domingo, 29 de abril de 2012

El príncipe y el mendigo. Mark Twain


     "En la antigua ciudad de Londres, cierto día de otoño del segundo cuarto del siglo m, nació un niño en el hogar de una familia pobre, apellidada Canty, que no lo deseaba. El mismo día nació otro niño inglés en una familia acaudalada conocida por el nombre de Tudor, que sí lo deseaba. Y no lo esperaba con menos anhelo todo Inglaterra. Gran Bretaña lo había ansiado y lo había pedido a Dios durante tanto tiempo, que el pueblo, al ver su ilusión realizada, se volvió medio loco de alegría."


     ¿Quien no ha visto alguna película que trate de eso? Sobre todo en el cine de adolescentes, chica rica, chica pobre, un gran parecido, un baño público... y voilá, tenemos historia. Pero si nos vamos a los clásicos, nos encontramos con esta que os traigo hoy, y de la pluma de un Mark Twain en pleno esplendor. Hoy rescato una historia que se ha repetido mil veces para echar un vistazo al original. Hoy traigo a mi estantería virtual El príncipe y el mendigo.

     Tom Canty es un niño pobre con una infancia difícil mientras que el príncipe Eduardo es... eso, un príncipe. Su gran parecido físico propicia que Eduardo, aburrido de su vida en palacio, proponga un intercambio entre ambos que le permita ver a su pueblo desde el anonimato. El príncipe descubre una vida entre maltrato y lo que significa ser "nadie" mientras que el niño pobre, ambiciona quedarse con esta vida recién descubierta. Pero una vez realizado el intercambio ¿quién va a creer que ese mendigo es en realidad el heredero de la corona? Y menos cuando la fecha de la coronación está tan próxima.

     He comenzado hablando de novelas juveniles y con este libro pasa como con tantos otros, leídos de adulto, en su versión completa, nos damos cuenta de que hay muchos pasajes crudos que tal vez, en la almibarada versión infantil, se omitieron directamente. El trato que recibe el niño del padre y la abuela de Tom nos resulta casi sobrecogedor cuando hacemos una lectura completa. Empieza a dejar de ser una fábula para convertirse en una historia mucho más plena. Una historia que no omite detalles a la hora de contarnos las partes más crueles, porque así es la vida que quiere que descubra el príncipe, la que está más allá de los muros de un palacio.

     La documentación y descripciones de los hechos y lugares son totalmente realistas así que poco a poco y sin dejar de lado la ironía que tanto caracteriza a este autor vemos como el clásico "ir de menos a más es fácil" reflejado en el mendigo que, una vez ascendido a príncipe reniega de lo que fue, se cumple. Mientras que el cambio inverso sirve para que el futuro gobernante madure. No sólo eso, sino que salimos de la lectura con el convencimiento de la necesidad de que todo gobernante sepa lo que es vivir como pueblo llano, para así ser consciente no ya de las comodidades que lo rodean, sino de las necesidades que tienen aquellos que no están cerca para que pueda verlos.

     Me gustó mucho el toque personal que le da al autor, extremando los personajes en su camino y como los va llevando al momento decisivo. Uno de ellos va a ser coronado, se deshaga o no el entuerto y todos tenemos la sensación de que no va a haber vuelta atrás una vez llegue ese momento. Esta novela, de algún modo explica el reinado justo que tuvo Eduardo VI, situándolo históricamente rodeado de personajes reales, dando tangibilidad a la historia. Además de ello, resalta los valores clásicos de honestidad, lealtad y familia. Premiando el trabajo y afirmando que aquellos que tienen algo de lo que arrepentirse, tarde o temprano les llegará el momento.

     Una novela histórica vista muchas veces como una fábula que tiene mucho que aportar en su lectura, merece la pena darle una oportunidad y descubrir los hechos reales y la tensión que el autor es capaz de provocar en el lector. Yo la disfruté muchísimo, de hecho... por eso la traigo.

     Decidme una cosa ¿No os suena la historia a adaptaciones mil?
     En caso afirmativo, dejadme que os diga que sería una pena que no le diérais por ese motivo una oportunidad.
 
     Gracias

45 comentarios:

Maribel dijo... [Responder]

Me gustó. El cambio de roles entre el príncipe y el mendigo da lugar a situaciones a veces dramáticas; y sobre todo el que pierde sus privilegios, el príncipe, es el que comienza a darse cuenta de la injusticia que sufre la clase social más baja.
Novela para reflexionar, que invita a ponerse siempre en la piel de otro.

Un abrazo.

Espe dijo... [Responder]

Pues sí, esa historia la habremos visto miles de veces en otras tantas adaptaciones; leí la novela hace siglos, ya casi ni me acuerdo. Igual la releo a ver qué me parece después de tanto tiempo...

Lupa dijo... [Responder]

Este libro lo saqué hace dos siglos (el tiempo que llevo sin ir) de la biblioteca del colegio, y por alguna razón que no puedo recordar, jamás lo devolví, mal hecho, lo sé. El caso es que en mi reciente mudanza a aparecido, y me ha dado tal melancolía que creo que me pondré con el en cuanto pueda, además, subiré una foto del libro, que tiene sobre sus tapas las huellas del paso del tiempo y lo hace especialmente hermoso. Creo que por aquel entonces no lo leí, aunque lo conozco por lo que comentas, mil adaptaciones se han visto después. Me has traído una gran idea con esta entrada, gracias!! jeje
Besos
Lupa

Winnie0 dijo... [Responder]

Completamente de acuerdo contigo, un libro y una historia maravillosa para ser leida y disfrutada...Las versiones que el cine le ha dado ayudaron a acercar la historia a la gente....Un beso

Tizire dijo... [Responder]

Conozco tropocientas versiones televisivas y cinematográficas de esta novela, pero aún no he leído el original: con tu reseña, das razones de sobra para ponerse con ella. 1beso!

Xavier Beltrán dijo... [Responder]

Un clásico donde los haya. Tengo muchas ganas de leer a Mark Twain, y estoy convencido de que ésta será una de sus novelas que lea en primer lugar.

Un saludito.

Tatty dijo... [Responder]

No lo he leído aunque la historia me es bastante conocida, supongo que habré visto alguna adaptación, cuando retome los clásicos me gustaría darle una oportunidad
besos

Aydita dijo... [Responder]

Este es todo un clasico para todos los gustos! :P besos

Icíar dijo... [Responder]

Pues claro que se la voy a dar. Esta, y también la del Diarios de Adán y Eva, del mismo autor, y que hace poco sacó Bibliobulímica con sus artes persuasivos de costumbre.

MaryLin dijo... [Responder]

Leí el libro hace ya bastantes años y lo guardo en mi estantería. Me gustó mucho y sí, seguro que si lo leo ahora, descubro matices que en aquel momento no vi.
¿Adaptaciones? Sí, muchísimas, en todas las versiones y para todos los gustos, jeje.
Buena reseña

Marc Verlén dijo... [Responder]

Su prosa discurre tan hábilmente como la de Dickens en Inglaterra.
Un clásico inolvidable.

Un beso.

Doctora dijo... [Responder]

Yo descubrí la historia por una peli de Disney protagonizada por Mickey Mouse y durante mucho tiempo pensé que la historia era de Disney.
Luego leí el libro y me gustó mucho :)

Valaf dijo... [Responder]

Pues lo leí y hace un montón de años, además de ver la peli, claro.

La historia de Tom y Eduardo es una historia curiosa, me refiero al intercambio de roles que bien podría ampliarse a la suplantación de personalidades para lograr determinados fines (ya sé que no van por ahí los tiros).

Es una historia un poco triste, si bien tiene una moraleja clara. Ahora, en la red, asistimos a un nuevo fenómeno que de bien seguro dará que hablar (caso de no hacerlo ya) en las facultades de medicina sección de psiquiatría, esto es, sobre príncipes y mendigos interiores e intercambiables, con un solo click.

Fantástica reseña.

Un beso

Fénix dijo... [Responder]

Ojalá politicos, banqueros, empresarios... experimentaran algo por el estilo. Quizás sería la única manera de obtener un mundo más justo. Una historia que suena muy trillada sí, pero sigue pareciéndome digna de elogio. Pues sin duda alguna es una gran lección de vida. Un abrazo,

Azalea Real dijo... [Responder]

De nuevo nos traes un clásico... que, de nuevo, no he leído. Sé que debería. Es cierto lo que comentas: esta historia está repetida cientos de veces, pero creo que la que más se repite, con cientos de variaciones, es Romeo y Julieta.

Un beso.

Offuscatio dijo... [Responder]

Me lo pones muy díficil: tengo curiosidad sobre el autor, porque no he leído nada de él. No obstante, ayer he perdido la cabeza en la Feria del Libro de Lisboa y adquirí unas cuantas recomendaciones que me has hecho en los últimos meses. Por lo tanto, éste seguramente tendrá que esperar algún tiempo. Un abrazo.

Mere dijo... [Responder]

Es el destino caprichoso que nos coloca a su antojo en un tiempo y un lugar... Bendita suerte la nuestra, podríamos pasar tremendas calamidades y gracias a Dios aquí estamos tecleando de la vida ¡como si tal cosa! Gracias, amiga, por darme qué pensar en lo fue, pudo ser y será junto con Mark Twain y sus maravillosas criaturas.

Arila dijo... [Responder]

Pues sí, la verdad es que sobre todo he visto mil películas con este argumento de intercambio, pero siempre me han gustado, así que me encantaría leer el libro. ¡Un beso!

Towanda dijo... [Responder]

Creo que lo leí en el cole aunque luego he visto 100 versiones diferentes en películas de la tele. Me gustó y me sigue entreteniendo cuando, de cuando en cuando, lo reponen.
Un abrazo.

Violeta dijo... [Responder]

Ahora no se poner en pie si llegué a leer la novela, o he visto las películas... Pero de todas maneras, es una reseña magistral..
Voy a buscar a ver si encuentro la novela en las estanterías, si no, intentaré hacerme con ella.
Besotes

Libros Que Voy Leyendo dijo... [Responder]

Un clásico millones de veces adaptado pero cuyas versiones al cine no alcanzan a transmitir lo que uno siente al sumergirse en la lectura de la novela. Gran libro el que traes hoy

besos

Mrs Brightside dijo... [Responder]

Este lo leí hace un tiempo y me encantó :)

Besotes ^^

Eterna Lolita dijo... [Responder]

Muy mal, muy mal por mi parte. Me encantan las historias basadas en este libro y en cambio nunca le he dado una oportunidad. Tengo que leerlo. Un besito!

Margari dijo... [Responder]

Pues sí que he visto muchísimas películas basadas en este libro, pero nunca lo he leído. Y si me lo cuentas así, voy a tener que ponerle remedio, que veo que me estoy perdiendo una gran novela.
Besotes!!!

Dany nphenix dijo... [Responder]

Muy bien, me ha gustado la reseña, así que queda anotado para leer. Yo tenía una historieta de esta historia con los personajes de Disney: Mickey, Pluto y Goofy y otros más.
Besos.

TORO SALVAJE dijo... [Responder]

No lo he leído.
La historia si que me suena.

Saludos.

G dijo... [Responder]

Buenas tardes.
Es de mis autores favoritos. Impertinente irreverente e irónico.
Fascinante.
Buen día

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo... [Responder]

Pues esta fue una obra de teatro que hicimos en el colegio hace mucho y la verdad que la historia es bonita, peor no lo he leído. Tienes razón, habría a que darle la oportunidad. Besillos!

Kashila dijo... [Responder]

Tengo muchas ganas de leerlo.
Un beso!

Paloma dijo... [Responder]

Pues sí, la historia me suena mucho porque he debido ver alguna película o serie de TV, pero no he leído el libro.
Y en efecto, estoy segura no solo de que se merece una oportunidad sino que además cuando se la de voy a disfrutar un montón leyéndola.
Intentaré conseguirlo y acomodarlo en la lista de pendientes en buen lugar.
Besos.

raúl dijo... [Responder]

adaptaciones mil, tú lo has dicho, chica fea por chica guapa, hija por madre, chico triunfador por perdedor... el intercambio de roles, y sus divertidas consecuencias, es un filón cinematográfico.

Rosa de los Santos dijo... [Responder]

Yo la he visto representada en la pantalla , y por cierto me gusto mucho ! saludos y besos Silvia !!!

Pedro Luis López Pérez dijo... [Responder]

Un clásico que es una "gozada" volver a leer.
Un abrazo.

Shantal dijo... [Responder]

Es maravilloso este libro, la historia me parecio preciosa.

Una muy buena recomendacion,

Besos

Brenda Alén dijo... [Responder]

Siempre que veo el título de "El príncipe y el mendigo" me acuerdo de la adaptación de Disney con mucha ternura. La verdad es que tengo muchísimas ganas de leerlo y espero hacerlo dentro de poco.

¡Un gran gran saludo!
PF.

Luucìa dijo... [Responder]

Muchas gracias por tus comentarios de siempre!
Muy buen fin de semana, y feliz día del trabajador! (adelantado). Un beso

Rober dijo... [Responder]

Desde luego,a la historia ha dado para miles de otras historias con el tiempo.

No la he leído, pero me gusta esa idea de sumergir a un personaje "acomodado" en un mundo radicalemente opuesto, para que comprenda así cómo se vive otra vida, y valore lo que tiene.

¡Un besote!

Citu dijo... [Responder]

Es libro lo leí años mil, es una historia muy interesante y has dado buena reseña, lastima que como clásico ha sido manido muchas veces, pero aun siempre tiene algo de sorprendente. Un beso y buena semana

Anita dijo... [Responder]

Pues sí que he visto miles de adaptaciones y no tenía ni idea de que había un libro anterior a todo...parece una lectura muy buena y aunque no dudo de tu palabra para darle una oportunidad es un poco repetitivo al haber visto tantas pelis sobre este mismo argumento así que esta vez no creo que lo coga. bss

anne wentworth dijo... [Responder]

si amiga he visto varias peliculas, pero falta leer el libro, asi que me lo apunto... espero encontrarlo!!
besos!!

Shorby dijo... [Responder]

Lo leí hace una barbaridad y me gustó mucho, es bastante entretenido.
En cuando a adaptaciones al cine... he visto más de una =)

Besotes

aldogal dijo... [Responder]

Pues ruego disculpes mi ignorancia, de hecho yo juraba que era un cuento esta historia. Y mira, es una novela, y claro que aceptaré tu recomendación, la historia se ha vuelto rosa y melosa gracias a las adaptaciones, pero estoy seguro que el clásico y original es mucho mejor...
Tomada en cuenta tu recomendación...

littleEmily dijo... [Responder]

Yo tengo por casa el cómic que hicieron con la versión de Disney pero también he leído la novela original (y en el ordenador)...
Besitos.

El Joven llamado Cuervo dijo... [Responder]

La riqueza del texto es imposible de captar en toda su magnitud aun en mil adaptaciones. Twain es el caso.

Luciana dijo... [Responder]

Pareciera que hace siglos que lo leí, una historia que además de leer, la he visto muchas veces en distintas adaptaciones. Muy buena.
Saludos.