sábado, 18 de agosto de 2012

Pasaje de terror entre libros de autoayuda



     Siempre ha habido una serie de cosas que no he logrado entender. Ya de pequeña, no entendía por qué Aladino no le pedía al genio que se cumplieran todos sus deseos terminando con el eterno dilema que existe por sólo poder pedir tres.  A medida que crecí, ví que los genios no eran del todo sinceros a la hora de conceder deseos, así que me preguntaba.. ¿por qué no piden en primer lugar que sean sinceros? Pero nada, parece ser que mi mente tomaba derroteros diferentes a los habituales. Tampoco entiendo por qué en las películas de miedo la gente huye hacia los áticos en lugar de hacia el garaje que tiene una puerta mucho más grande. Ni por qué los adivinos no son señores millonarios a los que toca la lotería todos los años. Son cosas que, francamente, no terminan de entrarme en la cabeza.

     Y os preguntaréis, ¿esto a qué viene?, ¿se ha golpeado Mientrasleo la cabeza?
     Pues no. viene a pie de los libros de autoayuda. No los entiendo. Es un género relativamente joven que viene a explicarnos la receta mágica de un Caldo de pollo para el alma que lo tonifique cuando está resfriado. No me entendáis mal, si eso existiera, estaría tan codiciado como nos contaban en El secreto o en El secreto de la felicidad, o el de la dicha extrema, el de vivir bien sin preocuparse... y al final, cuando me paseo entre esos estantes que están a rebosar de libros que afirman poseer ese bendito secreto que hará que no recuerde que me duele una muela, que tengo que ir a hacer papeleo al banco o que hay alguien enfermo en mi entorno (para mí la felicidad sería la ausencia de preocupaciones), no puedo hacer otra cosa que sentirme un tanto idiota. ¡Parece que haya cientos, cuando no miles, de personas que conocen un secreto que yo ni siquiera acierto a imaginar! Y no sólo eso, que ya de por sí sería preocupante, sino que además y a juzgar por sus portadas, existen más personas aún que, al leerlos, han comprendido cual es ese secreto mientras que yo sólo he visto un montón de tópicos sobre conocerse a uno mismo, sentirse bien y un montón más de palabrería habitual.

     Al final, empiezo a mirar los títulos de los libros bastante preocupada, noto un sudor frío que me baja por la espalda mientras se me erizan el vello de la nuca sintiéndome una extraña entre libros, temor casi de pesadilla para alguien como yo. Ellos están ahí posados y me miran señalándome mientras se murmuran unos a otros con el suave rumor de las páginas que pasan deprisa sin apenas abrirse; Mirala, esta es la que no nos entiende, no conoce nuestro secreto, no conoce nuestro secreto, noconocenuestrosecreto....
Y, como vosotros comprenderéis, pese a ser una gran aficionada a las novelas de terror, no me apetece vivirlo en mis propias carnes. Así que los miro desafiante, y, como esto no es una película de serie Z, decido que el rincón poco iluminado del fondo no es el mejor lugar para huir. Mejor me giro y me dirijo tranquilamente hacia otra zona de la librería. Allí veo que me esperan los libros de Stephen King, Poe y Ajvide Lindqvist... parece un lugar mucho más tranquilo. Y muchísimo más seguro. No sea que me quede más rato por aquí y me tropiece con esos que ayudan a superar nuestros miedos.

     Y a vosotros, ¿os gustan los libros de autoayuda?

     Gracias

81 comentarios:

Marian dijo... [Responder]

Bueno, alguno sì que me he leído. Creo que los hay malísimos, pero reconozco que en momentos malos de mi vida, alguno me ha ayudado bastante a ver las cosas de otra manera, a ser más optimista. Porque yo creo que la mente es nuestra instigadora y nos fustiga cada dos por tres y hay que aprender a dominarla un poco, porque sino nos domina ella a nosotros y entonces es el caos...
Pero te entiendo perfectamente con todo lo que dices, que yo también lo he pensado en varias ocasiones. Me ha gustado mucho tu entrada.
Besos

Fénix dijo... [Responder]

Pues la verdad es que nunca había visto esos libros así, pero creo que debo darte la razón. Siempre he sido un tanto escéptico con las supuestas verdades de estos libros, el único libro de autoayuda que debería funcionar sería uno escrito por nosotros, ¿no?

Por cierto, yo creo que serías una gran columnista, me encanta como escribes y te expresas, ya no sólo en tus reseñas sino en este tipo de entradas también. Un abrazo,

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Jajaja. Mi pregunta acerca de Aladino y sus deseos era como primero:¿porque no pedir infinitos deseos? Así tendrías para dar y regalar!!!

En cuanto a los libros de autoayuda, el secreto por ejemplo no me gustó nada, y sí que he leído más de uno, entre otras razones por saber que se cuece (deformación profesional supongo) y solo encuentro alguna honrosa excepción en el género. De todas formas supongo que lo que busca el lector es algo que le diga que todo irá bien y eso no te lo garantiza nadie, como comprenderás.

Besos

Violeta dijo... [Responder]

Jajajajaja, me ha encantado!!! Porque me he sentido más o menos identificada. Es verdad que he sucumbido a un par de libros de autoayuda, pero.. tachaaaaan: No me sirvió para nada. Entiendo lo que me dicen, pero ponerlo en práctica es lo difícil, así que..¿para qué comprarlos?.
Bueno, tengo conocidos que viven mejor gracias a estos libros, así que lo acepto, miro hacia otro lado, y si los encuentro muy baratos y me miran con regodeo, quizás los subo a mi cesta de la compra. Pero solo para encontrar que vuelven a no ayudarme. :p

Xula dijo... [Responder]

Chica, si a mi me susurrara la estanteria de Autoayuda (que por cierto, en La casa del libro de aquí, estan junto a los religiosos) me daría bastante miedito. Realmente yo tampoco los entiendo, no solo los libros, sino el tirón comercial. Pasen las novelas con moraleja (a lo Paulo Coehlo o similar), pero no los ensayos sobre dominar la timidez, sentirte mejor contigo mismo o un monton de cosas mas. Alguna vez he leido algo, por pura curiosidad, y al igual que tu me he encontrado con un monton de topicos que son mas de sentido comun que de consejo de terapeuta. Problema: ¿venden porque el sentido comun es el menos comun de los sentidos? Supongo que cada libro tiene su publico, pero yo no englobo en el de estos... Besos

Beg dijo... [Responder]

Coincido con otro visitante de tú blog, deberías ser columnista, simplemente magnífica esta entrada. También coincido contigo en lo de escapar por la azotea en vez de por el garage, me pone frenética...jajaja. No puedo opinar sobre estos libros, nunca leí ninguno, en cambio he leído muchos libros que sin ser de autoayuda me han ayudado muchísimo. Un besazo y feliz Sábado.

Tatty dijo... [Responder]

La verdad es que yo no puedo decir si me gustan porque nunca he leído ninguno, bueno, hace poco uno que la editorial había marcado como autoayuda pero a mí no me lo pareció. Por lo demás es un género que no me atrae nada, no creo que a través de la lectura de un libro vaya a extraer ninguna ayuda, para mí la lectura es entretenimiento o aprendizaje, para buscar ayuda ya prefiero recurrir a otros métodos
besos

Doctora dijo... [Responder]

Nunca he leído un libro de estos, pero me hacen gracia los títulos. Hay un menda, un tal Brian Piddock, que tiene varios libros de autoayuda con temas descojonantes. Sus títulos son "Cómo escribir una novela sobre la vida de la clase trabajadora moderna", "Cómo escribir un poema para el periódico local", "Cómo escribir una escandalosa carta de queja", "Cómo escribir un cuento erótico romántico", y mi favorito, "Cómo escribir un libro sobre cómo escribir un libro".

Ssil dijo... [Responder]

Nunca he estado demasiado cerca de ellos, como mucho les he echado un ojo en la librería, simple curiosidad por ver qué dicen. No creo para nada en ellos, me parece un poco timo. Y sí, da miedo la cantidad de espacio que ocupan en las librerías (cada vez más).

Un beso

Noe dijo... [Responder]

Muy buena reseña! A mi me pasa igual! Lees los titulos y parece que la solucion para todos los problemas de la humanidad estan en esas estanterias, y sin embargo, todo sigue igual!! Yo nunca me he leido ninguno, me parecen un poco aburridos, pero si confieso haberme leido un par sobre dietas drakonianas y son curiosos cuando menos. Es otro tipo de literatura...
Un beso

Offuscatio dijo... [Responder]

¡Genial! Hoy has servido un desayuno de risas :) Yo tampoco entiendo el género de auto-ayuda. Si tuviera que resumirlo en dos palabras, estas serían: clichés camuflados. ¡Feliz sábado!

dsdmona dijo... [Responder]

A mi no me gustan, es un genero que al que no le presto la más mínima atención porque no me llama. Creo que no sirve de mucho que los otros te digan como hacer para ayudarte a ti misma teniendo en cuenta que están escritos para una amplia mayoría de personas y no para ti concretamente.

Prefiero leer literatura...

D.

Tinuwel dijo... [Responder]

Un entrada fantástica!!! :D
A mi también me dan miedo esos libros... :S Si alguna vez me despisto recorriendo estanterías y de repente me encuentro frente a ellos siento como tú que me miran... de mala manera. Y es que yo tampoco les entiendo. Creo que se aprovechan de los temores y debilidades de las personas en determinados momentos más o menos críticos de su vida para vender un libro lleno de perogrulladas. Aunque seguramente leer un libro de autoayuda es más barato que ir a un profesional... ;)

Montse dijo... [Responder]

La entrada genial, porque me he visto en las estanterías contigo pasando el mismo miedo que tú, jajaja!
Estoy con Bego, cualquier libro puede ayudarte más que los de este tipo.
Besitos.

Los libros de Eva dijo... [Responder]

No, no me van esos libros. Es más, los evito. Pero hay que reconocer que tienen mucho público, sobre todo en Estados Unidos, donde hacen conferencias, congresos y multitud de eventos los escritores de estos libros.
Creo que venden....

Valaf dijo... [Responder]

Ufffff, no. Y no porque, ojeado alguno, me parecen una colección de clichés y una apología de la psicocháchara galopante. Y no digo que no haya alguno o algunos que sean buenos, yo supongo que sí. Aunque lo ignoro.

PS: ¿Segura que no te diste con la plancha?, jajajajajaja

Un beso

Rodericus dijo... [Responder]

¡¡ Bufff !!, buen tema has escogido esta véz. Seria siempre mas recomendable refugiarse en la filosofía de los griegos clásicos, que en estos refritos de mística oriental y "new age".

Los libros de auto-ayuda me recuerdan a una vieja película de serie "b" sobre las andanzas de un guerrero tras la sabiduría de un mítico libro custodiado en un monasterio. Al final, cada página del volumen, es un espejo donde se ve reflejado el lector.

La clave, está en nuestro interior, solo tenemos que tener la suficiente serenidad para aplicarnos nuestro propio sentido común.

La cantidad de dinero que generan esas ediciones, es escandalosa, ¿ como podemos ser tan ingenuos ?.

Un besazo.

Waru Waru dijo... [Responder]

Me gusta el tema que has planteado hoy, creo que puede abrir mucho debate, jeje.
Bueno, veamos. Para empezar decir q entiendo perfectamente q existan ese tipo de libros y q sea un mercado en auge (tal y como va la sociedad y la vida, y viendo como nos acostumbramos a q otros lleven el cauce de nuestros actos y decisiones, es normal q llegando a un punto muerto se necesite ayuda de los demás. Que alguien diga "que hay que hacer ahora"). Sin embargo, por otro lado considero q nadie tiene el secreto para la felicidad o la resolución de problemas, y es tan simple esta deducción porque viene de aquello de: no hay dos iguales. La vida de cada persona, sus problemas, sus inquietudes y situaciones son totalmente diferentes para cada cual. Si es cierto que hay algunos que podrian ser cortados por el mismo patrón, en tantos otros esto sería imposible. Por tanto ¿de q me vale a mi q un libro me hable de conocer otros lugares y culturas para poder enriquecerme de ellas, si no tengo un duro para viajar? Este es un simple ejemplo en puesta con otros que, sinceramente, me parece de los más destacables.
Si bien es cierto que muchas veces necesitamos la opinión de otros, eso no quiere decir q necesitemos q otro nos diga como vivir nuestra vida ¿acaso eso nos solucionaría el problema? Terminaríamos en una nueva espiral de autodepresion al saber q estamos haciendo lo q otro dice o qiere y no lo q ansiamos nosotros. No sé, en mi opinión (erronea o no) creo q cada individuo debe recrearse en sus propias tomas de contacto con el sentido común y con sus elecciones.
Sin embargo, si considero q ciertos libros son de gran ayuda. Para mi los clásicos como "La Metamorfosis", "El extranjero", "La Madre", "Rojo y Negro", "Madame Bovary", "El Proceso"... me resultan de infinita más ayuda que los libros de autoayuda. ¿Por qué? Bueno, porque me plantean a un sujeto con una serie de problemas, y como finalmente decide resolverlos (bien o mal). Es a partir de aquí cuando me siento comprendida y saco a relucir mis problemas y resuelvo como tomar una decisión (más o menos parecida a la del personaje) puede afectarme de un modo positivo o negativo.
Sinceramente y, para mi, en los clásicos está la solución a todos los problemas; aunque, claro, hay que poder analizarlos más allá de una simple prosa o historia.
Un beso

Azalea Real dijo... [Responder]

A mí también me producen escalofríos. De hecho, en el tren un kinki (no sé si se escribe así) me vio leyendo y empezó a contarme que él también leía, todos los libros que dijo eran de autoayuda y tenía una pinta y un no sé qué en la forma de hablar que me confirmaron que esos libros, desde luego al menos en su caso, no funcionan para nada.

Besos.

Nesa Costas dijo... [Responder]

Jajaja que entrada mas buena!
Coincido en todo lo que has dicho sobre los libros de autoayuda, aunque no he leído ninguno, creo, y si lo hice no fue lo bastante útil como para recordarlo.
De lo que si me acuerdo es de ojear El Secreto cuando fue todo el boom. No pase de las primeras hojas. Muy bien eso de ser positivo y confiar en uno mismo... pero creo que se les fue un poco.
En resumen, tampoco los entiendo.
Que bueno lo de que te hablan y te resguardas con Poe y cia jeje. No me malinterpretes, me encantan tus entrevistas, pero estas entradas de los sábados son geniales!
Besos y buen fin de semana.

Talisman Dreams dijo... [Responder]

Nunca me han llamado la atención este tipo de libros. Así que no he leído ninguno. Si sacasen alguno en tono de humor, quizás me animaría xD

¡un besito!

Zamarat dijo... [Responder]

No sé; creo recordar que hasta ahora no he leído ninguno... Bueno, si descartamos las recopilaciones de cuentos de Bucay, que no sé si entrarían dentro de los de autoayuda.
La verdad es que prefiero otra clase de libros, así que me siento identificada con tu entrada.
Abrazo!

Lesincele dijo... [Responder]

Habré leído unos 3 o 4.
La verdad es que no me gustó casi ninguno. Más que nada porque me suelen aburrir o no me suele servir nada xDD.Pero si voy a resaltar uno que me ha encantado (quizá por tener testimonios reales y ser algo de lo que no había oído hablar) que se llama Las mujeres que aman demasiado de Robin Norwood.
Un beso!

Rober dijo... [Responder]

Jajaja, oye, curiosa visión de Aladino y sus deseos, confieso que nunca me había parado a verlo así.

No creo en los libros de autoayuda, no creo en su poder para traernos la felicidad o ese "secreto" del que hablas que nos hará ser mejores. Pura literatura comercial sin ni siquiera trabajarse una buena trama o unos personajes creíbles. Conozco gente a quienes les han ayudado libros así, para mí puro efecto placebo.

Besotes de sábado!

Cineverch dijo... [Responder]

Me ha sorprendido tu entrada de hoy. Creo que hay que tener valor para publicarla, sobretodo para no herir los sentimientos de nadie, y aunque seguro has medido las palabras detenidamente y te has contenido alguna que otra cosita también se te ha escapado (o no has podido evitar alguna otra). Por supuesto, estoy totalmente de acuerdo y añadiría mucho más, pero también me voy a contener.
Me ha sorprendido también que algun@s reconozcan haberlos leído e incluso que les hayan ayudado (valga la r.), eso demuestra personalidad.
Supongo que lo que es bueno para unos no lo es tanto para otros, pues somos diferentes y únicos, y dependiendo de nuestra "gnosis" (menuda petulancia) escogemos y aprendemos... o lo intentamos.

40añera dijo... [Responder]

La verdad es que todos los que me he leído están cargaditos de tópicos para mi gusto. Las personas no somos operaciones matemáticas en las que sumando elementos lleguemos a una solución universal, por el contrario estamos cargados de variables que siempre dan resultados sorprendentes y nunca iguales a los del vecino así que esos libros pueden que cuenten una experiencias increíbles para su autor pero que a mi no me digan absolutamente nada.
Un besote y buen finde

Carla dijo... [Responder]

Me pasa lo mismo. No, no me gustan nada los libros de autoayuda, no los entiendo y no me creo que por leerlos vayas a encontrar la felicidad u otra cosa que te prometan. Pero bueno, si hay gente a la que esta clase de libros les ayuda, pues bien por ellos, pero no es lo mío.

Un beso!!

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

No es que me agraden mucho los libros de auto-ayuda, pero alguna vez, por curiosidad sobre todo, los he leído sin terminarlos.
Una maravilla de descripciones y de reseña, Silvia (ya se acabaron las Fiestas).
Un abrazo y besos.

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Qué interesante entrada, me has dejado pensando, porque hace poco comentaba este tema con una amiga. Ambas hemos leído alguno de estos libros, y lamentablemente no le encontramos el punto. Es decir, en lo personal respeto los gustos de todo el mundo, pero no hay cómo lograr que estos libros me lleguen, debe de ser porque soy de cuestionar todo y un poco escéptica por naturaleza. En fin, cada quien tiene su género, y si estos realmente ayudan a algunas personas, pues en buena hora.

Besos, feliz finde.

CHARO dijo... [Responder]

He leído alguno y aunque encuentro muy buenos consejos a la hora de la verdad me han servido de muy poco......la mejor autoayuda ( es mi método)es la que se puede dar uno mismo fijándose mucho en las personas, si encuentras cosas que te agraden de ellas pues tratas de imitarlas y comportarte de esa manera de ser que te gusta y si encuentras cosas que no te agradan nada pues te dices: "yo no quiero hacer esto u lo otro ni quiero parecerme a esta persona" y haces todo lo posible por no parecerte a ella sobre todo si te encuentras en tí mismo esas malas actitudes....me da buen resultado.Besotes

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Nunca he leído uno y nunca lo haré, simplemente no creo en sus beneficios, tampoco creo en los de la psicología aplicada en según qué casos. En estos libros y en ciertas terapias te dicen lo que quieres oír, maquillan el problema con palabras bonitas pero el problema sigue ahí, yo estoy más por adquirir sólidos conocimientos psicológicos que ayuden a comprender el problema o la crisis, por qué funcionamos así o, en su defecto, buscar a un profesional que nos haga descubrirlo. El único libro de psicología que he leído es You are not so smart, y ese me pareció, además de útil, muy interesante. Besos :)

MC. dijo... [Responder]

Genial!!!!!!! me encantó esta entrada, me pasa igual con ese tipo de libros... mieditoooo
besoss

elena dijo... [Responder]

Pues mira, uno a mí sí me ayudó.
Se trata de "Cómo NO ser una madre perfecta". Se trata de una caricatura de esa infinidad de libros para enseñar a "llevar perfectamente el embarazo" y "a criar a tu bebé como uno de anuncio".
Va desmontando uno a uno todos los tópicos y todas las culpabilidades. Y si para una cosa sirve es para no agobiarse frente a la maternidad.

Me lo regaló una vieja secretaria cuando esperaba mi primera hija y yo lo he ido regalando a las que se han encontrado en ese trance.

No recuerdo el nombre de la autora, ya lo miraré, lo tengo por algún estante...

Un beso.

Margari dijo... [Responder]

¡Genial entrada! Tampoco soy muy de este tipo de libros. Habré leído un par de ellos y no me han gustado. Muchos típicos tópicos y ya está. Si valieran para algo yo creo que se notaría en el mundo... Esto es como las cremas y las dietas milagros...
Besotes!!!

Caminante dijo... [Responder]

jaja Me encanta tu humor en esta entrada. Además no he podido evitar sentirme un pelín identificada con tus sensaciones. Me imaginaba perfectamente a los libros cuchicheando... Algún libro de autoayuda es posible que haya leído alguna vez, aunque no sé si puede considerarse exactamente de autoayuda. No he probado mucho porque, efectivamente, me da la sensación de que todos dicen lo mismo, o de que todos dicen cosas que somos capaces de descubrir por nosotros mismos simplemente viviendo nuestra vida, observando y aprendiendo. Un beso.

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

En esto coincido totalmente contigo: no me gustan nada los libros de autoayuda, no los entiendo ni creo en que puedan ayudarme en algo. Me sacan de mis casillas los autores charlatanes de este género que repiten un par de frases sobre "energía positiva, el poder de las palabras, la felicidad en tu mano" y cosas así. Ojalá funcionasen. O mejor dicho: ojalá pudiese creer tanto en ellos que me funcionasen. Pero de momento, sigo sin entenderlos y me dan cierta alergia cuando me tropiezo con ellos en las librerías.

Mere dijo... [Responder]

Me he reído un montón con esos libros chorras que te acosan desde la estantería y buscas refugio en el rincón del terror. Tal como lo cuentas... ¡una auténtica pesadilla! Eso sí, bañada en humor. Y tienes razón, los libros de autoayuda no dicen nada nuevo pero hay quien necesita leer falsas promesas en letras bonitas y escucharlo de extraños. Un beso

Martín de Moxena dijo... [Responder]

Me ha gustado mucho esta entrada. Comparto tu posición con respecto a los libros de autoayuda. No los tendría jamás como lectura seria aunque me hallase en una isla desierta o cumpliendo cadena perpetua en alguna olvidada prisión.

Saludos.

Mario Salazar dijo... [Responder]

Capturaste mi atención con esto, me parece curioso, creo que los libros de autoayuda tienen su público, más es como un sedante o un calmante, una forma de ser optimista, en forma práctica directa no tiene injerencia, salvo con aquella gran verdad de que la felicidad trae suerte. No soy de libros de autoayuda, muchas veces los he criticado y me han apaleado, pero aquí ha tenido éxito, no sé, no los leo pero pueden ayudar a sentirte bien y eso es interesante, fuera de como se dice, no hará milagros ya que la vida es totalmente impredecible, uno mismo tiene que hacer las cosas, si hubiera método sería algo que nos quitaría esa libertad y esa condición de sorpresa. Te llamas Silvia, bonito nombre, deberías de ponerlo oficialmente en lugar de mientrasleo, seria más intimo, digo nomás. Un abrazo.

Matias dijo... [Responder]

Muy buena relexión, en muchos aspectos tenes razón, para ser sincero y no me maten por decirlo lei un solo libro de auto ayuda, de Paulo Coehlo, "El Alquimista" que lo que te decia es que cumplas tus sueños o algo asi, pero yo no lo tome apra autoayudarme, ya que no me sirvio para nada, si no que me divirtio y me gusto ver todas las experiencias del personaje.
Yo a king lo tengo con una cruz en medio de la frente, porque el primer libro que agarre de el no me gusto para nada...
¿Podrias recomendar algun libro de terror que cuando lo agarres, despues no puedas dormir del miedo? jaja.
Un saludo, nos leemos.

laura martinez muñiz dijo... [Responder]

a mi tampoco me gustan nada los libros de autoayuda, comparto tu opinion.
feliz fin de samana

Framboise dijo... [Responder]

Para mí, sin haber leído ninguno, el único libro de autoayuda que me inspira confianza es dar una gran vuelta en plena naturaleza para relativizar: cuando vuelvo, sólo me duelen los pies. :)
Un abrazo y gracias, Silvia. ;) (bonito nombre; a mí, me encantan los árboles)

Sthep Stronger Y LizzieG dijo... [Responder]

Igual nunca que leído uno, pero ya me imagino ahí sentada leyendolo, volteándolo de cabeza e inclinando mi cabeza a un lado para ver sí así si le entiendo. Así que mi respuesta es: Eh, NO.

Nina dijo... [Responder]

He leido de Paulo Coelho pero la gente es aveces cruel. Tiene novelas que su trasfondo es auto ayuda pero tampoco lo es al 100%

Jaune Grenouille dijo... [Responder]

Nunca me leí un libro de ese género. Pero si me lo he planteado alguna vez, quizás pruebe un día por curiosidad a leerme alguno, creo que si estas de bajón puedan ayudarte, no son la clave para que encuentres la felicidad eterna claro esta, pero quizás si te ayuden a levantarte un poquito la moral. Eso sí tengo que decir que en las tiendas de libros cuando veo ese género generalmente no me paro en esa zona, me voy a otros =D

Elysa dijo... [Responder]

No, no me gustan nada y además tienen otro efecto secundario, la gente que los lee se empeñan de una manera empecinada en que los leas. Me he sentido muy identificada con tu entrada de hoy.

Besitos

Ángela dijo... [Responder]

Pues yo coincido contigo, no me gustan nada los libros de autoayuda. En su momento, hace ya bastante tiempo, me regalaron dos, y apenas pude pasar del primer capítulo. En mi opinión creo que están escritos para aprovecharse de los incautos. Desgraciadamente esta sociedad tan competitiva en la que vivimos nos lleva hacia el individualismo y a la desconfianza y cada vez nos cuesta mas abrirnos a los demás, pedir consejo, ayuda, con lo productivo que puede ser ... y luego aparecen los cuatro "listos" de siempre, dando soluciones mágicas, que se "forran" (o lo intentan), a costa de las desgracias de los demás.
Tu reseña, como siempre, me ha encantado. Un beso

Citu dijo... [Responder]

Les huyo y el único que leí fue uno de Leo Buscalia pro mi mama quitando que tenia anécdotas dulces no creo en una receta que te de la felicidad y si creo que uno la consigue a ratos y ni se da cuenta . Te mando un beso y te deseo un lindo domingo

Pablo dijo... [Responder]

No, no me gusta mucho ese tipo de libros. Leí Come Reza Ama y, si bien me gustó, no me cambió la vida ni mucho menos. Creo que una novela profunda, con reflexiones, nos puede ayudar más que uno de esos libros.

La Bibliotecaria dijo... [Responder]

Recuerdo que cuando apareció el fenómeno de "El secreto" de Rhonda Byrne, una amiga insistió en que lo leyera, que a ella le había cambiado la vida. No pude pasar de las primeras páginas y al final llegué a la conclusión de que realmente el secreto estaba en conseguir que unos inocentes llenaran la cuenta corriente de la escritora; como esas "brujas televisivas" que se aprovechan de la desesperación de la gente y te hacen creer que pueden leer tu futuro.
Salu2

Lídia dijo... [Responder]

jajajajajajj Buenísima entrada Mientrasleo jajajaj de verdad, por mi parte solo contar una anécdota, me compré pensando que era una novela "La reina que dió calabazas al caballero de la armadura oxidada" de Rosseta Forner, y resultó ser un libro de autoayuda (estaba en un estante con ofertas y otras novelas) y la verdad es que me gustó, pero aparte de esto, no tampoco me compro este tipo de libros. ya me autoayudo yo sola levantandome cada mañana, poniendo la cara bien alta y tiranda para adelante con los tiempos que corren.... Un beso.

Clara York dijo... [Responder]

Intenté leer El secreto pero... no creo que pueda aficionarme a este género aunque nunca se sabe.

Wendy Think dijo... [Responder]

Leí un par de ellos de Coehlo que no me fueron mal pero pronto comprendí que había que salir de ese hoyo para no quedarme encasillada, quizás en momentos puntuales sirvan de estimulo.
Un beso.

Shorby dijo... [Responder]

La verdad es que huyo despavorida de ellos... no me llaman la atención ni en general veo que "ayuden" a quien los lee, con lo cual, me llaman menos todavía.
Entre eso y los títulos... pues chica, que me quedo con los de terror de toda la vida, que al menos esos sí me enganchan y me hacen pasar un buen rato =)

Besotes

Mar dijo... [Responder]

Creo que para leer un libro de autoayuda uno debe de estar o sentirse en un estado de ánimo tal que uno de esos libros realmente puede ayudarle algo. No digo que sea una panacea resuelve-problemas, pero algo pueden apotar al individuo que los lea en sus circunstanscias.

Ahora bien, a una persona que esté al 100% en su vida personal, laboral, social, etc. y esté a gusto consigo mismo y su entorno, obviamente un libro de esos no le dice nada.

Bss.

Mar dijo... [Responder]

El bizcocho? De esos fáciles que se hacen con yogourt, harina, azucar y aceite. Le incorporé una manzana y virutas de chocolate por encima. Salió muy bueno, pero en la cocina a ver que entraba con el calor adicional del horno :D

Bss.

Poemas dijo... [Responder]

No me he leído nunca ningún libro de este tipo. Como tu, pienso que solo es palabrería.

Ahora, que he perdido a mi querida madre, todo el mundo me ha recomendado un montón de libros para superar el dolor ¡já! Y yo casi me río en la cara (no lo hago porque sé que lo hacen con buena voluntad) porque soy muy consciente que ese dolor no se supera con ningún libro. Se sufre, se vive con él y se tira adelante como se pueda.

Ximo dijo... [Responder]

Contando que, como dice la RAE, autoayuda es el "Método o sistema de ayuda que uno puede prestarse a sí mismo para mejorar algún aspecto de su conducta o de su personalidad" debería entenderse que para esa tan nombrada autoayuda no deberíamos necesitar libro alguno. A partir de ahí considerar después que la mayoría de esos libros ayudan, y mucho, al autor con los ingresos que les supone, así que, no diré que no es posible que para dicho autor lo sean.

Bueno, que me salgo de madre. Yo digo que la autoayuda ya me la proporcionaré a mi mismo sin ayuda de ningún juntaletras.

Francisco dijo... [Responder]

No soy muy dado a los libros de autoayuda, esos que últimamente ponen de moda las editoriales. El porqué, pues habrá que preguntárselo a ellas. Otra cosa son las novelas testimonio, que nos pueden servir de orientación, pero si los de autoayuda sirvieran realmente para algo no creo yo que las personas tuvieran que pasar por lo que pasan y más concretamente en los tiempos que corren. Cómo hacer que yo sea mejor en esto,etc., etc., eso le vandría quizás a quién lo escribió pero por haberle sido útil a él no quiere decir que pueda serme útil a mi. Otra cosa son los libros o novelas que contienen alguna moraleja, que ya es distinto. Besos.

mientrasleo dijo... [Responder]

@Matias
Me gusta mucho la literatura de terror, tanto en su vertiente clásica Poe, como en una más moderna, King.
Supongo que de los autores actuales, si buscas un buen terror que se base en la tensión y diferenciación de sus contenidos te remitiría a John Ajvide Lindqvist quien, con tres libros en el mercado, ha demostrado que merece su sitio.
Tienes Puerto humano en novedades, Déjame entrar que tiene el riesgo de que hayas visto la película de la curiosa niña con un gran secreto, y Descansa en paz o una sobrecogedora visión de la muerte.
Ya me dirás si te animas.
Besos

Mar dijo... [Responder]

Puedes sustituir leche/yogourt por soja. Es una opción de hacer un bizcocho sin lácteos.

Bss.

Pd: hay que ver por donde van nuestros comentarios :D

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

La magia de conseguir lo que quieras -La magia de pensar en grande -
David j.schwartz- EL AUTOR-
Te recomiendo el primero -
Ayudan a despertar - A saber donde estas y a donde quieres ir -
besos-

Sheol13 dijo... [Responder]

Muy divertida y original entrada de terror. La verdad es que he leído uno de Bukay y tengo uno que se titula Mas Platon y menos Prozac pero que aun no he tocado. Los libros de autoayuda me parecen una chorada, donde esté el Xanax con Vodka que si quite lo demás.

El hombre que quiso matarme me parece un muy buena recomendación igual que Delicioso suicidio en grupo, la reseña me pareció deliciosa.
Un abrazo.

Eve SanBra dijo... [Responder]

Hola Mientrasleo! ya estoy de vuelta jejeje
Pues tu entrada me ha dejado en qué pensar, la verdad es que no suelo leer esos tipos de libros, siempre he creído que al igual que tú, no los entiendo, quizás, porque no tienen una historia concreta en la que asentarse. No sé... cuando voy a las librerías suelo pasar de largo e ir a la sección de las novedad y esas cosas. Además siempre los he asociado con personas mayores, más que yo, que no sé, los necesitan realmente.
En fin, puede que algún día los lea pero por ahora estoy por la etapa de historias que me alejen de la realidad, no que me regresen a ella.
Dos besos :D

Blanca Miosi dijo... [Responder]

Magnífica entrada, llena de sarcasmo e ironía, estoy de acuerdo contigo, los libros de autoayuda son un fiasco. "cómo hacerse millonario en 30 días" por ejemplo, y vendió muchos! resultó que el que se hizo millonario fue él!! ja,ja,ja!

Hay de todo en la viña del Señor...

Maria O.D. dijo... [Responder]

No me gustan, pero sí los he leído porque al enemigo es mejor tenerlos cerca, jaja, magnifica filosofia

LAKY dijo... [Responder]

A mi tampoco me gustan. Vamos, es ver en el título o en la portada un tufillo a autoayuda y huir despavorida!

Cari Jiménez dijo... [Responder]

Nooo, me viene pasando lo que a ti... que no me ayudan, ja, ja... Bss

Saramaga dijo... [Responder]

No me gustan los libros de autoayuda y nunca he acabado ninguno de los pocos que he abierto. Me parecen normalmente una ristra de obviedades.. no sé.. vaya.. que a mí al menos, no me ayudan. Al contrario.. me pone nerviosa leer según que cosas..
:-)

Ángela dijo... [Responder]

No, nunca he leído ninguno, que yo sepa. Mis lecturas van por otro lado.Pero soy muy tolerante y comprensiva y cuando alguien me cuenta que ha leído uno y se encuentra mucho mejor, retrocedo y recuerdo una vez que un médico me recetó unas pastillas que me ayudarían -puro milagrito- a concentrarme en mis estudios -entonces preparaba unas oposiciones para justicia- y me las tomé religiosamente. Cosa curiosa me concentraba mucho mejor y retenía -o eso pensaba yo- muchas más cosas. Con el tiempo supe que no contenía fármaco alguno, sólo azúcar y alguna sustancia similar:un placebo que me hizo sentir muy bien.
Y creo que cada cual debe buscar la manera de sentirse bien, y si es mediante esas lecturas, pues estupendo. A mi me van más los relatos de Poe, me autoayudo mejor. En cuanto a los que escapan por las azoteas ..., pues lo mismo que aquellos que siempre bajan al sótano y yo les digo ¡pero no bajes! ¿por qué bajas?

eso, que ando de acuerdo con todo lo que cuentas por aquí.
Un abrazo, y perdón por el tocho.

Luciana dijo... [Responder]

Tuve un período de atontamiento donde leí algunos de Louise Hay o algo así. Ya me olvidé. Obviamente, no me sirvieron de mucho jajaja.

María Genérica dijo... [Responder]

En mi opinión, los libros de auto-ayuda configuran una industria sin principios ya que su mercancía son mentiras. Son cómo una vidente que te dice lo que quieres oír o un estafador que te vende la cura del SIDA. En resumen, los libros de auto-ayuda son una mierda.
Saludos :)

Javier dijo... [Responder]

Pues no, no me gustan, lo digo de manera general. Hace algún tiempo mi mujer trajo a casa El secreto, se lo dejó una compañera de trabajo. Lamento profundamente el tiempo que perdí leyéndolo... Me gusta mucho cómo nos has planteado el tema

¡Espero que el verano bien!!

Un fuerte abrazo

Vicen Dongo dijo... [Responder]

Yo sólo he leído un par de libros de autoayuda, en mi opinión no son tan inútiles, pero quizá sí algo pretenciosos. Una cosa es que contengan conocimientos valiosos que se puedan aprovechar, otra que sean la panacea que resolverá todos tus problemas apenas abras la primera página.
Gran entrada. Yo también le habría pedido lo mismo al genio.

Alejandro dijo... [Responder]

Y a mí que esos libros me deprimen en vez de ayudarme. Confieso que alguno he ojeado y el desánimo me va ganando con cada página, haciéndome ver lo rematadamente torpe que soy para enfrentarme a las situaciones que me hacen sentir mal.

Así que si entrara en la espiral de leer uno, luego necesitaría otro que me ayudara a quitarme la depresión del primero y entraría en una barrena de autodestrucción total.

Vamos, que si mi voto para arrinconar estos libros cuenta... lo tienes.

aldogal dijo... [Responder]

jajajajajaj me has arrancado un par de carcajadas con esta artículo, yo me siento asi, pero sabes con que.., con los libros sobre religión, y más los protestantes, obvio soy católico jajajaja, pero cuando los veo ummm no se, no me gusta jajajaja, en cuanto a los libros de autoayuda, por ahi me conseguí El Secreto, no lo leí nunca, sin embargo a mi mamí le fascinó muchísimo, lo critícó como a todo, pero al final le gusto, luego lo preste y no me lo devolvieron, lo que a mi mamí le produce dolor de cabeza cuando se acuerda jajajajaj,,,
Autoayuda solo a Coelho jajaja, a mi Coelho si que lo leó y mucho, ya aunque ya me canso con sus dos ultimos titulos, pero si, al él lo leó muchísimo o lo leí...

Tarántula dijo... [Responder]

No sirven para nada, pero... he tenido momentos muy duros en mi vida, y aunque sé que me mienten, te diría como en el bolero "Miénteme más que me hace tu maldad feliz", entonces creo que funcionan.
Cuando estuve en el hospital y nadie sabía que pasaba con mi bebé ni conmigo, yo retorciéndome en la cama, pedí a mi marido que e diera un libro de oraciones de metafísica que me había llevado en la maleta, me sentí mejor y me ayudaron a sobrellevar ese momento antes de irme al quirófano.

La literatura, claro, es más profunda, te hace entender perfectamente al alma humana, te hace cuestionarte de una manera más definitiva; desgraciadamente, hay veces en que no tienes tiempo de leer porque la situación no pinta bien, entonces yo creo que un libro de oraciones, o la misma biblia, porqué no, son buenas ayudas.
Saludos.

Charly Hell dijo... [Responder]

Me parecen un remedio casi de trilero para intentar ayudar a gente con problemas. Supongo que habrá personas a las que les vengan bien para reafirmarse un buscar un asidero, pero creo que si todos fuéramos un poco más lógicos, más buenos con los que tenemos al lado y más reflexivos, estos libros no venderían ni un ejemplar, ni falta que haría.

Saludos.

Mara Oliver dijo... [Responder]

Hace muchos años compré "El caballero de la armadura oxidada", por el título, sin saber de qué iba... menuda desilusión :S
No me gustan nada los libros de autoayuda, entiendo que existan y entiendo que haya quien los disfrute y encuentre respuestas, pero prefiero que esas preguntas me las vayas enseñando la vida, "mientras leo" ;)
mil besotes!!!

tecontaretodo dijo... [Responder]

A decir verdad, no. Leí algunos y me di cuenta de que el 95% de las páginas te hablan del problema por el cual sufres (entonces mucha gente se siente identificada) y en el 5% restante te explican que la solución corre por tu cuenta -bueno, después de todo son de "auto" ayuda!

Es como si un libro dijera en la tapa: "¿Puede el Hombre volar?" y en las hojas dijera: "NO"

Mia dijo... [Responder]

No entendéis nada