martes, 13 de febrero de 2018

Bartleby, el escribiente. Herman Melville


     "Preferiría no hacerlo"
     
     Hay libros por los que pasan los años dejando algunas partes obsoletas. Otros, en cambio, parece que se conserven como una de esas señoras de las portadas de las revistas por las que no pasan los años a costa de anquilosar su aspecto; no hace falta que sean actuales, siguen siendo hermosos de leer. Y finalmente están aquellos que permanecen en el tiempo sin agotarse, sin desgastarse sin importar los años que haga desde que fueron escritos. A estos últimos pertenece el libro que hoy traigo a mi estantería virtual, escrito hace tiempo y aún vigente, incluso de moda con todo esto de la metaliteratura que va llegando y que muchos piensan que es un invento actual. Hoy traigo. Bartleby, el escribiente.

      Un abogado propietario de un bufete contrata a Bartlebly debido a la tremenda cantidad de trabajo que tiene. Bartleby, que comienza siendo un gran empleado, pronto comienza a responder a su jefe con la misma frase ente cada tarea que se le encomienda: "Preferiría no hacerlo". Aquí el abogado empieza a verse atrapado entre la actitud de su empleado copista y la curiosidad creciente ante esa actitud que, comprende, no es rebeldía.

      Siempre me había sonado la historia de Bartleby, hasta que llegué a Vila-Matas. Cuando leí Bartleby y compañía mi curiosidad por el origen de este personaje fue tal, que no pude evitar leerlo apenas había terminado este primero. dice Vila-Matas de su libro: "Contrariamente a lo que se cree, no hablo exactamente en este libro de escritores que dejaron de escribir sino de personas que viven y luego dejan de hacerlo. De fondo, eso sí, el gran enigma de la escritura que parece estar diciéndonos que en la literatura una voz dice que la vida no tiene sentido, pero su timbre profundo es el eco de ese sentido." Y de algún modo hace así además una de las mejores interpretaciones de lo que representa Bartleby.

      El libro es una suerte de mano a mano entre el abogado y su empleado. No un duelo, porque no hay enfrentamiento alguno sino más bien lo contrario. Bartleby que pierde todo interés y deja de mostrar cualquier tipo de interés hasta llevar esta actitud al extremo y su jefe, quien lejos de juzgarlo y echarlo a la calle cuando descubre que su empleado, por no moverse, ni se va de la oficina, intenta comprender su actitud.

      En apenas setenta páginas, descubrimos a uno de los personajes más fascinantes de la literatura. Una suerte de extranjero de Camus llevado a su máximo extremo que deja de formar parte de todo aquello que le rodea. De una forma que claramente recuerda a las protestas pasivas va aislándose de la sociedad que lo rodea a través de esas tres palabras: Preferiría no hacerlo.
      Tras hacer una lectura recreativa en la que nos vamos incluso angustiando al ver la evolución de la historia, nos descubrimos poniéndonos nerviosos ante su actitud e incluso ante la reacción del abogado. Nos encontramos pensando en las entrelíneas de esta historia que nos seguirá dando vueltas en la cabeza durante mucho tiempo, incluso nos exigirá pasados los meses una relectura, un reencuentro con este copista y con su no tan pequeño acto de rebeldía.

      Hoy os invito a conocer a Bartleby y a su jefe, el único tal vez que se quiso acercar a él, y a que disfrutéis de la historia de uno de los nombres más famosos de la literatura. Supongo que él mismo hubiera podido contar su historia, pero está claro que prefirió no hacerlo y dejar que fuera este abogado sin nombre quien nos la relatara.

      Y vosotros, ¿qué libro tenéis esta semana en las manos?

      Gracias

22 comentarios:

Aylavella dijo... [Responder]

Habrá que conocer a Bartleby y a su jefe...
Besos

Atalanta dijo... [Responder]

Pues me tengo que leerlo.
Estoy con un libro de Dean Koontz, "Luna de invierno" :-)

Camino F. dijo... [Responder]

¡Hola!
A mí la verdad es que el libro en un principio no me llama mucho… pero me fío de tu criterio. Si crees que vale la pena leerlo, me lo apunto. Sueles dar muy buenas recomendaciones, así que :D
¡Un besazo!

Marga Ramon dijo... [Responder]

Uff, hace tiempo que quiero leer a este autor y especialmente este título. Con tu recordatorio espero leerlo pronto que me encanta la metaliteratura. Las grandes obras no pasan de moda.
Besos

Twins dijo... [Responder]

Parece interesante.
Nosotras esta semana estamos leyendo "El sótano" de Natasha Preston, y la verdad es que nos tiene muy enganchadas.

¡Saludos! :)

Shorby dijo... [Responder]

Uno de mis eternos pendientes... que espero quitarme este año además. Es un autor al que no he leído y este me ha llamado siempre la atención para empezar con él.

Besotes

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! No lo descarto, porque me apetece leer algo diferente, aunque tardaré un poco en hacerlo ya que antes me quiero quitar algunos pendientes, que ya les toca, jejeje.
En estos días estoy terminando El club de los eternos 27 y Volverás a Alaska, el cual me está encantando.
Besos!

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Justo hoy voy a empezar "Retrato en Sangre" de John Katzenbach. Es un autor que me gusta mucho. A ver qué tal.

De este libro he leído siempre maravillas. Tengo que ponerme con él. Besotes!!

Anónimo dijo... [Responder]

Te recomendaría que siguieses con el libro de Vila-Matas, Bartleby y compañia. Es estupendo y muy recomendable. Yo he pasado un rato maravilloso. Y he conocido otros autores.

Un saludo.

Ángeles

CHARO dijo... [Responder]

Me llama la atención y además es corto.......lllevo ya unos días muy ocupada escribiendo así que la lectura la he dejado a un lado.Besicos

Margari dijo... [Responder]

Pues no he leído nada de este autor aún. Y ya es hora. Y con éste me tientas más que con su clásico más conocido.
Besotes!!!

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

MAdre mía, creo que no tengo ni puta idea (¿puedo decir "puta"?) de literatura. A mí hay un montón de títulos que no me suenan de nada, este, entre ellos.
La portada, desde luego, no es para pasar desapercibida. Y te diré, que quizá te sorprenda, que no he leído Moby Dick. Sí, tengo pendiente autoregalarme una edición que me flipe, pero lo voy dejando y se me olvida.
Y este, pues me lo voy a anotar, desde luego, original es un rato.
Muy tú, esta rareza.
Besitos.

Mjinn d.A. dijo... [Responder]

Hola, me han hablado muy bien de este libro y la verdad es que el argumento me llama un montón. Así que me lo apunto para hacerle un hueco :)

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Es un buen libro te mando un beso

Buho Evanescente dijo... [Responder]

hola! lo he leido hace mucho tiempo..caray, como vuela el tiempo! lo has sacado y desempolvado, gracias! saludosbuhos y esperamos que lo lean pronto, se lo merece!!

mariaÉ nieto dijo... [Responder]

Gracias por publicar esta reseña, no conocía esta obra. La verdad, Melville no me atrae mucho pero tu reseña ha despertado mi interés, en el libro y en el de Vila-Matas. Además, comparto tu clasificación inicial de los libros. Gracias por publicar y compartir y que tengas buen día.

mar dijo... [Responder]

Lo leí hace años. Leyendo Crímenes que no olvidaré de Alicia Giménez-Bartlett y La feria de las Vanidades de Thakeray. Besinos.

Dorothy dijo... [Responder]

Melville es uno de mis dioses. Y Bartleby es una maravilla, como todo lo que escribió. Estoy leyendo 'Memorias de Adriano', de Marguerite Yourcenar. Una delicia, requiere tiempo, pero es una delicia.

Besines.

Carla dijo... [Responder]

Este no termina de llamarme, así que, a pesar de tu recomendación, en esta ocasión voy a ser rebelde y no me lo voy a llevar.
Besos

Reich TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
Tengo este libro desde hace mil en mi estantería, pero aún no lo he leído.
Por cierto, me acabas de descubrir un mundo al leer de qué va, ya que resulta que hace poco publiqué una reseña de cuentos, y uno de ellos es básicamente un homenaje a éste, ¡no lo sabía!
Acabo de editarla gracias a ti =)
¡Un saludo!

Rocío CazaEstrellas dijo... [Responder]

Me encantó. Simplemente maravilloso. Empiezo lectura, todavía por decidir. Un besote!

Paseando entre páginas dijo... [Responder]

Hum, pues el argumento es interesante, pero no termino de verla de mi estilo.

Un saludo,
Laura.