en cuandoi...no es lo mio.

Besitos

Margaramon dijo... [Responder]

Un poema precioso. Gracias por descubrírmelo.
Besos

Alfredo Parada dijo... [Responder]

Un Fabuloso poema, las los que somos principiantes en este ámbito nos da un entendimiento sencillo y comprensible, dejándonos entrar poco a poco a lo que es la poesía, gracias por compartirlo.

MC. dijo... [Responder]

Te dejo un link
http://sobreperrosyperegrinos.blogspot.com.ar/2013/04/dia-internacional-del-libro-3-libros-de.html?showComment=1367447194826#c4908462965421119100
el autor regala tres libros, el primero, De raiz rebrotada es de poesía y me parece muy original, me está gustando mucho, fijate si te interesa
Besos!

Nesa Costas dijo... [Responder]

De poesía, ya sabes, muy poco. Esta me ha gustado.
Yo tambien soy de intentar descubrir los titulos de los demas jeje.
Besos

Raúl Omar García dijo... [Responder]

La poesía no es lo mío :(, lo lamento, pero te dejo el que hice a mi estilo, que ya conocés:

El aleteo

—1—
Un aleteo tras la ventana despertó
al muchacho que dormía en su cama.
Se levantó espantado con la cara blanca,
sus manos sudaban,
su cuerpo temblaba.

Descorrió las cortinas muy lentamente.
Abrió las ventanas sigilosamente.
Un viento estridente golpeó su cara
seguido de algo que se la desgarra.

Cayó de espaldas presa del miedo
al ver al sujeto de atuendo negro.
—¡HOY NO ES EL DÍA! —gritó tiritando.
—Vengo por tu alma, estúpido confiado.

—2—
—Vengo por tu alma, estúpido confiado,
dijo el sujeto alzando los brazos.
El muchacho, ahogado en un alarido,
se incorporaba con el cuerpo aterido.

Levitó estupefacto a centímetros del suelo
mirando suplicante al hombre de negro.
Sus ojos se inyectaron de bermeja sangre
y el alma del muchacho comenzó a marcharse.

Este cayó y el hombre rió.
—Nueva vida en mano. Por hoy se terminó.
Se quitó la galera y se inclinó ante el cadáver,
acarició su cabello y sonrió triunfante.

Un crujido desgarrador acometió al sujeto
y dos alas negras detrás le nacieron.
Comenzó a agitarlas provocando viento
y poco a poco remontó el vuelo.

Salió por la ventana que el muchacho había abierto
tras haber escuchado un extraño aleteo.
Fin