miércoles, 22 de julio de 2015

Cuaderno de vacaciones para adultos. Daniel López Valle & Cristóbal Fortúnez



     "Manifiesto cuadernista
     Vestidos de sol, como en un día de fiesta, salimos de nuevo a los campos y a los caminos, a las plazas y a las playas, a los ríos y al mar, corriendo más que el día y el viento. Atrás dejamos el frío cansado, la áspera sucesión del tiempo, la tiranía de la necesidad del triunfo, y nos entregamos transformados al juego y al júbilo en mañanas de luz y noches de calma, cuando cualquier cosa puede suceder porque todo brilla y todo quema..."

     Hay cosas que sólo suceden en verano. Por ejemplo, aquí, en Invernalia, incluso pueden pasar cinco días seguidos sin llover. Y precisamente como es verano, la editorial Blackie Books saca su ya famoso Cuaderno de vacaciones para adultos.

     Como si tuviéramos una regresión a esos años en los que sufríamos los cuadernillos vacacionales (yo nunca entendí por qué había que hacerlos independientemente de si se aprobaba o no), estos chicos nos desafían a hacerlo ahora por placer. Echan mano de la nostalgia, lo hicieron mucho antes de que comenzaran a aparecer libros hablándonos de colecciones de cromos y cintas que se rebobinaban, y apuestan por utilizar en nuestra contra ese fatídico momento en el que nuestra madre aparecía en casa, cuaderno en mano, y nos decía... "pero si se ve que es muy divertido".
     Bien, los creadores del cuadernillo de este año, han cogido esa última frase y se la han puesto por montera, dejando bien claro que puede ser muy divertido embarcarse en uno de estos cuadernillos.

     Como siempre, no falta de nada en él: pasatiempos, comida, música, sexo, cine, series o literatura se reparten unas páginas plagadas de caricaturas desternillantes que están muy al hilo de la actualidad en nuestro país, ya sea social, política o cutre. Consiguen, como viene siendo habitual, que uno comience el cuaderno solo y no tarde ni 5 minutos en acudir diciendo: "mira, mira..." como si, una vez más, tuviéramos esa regresión infantil en la que todo hay que enseñarlo. Sin ir más lejos, yo no he podido evitar ponerlos las fotos de un par de jeroglíficos que buscan una película y una serie, os he mostrado una pregunta de literatura, un laberinto de pelos literario... y más que hubiera enseñado. Porque además es un cuaderno para compartir.

     Esta vez no vengo con libros sesudos, adictivos, cultos o trepidantes. Esta vez traigo un cuaderno para hacer solo pero que se termina haciendo en compañía.. o al menos hablando de él. Una propuesta que llega cada año para divertir a los lectores habituales y a los ocasionales. Hoy vengo por el pasillo, cuaderno en mano, y os lo enseño diciendo: ·Venga, animaros... será divertido". Y esta vez es de verdad, porque yo también hice el mío.

     Y vosotros, ¿recordáis los cuadernos de vacaciones que se hacen en la infancia?

     Gracias

     PD. Conste que la pregunta perfecta para la entrada de hoy era saber si habíais pasado de ser torturados con esos cuadernos infantiles, a torturadores. Pero...

45 comentarios:

albanta dijo... [Responder]

Tiene pinta de ser un libro muy divertido y entretenido.

sabores compartidos dijo... [Responder]

jejeje pues a lo mejor no nos venía mal a muchos hacer esos cuadernillos.
Quien no los ha hecho de pequeño? torturadores? ejjeje nooooooo
besotes

Bohemio Cabral dijo... [Responder]

Vale, se escucha interesante. lo tomaré en cuenta.

Rebeca C. Garin dijo... [Responder]

Los míticos Santillana (¿había de otro tipo?). En mi casa eran los de esta editorial, estoy segura. Era, además, habitual que rellenáramos ya en esa etapa todo tipo de libros de ejercicios, más allá de los veraniegos: todas las lecturas escolares y temas de cualquier asignatura los incorporaban al final de la lección. Lo curioso es el despiste generalizado de algunas madres que, en más de una ocasión, confundían tebeos para adultos con historietas para niños... (verídico) y es por ello que no me extrañaría que algún padre poco informado acabase comprando este tipo de cuadernos para sus pequeños (prender, aprenderán... eso seguro:) Gracias. Me gustan estos cuadernos (los otros, los de la infancia, también, de veras). Un saludo.

Yakoytroy dijo... [Responder]

Soy de las que no los tenía que hacer jejeje. Este tiene muy buena pinta. Un besote

Anna Kholod dijo... [Responder]

No recuerdo la tortura y de momento no torturo pero no queda mucho, ais.

Angela Leon dijo... [Responder]

He sido torturadora o al menos lo he intentado porque el toreo de mis hijos era con mucho arte, jajaja
Se ve entretenido pero lo cierto es que yo en verano lo que me entretiene son esos puzzles gigantescos que me ocupan medio salón con miles de piezas :)

Bs.

Tabuyo dijo... [Responder]

Parece entretenido, lo buscaré para echarle un vistazo.

Besos.

Tatty dijo... [Responder]

Ay me encanta!! de niña aunque parezca raro me gustaban mucho los cuadernos de vacaciones
Besos

Buscando-mi- equilibrio dijo... [Responder]

El caloreeet, el caloreeet faller! jejeje.
Ahora en serio, no me he leído nunca un blackiebook, pero me llama mucho la atención. Tal vez me anime para probar la experiencia :-)

Besos.

Tamara López dijo... [Responder]

Ay, pues me encantan este tipo de cosas, me lo apunto ^^

Atalanta dijo... [Responder]

Jajaja pues tiene gracia este libro.
Todavía oigo la sintonía del anuncio en mi cabeza: "Vacaciones Santillana, vacaciones Santillana" XD
Besos!

Lesincele dijo... [Responder]

Parece muy entretenido pero nunca me han hecho mucha gracia que apenas tengo paciencia para hacerlos jaja
Un beso!

Manuela dijo... [Responder]

Odiaba los cuadernos de vacaciones y aún así torturé a mi hijo con ellos durante unos años hasta que decidí cortar con ello. En cambio esta propuesta sí que me gusta.
Besos.

Lady Aliena dijo... [Responder]

Es lo primero que se me ha venido a la mente: el cuadernillo que hacía todos los veranos. A veces, eran una tortura. jajaj Besos.

Joaquín Galán dijo... [Responder]

Una propuesta divertida que tendré muy en cuenta para este verano caluroso y casi aburrido.
Lo cierto es que yo estoy dentro de los torturadores,también mandé a mis alumnos más de un cuadernillo de actividades veraniegas (aunque lo mío eran más tareas escritas de mi puño y letra y solo para los que suspendían).Pero es igual,reconozco mi culpa...:).Y reconozco igualmente que servían para muy poco o para nada.

Feliz resto de verano Silvia.

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

A mí me los compraban y para mí eran una tortura. Debo decir que yo era muy empollona y siempre terminaba con muy buenas notas, así que no entendía qué necesidad tenía de estar estudiando también en vacaciones. Jajajaja. Besotes!!!!

Francisco dijo... [Responder]

Quienes ya tenemos vástagos pasamos de ser torturados a torturadores. Ponga un Santillana o un Rubio en su vida. Pero hay algunos que no les vendría mal un repasito a las cuatro reglas, como se decía en mis tiempos, porque ahora da pena escuchar cómo hablan algunos, pese a que incluso sean estudiantes universitarios. Las buenas costumbres retóricas se están perdiendo. Besos.

Sandra M dijo... [Responder]

Hola!!
Pues tiene buena pinta!! A mí es que me gustaba hacer esos cuadernillos, siempre sacaba muy buenas notas y yo pedía que me los compraran :)
Gracias por traernos la información!! <33

CHARO dijo... [Responder]

En mi cole nunca nos mandaron cuadernos para vacaciones aunque si se suspendía alguna asignatura teniás que ir a clase todo el verano para aprobarla en septiembre y por el contrario si se aprobaba tenías un verano fantástico sin estudios ni deberes.Besicos

eѕтнer™ dijo... [Responder]

A mi me encantaban los cuadernos de vacaciones *-* Mis padres me compraban de pequeña (y no tan pequeña xD) cuadernos de matemáticas, lengua o de todo en general y me pasaba horas y horas haciendo ejercicios jajaja me encantaba >.<

No conocía este cuaderno que nos reseñas hoy pero tiene pinta de ser muy entretenido xD

¡Besos!

Aglaia Callia dijo... [Responder]

Confieso humildemente que nunca había visto un cuaderno de estos, qué curioso, y divertido. De formar parte de mis recuerdos sin duda lo vería con más ilusión, pero igual me parece genial.

Besos.

Yossi Barzilai dijo... [Responder]

Y yo que no los había visto? Los voy a tener que buscar por lo menos por la experiencia, la verdad es que pinan bien y si se hacen por pacer en vez de por obligación.... Un beso :)

Juan Carlos Galan dijo... [Responder]

A mí me sucede como a Joaquín, he sido torturador y a mi vez he sido torturado por los cuadermos que colegas ajenis le ponían a mi hijo.
Tienen pinta de ser muy divertidos, aunque yo abtodos los producto editoriales que explotan ka nostalgia les rengo cierta -¡mucha!- prevención.
Besos, Silvia

susana palacios dijo... [Responder]

A mi me gustaban los cuadernillos de vacaciones, éste me ha resultado interesante y divertido, besotes

Laura dijo... [Responder]

Lo vi hace poco en una librería y me gustó mucho :) Tiene una pinta muy divertida, y más ahora si lo haces por placer y no por obligación :)
Besos!

Godor dijo... [Responder]

Que recuerdos, jajaja.

Parece divertido.

Feliz semana :)

Libros Eris dijo... [Responder]

Ainssssssss me lo llevo! Seguro que me parto! Un beso!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Al final no lo tengo, mal =.=
En cuanto a esos cuadernillos obligados, yo me acuerdo del verano de 4º de EGB (porque yo fui a EGB) con unas fichitas de preguntas que... mejor recomponerse del trauma con algo divertido, sí.
Besos desde la rubiedad

Neftis dijo... [Responder]

No me termina de convencer asi que lo dejo pasar.

Saludos

Zamarat dijo... [Responder]

A mí me gustaba hacerlos y, por supuesto, saltarme las páginas que me daba la gana. Este cuaderno para adultos parece muy divertido.
Abrazo!

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Esta no es una costumbre en mi país y si lo es la desconozco. No me llama este tipo de lecturas, para nada.
Saludos.

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy que suerte a mi nunca me mandaron deberes en las vacaciones. Te mando un beso

Violeta dijo... [Responder]

Hola preciosa!
Si que los recuerdo, eran una pesadilla, todas las mañanas tenía que hacerlo si me quería salir luego con mis amigos jajajja. Genial la propuesta. Besotes

Nube de Frases dijo... [Responder]

¡Larga vida a los cuadernillos de verano! :D

Augi dijo... [Responder]

¡Hola!
Ug, yo recuerdo los cuadernillos esos. Y los odiaba. Recuerdo lo feliz que me sentí cuando llegó ese verano en el que solo lo tenían que hacer los que habían suspendido y yo pude no hacer nada en tres meses XD.
¡Un beso!

De Lector a Lector dijo... [Responder]

En algún momento fui torturada, aunque poco. También algún año fui torturadora, hasta que me di cuenta que había otras opciones mucho más entretenidas. Besos.

Alicia dijo... [Responder]

A mí me encantaban los cuadernillos, jeje, algunos eran divertidos.
Besos!

Jan dijo... [Responder]

He empezado leyendo la reseña dando por sentado que no iba a leer este libro y he acabado muriéndome de ganas de leerla!!!
Gracias por la reseña.
Besos,

AMALIA dijo... [Responder]

Parece divertido. Tomo nota.
Un beso

Saramaga dijo... [Responder]

Me encanta! Es el tercero q me compro.
Yo hacía los de vacaciones Anaya! Y yo le pedía a mi madre que me los comprara! Jajaja. Luego nunca lo acababa.

Cotito dijo... [Responder]

Hola!!!
La verdad es que se ve interesante, pero no sé, como que de todos modos lo dejaría pasar, le falta ese enganche para que me llame XD.

Gracias por la reseña.
Saludos y que estés super 0D

Rober dijo... [Responder]

Vacaciones, San-ti-llanaaa!! Yo hasta de la puñetera música de los anuncios me acuerdo, oye.

Me he tragado unos pocos y durante varios veranos, por lo menos hasta los últimos cursos de ESO. Y sí, eran un auténtico coñazo y no se si hasta contraproducentes y todo, de divertidos poca cosa recuerdo.

Pero bueno, con este me animaría, que además aún falta para septiembre :P

Un beso!

Carax dijo... [Responder]

Conozco estos cuadernos tan divertidos por ti, tengo este verano otros deberes, pero cuando este libre me haré con uno
Besos

Shorby dijo... [Responder]

Ya ves si los recuerdo... sacaba una media de notable y aún así me tenían en verano con ellos ¬¬

Besotes