martes, 3 de enero de 2017

Patricia Brent, solterona. Herbert George Jenkins


     "Nadie viene a recogerla nunca para salir y jamás va a ninguna parte y, sinembargo, no tendrá más de veintisiete años, y realmente no es fea.
     - No es el aspecto lo que atrae a los hombres -había un matiz definitivo en aquella voz-. Es otra cosa.
     La oradora arrojó estas palabras en un tono que manifestaba una extrema desaprobación.
     -¿Qué? -inquirió la otra voz.
     - Oh, es... pues bien, es una cosa bastante delicada -respondió la otra vez sombríamente-. Los franceses lo llaman ser très femme. En cualquier caso, ella no lo tiene."

     Leer los tesoros de esta editorial se ha convertido poco a poco en un placer habitual, no solo por los títulos elegidos, ya que el formato y cuidado de sus publicaciones no nos puede pasar desapercibido a quienes gustamos del libro como objeto a conservar. Por eso, hoy traigo a mi estantería virtual, Patricia Brent, solterona.

     Conocemos a Patricia Brent, una mujer de veinticuatro años, con una carrera profesional de secretaria en la que le va muy bien, cosa a tener en cuenta aprimcipios del siglo pasado, y que vive en una pensión de esas en las que los clientes habituales son casi una familia. De hecho cenan juntos a diario, y ese será el comienzo de sus problemas. Una noche, Patricia escucha como le cuelgan el cartel de solterona con cierta lástima, así que decide inventar un compromiso matrimonial con un joven inexistente en una cena soñada al día siguiente. Patricia tiene que seguir su mentira para no quedar como una embustera, así que de dirige al restaurante dispuesta a cenar allí, sin saber que habrá huéspedes cotillas en él que llevarán a esta mujer a solicitar la ayuda de un joven desconocido. Pero, ¿hasta dónde llegará esta mujer para mantener su engaño, aparentemente inocente?

     Con la I Guerra Mundial aún en las calles, está claro que esta novela fue concebida para poder pasar un buen rato. De hecho, no me cabe duda de que, en caso de haber existido este género, la novela que hoy os muestro hubiera sido colocada en los estantes del chick lit ya que encaja perfectamente con las comedias de enredo de corte semirromántico. El autor busca la sonrisa, y para ello no duda en casi caricaturizar a los huéspedes del hotel en sus defectos más remarcables para la historia, de tal modo que lo que comienza irritando, acaba sacando la sonrisa del lector. No entra en sesudas descripciones, ni busca tampoco profundizar en el carácter de quienes pueblan las páginas, de hecho, ni siquiera toma partido o carga tintas sobre la Guerra pese a que está presente en la novela. Veremos enamoramientos veloces, enredos que a veces pueden resultar un tanto repetitivos pero en absoluto aburridos y mucho desparpajo en Patricia, una mujer con carácter que no duda en seguir adelante con su inocente mentira.

     Patricia Brent, solterona me ha resultado una lectura entretenida, con unas preciosas ilustraciones, particularmente la de la cubierta, que me ha servido para despejarme durante una tarde y olvidarme de todo con una sonrisa en los labios. Además, al tratarse de una novela no muy extensa, permite que sus excesos sigan manteniendo la frescura hasta el último momento.

     Reconozco que me cuesta más reír que llorar con un libro, ¿y a vosotros?

     Gracias.

     PD. Hoy sí, os dejo el book tráiler.


30 comentarios:

Rosalía Navarro dijo... [Responder]

Ofrece entretenimiento y si logra que nos olvidemos por unos momentos de todo es una lectura a tener en cuenta. Me gusta que una novela me haga reír y el sentido del humor es sanisimo. Llorar me cuesta horrores con un libro aunque hay algunos que me ponen en un estado ansioso.
Un abrazo, estimada.

Chechu Rebota dijo... [Responder]

Pues sí, parece un libro entretenido, de esos que se leen con una sonrisa en los labios. A ver si me animo y me hago con el.

Inés dijo... [Responder]

Todos los libros de esta editorial me tientan mucho y este no iba a ser menos, pero luego me suele pasar que tardo mucho en leerlos, fíjate El crimen de Orcival lo compré nada más salir y lo he leído en diciembre, así es que de momento no tengo prisa en hacerme con él.
Un beso

Mª Ángeles Bk dijo... [Responder]

Pues es justo lo que busco en ella entretenimiento. A mí también es difícil arrancarme carcajadas literarias, jajaja, me va más coger el pañuelo, pero espero disfrutarla. La leeré esta semana.
Besos

Literary Shadow dijo... [Responder]

Yo no quería empezar a amontonar libros en la lista de pendientes tan temprano, pero veo que empiezas el año proponiendo lecturas agradables, de esas que me sirven para enfocar la rutina recientemente recuperada con una sonrisa en los ojos.

Pues nada, Patricia Brent, a la pila.

Un beso y gracias por la reseña y el booktrailer.

Marina Cordoba dijo... [Responder]

Es una delicia de libro y coincido contigo en lo caricaturescos que son sus chismosos personajes. Besos

Mónica-serendipia dijo... [Responder]

Tengo muchísimas ganas de hincarle el diente a esta novela. A mí también me parece estupenda la selección dÉpoca editorial, además de disfrutar de sus preciosas ediciones.
Sí, es verdad, cuesta más reír que llorar con un libro. Creo que reír y pasar miedo con un libro son las dos emociones más difíciles porque no participa la vista, por eso te quitas el sombrero cada vez que un autor lo consigue. Recuerdo "Cementerio de animales" de Stephen King, tuve que dejar de leerlo por las noches porque me daba mucho miedo XD

Natàlia dijo... [Responder]

No me importaría nada leerlo. Todos los libros de esta editorial entran por los ojo. Y si a mi me cuesta un montón reír con un libro. Es casi imposible.
Un beso ;)

Noelia dijo... [Responder]

Buenos días, me parece una opción estupenda entre lecturas más densas, me la llevo, en Alberti siempre hay bastante de esta editorial, lo buscaré allí! Un beso

Irene Marijuan dijo... [Responder]

¡Hola!

Totalmente de acuerdo, muy pocos libros han conseguido hacerme reír.
Este me llama bastante la atención, lo vi en una librería y tiene pinta de ser bastante divertido.

¡muchos besos!

Irene Marijuan dijo... [Responder]

¡Hola!

Totalmente de acuerdo, me cuesta mucho más reír que llorar con un libro.
Este me llama bastante la atención, lo vi en una librería y tiene pinta de ser muy divertido, me lo apunto.

¡besos!

Irene Marijuan dijo... [Responder]

¡Hola!

Totalmente de acuerdo, me cuesta mucho más reír que llorar con un libro.
Este me llama bastante la atención, lo vi en una librería y tiene pinta de ser muy divertido, me lo apunto.

¡besos!

Jo dijo... [Responder]

A mi me hace reír el mote de solterona aunque llorar ya es un logro creo que te lo provoquen con mérito o reír con un libro ;)

Laura dijo... [Responder]

A mi también me cuesta más reír, de hecho llorar no me cuesta demasiado, soy de lagrimita fácil :)
Besos!

CHARO dijo... [Responder]

Esta novela me iba a gustar mucho así que me la apunto por si cae. Yo río y lloro con facilidad tanto con la lectura cómo viendo una película´.Besicos

Mi Álter Ego dijo... [Responder]

Pues me han dado ganitas de leerlo. A ver si lo consigo. Besotes!!!

Norah Bennett dijo... [Responder]

Pues yo como tú, antes lloro que río con un libro. Me cuesta esa faceta y casi nunca leo libros específicos del género humor.
Este libro me puede gustar porque a veces los de época se me hacen pesados como La señorita McKenzie, sin embargo la solterona tarde enredos y promete dinamismo así que apuntado está.
Besos

Lady Aliena dijo... [Responder]

La verdad es que depende del libro, pero quizá soy más de reir. Un beso.

Inquilinas Netherfield dijo... [Responder]

Una lectura fantástica que te saca la sonrisa en muchas ocasiones. Sorprende que fuese escrita en una época en la que la gente necesitaba sonreír y que siga manteniendo esa chispa cien años después. Y la edición, como siempre, una maravilla.

¡Besote!

Carla dijo... [Responder]

Lo tengo pendiente, así que espero que me resulte tan entretenido como a ti
Besos

LAKY dijo... [Responder]

La quiero leer este mes, ya la tengo preparada

Mi tarde junto a un libro dijo... [Responder]

Hola! Al verlo pensaba que no iba a ser un libro para mi, pero después de leerte no lo descarto del todo, me ha llamado la atención. Aunque algunos lo han conseguido, me cuesta mucho que un libro me haga reír...
Besos!

AMALIA dijo... [Responder]

Si es entretenida, será agradable su lectura.

También me cuesta más reír que llorar con los libros.

Feliz semana.
Un beso

Mary-chan dijo... [Responder]

¡Hola! Me lo apunto, que tiene buena pinta. Y personalmente también me cuesta más reír con un libro.

Besos!

Bajolapieldeunlector Cris.R.B. dijo... [Responder]

Es normal disfrutar de una lectura así, ya la preciosa edición ayuda a ello. Parece una lectura divertida, que no dudaré en leer en cuanto tenga la oportunidad.

Yo soy más de llorar que reír, me resulta más fácil sacar la lágrima en la lectura.

Besitos

J.P. Alexander dijo... [Responder]

Uy lo tendré en cuenta, y confieso que ami también es dificil sacarme una buena sonrisa con cualquier libro. Te mando un beso y t en una buena semana

Raúl Omar García dijo... [Responder]

Si fue entretenida no hay nada más que pedir. Por mi parte, te digo que cuesta más reír en todos los ámbitos.
Saludos.

mar dijo... [Responder]

La tengo apuntada desde que salió. A mi reír también me cuesta mas, es su soy de lágrima fácil. Besinos.

Marga Ramon dijo... [Responder]

A mí también me cuesta más reír que llorar con un libro. Sí, es un libro muy entretenido, lo pasé muy bien con su lectura. Y las publicaciones de d'Época me tienen enamorada, las editan con mucho cariño.
Besitos

María dijo... [Responder]

Este libro...mmmm...me quita el aliento. Es de esos que te gusta tener en casa. Seguramente vendrá algún día...aún no sé si en forma de regalo. O puede que me visite el personaje...ya veremos.
Un abrazo grande