sábado, 22 de febrero de 2014

Cogiendo polvo



     "Lo que obliga a leer es cuando sentimos que la obra es necesaria, escrita con una sensación de gran necesidad por parte del escritor de dejar que esa obra saliera a la luz.
     Hay muchos libros que suenan igual que otros, muchos poemas también. Los autores profesionales, con largas carreras, muchos escriben muy bien pero no realmente maravilloso. 
     Cuando lees algo maravilloso, todo cambia."
Paul Auster

     No sé si os pasa como a mi, o tal vez soy yo la rara, pero comprar libros me proporciona un extraño placer. Está claro que depende de la economía, pero esa sensación al salir de la librería con una bolsa y un libro que promete contarme una historia maravillosa (lo sé... promesas que no siempre se cumplen) es un momento inigualable. Salvo tal vez entrar a la librería, la anticipación a ese mismo placer.
     Muchos son los días que en Facebook o en twitter os enseño los libros nuevos que van entrando por mis estantes, y ahora estoy hablando de los estantes reales, esos que si pudieran se quejarían por el peso que llevan años soportando. Y es que... me gusta comprar libros. Pero no es mi culpa sino de los avances editoriales, las catas, las entradas en publicaciones culturales o blogs que me hablan de libros fantásticos o personajes que tengo que conocer. Y yo me lo creo, ¡los tengo que conocer!. Por no hablar de esa terrible enfermedad viral llamada boca a boca que provoca y que se transmite como la gripe, por el aire. Llega una persona a un grupo y le cuenta que ha leído un libro fantástico, maravilloso... y se lo compra a otra, que dice lo mismo y así pasa a otra y a otra... y evidentemente también lo cogemos. Porque además de estas gripes de tinta no nos vacunamos ni queremos hacerlo. Reconozcámoslo, es casi una excusa eso del boca a boca. En realidad y si por mi fuera me compraría... los de mis autores de siempre, los que he empezado a leer y me han gustado, los que la gente adora por curiosidad y esa misma curiosidad me llevaría a echar un vistazo a los que aborrecen. ¿Oh, Dios mío! creo que si por mi fuera me llevaría la librería entera a casa.
     Y luego pasa lo que pasa. Que no tenemos tiempo para todos. Vamos colocando los libros comprados con entusiasmo y nos faltan horas para leerlos porque seguimos comprando más. Y se acumulan sumándose hasta que un día encontramos un título que no recordamos haber comprado. Un libro que posiblemente ya se venda en bolsillo cuando nosotros cogimos la edición en tapa dura con sobrecubierta porque nos pareció preciosa  que... no hemos leído aún. Y lo miramos de reojo con eso que decimos conciencia mientras sabemos que no será el siguiente y nos decimos: "ya lo leeré" y cogemos otro. Hasta que llega esa temporada en que no compramos porque no tenemos tiempo o dinero y despejamos estantes. O tal vez una opinión particularmente fiable nos lo recuerde y nos reconciliamos así con nuestra conciencia por ir despejando esa lista de "pendientes" que ya tiene un lugar físico en nuestra casa.

     Al final, lo que sucede es que tenemos un vicio, la lectura. Y como buen vicio siempre queremos más, yo siempre quiero más de lo que más me gusta... y por eso compramos todo lo que queremos leer (no se nos olvide que realmente queremos leerlo y por eso lo traemos a casa) y nos podemos permitir. Aunque luego algunos permanezcan sin abrir durante más tiempo, ya los leeremos. Porque los vamos a leer, pero... las tentaciones de las librerías son tan irresistibles...

     Y vosotros, ¿también os pasa que necesitaríais el doble de horas?

     Gracias

     PD. Y como de librerías va la cosa os invito a visitar la Ruta librera del blog marcada con una pestaña en la parte superior.

82 comentarios:

LauNeluc dijo... [Responder]

A mi me encantaría poder tener miles de horas al día o leer un libro con solo mirarlo xD porque hay tantisimilos que quiero leer cuando entro en una librería que nunca habrá alguno que no quiera.

Manderly dijo... [Responder]

Pues sí, me pasa bastante aunque ahora quizás un poco menos debido a que también leo ebooks. Ya son muchos años almacenando libros y no teniendo un hueco para leerlos (el mismo problema con las películas, aunque éstas se vean en un par de horas (que me quitan de leer...)).
Aaay!
Saludos.

albanta dijo... [Responder]

Me pasa lo mismo. Pero me he dado cuenta que antes de comprarlos los percibo como una necesidad y cuando llegan a casa ya no tengo tanta prisa por leerlos.

Laura dijo... [Responder]

Me pasa lo mismo,tengo miles de libros en casa, algunos cogiendo polvo en la estantería desde hace años, y necesitaría más de una vida para leerlos todos, y encima cada vez me dejo tentar por nuevos, como ayer mismo, que fui a La casa del libro, a un presentación, y ver todos los libros allí expuestos... no me pude resistir!
Besos!

Aydita dijo... [Responder]

Si que pasa bastante y es una pena! Besos

Vanedis dijo... [Responder]

Yo hay días que incluso me estreso por no poder leer todos los libros que tengo, que se comentan por los blogs o que se publican como novedades. Intento relajarme y pensar que la lectura está para disfrutarla, no para que se convierta en un "problema" e intento relajarme....
Besos !

María E. mg dijo... [Responder]

El doble de horas y el doble de estanterías(por lo menos).No eres ninguna rara,yo pienso lo mismo que tú.Se me había pasado mirar la ruta librera y está genial, bueno yo añadiría el pueblo de Urueña (Valladolid)primera villa del libro en España; para perderse por allí un fin de semana.
Besos

Laura Coll dijo... [Responder]

A mi no me gustaría comprar la librería entera, simplemente, me quedaría a vivir allí, escondida entre los estantes, viviendo de letras y palabras.
Yo, lo que más disfruto es simplemente entrar en la librería, pues no me puedo permitir comprar demasiado. Es acariciar los lomos, hojear las páginas, admirar las portadas,...
A mí no me pasa como a ti, debido a los pocos libros que puedo comprar. Los que aún no he leído, los acumulo en un montón, junto a la mesilla de noche, y poco a poco, los voy terminando.

besos de una devoradora de libros,
Laura

Lola dijo... [Responder]

Bueno los libros que permanecen en nuestras librerías es porque no es nuestro momento de leerlos aunque nos llamase la atención cuando los compramos. Yo he leído casi todos los que hay en mi casa, pero en verdad que ahora con internet leo menos libros y navego más por sus hojas. Un hermoso texto. Un abrazo.

Anónimo dijo... [Responder]

Cuánta razón tienes en todo lo que has escrito!! Es inevitable que, conociendo las novedades del momento y sabiendo de buenos comentarios de un libro, lo veas en una librería y no puedas reprimirte comprarlo, aún sabiendo que tienes un gran número de libros en casa aún pendientes de leer. A mí también me pasa que, de vez en cuando, echo una visual a mi estantería y digo: "ya te leeré" y va pasando el tiempo y ahí sigue, intentando encontrar "su momento".

Me siento totalmente identificada con lo que has escrito y me ha encantado tu comparación con la gripe :)

Un saludo, guapa!

-María Fele-

Carlos del Barrio dijo... [Responder]

Creo que pocas sensaciones hay más chulas que el "cara a cara" con un libro nuevo. Luego es como un ligue, funciona o se deja.
Un abrazo

Manuela dijo... [Responder]

Yo necesitaría otra vida para leer todo lo que quiero leer actualmente y lo que sé que desearé leer de aquí a un rato. Acumulo libros, lo sé, soy consciente de mi vicio que a veces llega a ser problema pero no lo puedo, ni quiero, remediar. Es cierto que a veces voy como loca a comprar un libro que acaba de salir y luego se queda muerto esperando, me sucedió hace unos meses con Informe del interior, si no lo compro nada más salir me da algo y aún no lo he leído...
Besos.

Tatty dijo... [Responder]

Pues sí, me he sentido identificada totalmente con la entrada. Me encanta comprar libros y luego al colocarlos en la estantería es como si bajasen un poco las ganas, me digo ya los leeré más adelante y luego pues ahí se quedan... ahora el problema es el espacio y eso me frena un poco
Besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

Te entiendo perfectamente. Además desde que tengo el blog, especialmente desde finales del 2013 y lo que llevamos del 14, se me ha acumulado una cantidad de lectura... No llego a agobiarme, pero por primera vez estoy pidiendo que me dejen tiempo para leer y reseñar. También me faltan horas.

Lo mío con las librerías es una relación amor odio. Amor porque me encantan y odio porque nunca salgo con todos los libros que me gustaría; siempre se me queda alguno para la siguiente compra. jajaja.
Muy buena la entrada.
Un besote.

Carmen dijo... [Responder]

Siento el placer al entrar en una librería y comprarme algún ejemplar, aunque luego lo coloque en "la estantería de los todavía no leídos, pero que leeré" y claro se ve que no distribuyo bien el tiempo porque siempre me faltan horas para leerlos. También quiero comentar que el e-book, que es muy práctico en los viajes, no es lo que mas me guste a diario, yo siento nostalgia de tocar el papel y pasar páginas, es tan cálido ese roce...

Mere dijo... [Responder]

Colocar libros en las estanterías, acariciar sus lomos con las yemas de los dedos... es un auténtico placer. Volver sobre ese libro que ya leíste para recordar un nombre, releer una reflexión, localizar aquella cita. Y los que están por leer, ya caerán. Tendrán su momento de gloria, más pronto o más tarde.
Los estantes de libros dice más de una persona que su ropa o sus zapatos, es su esencia de ayer y hoy. Nuestra vida en cuatro peldaños.
Bonita reflexión, la tuya. Linda y personal. Bss

Marina Ortega dijo... [Responder]

Definitivamente sí. Necesito el doble de horas o el triple para leer todo lo que quiero..!!

Laurita lectora dijo... [Responder]

Sin dudas soy adicta a la lectura (para la que me faltan muchas horas del día) y a comprar libros, pero no se me pasa por la cabeza ir a curarme, así que cada vez estaré peor y mis estantes cada vez más cargados, ¿tengo pendientes? por supuesto, pero "¡ya tendré tiempo!" ja ja ja, besos



Raúl Omar García dijo... [Responder]

Si viviera solo y si tuviera dinero, seguro que mi casa sería una inmensa biblioteca, pero...
Toda persona inquieta y curiosa necesita el doble de horas.

Lourdes D' Ambrosio dijo... [Responder]

Comparto el "vicio" de la lectura y el impulso de comprar lo que me interesa, pero lo leo en seguida! Tengo tiempo para leer y leo mucho, de todo. Tengo en la familia muy buenos lectores tambièn y compartimos los libros que compramos , es una gran ventaja, siempre todos tenemos 2 o 3 libros esperando por nosotros en las mesitas de noche!!!

Rubén Angulo dijo... [Responder]

Bonita entrada, en verdad.
Yo casi no compro libros, pero porque no puedo. Tampoco tengo tanto tiempo, los niños... Pero voy mucho a la biblioteca, y cuando leo un libro de esos que necesito releer y ver en mis estanterías, tarde o temprano termino comprándolo. Eso me lleva a ser más selectivo, y en verdad que me arrepiento de varios libros que he comprado, porque ya nunca los volveré a leer, no siento esa necesidad.
También, me has hecho recordar, de joven, adolescente calculo. No es algo de lo que me avergüence, No, veces contadas, pero robé algún libro, xD, se me pone la carne de gallina al recordarlo. Ahora resultaría casi imposible, está todo más controlado, el escaneado y demás... Pero si alguna vez viera a alguien robando un libro, una sonrisa inigualable iluminaría mi rostro.

Besos y abrazos lectores.

Kericolo dijo... [Responder]

¿Me estás diciendo que ésto de comprar libros y mas libros es un vicio?¿ Voy a tener que ir a un psicoanalista para curarme de esta adicción?¡¡ Ni soñarlo, voy a seguir inyectándome tinta en vena hasta el día que me muera¡¡ Con lo bonito que es viajar de aquí para allá con los personajes maravillosos de los libros¡¡ Y mirar escaparátes y que se me caiga la baba porque quiero este o aquel libro, como si fuera el anillo de Frodo...mi tesooorooo lo quieeeerooo...jamás¡¡ Seré viciosa de tinta en vena hasta que me muera. Un saludo

Abuela Ciber dijo... [Responder]

Cuan cierto lo que comentas.
Ycuan cierto que se necesitarian mas horas para poder leer.
Ami edadoras aun masvaloradas.
Sin embargo muchas veces me encuentro leyendo libros que para muchos son intrascendentes,pero que para mi de alguna forma me placen.

Cariños y buen fin de semana

Letras con la sopa dijo... [Responder]

Yo soy igual. Compro más libros de los que tengo tiempo para leer, pero no lo puedo evitar. Algunos incluso pasan años hasta que les doy una oportunidad, pero me gusta tenerlos en las estanterías por si algún día tengo la imperiosa necesidad de leerlos y no tengo ninguna librería cerca.

Besos

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Una entrada excelente que refleja lo que estoy segura sentimos casi todos por aquí ;) Cuánto me gustaría tener más horas para leer, y para algunas cosas más, a decir verdad. Soy incapaz de resistirme a un libro que me llama desde una estantería, un puesto en la calle o lo que sea, y si se puede y los medios lo permiten (esto a veces no ocurre), me lo traigo para casa. Y lo pongo en la estantería con mimo, y me digo que algún día lo leeré; a veces cumplo, otras tantas no, pero la intención está. Y no sé, me gusta la idea de ver mi librero a rebosar, y saber que tengo buenos amigos que están allí, esperando por mí :)

Besos, feliz fin de semana.

CHARO dijo... [Responder]

Hasta hace pocos años no se me resisitía una librería y disfrutaba un montón recorriendo los estantes de libros.....ahora ya no lo hago y la informática tiene mucha culpa de ello pues paso horas frente a mi portátil de las cuales la mayoría son para hacer trabajos.Besicos

Mela dijo... [Responder]

Acabo de verte en la Ruta librera ;-)
Creo que la lectura es un buen vicio
Alégrate si te faltan horas... es peor que te sobren
Lo que quiero decir es que el tiempo es muy relativo
Feliz sábado y Feliz domingo

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Ya has visto mis resúmenes de final de mes... no paro. Extrañamente no puedo con más de un capítulo de serie o con una película por día sin embargo sí puedo pasarme horas y horas enfrascado en un libro, no me doy ni cuenta. Lo hablaba el otro día con Marisa. Ir a comprar libros, sí, creo que a los bibliófilos empedernidos e incurables nos dispara algo la serotonina... y cuantas veces vamos a la estantería a mirarlos, a pasar las manos por el lomo, a abrirlos y mirar dentro hasta que llega el momento de leerlos.... Un beso :)

Yahira potterica dijo... [Responder]

Cuando voy a una librería, ya tengo en mente que libros quiero comprar, pero cuando ahorro, me llega para uno, como mucho para dos, y me cuesta decidirme, de normal voy a por uno autoconclusivo que tenga muchas ganas, y a uno de una saga empezada. En cambio en las tiendas de segunda mano, como igual me compro hasta 12 pues hay me quedo un buen rato
un beso

Artisa dijo... [Responder]

estoy de acuerdo contigo, a mi me pasa igual (ahora compro menos por mi economia, pero he llegado a gastar mucho en libros al mes)

Te voy a contar una anecdota en secreto.... hace un par de años hablando con una amiga, me recomendó un libro, Flores en el ático, le dije que me sonaba el título pero que no lo había leido, me lo prestó y me lo lei en nada.... a los pocos días mirando mis estanterias que me encontré?¿?¿?¿?¿ Ese mismo libro que estaba aún sin leer, lo había comprado en un coleccionable de esos de los kioskos porque lo vi barato y lo había colocado sin leer y sin encontrar el momento de hacerlo.

Moraleja comprar libros es un vicio, jeejejejej

un beso

Caminante dijo... [Responder]

A veces pienso que lo mío no es normal, que debe ser alguna enfermedad parecida a la ludopatía o jaja Es que con todos los libros que tengo sin leer, no paro de comprar más (o luchar conmigo misma para no hacerlo)... Veo que nos pasa a muchos por aquí, ¿eso descarta que estemos todos locos? =P
Y claro, cuando veo todos los libros que me quedan por leer, ¡me entra un ansia por devorarlos de una vez!
Besos!

Enzo dijo... [Responder]

Yo también acumulo y me culpo de todas las cosas que comentas. También necesitaría el doble o triple de horas (o que me paguen por leer). Si creo que conseguiré leer todo lo que tengo pendiente, es un empeño personal.
Un beso.

Margari dijo... [Responder]

El doble no, el triple de horas! Ays, si pudiera también me llevaría la librería entera...Qué me gusta comprar un libro. Es en la sección que más disfruto, en la que me puedo llevar horas y apenas me doy cuenta.
Besotes!!!

Forbidden dijo... [Responder]

Te leía y pensaba en mi, en esta adicción que tengo por los libros, por que se que si paso por una librería y entro con algo me iré, por mas que tenga tanto libros esperándome ser leídos en casa, ya casi no tengo espacio en casa y aun así sigo comprando mas.

Pero que le voy a ser, es mi adicción y de ella me nutro para luego escribir.

Saludos, te sigo!

Cristina_Roes dijo... [Responder]

jajajajajaja y nos lo creemos! Así es. Porque de lo contrario, que otra explicación razonable y coherente nos daríamos, ya no a los demás, si no a nosotras mismas?
Besos, y que la vida te permita acumular muchos libros, y zapatos. ;)

Cartafol dijo... [Responder]

Lo que yo echo en falta es una librería o biblioteca cerca para pasar horas mirando libros y escogiendolos...y mas tiempo para leer claro...

Mayte Esteban dijo... [Responder]

Hace un par de años iba al día y me permitía hasta releer. ¡Qué tiempos! Ahora los libros pendientes son muchos y los momentos cada vez más escasos.

Un beso

vmoises dijo... [Responder]

Para mí comprar libros es una adicción con mayúsculas.Ir a la librería es la salida perfecta. Llámenme loca pero cuando voy a comprar libros planifico esa salida, no la hago a las apuradas, me tomo todo el tiempo del mundo. A veces voy con una lista de títulos, otras mi librera me recomienda.
Como a todos se me acumulan, el día para mí debería ser mínimo de 72 hs y así y todo no me alcanzaría. Lo poco que ahorro va a parar en libros ya sea en papel o electrónicos.
Como siempre es un gusto leerte, comparto mucho lo que escribís y también es un placer recorrer tu Ruta librera.
Abrazos desde Argentina.
Verónica

AMALIA dijo... [Responder]

Me encanta entrar en una librería y disfrutar con tantos libros. Siempre termino comprando alguno y lo mismo me ocurre en la Feria del Libro.

Me gustaría disponer de más tiempo para leer pero, por circunstancias, actualmente no me es posible.

Un beso y feliz fin de semana.

Rodericus dijo... [Responder]

Me haría falta el doble de tiempo. Hace ya unos meses que he dejado de comprar de forma compulsiva libros. Pero al ritmo que voy, necesito un par de años para agotar todo lo que tengo en cola de espera.

Un beso

Tabuyo dijo... [Responder]

Me encanta tu entrada. Yo disfruto el momento de sentarme delante de la estantería para elegir libro. Coger uno mirarlo, devolverlo, sacar otro dejarlo como posible y así durante un buen rato. Hasta que termino decidiendo cual me apetece en ese momento. Es algo indescriptible.

Un besote.

Zamarat dijo... [Responder]

A mí también me pasa. Resulta tan gratificante volver con algún libro a casa!!Aunque luego no de tiempo a leerlos todos...
Abrazo!

LAKY dijo... [Responder]

Jejeje, me pasa lo mismo. SOy muy acaparadora en el tema libros, los quiero todos
Y cuando entran en casa, a veces se quedan ahí cogiendo polvo, pospuestos por otros más urgente...
Aün ni con cinco horas más al día tendría tiempo suficiente para todo lo que quiero leer
Besos

Framboise dijo... [Responder]

La falta de tiempo, dinero y/o espacio es nuestra gran aliada a la hora de "intentar" resistirnos a este "vicio" :D :D
Y también para mí, la imperiosa necesidad de Naturaleza y mover el cuerpo fuera de los renglones. ;)
Un besote grande (sin haber leído más que prospectos de viaje estos últimos días :)

Rober dijo... [Responder]

Jajaja, yo necesitaría el doble de horas, varias vidas, o un par de clones para leerlo todo. Lo que tengo ya en pilas de libros en mi cuarto y a lo que ya tengo echado el ojo pero el bolsillo me echa para atrás.

Como dices, es todo un vicio, siempre queremos más y más.

BesoteS!

Shorby dijo... [Responder]

En serio hace falta que YO responda a esta pregunta??? xDDDD
Adoro comprar libros, me encanta ira librerías, a Fnac a mirar pelis, a tiendas de cómics... me encanta estar las horas muertas.

Besotes

Rebeca Favila~ dijo... [Responder]

Igual me provoca alegría salir con un libro de las librerías, me encanta esa sensación. Soy adicta a comprar libros.
Saludos Infinitos.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Sí, por favor, el doble jejeje
Me ha encantado tu entrada, tal cual. ¡Ah! y tu ruta librera, claro.
Mi estantería de pendientes es considerable, esta y la libretita en la que voy anotando futuros títulos jeje. Se ve que soy muy influenciable y, terror, ediciones de bolsillo. ¡Pero es que están fenomenal de precio! Es una pena :-)
Hay maravillas o determinados libros en los que sí gasto, pero tiro mucho de estos… aunque mi vista se resienta con según que títulos.
Una entrada genial.
¡Besos y buen fin de semana!

Nina dijo... [Responder]

Pasa mucho que acumulas un montoooooon XDDDDD
hay que tratar controlarse

Marisa C. dijo... [Responder]

¿Comprar libros, dices? Que va, para nada. No sé de lo que hablas. Solo me vuelvo loca simplemente con el olor a papel de las librerías. Maldita economía. Ojalá tuviera miles de partículas de polvo posándose sobre miles de libros que esperan turno. ¡Ay! Abrazos.

Angela Leon dijo... [Responder]

Estoy de acuerdo con todo lo que dices y todo lo que sientes porque yo creo que eso lo sentimos todos por estos lares. Tengo muchísimos libros pendientes porque he viajado mucho y junto con visitar monumentos, las librerías eran mi monumento favorito, a pesar de que luego la sobrecarga de los aviones te cuestan dinero. He sido muy adicta a las librerías de los aeropuertos, esos lugares de espera del que salía cargada, jajaja
Ahora creo que soy un poco más consciente y más selectiva en lo que compro entre otras cosas porque me quedan pocos pasillos en mi casa para montar más estanterías.
Me agrada pensar que, al menos, uno de mis dos hijos disfrutará como yo de los libros de su madre cuando yo ya no esté :)

Bs.

Rosa García dijo... [Responder]

Bueno, al menos veo que no soy la rara!! Me gusta comprarlos para mí y me encanta regalarlos! Ya no compro tantos libros como quisiera, y no es una cuestión de economía sino de falta de librerías por la zona donde vivo. Gracias a Dios, está internet! Y tengo esa manía de cuando veo alguna sección de libros donde sea, en un mercadillo, en un supermercado, de acercarme a verlos. Es irremediable, va dentro de mí!! En cuanto a la falta de tiempo, uufff, mejor no pensar en ello que me deprimo!!
Como siempre, un inmenso placer leerte!! Feliz domingo!!

Eva Letzy dijo... [Responder]

No eres rara, a mí me pasa lo mismo al comprar libros, cosa que hago constantemente (compro mucho por Internet).
El descubrir un libro maravilloso lo es todo, a mí por lo menos los libros me otorgan mucho. Y sí, es un vicio la lectura, pero uno de los pocos que creo que son vicios sanos.
Me encantó tu post.
Un beso

porlomenix dijo... [Responder]

Si tuviésemos el doble de tiempo necesitaríamos el doble de espacio, pero ¿y el placer que nos da?, a todos los libros les llega su oportunidad y su momento,
besucus

samarkanda dijo... [Responder]

Más que horas necesitaría vidas para poder leer todo lo que quiero pero es algo imposible porque, sí, también me pasa que tengo infinidad de libros sin leer y los que me quedan por comprar. Es un vicio y no hay mayor placer que sucumbir a la tentación.
Un saludo.

Doctora dijo... [Responder]

Eso me ocurre con las pelis.
Las voy acumulando y un día repaso las que no he visto aún y pienso "¿Por qué me interesé por esta peli?, si no la voy a ver".

También me pasa con la ropa, pero eso ya es otra historia ;P

Cat dijo... [Responder]

Yo tengo demasiados libros, poco tiempo y poco sitio. Pero aún así quiero más libros. Es un vicio sano y bonito.
Buen post.
Un besote!^^

Marisa G. dijo... [Responder]

Te entiendo perfectamente. Lo mío también tiene miga. Yo solo me compro libros que ya he leído!!! Y es que me he llevado algún chasco anterior y como la economía no da más de sí pues si me enamoro de un libro que he pillado de la biblioteca, me lo compro pero son por el afán de atesorarlo. Sin embargo, de mi época boyante tengo muchos libros sin leer aún. El otro día compré dos libros, uno que llevaba mucho tiempo en mi lista de compras pendientes y mi paranoia era tal que cuando llegué a casa me dio por pensar si no lo tendría ya y me puse a buscar como loca entre las estanterías. Tampoco pasaba nada si lo hubiera tenido porque se cambia por otro de la lista y listo! Besos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Tengo unos cuantos libros por ahí pendientes de leer. Siempre hago lo mismo. Soy un poco compulsiva en el tema de la compra de libros... Un besote!!!

aldogal dijo... [Responder]

Me siento identificado con tu articulo, mas que ayer limpie mi estante jajajajajaa y ahi vi muuchos libros que esperan aun que habra sus apginas y no lo he hecho jajajajaja

La Gata Coqueta dijo... [Responder]



Hoy la alegría me ha despertado con;
una sonrisa en los ojos,
un beso en los labios,
y los brazos extendidos,
para compartir contigo,
un abrazo de luz y armonía...

¡¡Feliz domingo salpicado,
por el rocío y aromas de la mañana!!


Atte.
María Del Carmen



Eva M Martín dijo... [Responder]

¡Que alegría m da saber que no soy la única que sufre esta enfermedad! La verdad es que esperaba que me dieras una cura y, aunque no me la has dado, me llevo la satisfacción de saber que hay más gente en el mundo como yo. Estoy llegando a un punto de mi vida en que creo que moriré antes de leer todo lo que, hoy por hoy, me queda pendiente en mi biblioteca.

sabores compartidos dijo... [Responder]

Cierto que siempre te faltan horas, el trabajo te quita mucho tiempo ejjeje y luego esta el blog, la guitarra, la musica, el libro..... argggggg diez horas más por lo menos, jejeje
unos besotessssssssssss

Valaf dijo... [Responder]

Pues para mi son irresistibles, más que las librerías, las bibliotecas maceradas por los años que son siglos. En un lugar como ese, me pierdo y el tiempo se congela. Respecto a las librerías, pues aquellas de toda la vida, quiero decir que te metes en una sucursal de La casa del Libro, por ejemplo, y te deja más bien frío.

Un besazo!!!

maidafeni dijo... [Responder]

A mí también me pasa!!! Tengo mis listas"pendientes en la estantería" y "pendientes de comprar" y en cuanto puedo me paso por la librería y me gasto el presupuesto en libros y mi marido me dice que tengo el síndrome de diogenes en libros...Si es verdad que últimamente debido a la crisis compro más en edición de bolsillo, pues la lista de "pendientes de comprar" es larguísima.Tambien a mis conocidos se lo pongo fácil a la hora de regalarme cosas en fechas concretas:Libros. Así que me alegro mucho de no ser la única con tener este "problema".Un saludo y muy buena entrada

L.I.M dijo... [Responder]

Me pasa lo mismo pero fíjate que recuerdo ilusionarme especialmente cuando siendo todavía niña iba con mis padres a una especie de centro comercial, aunque no tan grande como los de ahora, y les pedía permiso para comprarme un libro y me lo daban. Volvía a casa loca de contenta y deseando llegar para empezar a leerlo. Hoy en día me pasa pero todavía me hace más ilusión cuando voy a la biblioteca y me llevo 3 libros, ese momento de elegir por cual de ellos empezar es genial!
Besos

Vanesa Morote dijo... [Responder]

A veces pienso que a lo mejor necesitaría hasta el triple de horas. En serio, tengo una larga lista de pendientes en casa por leer, entre los míos, los de mi madre y los de mi hermana, que me da hasta pánico.
Un beso

Citu dijo... [Responder]

Uy si aveces leer , es tan complicado. A mi últimamente no me da mucho el tiempo y termino leyendo un capi o dos al día pero leer es un genial vicio. Te mando un beso y te deseo una buena semana

Merary:) dijo... [Responder]

Hola!
A mi me gustaria poder comprar mas libros, pero solo me alcanza para comprar 2 al mes y son los que leo, prácticamente vivo al dia las lecturas y cuando se me acaban compro mas, es lento pero es lo que puedo permitirme :)

Saludos :3

Carax dijo... [Responder]

A mi me pasa exactamente lo mismo, si económicamente me lo pudiera permitir todas las semanas entrarían libros a mi casa...
besos

Rebeca dijo... [Responder]

Jajaja, si es que no podemos pasar por donde lo venden. Un besote.

Meg dijo... [Responder]

Lo leí este finde, pero en finde rara vez comento ya. Como muchos, pienso que es como si hubieras hablado por boca de todos, mal de mucho consuelo de tontos, pero me gusta saber que no estoy loca. Mi problema es el espacio, ya he llevado algunos a casa de mi madre, he llegado a hacer intercambios de los que no me convencieron, cuando no me gustaría soltar ninguno. Y ahora tengo bastantes encina de una cama de invitados esperando a ser colocados (y leídos), y nada, como me lo pueda permitir y vea uno de oferta o que me llame...

Azalea Real dijo... [Responder]

Completamente de acuerdo! Libros y libros acumulándose... y yo suelo ser escrupulosa con el orden y no me suelo saltar la cola... otra cosa es que vaya intercalando entre libro y libro una novedad que me apetezca mucho leer. Culpable, entonces :P


Besos.

Kyoko dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jara dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Icíar dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
bibliobulimica dijo... [Responder]

si tomamos en cuenta que te llevo unos años, y hago lo mismo que tú ya te podrás imaginar la de libros que tengo acumulando polvo...y ni por eso dejan de llegar. Ahora también acumulan polvo dentro del mundo digital en el lector electrónico.
Un beso,
Ale.

Zazou Bibliomaniaca dijo... [Responder]

En una palabra: siiiiiiiiiiii... y ahora es cuando lloro. Porque no me caben más libros. Porque no debería comprar tantos libros. Porque no puedo no hacerlo. Por esa falta de tiempo... ¿Hay sanatorios de desintoxicación para esto? No me llevéis, ¿eh?

Ariel dijo... [Responder]

Pero no solo la sensación de llevarte un libro en una bolsa para casa.

Con lo que disfruto es pasando un rato y otro dentro de la librería. Tocando, mirando, hojeando libros, mirando portadas, leyendo sinopsis hasta elegir alguno de ellos, dejando uno y volviéndolo a coger poco después. Alejándote de la mesa con mirada reverencial y con la sensación de que te llevarías muchos más.

Me encanta visitar librerías y ahora miraré la ruta que se me escapó en su día.

nosolo leo dijo... [Responder]

hola corroboro todo lo dicho por ti y mas. hubo na época, hace mucho que no podía entrar en las bibliotecas públicas porque me agobiaba ver tantos libros y que no podría leer.... horrible jeje besoss

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Esta es de esas entradas en las que vas leyendo y suceden dos cosas, una es que te sonríes y la otra es que cabeceas asintiendo como una tonta, algo así como.... qué razón tiene ¡y no tiene vacuna, ni ganas de que la inventen! Aquejada por este mal, tu ruta me servirá para "malcurarme"
Un besote
PD: Genial como siempre

Manel dijo... [Responder]

Vicio, adicción, enfermedad, fetichismo...Llámalo como quieras, pero el placer que me produce entrar en una librería (no en una de esas grandes tiendas que venden libros) y acariciar las portadas, oler esas hojas recién salidas de la imprenta, es lo que hace que siga prefiriendo el libro impreso al electrónico. Y también es el motivo que las estanterías de mi casa esten llenas de libros que necesitaría entre tres y cuatro vidas de las mías para leerlos.
Un abrazo.