martes, 28 de agosto de 2012

Vida y Destino. Vasili Grossman



     "La niebla cubría la tierra. La luz de los faros de los automóviles reverberaba sobre la línea de alta tensión que bordeaba la carretera.
No había llovido, pero al amanecer la humedad había calado en la tierra y, cuando el semáforo indicó prohibido, una vaga mancha rojiza apareció sobre el asfalto mojado. El aliento del campo de concentración se percibía a muchos kilómetros de distancia: los cables del tendido eléctrico, las carreteras, las vías férreas, todo confluía en dirección a él, cada vez con mayor densidad. Era un espacio repleto de líneas rectas; un espacio de rectángulos y paralelogramos que resquebrajaba el cielo otoñal, la tierra, la niebla."

     No se que me llevó a pedir este libro a círculo de lectores. No conocía el título cuando lo hice y la portada y el título no me llamaron mucho la atención. La verdad que pensé que iba a ser una historia más sobre la Segunda Guerra Mundial. Y, sin embargo, de todos aquellos títulos, algo me impulsó a pedir precisamente este. Tardé varios meses en leerlo y al terminarlo tenía esa sensación de haber acertado mezclada con la pena de no haberlo hecho antes. Por eso hoy traigo a mi estantería virtual, Vida y destino.

     Vida y destino cuenta una tragedia desde la gente corriente.Nos presenta a la familia Sháposhnikov para ello. Tres hermanas y un hermano, un campo de concentración y un viejo bolchevique, nos van relatando la historia de una gran guerra y un enfrentamiento trágico en el que la gente se encontró en un fuego cruzado entre dos regímenes totalitarios.

     Cuando Grossman presenta el manuscrito para su publicación, la KGB entra en su apartamento confiscando copias, papeles carbón, cuadernos de notas e incluso las cintas de la máquina de escribir. Pero no hizo esto que su autor cejase en su intención de ver publicada su obra. En el año 1.962, un censor del régimen informaría a Grossman que "su novela no podría publicarse en al menos doscientos años" dando por sentado que el libro podría hacer más daño a la Unión Soviética que el hecho por la famosa novela de Pasternak, Doctor Zhivago. Dos años después moriría su autor con la ilusión de ver publicado su libro y la convicción de que nadie lo iba a poder leer. Así sería hasta casi veinte años después, momento en que dos disidentes soviéticos colaboraron sacando el manuscrito hasta Suiza, país que lo publicaría. Para ello uno de los hombres fotografió el manuscrito mientras que el otro sacó de contrabando las películas. Finalmente, la novela vería la luz en Rusia en el año 1.988 y hoy en día es comparada por los críticos con el gran clásico Guerra y Paz.

     La primera sensación que tuve es de estar ante una novela ambiciosa, de esas que se dice son el trabajo de toda una vida. Infinidad de personajes se mueven entre los primeros años de la Segunda Guerra Mundial llevándonos por campos de trabajo o de concentración, Stalingrado, batallas, cazas... y que todo ello se iba a ver manejado a través de las pequeñas historias de las personas que les tocó vivir allí, aquellos que vivieron un infierno sin haberlo elegido y cuyos sentimientos fueron muchas veces mas viscerales que si hubieran tenido una vida más "normal".

     Hay una crítica feroz a los totalitarismos, al sistema soviético y al nazi. Y todo ello a través de personajes que nos van desgranando su vida entre horrores y conversaciones nocturnas de literatura, entre muertes de seres queridos y amores que emergen mientras las bombas destrozan el lugar. Pilotos, presos, científicos, soldados, amas de casa... todos ellos luchan arrasados por el momento que les toca vivir. Todos tienen una lucha física abierta por su país o sus creencias y, la inmensa mayoría llevan una lucha mucho más feroz en su interior. La que tiene su conciencia cuando ve la barbarie impuesta por las normas del Partido. Por eso, cuando Grossman dice Vida y destino se refiere justo a esa dualidad que se establece entre el individuo y la guerra usando la invasión alemana como detonante. Usa este momento porque chocan dos regímenes que infunden terror y que imponen sus normas de estado a las que piden lealtad oprimiendo así a quienes están bajo ellas desde varios frentes, desencadenando esas luchas interiores que suelen ser mucho más devastadoras que las bombas. Aunque sus victimas sean más silenciosas.

     Señalo para terminar que el autor huye de sentimentalismos que busquen que el lector tenga piedad u horror y lo hace desde la consciencia de que no son necesarios. Los hechos por si mismos lo demuestran y así nos lo expone ganando, para quienes como yo huímos de los "golpes de efecto", expresividad en cada una de sus letras. La de la constancia de que tal vez no se llamaron así sus protagonistas, ni estuvieron en ese lugar a esa hora. Pero si tenemos algo claro, es que lo que allí nos relatan, ha sucedido.

     Y vosotros qué pensáis, ¿se pueden tratar determinados temas sin caer en sentimentalismos o es inevitable tropezarnos con ellos?

     Gracias

52 comentarios:

Winnie0 dijo... [Responder]

Creo desde luego que el sentimentalismo en cierto modo siempre acaba por aparecer...Tenemos ALMA ¿no? y esa nunca para de trabajar...Un abrazo y buen martes

Quadern de mots dijo... [Responder]

Me apunto el libro.

Los sentimentalismos, como sentimientos humanos son reales y hay que explicarlos, otra cosa es basarse en ellos para endulzar una narración.

Lesincele dijo... [Responder]

Me lo apunto, que estos temas me gustan mucho...
Y respecto a tu pregunta....Yo creo que el sentimentalismo aunque no se quiera si son temas duros...algo se roza siempre xDD.
Un beso!

Teresa dijo... [Responder]

Tengo este libro en mi lista de 'pendientes' desde hace mucho tiempo, pero debo confesar que su grosor me asusta un poco.
Creo que los buenos autores saben hacer esto, evitar los sentimentalismos y los tópicos. Tengo la impresión que abusar demasiado de ellos le quita, en realidad, todo el impacto emotivo que pueden tener cosas como los horrores ocurridos en la Segunda Guerra Mundial.

Lupa dijo... [Responder]

Bueno, tuviste un impulso y te salió bien al jugada jejeje
Yo no lo hubiera elegido y quizá me hubiera arrepentido.
Lo que comentas del tema del sentimentalismo... pues muchos autores se valen de él. Hay novelas muy simples y sin mucha construcción que emocionan hasta el extremo y se convierten en super ventas. Luego las lees y las analizas y te preguntas ¿es para tanto?
Reconozco que muchísimo más mérito tiene el autor que nos traes hoy, por supuesto.
Besos
Lupa

Tatty dijo... [Responder]

Yo también me fijé en este libro en la revista del círculo aunque al final no lo pedí por todo lo que tengo pendiente, ahora me arrepiento y al final pues tendré que pedirlo, que se que me va a gustar
besos

Kikas dijo... [Responder]

Me has convencido....ya te diré porque ya lo tengo en mi poder...

Alejandro dijo... [Responder]

A mí me encantó esta novela. Tumba muchos mitos del sistema soviético y lo hace sin sentimentalismos pero con una dureza que ablanda a cualquiera. He de reconocer que tuve un momento en que no sabía quien era quien y estuve tentado de dejarla. Al final no lo hice y ya te digo que me encantó.

Besos.

Conxi dijo... [Responder]

Yo tb lo tengo cargado en el ebook pero tantas paginas me echan para atrás.

Offuscatio dijo... [Responder]

Como ya lo hemos comentado en otras ocasiones, tengo la edición portuguesa de esta novela en la estantería desde navidades; pero, su volumen y la letra pequeña me han impedido de leerlo hasta ahora. Sin embargo, ahora que dices que te ha llevado unos meses finalizar la lectura...me siento más motivada. Supongo que es una de esas obras para intercalar con otras lecturas. ¿Has leído también "El libro negro"?

(Supongo que ayer ha sido un día largo...espero que el resto de la semana sea más llevadero y tengas algo de tiempo para escribir) :) Besos.

Valaf dijo... [Responder]

"La niebla cubría la tierra"...una declaración de intenciones para sumergir la historia en los ecos de la desesperanza. El paisaje sugiere los poemarios de Anna Ajmátova o Marina Tsvietáieva.

Un beso

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Sí, estoy convencida que se pueden tratar todos los temas, incluso los más duros y dramáticos (como en este caso) sin sentimentalismos ni trucos que busquen la emoción del lector. Creo que es posible porque como lo que se está contando ya es tan terrible, no hace falta ningún truco de efecto, va a emocionar profundamente a quién lo lea. Me ocurrió con un libro titulado "El castillo de cristal" en donde se trataba la historia real de una infancia de malos tratos y estaba contada con tanta sencillez y sin rencor... Aunque resultaba igualmente conmovedora, por supuesto.

My Eyes dijo... [Responder]

La historia de la publicación de la novela es de esas que demuestran la importancia de la literatura en la sociedad (y el daño que puede hacer la censura).
Tengo mi espina con autores rusos, a los que he leído casi nada.
Besos

Eva dijo... [Responder]

Pinta muy bien, me alegro de que te diese ese venazo, jaja. ^^

Besitos <3

Shorby dijo... [Responder]

También me ha pasado, el tener un libro esperando la tira de tiempo porque tenía "algo" que no me llamaba a leerlo entonces y cuando me he animado, me he dicho "lo tenía que haber leído antes!!!" =)

Besotes

Darío dijo... [Responder]

Hoy se puede caer en cualquier tema, comparándolo con cualquier cosa. Todo es fascismo para cualquiera. Espero que la literatura tiene un poco de cuidado, en ese sentido.
Un abrazo.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Llevo mucho tiempo queriendo leerlo, tengo debilidad por los novelistas rusos desde siempre, Marisa y yo lo tenemos planeado para conjunta. El sentimentalismo es el mayor enemigo del Arte con mayúsculas. Cuando en literatura, música o cine se recurre a la lágrima fácil es siempre porque el autor carece de recursos, hay que crear sensaciones mediante los recursos artìsticos y la técnica. Más ganas aún tengo de leerlo si nos dices que Grossman huye de sentimentalismos. Un beso.

Ithil dijo... [Responder]

La portada y la sinopsis me ponen la piel de gallina. Y es algo totalmente acorde con lo que escribes tanto del autor como del libro en sí.
Me ha llamado sobre todo la atención la cantidad de críticas que reseñas de la novela. Y como está incluido en la historia en sí. Además, parece que abarca muchos personajes, e imagino que eso incluye muchos puntos de vista. Creo que como reseña te ha quedado estupenda.
Sobre la pregunta… Supongo que es algo que depende mucho de la persona, de cómo somos y de cómo enfocamos la realidad. Para mí es muy difícil no caer en sentimentalismos, soy muy melodramática y emotiva por naturaleza. Pero, conozco gente que son totalmente realistas y a la hora de hacer una exposición, extraen todo el sentimentalismo, según ellos, en busca de una visión objetiva. Creo que, como todo, el equilibrio está en el punto medio.
Un saludo.

Trotalibros dijo... [Responder]

Vaya... yo siempre que tengo este tipo de impulsos meto la pata hasta el fondo!
Un beso!

MaryLin dijo... [Responder]

No es de mi estilo de libros, pero s´´i me ha llamado la atenci´´on lo q comentas de q el autor no recurre a sentimentalismos, sino que los hechos hablan por s´´i solos.
Me alegro d q t haya gustado. Las casualidades no existen, seguro q este libro cay´´o en tus manos por algo, jeje
Besotes

Framboise dijo... [Responder]

Tengo un epidérmico rechazo hacia los libros que tocan esta temática y seguramente me pierdo cosas valiosas...
"sentimentalismo" y tu pregunta... Debe de ser dificil para un escritor sortear la sensiblería ñoña que no mueve a nada y sin embargo escribir con sentimientos que sí, pueden concienzar de los problemas.
Un beso.
PS :) ya no apunto nada: no doy abasto contigo :D

Nina dijo... [Responder]

Me encanta la temática de la guerra mundial, y seguramente lo apunto para leer ;)

Rosa E. dijo... [Responder]

Buena recomendación haces en este post,Gracias
Buen martes

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Como soy de naturaleza muy sensible, creo que me resultaría no ser tocada por un tema así, es debido a tanto dolor.

Es lindo cuando uno escoge un libro, porque a veces no sabemos la razón, pero pasa que en realidad es el libro el que nos escoge a nosotros.

Me anoto el título, gracias, un abrazo.

Anita dijo... [Responder]

Empecé este libro hace 3 años o quizá algo más pero no lo llegué a acabar. Quizá por la edad o quizá por la época en la que me encontraba me pareció algo denso y aburrido, pero sabía que detrás me iba a encontrar una historia preciosa.
Espero tener la oportunidad de volver a leerlo y más después de tu recomendación.

Un saludito y gracias por la reseña!!

Azalea Real dijo... [Responder]

Empecé este libro hace años y no lo pude acabar. No sé si fue debido a que era demasiado 'pequeña' para este libro o que realmente no congeniamos, pero recuerdo que le tenía muchas ganas y me acabó decepcionando.

Besos.

Margari dijo... [Responder]

Lo tengo entre mis pendientes, que esta temática me llama mucho. Y por lo que cuentas en tu reseña, tendré que hacerme con el libro, que estoy segura que me va a gustar mucho.
Besotes!!!

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Uii quiero leerlo!! A pesar de que a mi me encantan los sentimentalismos jajaja Qué le vamos a hacer! :P Un besito!

raúl dijo... [Responder]

que buena pinta este novelón también, lo quiero! son tiempos de sublimación dramática, el show de la lágrima. esta noche especial en telecinco, in ir más lejos: "nada es igual. ruth y josé". vomitivo. anyway. hablando de los recelos de la guerra fría, yo recomendaría un peli cojonuda al respecto: el topo. gary oldman está inmenso.

Caminante dijo... [Responder]

No puedo evitar huir de estas temáticas tan trilladas en la literatura, ni cansarme solo de pensar en leer novelas sobre la Guerra o el nazismo... Al menos en este momento, no es lo que el cuerpo (o la mente) me pide. Tal vez en otra ocasión.
En cuanto al sentimentalismo, creo que hay determinados contextos en las que, aunque el autor no lo describa explícitamente, es inevitable encontrarlo implícito en los hechos.
Un beso!

Espe dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de estrenarme con este autor. En cuanto a tu pregunta, supongo que es difícil no caer en los sentimentalismos, pero la verdad es que hay autores que sí lo consiguen...

Rodericus dijo... [Responder]

la verdad, es que mantener una posición neutra en desastres semejantes es sumamente dificil.

Como historiador aficionado, conozco al Vasili Grossman periodista, al corresponsal de guerra que siguió la debacle del ejercito rojo, primero, y después su avance imparable hacia el corazón de Alemania.

Sus crónicas se vieron censuradas en incontables ocasiones, sobre todo cuando relataba las atrocidades de sus compatriotas avanzando en territorio alemán.

Una experiencia semejante, vacuna contra todos los "ismos", fascismo, estalinismo, y totalitarismos varios.

No has hecho una mala compra, no.

Un beso.

Luján Fraix dijo... [Responder]

NO PODRÍA DEJAR DE LADO EL SENTIMIENTO, FORMA PARTE DE MI, SOY MUY SENSIBLE.
UN BESO GRANDE.

Elysa dijo... [Responder]

Creo que se puede abordar determinados temas sin caer en sentimentalismos, aquí has traído un ejemplo.
Lo leí hace un tiempo, confieso que me costó algo centrarme, pero después me era imposible sustraerme a la atmosfera de la historia. Es contemplar tal cual parte de la Historia.
Muy buena recomendación.

Besitos

Waru Waru dijo... [Responder]

Yo pienso q es inevitable entrar en el sentimentalismo con ciertos temas; sobre todo a la hora de escribir. Pensemos además que infundir sentimientos en el lector es parte de la función del escritor, así que ¿que mejor que apoderarnos de lo sentimental para que la persona disfrute y se sienta identificado e inmiscuido en el meollo del argumento?
Bss

Silvia dijo... [Responder]

Este no me lo apunto, no me llama pero es porque me parece demasiado triste, me pasa como con las películas de este tipo que siempre acabo con una congoja tremenda.
Un saludo.

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Es siempre un Placer entrar en esta mágica página y ver tanta belleza en reseñas, novedades y tradiciones.
Yo creo en los sentimentalismos y las razones que nos dan los sentimientos.
Un abrazo, Silvia.

Nagini dijo... [Responder]

Dicen que es muy pesado, pero yo me lo quiero leer y creo que se puede retratar seriamente si caer en esos sentimentalismos :D.

Un saludo.

Francisco dijo... [Responder]

El ser humano es sentimental por naturaleza, por lo menos eso creo yo. Por lo tanto, en alguna fase de los temas que tratemos siempre aparecerá el sentimentalismo. Por cierto, que has nombrado dos iconos de la literatura rusa, doctor Zhivago y Guerra y Paz. Casi nada. Y si esta que nos traes hoy pues ya está completado el trío de ases. Besos.

LAKY dijo... [Responder]

Yo lo tengo en la estantería desde el año pasado. También me dio la impresión de ser un novelón y veo que no me he equivocado.
Besos

Rober dijo... [Responder]

Es uno de esos temas siempre complejo de abordar en una novela. Porque ha sido bastante explotado, y porque es muy difícil no caer en el sentimentalismo fácil. Veo por tu reseña que esta se centra más en los hechos en sí, cosa que se agradece.

Me saturé de temática nazi en su día y desde entonces no la he vuelto a coger con muchas ganas. Pero me apunto la novela que hoy nos traes. Esto va por rachas y estoy seguro de que le llegará su momento.

Besines

Francisco M. dijo... [Responder]

Hola mientrasleo, tiene buena pinta, lo tendre en cuenta.

Saludos,
Francisco M.

Mario Salazar dijo... [Responder]

Mira que lo tuyo con Woolf ha sido solo gusto personal, ya que enseguida te mandas una lectura imponente, otro tipo pero de esas que hay que tener paciencia, yo tengo el libro de hace tiempo, todavía no lo leo, pero todos dicen como has escrito, que es tan ambicioso como guerra y paz, me da curiosidad esa comparación, ya que Tolstoi no solo aborda un tema gigantesco sino lo hace con esa belleza propia de las letras. Sobre lo que me comentaste de twitter, estaré atento y a ver si agarro una que me guste y participo. Un beso.

Ángela dijo... [Responder]

En estos momentos estoy un poco sensibilizada y este tipo de novelas, tan crudas, me afectan demasiado por lo que prefiero lecturas las ligeras. Espero volver pronto a la "normalidad" pues la novela pinta francamente bien.
Un beso

Andrea dijo... [Responder]

Temática fuerte si la hay. En general, todo lo concerniente a los relatos de la segunda guerra mundial me conmueven en exceso. Esta es una narración que puede interesarme pero no en este momento que estoy muy sensible. Me alegro que te haya gustado. Besos

Zamarat dijo... [Responder]

Lo tengo en casa esperando el momento adecuado para leerlo. Lo compré porque me llamó mucho la atención y me lo recomendó una compañera.
Ya te contaré.
Abrazo!

Citu dijo... [Responder]

Me parece una reseña muy buena y un libro que me apunto a leer y respondiendo a tu pregunta . Es según el punto de vista y como se lo enfoque . Te mando un beso y te me cuidas nena

Nicis dijo... [Responder]

Uf, me ha encantado la reseña, creo que en general, es increíble ver cómo tendemos a dejar varios libros de lado porque no nos llama una portada o una sinopsis, pero no basta más que una reseña para sentir que debes leerlo.

Creo que hay temas en que es complícadisimo no caer en el sentimentalismo, pero no sólo por lo que el escritor haga, sino por que nosotros nos sentimos reconocidos con un personaje o una situación y le imprimimos nuestras propias emociones, y eso es algo que no podemos controlar.

Besos C:

Raúl O. García. dijo... [Responder]

Casi siempre se suele tropezar con los sentimentalismos, pero ese no creo que sea un problema. Sí que se recurra al golpe bajo al caer en ello.

Carol dijo... [Responder]

Reconozco que Grossman me da bastante miedo, por los temas tan duros que tarta y porque sospecho que puede ser algo denso, aún así tengo este libro en casa y algún otro (a mi chico le gusta mucho), así que me tendré que atrever tarde o temprano con él. Un abrazo

Sese dijo... [Responder]

Evidentemente ambas formas de abordar una historias son posibles, aislándose o involucrándose.

En cuanto a la novela, una gran obra, que como todo este tipo de lecturas hay que abordarlo en el momento oportuno y mantener unr itmo alto de lectura para no perder el hilo con tantos personajes y de nombres tan complicados, al menos para los que no somos rusos.

Besos

Andromeda dijo... [Responder]

Estupenda entrada sobre un gran libro, de esos que dejan huella permanente.
Con tu permiso te enlazo a mi blog.
¡Un abrazo!