viernes, 23 de febrero de 2018

Teoría de King Kong. Virginie Despentes


     "Escribo desde la fealdad, y para las feas, las viejas, las camioneras, las frígidas, las mal folladas, las infollables, las histéricas, las taradas, todas las excluidas del gran mercado de la buena chica. Y empiezo por aquí para que las cosas queden claras: no me disculpo de nada, ni vengo a quejarme. No cambiaría mi lugar por ningún otro, porque ser Virginie Despentes me parece un asunto más interesante que ningún otro."

     Si hablamos de Fóllame o de Subutex, es fácil que nos venga a la cabeza la cara de su autora, y quizás sea ese el motivo por el que la editorial ha decidido rescatar este título. Hoy traigo a mi estantería virtual, Teoría de King Kong.

     El feminismo es algo necesario que vemos reivindicar cada día: la igualdad, la necesidad de cambios, sueldos, vidas, denuncias, abanicos y vestidos como símbolos de una voz colectiva que exige un cambio en la sociedad.  Pero este libro no trata de eso. Ya en su primera página, Despentes de define como proletaria del feminismo y uno lo va comprendiendo a medida que avanza en la lectura de King Kong. Despentes no habla para mujeres que reivindican desde una posición, y tampoco les resta mérito a quienes lo hacen, pero ella habla desde la base de la sociedad, habla de las mujeres de la calle, las prostitutas, las amas de casa, esposas y cuidadoras. Habla de la mujer que un día fue ella y también de las que le contaron sus vidas tras conocer su obra Fóllame y aunando estas voces publicaba en 2007 un libro que tardaría dos años en llegar a nuestro país por primera vez.

     Teoría de King Kong es una lectura a ratos incómoda en la que la autora no se despega de un lenguaje directo, incluso rudo, que le asegura un impacto aún mayor de sus palabras en quien lo lee. Nos habla de feminismo y, aunque su voz es individual durante la mayor parte del tiempo, colectiviza la posición de la mujer en una sociedad que sigue identificando a la mujer de éxito y poder con una imagen masculinizada. Habla de prostitución, de la imagen de ella y de lo que nadie le dice a las putas, del porno y también del matrimonio como una suerte de contrato con condiciones convenidas implícitas aceptadas por todos. Y habla de victimismo, de ese momento en que una mujer es víctima dos veces tras sufrir una violación, de la educación en la no defensa para... que se recibe en la actualidad y uno tiene la sensación de escuchar como sube la voz de Despentes hasta convertirse en un auténtico grito en la parte del texto dedicado a las violaciones. Virginie escribe, a ratos rabiosa, escupiendo casi aquello que ve y que cree que necesita ser dicho en voz alta, habla del capitalismo una y otra vez y de la falta de valor a la hora de considerar determinadas tareas. Por supuesto, la maternidad tampoco escapa a las palabras de esta mujer.

     Uno la imagina enfadada, casi irreflexiva, escupiendo todo lo que ve que está mal, y quizás por eso o porque escribir el texto perfecto es imposible, se le aprecian contradicciones. O tal vez sea por eso de que hay lugares en los que es imposible colocarse entre el blanco y el negro, a mi me pasa y ha sido casi un alivio ver que en este libro sucedía un poco lo mismo: es decir, no está bien convertir el feminismo en un acto social de lavado de cara y marketing pero está bien al mismo tiempo que lo hagan de forma explícita y pública quienes de este modo le dan visibilidad a un cambio necesario que se pide a gritos. Porque no nos engañemos, ese es el mundo en el que vivimos y ambas realidades son necesarias para poder alcanzar el equilibrio. De hecho, y salvo el significado que parece otorgar esta mujer al matrimonio que me ha parecido un poco anticuado, si algo caracteriza este texto es precisamente eso: el realismo.

     Teoría de King Kong me parece un libro necesario, casi imprescindible en el momento en el que estamos. No hay más que echar un vistazo a las noticias para darnos cuenta del camino que nos queda: ver que una teta es más noticia que la medalla de plata de quien involuntariamente la muestra, fijarnos en sueldos, trabajos, violaciones, abusos y también en los pequeños gestos que condicionan la sociedad actual.
     Leamos a Despentes, es una de las voces más interesantes de las letras francesas. Yo estos días estoy terminando su Trilogía Subutex. Ya os contaré.

     El ensayo es un género que parece dar miedo a muchos lectores, como si la simple palabra fuera la promesa de una lectura aburrida. Sin embargo, una vez que uno se anima, descubre que hay títulos magníficos que se había perdido por una idea preconcebida sobre esa palabra: ensayo. Y vosotros, ¿os acercáis a este género literario alguna vez?

     Gracias.

18 comentarios:

unmomentoparalalectura VM dijo... [Responder]

Pedazo de reseña, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices y las reflexiones que haces sobre un tema que no debería ser ya un tema en pleno siglo XXI. Reconozco que no suelo leer ensayo, de hecho he leído muy pocos, pero este me lo llevo anotado porque el tema no me podría interesar más.
Un beso

Twins dijo... [Responder]

La verdad es que no nos solemos acercar a ese género, pero quién sabe, igual nos podría llegar a sorprender.

Un saludo.

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Me parece muy interesante por lo que cuentas pero la verdad es que no es nada mi estilo y no sé si lo llegaría a terminar o lo dejaría a medias, con lo que en principio lo dejo pasar, aunque con dudas ya que tiene algo que me invita a leerlo.
Besos!

Shorby dijo... [Responder]

Pues me llama la atención.

Ensayo leo muy poco, solo de cine o literatura, la verdad.

Besotes

CHARO dijo... [Responder]

No me gusta lo que veo que está sucediendo a mi alrededor, en esta sociedad en la que me ha tocado vivir ya entrada en años así que no podría leer un libro que me va a provocar más desazón todavía.....prefiero lecturas entretenidas y agradables que me hagan olvidar lo que vivimos.Besicos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

He leído muy pocos ensayos en mi vida y no me desagradan del todo, aunque no es una cosa que vaya buscando. Tal vez lea éste, todo puede ser. Jajajajaja. Besotes!!!

Margari dijo... [Responder]

Pues soy de las que suele huir de los ensayos, pero los temas que éste trata sí me interesan y mucho. Y por lo que cuentas, no parece nada aburrido. Apuntado queda.
Besotes!!!

Buscando mi equilibrio dijo... [Responder]

No conocía para nada este título. La trilogía esa sí porque sabía que habías leído uno y dos, y he visto hoy mismo que estabas con el tres.
El argumento me parece muy interesante y necesario, y por lo que cuentas, creo que a mí tb me gustará.
Lo anoto...
Besos.

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Super interesante esta propuesta. Este año me he propuesto acercarme más a este tipo de lecturas feministas y esta en concreto no me puede gustar más.

Yo no me acerco mucho al ensayo, quizás por lo que tú comentas sobre el temor al aburrimiento. Pero tengo en casa "Ébano", que si no me equivoco es ensayo periodístico, y le tengo especial ganas.

Besitos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

No suelo leer ensayo pero este libro parece muy interesante te mando un beso

Molina de Tirso dijo... [Responder]

Leo ensayo, y a veces ensayo feminista. Todavía no he leído nada de Despentes, pero sí análisis de este libro y de otros. A ver si me pongo al día con ella, porque sospecho que estaré de acuerdo en muchas cosas.
¿Conoces Testo Yonki de su amiga Beatriz Preciado (hoy Paul Preciado)?
Su feminismo es a veces discutible pero te lleva por caminos poco explotados y merece la pena leerlo.

Carla dijo... [Responder]

Tengo varios ensayos en mente ahora mismo de temáticas que estoy manejando así que tendrá que esperar
Besos

AMALIA dijo... [Responder]

Pues lo cierto es que me gustan mucho los ensayos. Incluso más que las novelas.
Un beso. Feliz fin de semana.

Ana Meyling dijo... [Responder]

Holaaaaaaaa!
No soy fan de los ensayos, pero creo que este me lo apunto.
Un besito, nos leemos^^

Rachelin TheCure dijo... [Responder]

¡Hola!
Tengo en casa éste y Fóllame pero aún no los he leído. La verdad es que leo ensayos muy de vez en cuando, básicamente, los que necesito sobre literatura. De todas maneras, intento remediarlo porque hay muchísimos muy interesantes, como estos de Despentes que espero leer en breves.
¡Un saludo!

Marisa C. dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo en que siempre hay que reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad entre las personas, pero no me gusta la agresividad para conseguirlo; creo que perjudica más que ayuda, aunque posiblemente esté equivocada. Abrazos.

Victoria Bernardo Garcia dijo... [Responder]

Hola, me gusta muchísimo leer pero jamás me había atrevido con el ensayo justamente hasta que me regalaron "Teoría King Kong". No solo me enganchó tanto o más que una buena novela, también me impactó y me llevó a reflexionar mucho. Como feminista que me considero me encantó leer a Despentes y cotejar mis opiniones con las suyas para aprender a respetar los puntos de vista de todas las mujeres (¡estamos juntas en esto!).
Gracias por tu entrada, resume muy bien la novela.
Un saludo.

Mangrii dijo... [Responder]

Que necesario era una reedición de este libro, como me alegro :)